martes, 20 de abril de 2010

Atarimae iie Bocchan 01 - Encuentro destinado

¡Por fin empezamos con Atarimae iee Bocchan! ¡Viva!


Capítulo 1º:
Encuentro destinado


Una excepcionalmente fría noche de invierno. Un cielo nocturno repleto del color gris. Un gris oscuro. Una oscuridad notable. No se ve en ninguna parte una mera señal de la luna. La nieve cae lentamente, blanca, pura, preciosa. Lamentablemente no tengo ganas de apreciarlo.

- ¡Dios, eres injusto conmigo! ¡Sabes que hoy no me he abrigado lo suficiente, y empezaste a nevar, ¿verdad?! ¿¡VERDAD?! Te odio... T^T

Mirando mi mano, veo el periódico en su palma. Más que eso: veo los anuncios de trabajo. ¡Suspirar intensamente no es suficiente para expresar mi desolación! Aún así, el aliento, ajeno a mi frustración, rápidamente se convierte en blanco humo, y poco a poco va dispersándose en el aire.

Ya llevo 3 meses en Japón , pero todavía estoy en paro... Si sigo así, no solo no podré estudiar, ni siquiera podré pagar el alquiler. El simple hecho de recordar la malévola cara de loco, furibunda, hinchada y roja como un pimiento del propietario, hace que me dominen los escalofríos... >^<

Af, las luces amarillas de la calle me causan un mareo increíble, estoy realmente cansada. Froto mi brazo por el frío, a ver si me doy calor por lo menos, y agarro el papel salpicado por la nieve que hay entre mis manos. Paso a paso camino hacia la que es (todavía) mi casa.

Al pasar junto a un parque, de repente se escucha un gemido extraño entre los árboles. ¡Dios! No va a ser... ¡no será...! ¿que alguna pareja está...? ... 0-0

¡PAF !

¡Yuka, eres una pervertida! >^<

Te juro que es por pura curiosidad humana, que voy hacia la dirección del ruido, cuidadosamente, dando unos pasitos para reducir la distancia.

¡CRAKING! Los zapatos... mis pies... ¡me parece que he chocado con alguna cosa! O....O

Repentinamente , mi cuerpo está rígido, y es que no me atrevo a moverme ni un milímetro. ¿Por qué? Manías mías; ¡he visto un objeto de metal brillante y un cuerpo teñido de rojo con un cuchillo japonés de artes marciales más conocido como espada o katana en la mano!

No, no, pensemos con calma... ese metal debe de ser la susodicha katana... claro... o no, yo qué sé, podría ser cualquier otra arma homicida... ¡DIOSMÍODEMIVIDA!

Muevo un poco, un poquitín, la rígida cabeza hacia abajo, mirando al suelo. Esto deben de ser sus zapatos, y "él" esta debajo del árbol , apoyado en el tronco y con las piernas estiradas en el suelo. Junto con el miedo a morir, o mejor dicho a riesgo de mi vida, sigo mirándole con una curiosidad morbosa, subiendo desde los zapatos:

Un elegante pantalón largo de color negro, más arriba la brillante sangre roja (¡gasp!), seguida de una pálida mano que agarra la herida del vientre, una camisa blanca como la nieve que cae, ahora sucia y repleta de aquella sangre. Mi primer pensamiento fue: ¿de que va este tío, en la calle y vestido solo con una camisa? ¿No tiene frío? =_=

De improvisto, el trozo de metal se mueve, me asusto y levanto la cabeza rápidamente. Mi respiración para y se toma un descanso. ¡Dios, esto es injusto! ¿¡Por qué este hombre es aún más hermoso y lindo que yo?!

¿Has visto? Esa piel nívea tan pura que con un vistazo ya se sabe que es suavecísima, ese hermoso aunque vacío ojo chocolate, esas largas pestañas que al moverse parecen un abanico chiquitito, ¡esa nariz perfecta! ¡¡Esos labios finos, violáceos por el frío!! ¡¡¡Ese cuerpo esbelto, grácil, elegante, fino, atlético, fascinante!!! ¡¡¡¡¡LA ENVIDIA ME CORROEEEE!!!!!

¡Lástima!, si no fuera por culpa de ese flequillo tan largo que cubre el ojo izquierdo, el sería una auténtica belleza! =^=

Súbitamente el sonido de los coches que pasan por la superficie de las carreteras me hace volver en la realidad. Pies en la tierra, pies en la tierra...

- 救急车を必要としますか? (¿Necesita una ambulancia?)" - pregunto a la apuesta "belleza" que sigue en el suelo, con mi incorrectísimo japonés y mi sonrisa de zombi. =-= ...

¿Será posible que mi japonés es demasiado patético, y no haya entendido nada?

Con el ceño fruncido, los ojos cerrados y la mano en la barbilla me pongo en modo detective Conan para descifrar el por qué.

Inmersa en mi propia guerra épica también conocida como "Cuando no se tiene idioma", para cuando me di cuenta la "belleza" estaba abriendo lentamente su boca , y con una voz tan, tan maravillosamente agradable, oigo :

- ¿Eres china?

¿¡QUÉ?! Le miro como al extraterrestre que es, con los ojos como platos hondos, la boca abierta más lo que está humanamente permitido, y la barbilla en el suelo. ¿Me preguntas por qué? ¿¡No lo oyes?! ¡Está hablando chino! 0-0!

Trama: Smille

Redactora: Yukino Daidogi

Continuará


He tenido mucho trabajo al redactar (es muy diferente del original). Smille estará orgullosa de mí cuando vea lo bien que ha quedado. Incluso he aumentado la descripción de los personajes y del paisaje, que son mi punto fuerte, y he puesto nuevos pensamientos. =//w//=

Jo, jo, jo... qué orgullo hincha mi pecho... ¡Smille me felicitará!

O eso espero... realmente he añadido, cambiado y quitado muchas cosas... Ni una sola frase ha quedado intacta OwO

4 comentarios:

  1. Pues seguro que esta orgullosa, ha quedado muy bien

    ResponderEliminar
  2. ¡Arigato gozaimasu! >w<

    ¿Te puedes creer que he tardado CUATRO horas en hacerlo y publicarlo? =_=U

    ResponderEliminar
  3. Ah,es muy bueno Yuki!^^ Esta tan bien redactado y la descripcion del entorno es genial.

    Muy bueno, ahora me queda la curiosidad de saber quién es ese chico tan lindo y qué le ha pasado, sumado qué es lo que pasará con esa chica tan curiosa...^^

    ResponderEliminar
  4. Buuueeeno, lo cierto es que han pasado muchas cosas y... debería informar de que la traducción chino-español se ha cancelado porque Smille es una cag... está muy ocupada... Uwu

    ResponderEliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas