lunes, 9 de abril de 2012

Ensoñación 07ª - Invadiendo el asedio

Yukino - Una de las teorías sobre el origen y significado del étimo latino de España, Hispania, sería "tierra de conejos". Cuando llegaron los romanos nunca los habían visto y les hicieron mucha gracia. Al principio los llamaban "liebrecilla", pero en seguida adaptaron el nombre prerromano "conejo" a "cuniculum". Se dice que llevaron una pareja de conejos a las Baleares, que lógicamente se aparearon como tales, ¡y pronto la cosa degeneró de tal forma que los conejos acabaron con las cosechas y hundieron las casas con sus madrigueras! El desastre llegó a tal punto que se pidió al Imperio que enviaran al ejercito para sofocar la invasión animal. "¡Socorro, los conejos!". ¿Entiendes por qué te digo esto?

Sombra de Sombrero - Capto la idea.

Y - ¿No podrías haberte asegurado de que eran del mismo sexo por lo menos?

SS - Jumf.

Y - Mi casa parece una granja. ¡Y estamos en un piso de un edificio en medio de la ciudad! ¿Cómo voy a explicárselo a la gente? ¿¡Qué te crees que es esto, el Harvest?! ¡Sabe Dios que no quiero ver el día en el que agradezca tener por vecino al único vecino que tengo y me queda!

SS - Mis deberes como marido no incluyen la disculpa.

Y - Entre otras cosas porque ni mi amante eres. Muy bien, ¿qué vas a hacer para compensarme? ¿No te has decidido? ¡Decido yo! Te romperé un dedo.

SS - Haz el favor de comportarte y pide algo menos doloroso.

Y - Déjame romperte un brazo. *^*

SS - [¡Eso es peor!] Concederé tu deseo y te daré nueve de las doce balas que me quedan.

Y - Te perdono. =-=* [Transacción en trámite] De todas formas, con tanto conejito suelto abarrotando la casa y tanto buscar dónde dejarlos, al final hasta les hemos encontrado utilidad.

¡Invento de Yuno-dono! =ω=*

Y - Al principio da pena limpiar, sin embargo, a estos conejos les da igual todo excepto quedarse solos, así que...

Yuno-dono - Yukino-sama, no es que diga que me importe, ¿pero acaso pretende borrar la relativa popularidad que he adquirido hasta ahora de un plumazo? =w=

Y - Tu poca aceptación entre los fans no es lo que más me preocupa en estos momentos.

Yd - Es usted un dechado de compasiones hasta con usted misma, Yukino-sama. ¿No debería de concentrarse en nuestro inminente examen? =w=*

Y - Bastante tengo con mantener al ejército en activo. [Granja] Ejército. =^=

Yd - Yukino-sama, recomiendo que no ignore a su propia voz de la razón. No encarno a Pepito Grillo, pero como siga así el estrés acabará conmigo. =w=;

Y - Lo peor de todo es cómo está afectando la situación vigente a Yui.

SS - Jumf. ¿Estás tan ocupada que ya no le besas?

Y - ¡Te PROHIBO que mezcles el verbo besar y a Yui en una misma frase!

SS - [Gratamente sorprendido] Acabas de revelarme algo bueno. Qué impropio de ti.

Yui - ¡Yuki-sensei! ¡Te he traído la vaca para que dejes el ejército en pos de la granja!

¡¿Vaca?!

SS - [Anonadado]

Y - Yui, de verdad que tienes un gran problema con la interpretación del género animal.

Yd - [Haciendo cuentas] Esto hace mucho más llevaderos los gastos por entrada. Gran trabajo, Yui. =w=**

Y - ¿¡Qu...?!

Yui - ¡Soy el héroe!

Y - Creo que no lo entendéis...

Yui - [Depositando la bestia vacuna en el suelo] ¿Has visto, Yuki-sen? ¿Has visto lo fuerte que estoy? ¡Soy un hooombre!

YukinoDemonio - [La que lo entiende] ¿Y quién se encargará de ordeñarla? ò·ó

AngelYukino - Tú. ^º^

YD - ¿Yo? ò_ò

AY - [Contundente] Tú. ^-^*

YD - Y... Yo... ó﹏ò

Y - ¡Las vacas españolas no son negras, son marrones, blancas o incluso tostadas! ¡Pero negras no!

Yui - ¡Hacía tiempo que no salían las gemelas!

Yd - Yukino-sama ha estado muy ocupada... =w=

SS - Con los hombres.

Yd - Exactamente. =w=**

Y - ¡Oye!

SS - No obstante, definitivamente no permito que mi mujer se establezca en una granja.

Y - Nos quedamos con la vaca. *^*

¡Bang!

Y - ¡Aghh!

Yui - ¡¡Yuki-sensei!!

SS - [Se levanta, la coge por la no tan impronunciable pero censurada zona herida y saca unas pinzas]

Y - ¡No lo hagas! ¡No me toques!

SS - [Disgustado y hurgando en la carne]

Yui - ¡Yuki-sensei! ¡No te tapes la herida con la mano de acariciar conejos, que te la infectas!

SS - [Extrayéndosela] Quedan dos balas: compórtate.

Y - Ahhf... [Rendida en el sillón]

AY - ¿A qué esperas? La "vaca" no va a ordeñarse sola... ^º^*

YD - Pe... ¿ya habrá tenido hijos? ó^ò

Y - ¡AngelYukino! ¡Por el amor de Dios, que YukinoDemonio también es parte de nosotras! ¡Y yo ya estoy tocada! ¿¡Qué pasará si nos la matan?!

AY - Tienes razón, jefa. Debería ordeñarla para ayer. ^0^**

Y - ¡Que no es una vaca! ¡¡Que es un toro!!

AY - ¿Desde cuándo te importa lo que te pase a ti misma? ^-^

Y - [Pausa para reflexionar]

YukiPersonalidades expectantes - . . .

Yd - ¿Quiere té, señor futuro marido? =w=*

SS - [Brilla] Por favor.

Y - [Enfadada] Que lo ordeñe. =_=

YD - ... ó0ò

¡Era inevitable, "yo"...!

Y - Corre, YukinoDemonio, corre. Que yo tengo una cita.

Yui - ¿¡Qué?!

Y - [Preparándose a la velocidad de la luz] ¡Y no con vosotros!

SS - Jumf. Proclamar algo como eso delante de mí... qué chica tan mala.

Espejo, espejito mágico con Alicia - ¿Vas a comprar? ¡Tráeme algo bonito! ¡Y rico!

SS - ¿Tengo que convertirme en un asesino?

Y - ¿Para qué he creado esta sección? Llevamos un buen trecho de inicio y ni una anécdota, porque la anécdota histórica de nada más empezar no creo que se pueda catalogar en esa definición.

SS - Acabas de hacerlo. [Apuntándola]

Y - ¡Je! ¿Qué vas a hacer? ¿Coserme a balazos para mantenerme a tu lado? ¿Te atreverás a entrar en mi carne sin ponerte celoso hasta de las balas? No te quedan suficientes.

SS - Me confundes con tu amante, señorita: con un tiro en las piernas bastará.

¡Bang, bang!

Y - ¡Ja! ¡Lo he esquivado! ¡Te has quedado sin balas y las he esquivado! ¡JA, JA, JA!

Lanzamiento de pistola

Y - [Y a lo bestia] ¡OAC!

SS - Jumf. En el blanco.

¡Si no sales no es una Ensoñación!

Médico - [Harto] ¿Qué?

Y - Cariño, me voy.

M - Te sangra la cabeza.

Y - ¡Te quiero! [Beso al aire enviado]

M - [Lo atrapa] No me quieras tanto.

Y - ¡Volveré tarde...! [Corre que correrá]

SS - [Persiguiéndola] ¡Vuelve aquí ahora mismo!

M - [Mal humor]

Veintisiete intensos minutos de intentos frustrados para despistarlo...

¿Sigo en Barcelona? =w=lll

Y - Af, arf, af... creo que le he dado esquinazo... ¿era aquí? Hace mucho que no le veo. [Contemplando su reflejo en la fuente] Mmm... [Limpiándose la sangre seca] ¡Ah...! ¡Estás aquí!

¿? - ¿?

Van tres imágenes casi seguidas, pero vale la pena. =¬=

Y - ¡Tengo tanto que darte! ¡Tantas cosas por contarte!

Miketsukami - ¿"Tanto amor guardado para mí"?

Y - Aunque las que más te han echado en falta han sido las fans.

Miketsukami - Ah...

Y - Pero no es de extrañar que no salgas mucho, dado que la personalidad que prevalece tiene mucha fuerza como para ignorarla. Aoi es...

Miketsukami - Disculpe mis modales, si fuera tan amable de soltarme, estaría encantado de conocerla.

Y - [Shock]

Aoi Blanco - [Apareciendo] Qué coincidencia tan coincidente, parece que milady se acaba de confundir. ¿Me permite llevarme a la estatua de mi maravillosa señorita? [Cogiéndola]

Y - [Doble shock hemorrágico-nasal]

Miketsukami - Ah, es usted tan parecido a mí, Desconocido-san. [Destellos]

Aoi B - [Más destellos] Culpa mía, don Miketsukami. Espero no haberlo importunado, si no es mucha indiscreción, ¿se dirige de visita a la dueña de usted?

Miketsukami - [Guerra de destellos] A pesar de ser la primera vez que nos encontramos demuestra usted unos grandes conocimientos. Entonces, si me disculpa, continuaré mi camino...

Aoi B - Mira que te tengo dicho que no hables con nadie más que no sea este servidor tuyo, mi dama Yuki-sama, es peligroso. Esta vez ha sido culpa mía. Lamento profundamente que hayas tenido que pasar por esto, pero no te preocupes, pondré remedio de inmediato. Una nueva forma evitará confusiones futuras. [Transformándose en un novedoso albino de pelo largo]

Y - A... Aoi Blanco... ¡espera! ¿¡Por qué te transformas?! ¡Ahora pareces un mujeriego, un anfitrión...!

Aoi B - Tanto tiempo sin mis cuidados te ha afectado, mi señorita. Solo me necesitas a mí, así que para que este hecho sea inamovible me he entrenado para desarrollar la capacidad de cambio físico y satisfacer tus necesidades estéticas. Sería un problema que vuelvas a confundir a tu perro doméstico con perros callejeros.

Y - ¿Acabas de hablar ligeramente mal de alguien por primera vez en tu entera existencia? No. Más importante... [Suspira] En ocasiones olvido que eres un personaje original de primer tipo, que deriva de un personaje no original y de ahí va evolucionando, y no de segundo tipo como Yui y Aoi, cuya personalidad y ser entero depende y nace de mi inventiva.

Aoi B - Qué inocente es mi dueña. Como debe ser. Al fin y al cabo, ¿no es mi responsabilidad adoptar la forma y personalidad que más se adecúe a tus misteriosos gustos?

Y - No querrás decir que en realidad eres un "segundo tipo" enmascarado... ¿has estado hablando con Sebastian? =_=

Aoi B - [Brilla] Hoy estás radiante, milady, ¿permitirías a este perro tuyo que besara tus pies?

Y - ¡No!

Aoi B - El rubor de tus mejillas es tan saludable, milady. ¿Has decidido volver a dar uso a tu vasta colección de diademas? El fondo blanco con sutiles flores de sutil color y tallo esparcidas como estampado realmente te favorece. Me encantará cepillarte y peinarte por las mañanas para colocártelas correctamente antes de sacarte a pasear por las mañanas.

Y - ¿C-cómo sabes tú eso?

Aoi B - Es deber de un perro es saberlo todo sobre su esplendorosa dueña. Cómo podría ser capaz de servirte adecuadamente si no, milady.

Y - Qué divertido: Aoi a secas solo se ve a sí mismo, pero tú te percatas más de los demás que de ti mismo. ¡Oh! [Revelación de fogonazo mental tal que así: ⊙﹏⊙] ¡¡Ohh!! ¡No tendrás un altar de fotos como los que yo tengo! ¡¡Dime que no!!

Aoi B - ¿Por qué habría de preocuparse mi resplandeciente dueña por una nimiedad semejante?

Y - Sé que no lo repito lo suficiente, pero resulta inverosímil, por no decir imposible, que a una acosadora como la que soy no le resulte incómodo hasta partir la parte más interna de los huesos que la acosen. Entre la frustración y el desconcierto se esconde...

Aoi B - [Frotándole la cabeza] Eres muy buena, muy buena...

Y - N-no me cambies de tema.

Aoi B - Muy buena, muy buena...

Y - =///=···

Once minutos después...

Caí, como cabía esperar.
Yo así no puedo comer. ╥w╥

Y - [Recostada en su pecho] Ya que lo sabes todo, no hará falta que te cuente que Smille ha cobrado no sé qué premio por una portada china que diseñó y gracias a ello ha prometido invitarnos a cenar, ni tampoco que he estudiado anatomía del cerebro humano en Lingüística y ha sufrido la profesora, hemos sufrido nosotros, ha sufrido mi corazón de filóloga y ha sufrido hasta el futuro examen de tema, ¿verdad? Mis anécdotas...

Aoi B - Te suplico encarecidamente que me las narres mientras te alimento, milady Yuki-sama.

Y - ¿Con una sonrisa de oreja a oreja? ¡No soy quién para dudar de ella! Bien, bien. Hoy no tengo demasiadas anécdotas que contar, será por la Semana Santa que tenemos de vacaciones (y porque me he olvidado de apuntarme las cosas), pero sí una muy larga. Las hemos comenzado antes de tiempo, ¿sabes? Justamente el día que teníamos el control de Medieval, van y hacen huelga general. Como habría sido imposible que alguien que no fuera un héroe que para más inri viviera cerca asistiera ese día, ya que la universidad se encuentra en la bella mitad del centro y es dónde más lío forman para que luego salgamos en las noticias como unos energúmenos (¡cómo les gusta el dramatismo!), de forma que la gente que se preocupa por mí me exige no ir, y los piquetes impiden hasta entrar, nos vimos obligados a aplazarlo. Si es que práctica, ¡no!, ¡enteramente! te obligan a hacer huelga aunque solo sea de boquilla. Al principio no me gustó la idea, pero ahora tengo más tiempo para estudiar. ¡Estoy contenta!

¡Ah! El primer día de las vacaciones, el jueves, aprovechamos para ir a... no, espera, fue el viernes anterior a eso. ¡Ese día no me encontraba nada bien! Y fue un mal día para salir, te lo aseguro. No solo yo me encontraba mal: Tornillo se había ido a Sitges para un cumpleaños y Smille permanecía medio muerta en su casa con dolor de cabeza. Y por supuesto, como cabe esperar, yo solita tuve que hacer frente a una Smille con más jaqueca que migraña por mucho que ella diga, porque para cuando toqué el timbre la Bestia Asustadiza ya corría escaleras abajo. Eran las seis, nos dijo que volviésemos a las ocho. Le dije que volveríamos cuando volviéramos como podría haberle prometido por escrito que estaríamos allí mismo cinco minutos antes de la hora establecida, porque, ¿qué pasó? ¡Eso mismo, justamente!

Durante esas dos horas que estuve a solas con Bestia Parda, aprovechamos para ir a una crepería nueva que estaba muy bien de precio. Nos perdimos y tuve que llamar a quien me la recomendó, mi señora madre, ¡pero al final lo conseguimos, la encontramos! Bestia Parda se pidió un gofre (y se puso a hablar con el chocolate herviente que llevaba por encima, filosofando sobre lo rico que era y a la vez lo difícil de eliminar de su organismo) y yo una crepe. Estaba deliciosa. Habían hecho con ella un rollito cual tortilla, con chocolate por dentro y algo más de lo mismo por encima más decorativo que otra cosa. La parte de la crepe no era salada, pero tampoco dulce, lo cual hacía una combinación muy buena con el chocolate que llevaba dentro logrando que no fuera nada empalagoso. Sin embargo me supo a poco y sentí envidia del gofre de Bestia Parda, por lo que me pedí uno. En buena hora lo hice, madre mía...

Pude observar los movimientos de mi amiga a gusto. Realmente le puse un mote apropiado, de verdad que es como un animalillo. Cada vez que nos encontrábamos cerca de una carretera (es decir, constantemente), se ponía muy tiesa, muy tiesa, me mirada de reojo, miraba la carretera, me volvía a mirar de reojo, y cuando pasaba un coche, ¡ZAS! ¡Cruzaba corriendo! ¡Y yo tras ella! Si es que como me descuide se me escapa la muy imprevisible. Aunque, si puedo prever sus movimientos, es previsible...

El caso es que por la calle y cuando hay que hablar con gente que no conoce o no le gusta, por ejemplo dependientes o padres de amigas, se comporta como una ardillita asustadiza. En cambio, cuando estamos solas y se tumba en la cama, con eso rasgos tan étnicos que tiene y esa mirada rasgada, parece una pantera. ¡No sé por qué! Cada vez que la veía tumbada en la cama de Smille, la imagen de una pantera me venía a la cabeza. Fui muy consciente de ello cuando llegamos a casa de Smille por segunda vez tras la crepería y nos quedamos remoloneando una horita y media. Mm. Bueno, yo remoloneaba entre abrazos con el peluchón de oso blanco de Smille mientras Bestia Parda y la semi-anfitriona intentaban arreglar el sobresaturado ordenador de la última, pero Bestia Parda no me iba muy a la zaga. Me comencé a encontrar mal y mal por momentos, de modo que cuando decidimos abandonar su casa tuve que rogarles una y otra vez (y no son fáciles de convencer aunque te estés muriendo) que me llevaran a mi casa. ¡Al final lo hicieron! Final casi feliz.

¡Ah, ah! ¡Y para el día del padre, San José, le regalé a mi padre un colgante y una pulsera de hombre a juego! ¡Le gustaron, sorprendente! Y eso que mi señor padre no es muy de llevar ornamentos. Cuando fui a la joyería les dejé bien claro "¡Para hombre mayor, consevador!" (en estilo), y me contestaron en catalán: "Me imagino que será un hombre alto y grande". ¡Nada más cerca de la realidad!

¿Oh? ¿Qué es esa cara? ¿Cuento mucho para haber declarado lo poco que tengo que contar? Bueno, esto no es más que el precalientamiento. Me gusta esa mirada. ¿Sabes escuchar, verdad? Realmente empiezo a sentirme como los príncipes 2D de los CD Otome Game Drama que acostumbro a escuchar: todo me lo digo y hago yo solita.

Aoi B - Di "aaah", mi dama Yuki-sama.

Y - Aaamh~.

Aoi B - Ahora llega la sopa hirviendo~♪.

Y - Mm, pareces tan feliz con el orden reverso de nuestra comida. No. Mi comida. ¿Tú no comes?

Aoi B - Comerse a su dueña sería demasiado para este perro, mi dama Yuki-sama.

Y - ¡No te pido que me comas a mí!

Aoi B - [Risillas]

Y - Continúo, continúo. El miércoles pasado fue... ¡mi primera fiesta de pijamas en toda mi vida...! También fue la primera vez en mi relativamente corta existencia que me quedé en casa de una amiga. La madre y hermana de Bestia Parda han vuelto a Perú este mes, así que hemos aprovechado que solo están ella y su padre para pasar la noche en vela. Y yo que planeaba ir a la cama a las doce de la noche como pronto. Qué injusticia tener que soportar los malos hábitos de sueño de Bestia Parda y Smille, cómo se nota que no tienen perro que pasear por las mañanas. Miré el reloj continuamente, así que tengo el tiempo de ese día tan largo muy medido, cronometrado.

A las ocho y media de la noche comenzamos con una de las noches más largas que he tenido la oportunidad de vivir. El día anterior acababa de ver el final de Inuboku, ¡así que como cabe esperar estaba que me subía por las paredes! Y emocionada perdida porque le pregunté a Bestia Parda si podía traer algo (jamás le diría el qué, la dejé en la inopia para crear una agradable atmósfera de intriga y por encima de todo que no empezara a quejarse) y me contestó que claro que sí. ¡Qué nervios, qué emoción! Tenía muchas ganas de verlo con ellas, sobre todo con Smille, con quien más cosas tengo en común y gran fan de Sebastian. Sabía que le encantaría, como sabía que si se lo recomendaba sin más no lo verían en su vida. Así que las obligué a ello. Ju. Ju, ju. ¡Ji, ji, ji...!

Sin escapatoria. Sin puerta. Sin ventana ni control sobre su cuerpo de lo mucho que les iba a gustar. De esta forma predecía yo el futuro. ¡JA, JA, JA...!

Aoi B - Di "aaah", mi dama Yuki-sama.

Y - Aaamh~. ¡Quema...!

Aoi B - ¿Lamo tu lengua mientras llega el próximo postre, escaldada milady?

Y - O esperamos al segundo helado o me desplomo aquí mismo sin necesidad de desmayo ni de abrir los ojos de nuevo en esta vida.

Aoi B - [Sentándola frente a él, yendo y volviendo] Di "aaah", mi acalorada dueña.

"Aaah~♥" no lo puede hacer cualquiera.

Aoi B - ¿Mejor?

Y - [Asintiendo con ligero frenesí] Desgraciadamente por lo que parece Smille está siempre muy solicitada, ¡y ese día no iba a ser diferente! Tenía no sé qué festividad china que celebrar con su familia; no la vimos hasta las once. Mientras tanto, cenamos unas pizzas precocinadas que compramos en la tienda de al lado y acto seguido Tornillo se emocionó con las bolsas de patatas fritas ¡y abrió una, abrió otra, e intenté detenerla, pero no hubo manera, y las pinzas escaseaban para cerrar tanta bolsa...! Después de eso vimos una película americana mala y grotesca hasta la náusea (soporté alguna que otra arcada), llegó Smille como la luz de la salvación y entonces puse Inuboku. ¡Se veía de bien...! Les gustó tanto que vimos cinco capítulos seguidos. Y habrían visto hasta el nueve (que fueron los que traje) de no ser porque Tornillo y yo dijimos ¡basta!

Lo importante es que las enganché. Misión cumplida. =w=*

Tras lo dicho, hacia las tres de la madrugada nos metimos las cuatro en la cama de Bestia Parda, pijamas puestos, nos sentamos estilo indio y estuvimos hablando un buen rato de cosas que no creo que vuelva a recordar. Ellas bebían vino y yo, como no bebo, agua. Poco más y la colcha de Bestia Parda se tiñe por entero de rojo, suerte tiene de que la tela sea oscura.

Bestia Parda estaba como una pantera que ha ingerido cafeína por voluntad propia. Cada dos por tres saltaba con un "hablemos", "hablemos" y más "hablemos" (en caso de dirigirse a Tornillo, añadía o tornaba a "bebamos") incluso después de conseguir apagar la luz. Lo que sea menos dormir. Mira que le tengo dicho que si no duermo no soy persona, que no querrá verme sin mis horas de sueño cumplidas...

Fue una lucha constante, pero la verdad es que aunque fui yo la primera en proponer ir a la cama, muy a pesar de ello luego me dejé llevar por los acontecimientos y la persona de Bestia Parda cafeinizada y la cosa terminó con una ligera llamada de atención por parte del dúo Tornillo-Smille. ¡Pero no se llegó a la reprimenda! Ni al increpar. Pero a la quejumbre...

Pasadas unas decenas de minutos ¡que no tuve en cuenta...!, jugamos al tetris con nuestros cuatro cuerpos para ver cómo demonios cabíamos en aquella cama. Hubiera dado el pie de Bestia Parda por lograr la desaparición de una mera línea.

La cama de Bestia Parda es una cama grande de matrimonio, como la de Smille (¿¡por qué esta gente no tiene camas normales de soltera como una honesta servidora?!), razón por la cual Tornillo insistía con que cabíamos, que cabíamos, ¡claro que cabíamos...! ¡Si solo hacía falta que nos pusiéramos todas de lado! Pero en la ejecución del acto, ¿lo hacíamos todas? Aseguro que no. No obstante, no quería ser yo quien se alejara del grupo y me hacía ilusión dormir con ellas, así que nos apretujamos como pudimos y charlamos de todo un poco hasta tocar las cuatro de la mañana, cuando se calmaron los ánimos y Smille fingía estar dormida a mi lado. Omitiré la serie de movimientos con cambios sucesivos de posición que hizo falta para acabar como acabamos. Solo diré que Smille se negaba a dormir a mi lado pero al final lo hizo contra la pared, que yo quería dormir contra la pared, que Bestia Parda tiene las manos muy largas (y diminutas), ¡que poco más y me deja tuerta! y que Tornillo es la única que sabe comportarse más o menos. Más o menos.

¡Y que siempre estaba en medio!

Durante la hora que separa las cuatro de las cinco, una yo aplastada por los cuerpos semiinertes de Smille en mi frente y Tornillo en mi espalda tanteó todas las posturas inamovibles posibles. No había un solo resquicio en el que poner mis brazos, por lo que no sabía qué hacer con ellos, y tampoco podía moverme un ápice por temor a despertar al gentío que me oprimía, ¡no!, ¡que me exprimía como un limón! Afortunadamente, gozaba de un perfecto y reducido cuadrado en el que constantemente aspiraba encajar los brazos que me sobraban en aquella lata de sardinas puesto que Smille, no sí muy bien por qué, había decidido dormir a la altura de mi pecho. Pero a los diez minutos descubrí que más que una fortuna era una desgracia, porque entre otras cosas empezaba a aterrorizarme la idea para nada descabellada de acabar propinándole un codazo en la cabeza.

Con la llegada de las cinco de la mañana, resignada hasta lo más hondo de mi alma, tomé la decisión que pude prever con solo oír, que no escuchar: "dormiremos las cuatro juntas".

Me levanté con toda la delicadeza de que fui capaz, me enfundé las zapatillas que me había dejado la anfitriona y me lancé a la habitación y lecho de la hermana de la misma como una saeta. ¡Qué frío hacía! Entre esos cuatro cadáveres temporales que me habían prensado como a una hoja de papel me había muerto y derretido de calor de tal manera que Bestia Parda terminó por ofrecerme una de sus camisetas (que acepté gratamente), pero allí, bajo el fino cubrecama de aquella habitación vacía... era como pasar del infierno al mar de hielo de los Polos.

Así que tuve que volver al cuarto que encarnaba las brasas del infierno para recuperar la parte de arriba de mi pijama. Y aún así tuve frío, ¡pero conseguí dormirme! Sí, conseguí dormirme... Y a las dos horas de conseguirlo, va Bestia Parda, abre la puerta, enciende la luz, suelta un "¡Uy!" o algo por el estilo, la apaga, ¡y se va! ¡ME DESPIERTA! ¡A MÍ! ¡A MÍ! ¡GROAAAAAARRRRRGHHHGGGG! Dios sabe que intenté por todos los medios recobrar la dicha del dormir una vez más. Pero eran las ocho. ¡Las ocho de la mañana! ¡No había dormido ni dos horas! Seguí intentándolo, ¡a los lectores y por escrito pongo por testigos de que seguí porfiando en mi cometido! Pero antes de las nueve lo dejé estar. Fui a por mi bolso, me vestí, me peiné, hice la cama de la hermana de la USURPADORA de mi alegría nocturna, doblé la camiseta que me había dejado la condenada por mi pluma, bolígrafo y teclado, la dejé encima de la misma cama que me había acogido aquel escaso par de horas y poco más, busqué papel y algo con lo que escribir un buen rato, y entonces comencé a escribir una nota que acabaría siendo una carta muy larga de dos hojas a dos caras plasmando mi indignación ante la desfachatez de esta amiga tan enemiga que tengo.

Escribí una carta de muerte. *^*

Pero tranquilo. No utilicé mi cuaderno para nada sospechoso, ¡cómo iba yo a caer por segunda vez en tamaña desgraciada con cien víctimas colaterales justas...!

...de no pasar nada en absoluto... ¬﹏¬

Y - Mira que la avisé, de verdad que la avisé de las consecuencias de no dejarme abrazar el sopor de la somnolencia... =_=*

Me costó lo indecible encontrar papel y algo que escribiera decentemente, pero cuando lo conseguí, me sumergí en el frenesí extasiado de la fluidez de palabras que brotaba de mi pecho enardecido, que iba arriba y abajo motivado por la pasión a la que me acostumbra llevar la indignación... y casi todo. Como suele pasarme y decirse, salieron solas.

Lo malo es que me vi obligada a escribirlo de pie sobre una mesa bastante más baja que yo, que por cierto soy una de las más altas del grupo, ¡ejam! Así que os podéis imaginar la escena. Dieron las nueve y decidí que era hora de marchar. Dejé la carta de muerte en la mesa del comedor, entré seis veces en la habitación para recoger mis cosas, sin hacer ningún ruido (¡a ver si aprendes, Bestia Parda! Así se lo comuniqué por escrito, a grandes rasgos). Al verlas dormir repetidamente tan a gusto, tan plácidamente y para mayor calamidad y envidia mía solo a dos de ellas, ¡DOS!, me hirvió las sangre que corre por estas venas. ¡Todo el espacio que me había faltado! ¡Tanto espacio! ¡Estaban fritas! ¡Por Dios, solo había dormido dos horas, las mismas que eran ahora! ¡¡Por culpa de la anfitriona!! ¿¡Pero tan difícil es suponer dónde estoy y, si no se está segura, dejarlo estar?! ¡Y había tenido que soportar sin querer hacerlo todos aquellos ruidos y estruendos masculinos, tan terroríficos, aquella misma madrugada, mientras ellas soñaban con Miketsukami! ¡Qué miércoles tan largo!

Así que añadí sortilegios de maldecir (es decir, expresé mi irritación larga pero rigurosamente) a la carta de muerte, básicamente lo que he expresado aquí, eché una ojeada más a la habitación, al salón y al pasillo, me adentré en él y llegué hasta la puerta. Ojeé su madera un espacio más corto que largo de tiempo, porque en mi interior me afligía no poder estar ahí cuando se despertaran y leyeran la carta mortal, ni poder ver sus caras sin duda divertidas y sin un mero ápice de congoja por el humor de perros que me había provocado cierta mujer y propiciado entre todas. Finalmente, cogí las llaves que colgaban de una percha, abrí la todavía cerrada puerta, y marché.

Al llegar a casa sorprendí a mi padre, que no esperaba verme ya ese día antes de irse a trabajar (pero yo ya tenía planeado cumplir con mi deber y rutina de todos los días festivos), hice los baños y acto seguido, a las diez y media, aceptando cumplir la recomendación de mi padre, me entregué como una amante a los brazos de mi entrañable cama desnuda solo para mis empañados ojos hasta disipar el cansancio. Me fui despertando a ratos, pero lo importante es que me despejé lo suficiente para despedir a mi padre con la pesadez de carantoñas que acostumbro y sacar al perro a la una. Seguía de muy mal humor para según qué cosas, no obstante, pero tal y como ocurre con los perros, dependiendo de la persona o animal que se me ponga delante reacciono de forma muy distinta.

Ese mismo día, por la tarde, se me explicó la versión de los hechos ocurridos en mi ausencia por parte de Bestia Parda y compañía. Parece que casi solo voy a hablar de ella.

Paradójicamente, para cuando se despertaron y leyeron la carta, primero Tornillo imitándome y luego Bestia Parda releyéndola e imaginándome pronunciarla con ese énfasis tan mío, les hizo tanta gracia que no solo Bestia Parda rodó entre carcajadas en su propia cama (¡exagerada!), sino que la misma me ha prometido llegar al extremo de enmarcarla. Pero si está a dos caras.

Me lo pasé bien.

Aoi B - ¿Así es cómo terminaste tu carta de muerte, milady?

Y - Exactamente. ¿Cómo lo sabes? ¡No! ¡Olvida la pregunta! Mejor te cuento mis anécdotas finales. ¡El viernes vinieron a cenar mi primo de Algeciras, cuyo nombre se repite en las personas de mi primo catalán, mi hermano, mi padre y mi abuelo en paz descanse, y su novia. Nos lo pasamos bien. ¡Y lo más importante...!

¡Hoy he hecho un bizcocho yo solita! ¡Sola, como la una! ¡Incluso me he encargado de la parte fogosa, y eso que rara vez enciendo el fuego! He probado un cacho ¡y está riquísimo! ¡Qué rico, qué buenísimo que me ha quedado aunque esté mal que yo lo diga!

Cuando era más pequeña mi señora madre y yo los hacíamos muy a menudo, y yo me encargaba de mezclar y batir la masa, así como de cascar los huevos, engrasar de mantequilla la olla agujereada (por el agujero de en medio), rallar la cáscara del limón... bueno, hacía un poco de todo excepto encender el fuego, por lo que me acordaba muy bien de cómo hacerlo, y de lo que no me acordaba me lo recordaban. Ha sido sobrecogedoramente fácil. Más tarde, como hoy es Lunes de Pascua y la Mona en Cataluña, mi madre lo ha decorado con un perrito y un osito de chocolate, además de rodearlo de conejitos de lo mismo.

¡No me refería a eso! ⊙^⊙

Y - Ahora que por fin había olvidado que siempre hay alguno que se escapa, me sigue y se esconde en algún lugar que llame la atención... De verdad que no sé dónde meterlos, entre unos y otros no hay quien coma...

Aoi B - [Haciéndole mimos]

Y - [De nuevo en su regazo] ¿¡Cómo, literalmente?! [Carantoñas de relax] Oh, bueno. ¿Lo haces para confortarme? =///=

Aoi B - [Más mimos]

Y - =¬=···

Portazo

SS - ¡Estás aquí...! [Carraspea] Conque aquí estabas.

Y - Muy pronto me has encontrado, sombrerero agitado. Aoi Blanco, voy a levantarme.

Aoi B - Yo soy todo el apoyo que necesitas, mi dama.

Y - Te dejaré besarme los pies otra vez. =_= [¿¡Otra vez?!]

Aoi B - ♥

SS - Jumf. No puedo decir que me sorprenda. [¿¡De verdad?!]

Y - Quién lo diría a juzgar por tu mirada turbia. Sin embargo ahora eres tú quien está bajo la atenta contemplación de mis pupilas y a quien me acerco. [Llenando su mano son su mejilla]

SS - [Risilla de no poca altivez] Resulta poco menos que un milagro verte capaz de llegar sin ponerte de puntillas.

Y - [Destello] No destroces la tensión del momento, ¿quieres?

SS - ¿Qué pretendes?

Y - [Amplia y afilada sonrisa malvada] Mi próxima cita será contigo.

SS - [Traga]

3 comentarios:

  1. Oooh, ¿los maridos no se disculpan? OwO ¡Qué futuro marido más malo es SS! XD
    Siempre queriendo romper huesos, ¿eh? ¿No estás siendo muy ruda, querida? XD

    O.O
    ¡¡Qué lindo conejito!! ¡Es tan pomposo y útil! *w* Aunque si da pena usarlo para limpiar. ¡Esta tan blanco! XD
    ¡¡Yuno-dono!! ¡Tanto tiempo! Bueno, no tanto desde aquella salida en bañador. Las que si hacía mucho que no las veíamos por estos lares son las siempre comicas AngelYukino y YukinoDemonio. XDD

    ¡Qué fuerte es Yui! ¡¡Y qué cara de loco!! Me sorprende la fuerza que tiene es muchacho. XDD
    Queda claro que Yui no es un hombre de campo aunque se disfrace de uno. No tiene idea, pobrecillo. XD

    ¡Oh! Qué increíble, ¿estuviste ocupada con los hombres, otra vez? Bueno, eso no sorprende. XDDDD

    Qué amable tu futuro marido… Te lastima y luego te cura. Jajaja, eso es amor del más puro. XDD

    Uuuh, qué buena pregunta la de AngelYukino y pobre YukinoDemonio. ¡No estaba molestando a nadie! XDD

    Ahahaha, si vas a comprar deberías traer regalos para todos. Y darle un látigo a SS y una vela para Yui. XDDD Bueno, y algo bonito y rico a Alicia. XDD

    Vaya, vaya… Hasta que por fin se digna a salir el señorito Hibari. Jum, qué linda expresión. XD

    ¿Miketsukami-kun? ¡Oh, qué hermosa sorpresa! XD

    Es… ¡es cierto! ¿Cómo es que Aoi Blanco sabe todo eso?
    Ah, claro… Te vio mirando InuxBoku y de ahí lo conoce tanto. XDD
    ¡Qué feo sono eso! Miketsukami-kun no es un perro callejero, él ya tiene dueña… Aoi Blanco está muy celoso, Yuki… UwU

    Waaau, gano un premio Smille-san. ¿Es que acaso sabe dibujar? Debe ser muy buena en ello. O.O Me alegro por ella. XD

    Oh, me alegro de que tengas más tiempo para estudiar. XD Yo hasta mayo, no tengo los exámenes. XDD

    ¿Qué es ir muy a la zaga? Cuando decís:”… pero Bestia Parda no me iba muy a la zaga”
    Juju, son crueles y difíciles de convencer, ¿eh? Pobrecita, mi querida Yuki. ¿Tuviste que esperar mucho para ir a tu casa?

    Bueno, era lo más normal del mundo que si vas a quedarte a dormir con amigas duermas bien tarde. Es que nadie quiere dormir. Es muy divertido y más si miran anime. XDD
    ¡¡Qué rico, patatas fritas!!
    ¿Taaan mala era la película? ¿Te acordas como se llamaba? XD
    ¿Estabas cansada por eso dijiste “basta”? ¿Tornillo-san por qué dijo “basta”? XDD
    Yo mire y mire los capítulos hasta que los ojos me quedaron rojos. XD

    O___O
    ¿¡Les gusta el vino?! OwO Qué interesante gusto… ^w^

    Yo tengo una cama de soltera. Pero si se invita a alguien siempre es mejor tener una cama grande. XDD Igual, máximo en una cama matrimonial entran tres personas. XD

    Ajajaja, son un desastre. Pero lo importante es divertirse, si no se puede dormir, se descansa una vez llegada a casa. XDD
    Qué lástima que hayas tenido que irte… ¿Ósea que durmiendo las cuatro juntas no pudiste pegar un ojo, por así decirlo?
    Debe haber sido muy incomodo… O.O

    ¡Pero no dijiste que escribiste en la carta de muerte!
    Me dijiste que si quería enterarme tenía que leer la Ensoñación… =w=
    *movimiento con una mano de no que "no es importante"*
    Igual, no importa pero... XDDD

    Me alegro de que te lo hayas pasado bien. ¡Creo que te lo pasaste muuuy bien! XDD

    ¡Oh, visitas! Con lo agradables que son las visitas. Ahora que recuerdo tengo ir a ver a mis primas. Pero me da tanta fiaca… XD
    ¡Bizcochos! ¡Me encantan los bizcochos! ¡Por Dios, creo es lo qué mas gusta! XDD
    Qué bueno que sepas hacerlos. XDD ¿Y tu querida madre sabe decorar? Que genial, mi madre no sabe. XDD
    Lunes de Pascua… ¿Y qué es la Mona en Cataluña? O.O

    ¿Es un caracola de chocolate rellena con un conejito de chocolate? XDD
    ¿Se acostumbra regalar conejitos de chocolate por alla? ¡Aca, si! ¡Y me encaaanta! XDD
    ¡Aaah! No es chocolate. XDDD

    Bueno, creo que a nadie le sorprende ya. XD Ese Sombrerero aprende rápido. XDD

    ¡¡¡SIIII!!! ¡¡Por fin!! Ajajajajaa, no puedo esperar para verlo. XDDDDD

    ¡¡¡Me en-can-to la entrada!!! ¡Estuvo buenísima! XDDD Me rei mucho y todo lo sucedido es genial. Cada quiero un poco más al Sombrerero. XDDD

    ResponderEliminar
  2. ¿Mi marido se ha disculpado alguna vez? XD
    ¿No te he dicho que SS hace aflorar mi lado sádico? Gajes de la ruta del mujeriego. ¡Soy sádica, como una ventana! XD

    Guau. Estaba casi segura de que llamarías a la protectora de animales después de ver mi coejito-mopa. OwO
    Sí, empezaba a echárselas de menos. ¡Así que he aprovechado la Ensoñación para sacar a tres de los personajes que hacía más tiempo que no salían! Menos mal que tengo las Ensoñaciones para eso, si no, me preocuparía qué hacer con ellos. XD

    ¡Es por el esfuerzo...! La verdad es que no nos irá mal tener una granja a lo Harvest, al pobre Yui, en varios sentidos, se le está acabando el fondo monetario. ¡Mucho ha durado!
    ¡Pero es un hooombre! XD

    ¡Eso lo ha dicho Yuno-dono para hacerme la puñeta y avivar las llamas del pecho de SS! Porque sí que he estado ocupada con hombres, pero era el dúo masculino de los hermanos Aki, ¡no puedo decir que cuente! >º<

    La culpa fue suya por preguntar lo que no debía. Si es que a quién se le ocurre preguntar quién va a ordeñar al toro, Dios mío, esas sí que son una pareja SM. XD

    Purísimo, Debrah, purísimo. Es como si se arrepintiera, ¿no? ¡No! ¡No se arrepiente! Lo que no quiere es que mi auténtico marido me cure y toque. UwÚ
    O_O
    N-no puedo dejar que se entere de quién me ha estado curando... =﹏=

    ¡Quieres que me arruine! XD
    Sería divertido al principio y peligroso para siempre, eso de regalarles un látigo. XD
    Estoy por comprarle un collar caro y comestible para satisfacer sus juegos de palabras. XD

    ¡Porque he ido a buscarlo! Normalmente solo sale en las Ensoñaciones y secciones anecdotiles en general, pero próximamente... =¬=*

    Era necesario que saliera después de la ficha y de que Aoi Blancos ea exactamente igual que él. ¿Qué te ha parecido su nueva forma? ¿Parece o no parece un anfitrión? XD

    Aoi Blanco lo sabe todo, y lo que no, finge no saberlo... ^﹏^
    ¿¡Celoso, él?! ¡Pero si es la primera vez que habla ligerísimamente mal de alguien bajo indirectas muy indirectas! Más bien es muy protector... sí... [Sudor]
    Además, al contrario que Miketsukami con su dueña, Aoi Blanco no me ama. UwU

    Oh, no, lo que hace es photoshop. Hace concursillos por internet ¡y ha ganado doscientos euros (un poco más que 200 $)! ¡No está mal! ¡Sobre todo si nos invita a una cena, ñam! XD

    ¿¡Intentas darme envidia, descaradilla?! XD

    Ah, quiero decir que "no iba muy por detrás de mí", vamos, que me seguía el ritmo de vagancia. XD
    Un poco, pero lo importante es que conseguí aplacar su implacable tenacidad. XD

    Lo entiendo, pero lo que no tiene perdón de Dios es lo que me hizo Bestia Parda. *^* <- maldiciendo literal y mentalmente. ¡Aura negra!
    ¿Tanto te gustan? XD
    ¡JAMÁS pronunciaré el título de aquella horrenda película! ¡Me llevaré ese asqueroso recuerdo a la tumba! >`<
    Dijimos "basta" porque llevábamos 5 capítulos después de una película de hora y media y por genial que sea la serie a esas horas de la mañana era mejor ir preparándose para dormir. Y aún así estuvimos otra hora charlando. XD

    A Bestia Parda le gusta todo lo que lleve alcohol en general. ¿A ti no te gusta el vino? ^º^

    ¡A mis brazos, hermana de cama individual! XD
    ¡Si es que es lógico! Pero ellas, por mucho que sean de números, no calculan el espacio... UwU

    ¡ELLAS son el desastre! XD
    Ni uno, fue imposible. ¡Ey, me gusta que uses dichos! XD
    Por lo menos me he llevado una buena (y laaarga) anécdota, como ese miércoles tan largo. XD

    ResponderEliminar
  3. ¿Te has quedado con curiosidad? =w=*
    Je, pero muchas cosas de las que puse en la carta las he plasmado aquí. XD

    Esa es la impresión que te han dejado mis efusivas quejas, por lo que veo. Cuando llegamos a la parte de la cama describo y me explico cada vez mejor, ¿verdad? Ahí fue cuando me tocaron la fibra sensible de la ira y el despecho nocturno. XD

    Ya tengo algo que prepararte para cuando vengas, pues. ¿Te gustan los de limón? También sé hacerlos de manzana y chocolate, pero el de limón es el predilecto de mi estómago. XD
    ¡Ah, sí, quería explicártelo, ya que me lo preguntaste! La Mona es básicamente un bizcocho con figuritas de chocolate. Se supone que se los dan los padrinos a los niños, pero en casa lo hacemos para nosotros mismos. XD

    ¡No, no, es el bizcocho que he dicho! Pero como estamos en una cafetería, Conejo marrón nº7 se ha escondido en el lugar más llamativo que ha encontrado. XD
    Ah, bueno, los conejitos de chocolate se usan para decorar la mona. XD
    ¡Bien, pues te regalaré cuantos quiiieeeras! XDD

    ¿En serio? ¿Tanto? Será que soy más divertida de lo normal cuando me quejo. XD
    ¡Las descripciones cómicas y en negativo son mi especialidad! Bueno, las descripciones en general. XD
    ¡Ja, ja! ¿En serio? ¿Te gusta cómo lo hago sudar? Con él puedo ser abiertamente infiel. Aunque no sé si se puede considerar infidelidad ya que no somos pareja. XD

    ResponderEliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas