viernes, 23 de marzo de 2012

Ensoñación 06ª - Karma

Yukino - Por mucho que me deslumbre la idea de contemplarte desde abajo, predilecto del alma mía, tenerme todo el santo día retenida en la cama no es la solución.

Médico - Abre la boca.

Y - [La cabeza dice "no"]

M - Tanteas el desafiarme.

Y - [La cabeza dice "puede"]

M - ¿Voy a tener que abrírtela?

Y - [La cabeza dice "sí, sí"]

M - Je.

No es tan gratificante como parece.

M - [Introduciéndosela a la fuerza]

Y - ¡Hnf! ¡Hfff! [Se atraganta]

M - [Vierte] No podría importarme menos.

Y - ¡Afuff faf...! ["Está muuuy caliente, por favor, detente, si eres tan amable"]

M - Traga.

Y - ¡Cof! ¡Cof, cof! ¡COF!

M - [Tapándole la boca] Traga.

Y - [Los ojos dicen "¡prefiero ahogarme!" o "¡no sin luchar...!"]

M - [La nariz también]

¡Glups!

Y - ¡Ph! ¡Pjj! ¡Sabe fatal, cariño! ¡Paj, phj! ¿¡Qué me has dado?! ¡Me cuesta moverme! [Menudo efecto inmediato]

M - Un anestésico.

Y - ¿¡Me has drogado?!

M - No.

Y - ¿¡Cómo vas a besarme ahora?!

M - [Limpia la base de la cuchara] De ninguna manera.

Y - ¡Esto es excesivo! ¡Ya te he dicho que si me he puesto enferma ha sido por cansancio, que hice demasiado aquel fin de semana! ¿¡Y era necesario que me encadenaras a la cama?! ¡Por lo menos abrázame!

M - Estás enferma.

Y - Esa clase de enfermedad la he tenido siempre. ¡Dame un beso!

M - Tanta energía...

Y - ¡Es normal! Mi padre dice, y mi madre lo secunda, que cuando estoy pachucha me pongo más mimosa. Más de lo habitual. Que ya es decir. No me extraña, al fin y al cabo cuando era pequeña siempre estaba muy enferma. Si hubiera nacido en otra época, es bastante que probable que no hubiera llegado a mis años.

Me sorprende que no te hayas dado cuenta antes, dadas las sobradas ocasiones en las que he enfermado desde que empecé a escribir Otaku Hen. ¡Vamos! Un poquitín de compasión médica. ♥

M - Tienes la voz tomada.

Y - Sugerente la tengo. ♪

M - Has padecido un ataque de tos.

Y - ¡La solución es un beso tuyo, príncipe!

Tonfazo

Y - ¡¡Ufihf!! ¡Pero qué mal médico! No es que haya gran diferencia comparativamente hablando a cuando estoy sana, porque esta masoquista en parte que soy, esté sana o no, defenderse no se defiende, ¡pero no está bien! ¡No! ¡No, no, non! ¡Por favor, es inconcebible! ¿No ves que no puedo moverme y que tendrás que hacerlo todo tú? ¿Que no puedo ayudarte? ¡Tienes que aprovecharte de la situación para verme en bañador, no para pegarme!

Tonfazos

Y - [Mareo sangrante] La salvación reside en el caramelo de miel y limón o la ventana abierta...

M - [Habrá que añadir el traumatismo craneal al diagnóstico]

Y - Como estaba cerrada, saboreé unos cuantos. ¡No son muy de mi gusto, pero los prefiero a la menta! Le di uno a Héctor, que es mi favorito (lo cual no deja de sorprenderme dado que la semana pasada casi me mato con él tres veces en un mismo día de tanto tropezar, ¡pero es que es más majo...! ¡Una de las tres me sujetó el brazo! Las otras, me dejó caer), y se fue agradecido a su sitio en Lingüística.

M - Te he contagiado.

Y - Es físicamente imposible que así sea, pero es una casualidad interesante, ¿verdad?

M - Túmbate.

Y - Pasa la noche conmigo. =¬=*

M - [Estrecha la cadena]

Y - ¡Aih, uy, oh, mi tobillo!

No sé qué es peor, si la estrechez o que pesa un quintal.
Aunque hay que admitir que el gusto refinado de mi amante esposo no tiene parangón.

Y - Cierto masoquismo dentro de mi se place de la situación vigente en mi carne. Me encanta, realmente adoro el hematoma que me estás provocando, como un anillo sin final, esa mezcla de rojo, negro y cárdeno que me embarga así como tu mirada y hacer, amado mío, pero de verdad te digo que es innecesario, que ya ha pasado lo peor, que el resfriado data de la semana pasada, ¡que me abraces de una buena vez!

M - No tienes intención de curarte.

Y - ¡Abajo esas tonfas! ¡Esto no se podrá considerar cita de ensueño a no ser que me abraces apasionadamente AHORA o alguien salga en bañado...!

Yuno-dono - [Temblando de frío] Haga el favor de estarse quieta, Yukino-sama. =w=

M y Y - . . .

Yd - Tenga en cuenta que si complazco su capricho mucho tiempo más pasará factura a la totalidad de nuestro ser compartido. Si le place hacerle un favor a sí misma, repase los síntomas e historia casi clínica con este su marido y médico personal. [Tal como vino, se va]

Y - [Reflexionando el silencio]

M - [La tumba]

Y - Quizá esté peor de lo que creía, quizá eso sea demasiado hasta para mí. ¿Para qué quiero ver a una parte de mí misma en bañador? Es demencial.

M - Eres tú. [La tapa]

Y - El lunes 12 me desperté a la, como supondrás, tan agradable hora de las siete y veinte de la mañana. Noté el dolor de garganta que ha hecho persistir esta tonalidad de voz tan particular, así como un dolor de cabeza al que no di importancia. "Me he vuelto a resfriar". No por eso voy a faltar a clase, ¡qué sería de mí si falto un solo día, con la forma de dar clase tan intensa que tiene mi profesora de primera hora! ¡Si yo no estoy ahí para elaborar mis apuntes, nadie lo hará! ¡Aunque un compañero u amigo me los dejase, no sería lo mismo! Así que me tomé una pastilla y fui a clase. El aire libre y encerrado me sentó bien.

Sin embargo, una vez en casa y después de cumplir con la rutina de pasear a mi perro, a la hora de la telenovela (sí, una telenovela, ¡qué sorpresa...!) que veo con mi señora madre y normalmente me sirve para pasar tiempo con ella, descansar un rato y al mismo tiempo jugar a la DS, hacia las seis, cuando me tumbé en el sofá con la pura y santa intención de quedarme así solo un ratín y luego hacer cosas... fue echarme la manta encima y ya fui incapaz de levantarme hasta la hora de la cena.

¡Unas cuatro horas...!

M - [Escribe]

Y - No obstante, no hay de qué preocuparse. Si bien la cena acabó siendo un intermedio para pasar del sofá a la cama y de ahí hasta la mañana siguiente, me sentó muy bien descansar. Solo me subió la fiebre antes de irme a dormir del todo, y no fue grave, tan solo unos 38º.

M - Tu temperatura es baja.

Y - ¡Ufa!

M - Descarada.

Y - A la mañana siguiente me encontraba mucho más entera y no hubo necesidad de que me perdiera ni una mísera clase. ¡Me alegro! Aunque no pude pasear a mi perro por la mañana y tuvo que hacerlo la primera mujer de la casa, es decir, mi madre. ¡Ay...!

M - Cuenta lo que resta.

Y - Me haces sentir en plena confesión, como de costumbre. ¡Hum, esto te interesa! ¡Soy la 3ª de 69, aquel número que se saltaba mi profe de Latín cuando se le olvidaba con la excusa de que es un número muy erótico, en el ranking de la clase de Panorama de la literatura española moderna y contemporánea! ¡Soy la tercera con mejor puntuación en la entrada de Feijoo! ¡Y he sacado un 27 de 30 en la entrada sobre Menéndez Valdés!

Mm. ¡Mm! ¿Quién será el primero?

¡Bueno! ¿No me merezco un premio físico? ¿O que me aflojes el grillete del pie? ¡Además he arrasado en Lingüística! ¡Tocaron los deberes de la comunicación animal y yo estaba ahí que si cieeerto, que si faaalso, que si los "vervets" (los monos verdes) tienen tres tipos de gritos dependiendo del tipo de depredador que se acerque...! Y la profesora exclamó "Com et deies? (¿Cómo te llamabas?)", "¡Yukino (entiéndase, el nombre real en la realidad real que aquí no miento)!", "La Yukino ha fet molt bé els deures! (¡Yukino ha hecho muy bien los deberes!)". Y acto seguido tuve que explicarle a la clase entera con dudas el por qué de la falsedad de cierta afirmación y en qué se diferencian los gritos de los monos verdes de los nuestros. Ejam...

¡Por cierto, el examen de ayer de la misma materia ha sido increíblemente fácil! Llevaba tiempo estudiando e incluso me salió una pregunta sobre el japonés (¡ja, ja, ja!), por lo que diría que el 20% de la nota total del curso, que es lo que vale, la tengo asegurada. ¡Toco madera!

¡Ah! Héctor ha hecho una exposición en clase del japonés. ¡Esta profe nuestra nos explota!

Y el otro día, Héctor y yo tuvimos una aventura: ¡usamos la fotocopiadora de la gran biblioteca por primera vez! Fue una experiencia que sería muy capaz de olvidar con el melancólico paso del tiempo de no ser por mi buena memoria y porque me dispongo a narrarla. Y si la narro, entonces si no llega a inolvidable es por pura jerarquía.

Bien. El muy tunantón me había abandonado el viernes anterior, que nos tocaba clase de Historia del Español extra, así que el lunes siguiente me pidió los apuntes. Como en el fondo soy bondadosamente compasiva y como la copistería siempre está muy transitada, le induje a la novedosa peripecia de investigar cómo usar la fotocopiadora de la biblioteca mayor. Tras subir escaleras no tan angostas como otras y por las que no me caería ni yo con tacones (por eso fuimos por ahí =w=;) y llegar a nuestro destino, tras seguir los pasos de la investigación por contemplación e interrogar a una de las bibliotecarias, conseguimos descifrar el enigma de cómo utilizar el cacharro aquel. Junto a él, en la pared, reposaba una máquina que denominaré dispensador de tarjetas. ¡Sí! ¡Tal como sale de mis labios poco entumecidos, marido mío! ¡Había que comprar tarjeta para hacerse una triste fotocopia!

¡Ja! ¡Ese es su castigo por incomparecencia! ¡Ju, ju, ju!

Después de un gasto bastante cercano a lo excesivo para lo que era a mi parecer, empezamos a experimentar con el trasto. El éxito entró dentro de lo esperable, con solo una prueba fallida... em... no por culpa mía...

¡Oh, oh! Héctor, el paraguas y yo...

M - [Se levanta]

Y - [Lo agarra] ¿Adónde vas? =-=*

M - Impresionante.

Y - Je. ¿Crees que por sufrir esta hilarante parálisis que me has provocado voy a ser incapaz de cumplir con las funciones mínimas que me dicta mi propia condición? Te recuerdo que soy tu acosadora. Ya no digamos tu esposa. No puedes escapar de mí. Por muy debilitada, por muy herida y destrozada que me dejes, siempre seré capaz de aferrarme a tu manga, de coger tu muñeca, y rozaré tu hermosa mano...

M - [Se zafa] En ocasiones eres terrorífica.

Y - Hablando de mangas, he empezado uno de Mizushiro Setona, residente permanente de mi corazón...

M - ¿Por qué?

Y - Eso digo yo. Estoy deprimida. Confórtame...

M - [¡Confórtate tú!]

Y - ¡Uy! ¿Qué es eso? ¿La psique oculta de mi amante esposo, o quizá el narrador? Eres tú. Es tu gesto. Mm... Puedo notarla. Me percato de tu arrebatadora pasión, qué buena esposa que soy y qué pocas veces me doy cuenta. Bésame, Hibari. Bésame mucho. Como si fuera esta noche la última vez. ❤

Tonfazo

Y - Qué entusiasmo por las escenas de amor extremo con sangre salpicando... ₪º₪

M - [Abre la puerta]

Y - ¿Eh? ¡Oye! ¿¡Vas a por más analgésicos modificados?! ¡Si a por lo que vas es a por vendas, no te servirán de nada! ¡La almohada ya se ha teñido por completo! ¡Hibari! ¡¿Vas a dejarme sola?! ¡Hibari! ¡Hibari, si no tú no lo haces, lo hará el primero que pase por esa puer...!

Portazo

Y se abre la puerta...

Ace de corazones - ¡Ja, ja, ja! ¿Estás malita?

¡No! ¡A ti no! ¡Nunca! ¡Jamás! ¡No abriré la boca para ti!

Y - Hif... Hifariii... [¡Así no hay quien hable!]

Ace de ♥² - ¿A qué esperas? Si no atacas o te escapas, ¡me aprovecharé!

Y - [No le digas que tienes el cuerpo aterido y no por el frío, no se lo digas, no se lo digas...] Es que tengo el cuerpo entero entumecido, bajo los efectos de los fármacos. [¡Renuncio!] ¡No das más que problemas! [Pose inocente, sonrisa de amabilidad congelada] Ace, si eres tan amable, ¿me acercas el espej... el reloj?

Ace - ¡No!

Y - ¿No? [Sudor postrado] ¿Por qué no...?

Ace - No soy Yui: recuérdalo.

Y - ¡No digas su nombre!

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¿Qué te molesta más? ¿Que diga un nombre que no sea el tuyo o que miente a Yui? [Recogiendo los espejos de la sala]

Y - Soy muy consciente de que no eres hermosamente estúpido, pero lo que te estoy pidiendo es un minúsculo favorcillo de nada, ¡Ace! ¡No toques eso! ¡Escúchame! ¿No ves que no estoy en condiciones de darte guerra, hoy? Estoy... ¡Estoy muy cansada...!

Ace - [Espejos por la ventana]

Y - ¡¡Ahhhh, mis espejos espejitos mágicooos, mi Alicia...!!

¡CRASH!

Y - ¡Aaaaarghhh! ¡¡Eso equivale a siete años de mala suerte multiplicado por...!!

Ace - ¡Ja, ja, ja! [Cogiéndola en brazos]

Y - ¿¡Qué quieres?!

Ace - [Abriendo la ventana de una patada] ¡Curarte!

Y - ¡Mentiroso!

Ace - ¡Jop!

Una intensa hora de censura gratuita más tarde...

Acabo de ver un pokémon...

Ace - ¡Estás delirando!

Y - Pero si es de día. ¿Cuánto tiempo llevo ahí metida con Hibari? No. Más importante. ¿Qué planeas hacer conmigo ahora que estoy a tu merced, medio inmóvil en tu regazo? =^=

Ace - ¡Curarte!

Y - La misericordia no entra dentro de tus parámetros. =^=···

Ace - Sin la humillación que conlleva derrotarte en plenas facultades, no es tan gratificante llenarte de agujeros.

Y - Te agradezco el detalle de posponer el colmarme de perforaciones no deseadas, pero en tu mundo, por no tener, no tenéis ni un triste médico en funciones. ¿Qué puedes saber tú de cómo curar nada?

Ace - ¡La mejor cura para el resfriado común es el aire libre, comida y una acampada! [Cuchara en mano]

Y - ⊙^⊙

¡Es peor de lo que imaginaba! >﹏<

Y - ¡No soy un panda! [Se tapa la boca] ¡Nof abriffré la bohca para tif!

Ace - ¿Te abro otra?

Y - ¡S...! ¿Sabes? Hace un par de semanas una compañera me dio referencias para encontrar una página web de las universidades de España que recoge las "frases míticas" de los profesores. Curioseé un poco y me encontré con que casi todos mis profesores han dejado su huella en los alumnos. Por ejemplo, mi anterior profe de Literatura, del que tanto me quejé moderadamente para luego recordarlo con cariño. ¡He aquí la mejor!

"Profesor de Literatura: El día 22 hablaremos de sexo. El día 22 hablaremos de sexo, erotismo y amor.... El día 22 hablaremos de sexo, ¿porqué digo esto?"

"Alumno: Para que vengamos."

"PL: [A la gente que llega tarde] El día 22 hablaremos de sexo, erotismo y amor.. ¿qué os parece?"

"Miembro de la gente que llega tarde: ¿Habrá clase práctica?"

"(Risa general)"

"PL: Hombre... yo estoy dispuesto a todo."

Ace - ¡Di "aaaah"!

Y - ⊙﹏⊙ [Calma fingida] E-el otro día en la universidad una señora mayor que resulta ser telefonista, a la que solo conozco del primer día y de vista, me pillo por banda aprovechando que estaba sentada justo detrás de mí y me preguntó sin venir a cuento si podía dejarle a ella y al que estaba a su lado mis apuntes de no sé qué día. ¡Entré en y puse cara de shock! Normalmente no me parece mal dejar mis apuntes, ¡pero a mis amigos, caray, no a alguien a quien ni sabría nombrar! Una cosa es que un compañero simpático con el que te sientas siempre te pida un favor, ¡pero esto...! ¿¡Dónde está el decoro?! ¿¡Dónde?!

Mil pensamientos pasaron por mi cabeza: que si cómo es la gente, que pide a desconocidos sus apuntes, que si encima me va a hacer gastar el tiempo que no tengo en ir a la copistería a hacer fotocopias de lo que es mío, que si encima va a querer llevarse MI libreta que lo tiene todo y no me lo va a devolver nunca y no podré hacer los trabajos, pero no puedo decir que no porque entonces me la guardaría para siempre, aunque yo no le debo nada a esta desconocida, pero si hago esto o hago lo otro salgo perjudicada igualmente yUAAAAAAH (grito mentaaal).

En esa encrucijada mental traducida en silencio oral me encontraba cuando por suerte, mi compañera salvó la situación diciendo que no hicimos nada memorable el otro día. Era mentira, porque los poemas de Espronceda son importantes, pero qué más da. =w=

Dos días antes de eso tuvo lugar un momento incómodo que se prolongó toda la hora porque la profe vino y nos hizo hacer en 10 minutos un miniejercicio/control consistente en contestar qué valores románticos tienen los poemas de Espronceda. Ella no había hecho los deberes, y me preguntó:

"Compañera: ¿Me dejas copiar...?"

"Servidora: Nop."

"Compañera: ...la pregunta. Yo no copio..."

"Servidora: ...ah..."

Fue instintivo. =w=

Por suerte, tras una semana y media, parece que ya no me guarda rencor por el desliz... Bestia Parda dice que si me vuelve a pasar lo de quedarme en estado de shock que la llame, que ella se encarga de despertarme con una torta bien dada, ¿pero cómo voy a hacerlo si estoy en shock? Ni aunque fuera capaz tendría ganas de esperar la media hora necesaria para que la boxeadora en fases de aprendizaje pusiera en práctica lo aprendido con mi cabeza. Bastante tengo con que cada vez que juguemos Smille, la susodicha y yo a minijuegos de la wii acabe con nuestros por lo visto frágiles huesos y amor propio. UwU

Ahh, Bestia Parda al final no pudo combatir, nos quedamos con las ganas...

Ace - ¡"Aaaah"!

Y - Aaah... ╥0╥

Ace - ¿Está bueno?

Y - ¡Me siento como un panda...! *^*

Ace - ¡Perfecto! [Desenvaina]

Y - ¡Ah! ¡Eh! ¡Quieto ahí! ¿No has dicho...?!

Ace - ¡Ya estás curada!

Y - ¡No lo estoy!

Ace - ¡He cambiado de opinión!

Y - ¡No cambies tan fácilmente!

Sombra de Sombrero - ¿Pidiéndole peras al olmo? No permito que mi mujer se rebaje a tanto.

Y - [Intentando zafarse de Ace. Sin éxito, lógicamente. No hace más que intentar pellizcarle diferentes áreas de la cara con el único brazo medianamente recuperado del que dispone] ¿Blood? ¿Tú también echas de menos el mortificarme?

SS - He oído que estabas indispuesta. Me alegra comprobar que no era más que una excusa para alejar las sospechas infundadas de tu amante.

Y - Te encanta la cursiva, ¿verdad?

SS - ¿Eso es todo lo que tienes que decirme?

Y - ¡Dios me libre!

SS - Jumf. Admites tus mentiras. Qué chica tan mala.

Y - Me encuentro ocupada en redistribuir mis energías poco concentradas en una defensa que, honestamente, no dará otros frutos si no los de la cortesía que precede al fracaso, así que dime, "querido", ¿a qué has venido en realidad? ¿Te apetecía verme desfalleciente? No hace falta esperar a que caiga enferma para eso. Dale un par de minutos a Ace y estaré lista. ¿Uh? ¿Qué llevas ahí?

SS - El deber de un marido es agasajar a su mujer cuando cree que está convaleciente.

Y - No lo creo, desde que mi auténtico marido me subministró lo que me subministró, lo estoy. Por otra parte, ¿¡cuántas veces tengo que decirte que no intentes comprar...?!

SS - [Cogiéndola por el brazo. Estira. Separa. Yukino queda colgada del brazo y "arrodillada" entre comillas en una posición muy incómoda]

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¡Me la quieres quitar!

Y - ¡Ay...! ¡Un poco de delicadeza, que tres de cuatro de mis extremidades siguen adormecidas...!

SS - Para ti.

Este hombre sabe complacerme.

Y - [Entre destellos] Me encanta... =///=

SS - Jumf.

Y - ¿Son del mismo sexo? ¿Son hembras? ¿Son machos? Mira que son conejos...

SS - No puedo arriesgarme a que seas buena besándolos.

Y - ¿¡A los conejos también?!

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - Te lo voy a pasar porque estoy encantada de la vida y porque no puedo moverme más de un centímetro por minuto, ¿pero no te parece peculiar regalar una pareja de conejos a una enferma?

SS - ¿Enferma? No me hagas reír. Esto que padeces no es una enfermedad: es el precio de tu irritante e insistente provocación.

Y - ¿Qué? =-=

Ace - ¡Seducir a tantos hombres pasa factura!

Y - ¡Cállate, Ace, no me lo traduzcas!

SS - Por suerte, estás a salvo conmigo.

Y - ¡No lo estoy! ¡Aunque me deje arrastrar por la corriente, nunca lo estaré, no contigo armado!

SS - ¿No me tienes cariño?

Y - Yo le tengo cariño a cualquiera que no sea Ace. [Se oye un "¡Ja, ja, ja!"]

SS - Ese es el problema, precisamente.

Y - Admite que me tienes manía y acabemos con esto de una vez. =_=

SS - [Cogiéndola] La única cura posible para mi mujer está en mis manos.

Y - Te... Te estás equivocando de "enfermedad"...

SS - Nos vamos a la Iglesia. [¡Y en volandas!]

Y - Tengo la impresión de que aquí no camino nunca...

2 comentarios:

  1. OoO
    Qué interesante y sorprendente manera de comenzar la entrada. XDDDDDDD
    Jajaja, doble sentido, Yuki. Ese, “introduciéndosela a la fuerza”, es demasiado ambiguo. Menos mal que tooodos sabemos que estabas enfermita y por lo tanto con lo inquieta que sos es normal que tenga, tu marido, que anestesiarte. XDDDDD

    Yuki, ¿acaso no sabes que tu marido jamás se aprovecharía de la situación para verte en bañador? El muchacho tiene principios y no se aprovecharía de su única paciente y esposa. XDD

    ¿Era necesario? Ya te había dado un anestésico. ¿Era necesario que use esa cosa que ni siquiera sé cómo se llama? Jajaja, igual, no niego que se ve muy linda la cadena dorada. XD

    Eso mismo pensé… pero sigue siendo gracioso. Aunque Yuno-dono no debería desabrigarse. XD

    ¡Vaya, te sentías muy cansada! OwO Es genial conocer los pormenores de tu gripe. Menos mal que están las ensoñaciones para eso. XD
    Me alegro por tus esplendidas notas y esas graciosas aventuras. XD

    ¡Ah! Ace no puede dejar de ser tan oportuno. XD Lo bueno de él es que te avisa lo que piensa hacer, lo malo de vos es que sabes que va a hacerte algo pero de todas formas le avisas para que haga lo que quiera. XD

    En serio, Yuki, ¿te molesta que Ace diga el nombre de Yui? Lei la entrada anterior, y sé de su altercadito, pero lo comento despues. XD
    Uy, espero que Alicia este bien. XDDDDD

    ¡Yo vi dos pokemones, si no son tres! ¡Ay, siempre me gustan los lugares que elegís! ¡No puede ser! Son hermosos, tan naturales y verdosos. XDD

    Oh, qué amables de su parte. Quiere ayudarte a curarte para luego abusar de tu salud tanto como pueda. ¿No es una linda actitud? Oh, sí, es broma. XDDD
    No obstante, hay que agradecer que tiene un 45% de buenas intenciones o quizás menos. XD
    Esa comida no se ve para nada deliciosa… Aunque puede que si le gustan a un panda…@.@ No, no creo que algo que tenga un huevo crudo pueda ser rico…@_@

    Juju, el profesor de Literatura es muy gracioso. XDD

    Osea que si comes eso, te sentís como un panda… Jajaja, me pregunto si eso sera bueno para una humana. XDD

    Oh, ¡Sombrerero-mágico! Aparece de la nada, ¿los estaba siguiendo? ¿Los estaba observando desde las lejanías? XDD
    Uy, que hombres más brutos. XD Jajaja, te agarran como si fueras una caja o un objeto. Son de lo peor. XDD
    ¡¡Oh, qué lindos regalos!! *w* ¡Y justo que se acercan las Pascuas! ¡Es tan dulce cuando quiere tu futuro marido! XDD
    Pero me pregunto por qué iba a regalarte una pareja de conejos. ¿Tiene algún tipo de significado? O.O

    0o0
    ¿A los conejos también, Yuki? XDDD Es de lo peor ese Sombrerero. XDDD

    OoO
    ¡Eso es de lo peor que te han dicho! ¡Qué malo y desubicado es!
    Igual, la frase que usa, “Es el precio de tu irritante e insistente provocación”
    Es muy buena. XDD

    ¡Oooh! ¡¡Se van a casar por iglesia!! Aaah, ¡¡no!! Ya estas casada, ¡¡tu marido se va a enojar!! ¡¿Dónde esta Yui para ponerle fin a esto?! XDDDD
    Y bueno, saben que por las buenas no vas a ir, entonces es por las malas. Todo se soluciona en volandas. XDD Además, así es más gracioso. XDD

    ResponderEliminar
  2. Jo, jo, jo, jo. Ju, ju, ju, ju. ¡JI, JI, JI, JIU...! XD
    Ejam. ¡No era necesario, podría habérmelo pedido! XD

    ¡Pues debería! ¿¡Qué tengo que hacer para que quiera verme en bañador y algo más?! ¿¡Usar un filtro de amor?! Oh... =º=*

    Por favor, Debrah, que soy yo. ¡Por supuesto que lo era! XD
    Aunque no sirvió de mucho porque en cuanto vino Ace la cadena se hizo pedazos. TwT*

    ¿Qué pensaste? ¿Que para qué quiero verme a mí misma en bañador? ¿Otra cosa? ¡Échame un cable y contextualiza! XD

    Sí, menos mal que aquí me explayo. XD
    Me alegro de que te alegres y de que te gusten. XD

    ¿Insinúas que le doy luz verde, Debrah? XD

    ¡Me molesta mucho! ¿¡Qué clase de "yo" sería si no me molestase que mis pertenencias hablen entre sí?! Bueno, de todas formas a eso ya he contestado en la otra entrada. XD
    Oh, y a lo de la seguridad física de Alicia también. XD

    Porque son tres, pero solo menciono uno. XD
    Je, je, je. =///=

    Es complicado averiguar el tanto por ciento exacto que mueve su interés. No, creo que es el 100%. XD
    De todas formas, puede ser sorpresiva y egoístamente amable de vez en cuando. =·=
    Quién sabe, a los japoneses les encantan las cosas crudas. XD

    Ciertamente. He tenido la suerte de tener unos profes muy simpaticones. XD

    Muchas de tus preguntas será contestadas en entradas próximas. XD
    Como no puedo moverme mucho y él no lo sabía, me parece que por una vez tiene excusa. A medias. XD
    Bueno, le gusta regalarme animales porque sabe me gustan, nunca los rechazo y me amansan dado el agradecimiento de mi alma. Pero sobre todo se debe a las Rutas: "Si tanto quieres un conejo, te daré a Elliot". Y además tantos como quiera. XD

    ¿Cuál de sus frases? De verdad necesito que me contextualices, que no estoy en tu mente y me das trabajo extra intentando descifrarlo cuando lo más fácil del mundo sería añadirlo al comentario para hacer más llevadero y eficaz el mensaje. ^w^
    ¡Ah! ¿Esa? ¡Me ha dicho cosas peores! XD

    ¡El que se va a enfadar va a ser el cura! ¡No es válido, no, NO! XD
    ¡Yui no es un superman! XD
    Quizá debería agradecer que sea en volandas y no de peores formas... =w=lll

    ResponderEliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas