sábado, 5 de mayo de 2012

Ensoñación 08ª - Efectos secundarios

Yukino - [Viendo Mientras Dormías toda sonrojada y feliz de la vida]

Sombra de Sombrero - [Ojos en blanco]

Y - [Florecillas flotantes alrededor de la cabeza incluidas]

SS - Mi mujer no debería...

Y - Vamos a verla hasta el final. =_=

SS - [Tic en ceja] Mala mujer...

Y - ¡Me niego a la opción vampírica! ¡Tanto vampiro cansa! ¿Por qué se enamoran de la comida? ¿¡Es que no les han enseñado modales?!

SS - ¿No puedes ser obediente de una vez por todas?

Y - Porque estoy destrozada, mafioso empedernido, por eso. ¿Creías que iba a dejarme arrastrar por ti, que nos ahogaríamos en té en algún lujoso y lejano lugar de tu estilo, pasearíamos por la ópera o algún otro cliché como si fueras mi auténtico marido? Apuesto la vida entera de Yui a que me ibas a llevar a una iglesia. [Silencio]

Sabía yo que las visualizaciones me serían útiles algún día. =ω=~♪*

Y - ¡No conservo los puntos de emoción ni vitalidad suficientes! [Cada día hablas más como si la vida fuera un videojuego] ¿Y qué? Entre la Feria de Abril a la que fui con mis amigas el viernes pasado-pasado por diversión y la huelga de antes de ayer y el día anterior a la que me forzaron a "asistir" entrecomilladamente, entre lo acontecido y por acontecer, mi cuerpo no soportaría tus ataques con pistolas incluidas. Por no hablar de los ataques desde el techo por parte de Ace. ¡No finjas que no recuerdas mis agujetas!

Una cita tranquila no está nada mal de vez en cuando: esperemos a que el efecto posada restablezca mi ser. No es necesario añadir que es de tu pleno gusto.

SS - [Frunce el ceño] Jumf.

Y - Pero lo frunces sonrosado. [Punzándole el ceño con el índice]

Yuno-dono - Yukino-sama. =w=···

Y - De todas formas, ¿no es esto lo que hacemos siempre? Hablar, hablar, ¡charlar...!

Ace de Corazones - ¡Discutir!

Yd - Yukino-sama. =w=

Y - Incluso aunque me dispares o Ace me atraviese con su espada, ¡seguimos conversando!

SS - Jumf. Mi esposa tiene mucho que decir.

Y - No me estropees el día, querido.

Yd - ¡Yukino-sama! =w=!

Y - ¡Mira, yo-yo!

Yd - ¿Padece mucho estrés últimamente, por un casual? =w=

Y - ¡Están dando Mientras Dormías! Cuando era pequeña la veía cada dos por tres, siempre que estaba malita. ¡Imagínate lo mucho que la veía! Me encantaba, ¡me encantaba! Y le decía a mi madre "¡La peli de la Lucy, vamos a ver la peli de la Lucy!". Aunque también me confundía cuando era pequeñita y muchas veces decía "peluca" por "película"... ¡vamos a ver la peluca de la Lucy!

SS - Cédeme el aparato a distancia, si eres tan amable.

Y - [Alerta] ¿Qué vas a hacer con él?

Ace de ♥² - ¡Toma!

Y - ¡No...!

⊙^⊙

Yd - [Sorprendentemente abrumada]

Y - ¿Por qué lo has hecho esta vez? =_=

Yd - [¿¡Otra vez?!]

PLAF

Y - [Media cara al rojo vivo]

Yd - ¿¡Cuántas veces ha permitido que esto pase?! =wó

Y - Como iba diciendo, ¿por qué? =/-=

Yd - ¡Yukino-sama! ¡No se ignore a sí misma! =0ó

Y - No importa cuánto suceda: Ace le sigue pasando el mando. ÙwU

SS - ¿No debería montar un escándalo cuando mi mujer se ha pasado la infancia admirando a otro hombre?

Y - ¡Ni siquiera te conocía!

SS - Me confundes con tu amante.

Y - ¿¡Otra vez con lo del amante?! ¡Tú no conoces el verdadero concepto y significado del amante! [Se levanta del sofá] ¡No sabes lo que es el amante!

SS y Ace - [La siguen]

Y - [Volviendo con Yoite en brazos] ¡ESTO es un amante!

Yoite - . . . . .

SS y Ace - .../¡Ja, ja, ja! [Se sientan como si nada hubiera sucedido]

Y - [Alzando a Yoite cual Simba del Rey León] ¡ESTO es un amante! ò^ó

SS - Eso es una mascota.

Y - [Venas floreciendo] Creo que a partir de ahora dejaré que seas tú quien corra con nuestros y más concretamente mis gastos.

Yd - [Contemplando como vuelven a sus posiciones iniciales con el plus de un Yoite en plena angustia existencial en brazos] Entrañable, Yukino-sama, ¿pero me podría dilucidar qué hace Yui iracundo y descontrolado gritándole a las ventanas como si se apoderara de nosotros el fin de los tiempos y el Infierno? =w=*

Y - Tienes razón, voy a devolver a Yoite a su sitio. [¡Arriba!] Encargarme del dúo dinámico procedente de esos sueños míos tan macabros me arrebata demasiada atención como para asegurar la continuación de su amorosa angustia existencial. [¡A la habitación secreta! Con su residente permanente en brazos]

Yd - [Frustrada] Yukino-sama, creo que no comprende la gravedad del asunto: está lanzando vacas. NUESTRAS vacas. =﹏=

Y - [De nuevo entre el dúo dinámico del sofá, misma posición, para demostrar que a la segunda va la vencida] ¿Has regresado a tus calmos cabales? Qué rapidez. ¿Aun así no lo sabes tú sola? Qué fracaso de yo-yo-eficiente.

Yd - Reservo mis esfuerzos para este horrible mes que nos espera. =w=lll

Y - Malditos exámenes finales concentrados todos en una misma infernal semana, ni que fuera la Selectividad... =_=

Yd - ¿Por qué está Yui como está, si es tan amable? =w=;

Y - Dedúcelo. Si mi clase fuera una clase normal, el pánico sería tal que así:

Aunque teniendo en cuenta las bajas y la de compañeros anónimos que han caído presa de la enfermedad y la presión, esta imagen se acerca bastante a la realidad. =~=
Qué pánico. ╥º╥

Y - Así estoy yo por dentro, como una multitud para el arrastre. ¿Sabes? Soporto muy mal la presión. Eso creo. Hace un par de semanas me encontré con mi compañero de biblioteca hablando con Héctor. Casi paso de largo. En cuanto me percaté, cruzó por mi mente un "¡mis dos hombres!" (qué difícil es para una futura filóloga hacer amigos masculinos y qué fácil para los futuros filólogos los contrario). Me acerqué a saludarlos ¡y mi más bien ex-compañero de biblioteca me abrazó! ¡Es la segunda vez! ¡Y delante de Héctor! Solté un "¡Qué abiertos sois los universitarios!".

Además, por lo que se ve mi amiga Miki le ha hablado sobre mí, qué cosas, a una amiga suya que vive en Japón como buena japonesa que es, y por lo visto le ha dado tan buenas referencias que esta se ha interesado por mi persona o mi trabajo, ¡y quiere hacer un trabajo sobre este mi Otaku Hen! ¡En Japón! Este siempre a sido un blog internacional, ¡pero alcanzamos las altas esferas del otakismo! Qué alegría más grande, ¡más enorme!

¡Para redondear Héctor ha alabado mi regreso a las diademas! Bien sabes que antes siempre las llevaba, que tengo una vastísima colección. ¡Pues me ha dicho que estoy muy guapa! Sí, con este peinado, sumado el flequillo, mal no me sienta.

¡Oh! Y este miércoles una compañera china que acabo de conocer me ha dicho que parezco inglesa, alegando que por mi piel, a lo que contesté levantando mi albo, que no vampírico ni fantasmagórico brazo: "¡Nop! ¡Yo lo que tengo es piel de noble que evita salir a que le dé el sol!".

¡¡Y le caigo bien a la madre de Smille!! Me ha contado que por como me visto, muevo y comporto, parezco una muchacha responsable y ordenada, lo cuál mi tan querida asiática amiga secunda. ¡Le caigo bien a alguien! ¡Es la primera vez que me aseguran que caigo en gracia a un padre o familiar siquiera!

¡Por penúltimo, pero no menos importante: se juntaron, como cada año, el cumpleaños de mi santo padre y el Día de la Madre (primer domingo de mayo)!





Seguro que ya sabéis para quién era qué regalo. ¡Éxito absoluto!

A mi señor padre se le ocurrió por obra mía inmortalizar el pastel cuando ya había cortado un trozo, ¡pero como aun así era muy fotogénico, quedó igualmente bien!

Cuántas emociones en tan relativo poco tiempo...

Pero todo eso es o positivo o, como en el caso de la chinita, neutro. Por lo que tiene un pase. Pero lo que he pasado con la huelga... lo que me han obligado a tolerar no tiene nombre. Si bien en sí no es grave... ¡me pone de los nervios! Por no añadir que me llenan de oscuros y negativos deseos sin el amor 2D siquiera como punto de apoyo. Es pura violencia por lo que clama mi alma. =_=

No obstante, no me gusta quejarme demasiado a no ser que haya humor de por medio que salve el descontento, ni mucho menos hablar de temas remotamente políticos. ¡Es aburrido! Y acarrea consecuencias problemáticas.

Yd - Si no se desahoga ni aquí, Yukino-sama, ¿de qué sirve Otaku Hen? =w=

Y - Qué gran razón. ╥^╥

Verás, antes de ayer fue mucho más tranquilo que el día anterior. Cómo me gustaría empezar por los tiempos de plata en lo referente a la calma interior para soportar injusticias del alumnado, ¡pero carecería de sentido y haría las cosas innecesariamente complicadas!

Bien, bien. Resulta que han subido las tasas de matrícula de la universidad una barbaridad (66%). Seguramente lo habrás oído en las noticias. ¡Qué digo! ¡Claro que sí! ¡Eres yo!

Pues bueno: esto propicia la época dorada de las huelgas sinsentido. No estoy en contra de las reivindicaciones en general, pero a estas alturas de curso perderse clase cuando queda poco menos de un mes para terminar, ya se ha decidido por mayoría y la subida se ha convertido en un hecho me parece una pérdida de tiempo. No obstante, esto no es lo grave: que hagan huelgas si quieren, tantas como les apetezca. ¿Qué inconveniente puedo albergar? Tengo comprobado que siempre son los mismos los que la hacen; gente de cuarto año que tiene mucho tiempo para gastar y gente que siempre está en el campus fumando no solo tabaco. ¡Jum! Eso es lo que me han dicho todos mis contactos por lo menos, hartos de que siempre se dé el mismo perfil y no sean los mejores estudiantes para dar ejemplo, y lo que he visto con estos ojos míos corroboran su información. Pensaba que eran libres de hacerlo, que en principio no debería de hacer daño a nadie.

Qué error. Lo peor del asunto es que ellos tienen derecho a hacer huelga, pero nosotros no lo tenemos para hacer clase. ¡Bendita libertad! ¿Dónde empieza la mía? Por lo que parece, una huelga no es tal si no se molesta a los demás y se los obliga o a ser como ellos o a quitarse de en medio. Alguien dijo de hacer una huelga a la japonesa, lo cuál sería mucho más productivo y repercutiría menos en los que queremos aprobar. Pero no tuvo éxito.

En fin. Este miércoles me levanté aún más temprano de lo habitual para llegar pronto y tener más posibilidades de evitar que los huelguistas me impidieran entrar. Lo conseguí con asombrosa facilidad y aproveché el tiempo mientras esperaba. Hicimos media hora de clase y de repente empezó a sonar una música estridente por todo el edificio nuevo. Me explico: la Universidad de Barcelona dispone de dos edificios para sus profesores y estudiantes, el nuevo y el histórico. El nuevo es más cómodo en lo que a aulas se refiere, y el histórico más bonito y grande. El nuevo es idóneo para escuchar un grito anónimo en cualquiera de sus pisos.

Fue increíblemente desagradable. Nos abrieron la puerta, los muy desgraciados, una, dos... cinco veces quizá. Se pusieron a cantar de todo: "¡si no estudiamos todos, no estudia nadie!", ¡qué considerados! Incluso cantaron una canción manifestante de Lisa Simpson. En resumen: que tuvimos que abandonar la clase y los cuatro hippies mal contados que formaban la algarabía de pitos y flautas literales nos dedicaron una calurosa, por no decir sofocante, ovación. Les abría echo tragarse las flautas. Básicamente se dedicaban a divertirse y armar alboroto sin sistema ni plan específico, parecía cosa de críos.

Con Historia del Español la cosa fue muy diferente. Estábamos en el edificio antiguo, de modo que pudimos disfrutar de las ocurrencias del humorista de nuestro profesor a gusto. Nos reímos bastante con los comentarios del primer diccionario puro español. ¡Oh, qué maravilla, qué alborozo, qué júbilo de anécdotas piloto!

Sin embargo la alegría de la tranquilidad cesó de golpe con la última clase, Literatura Hispanoamericana. Alguien tuvo la extraordinaria idea de que sería "bonito" llevar a cabo la clase fuera, porque así protestaría hasta quién no quisiera protestar (los que vienen días semejantes no es para unirnos al jolgorio u escaramuza, precisamente). Me sorprendió sobremanera que la profesora fuese menos realista que una servidora y exclamara: "¡Uy, sí, sería precioso!". Y ahí estábamos. Sentados en el asfalto (yo de pie, motivos varios, el más importante que con los botines y el pantalón me era imposible sentarme estilo indio sin partirme en dos. Era incomodísimo [lo intenté], pero me preocupaba más la seguridad de los botines que me regaló mi padre). El viento soplando. Las ambulancias pasando. Las cotorras, ese bello animal, cotorreando. Y la profesora, inaudible. Fahf.

Lo único positivo que saqué ese día, quitando la clase de Historia, fue toparme con mi profesora de literatura catalana del año pasado. Se alegró de verme, ¡y fue recíproco! El año pasado me dijo que quería verme hecha un pendón (refiriéndose a que me moviera por toda Barcelona). Como lo recordaba vivamente, le espeté con la ligera pero agradable brusquedad que da la emoción: "¡Ya soy un pendón! ¡Ya sé ir en metro y ubicarme!". Me contestó: "¡Ya eres una mujer! O casi". ¡Ja, ja, ja!

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - En contraste, antes de ayer, jueves, fue mucho más tranquilo a pesar de ser el día en el que se había fechado de buenas a primeras la huelga oficial. Pude gozar de la clase del Siglo de Oro con toda la tranquilidad del mundo y más sola que la una porque mis compañeras habían faltado más por miedo a los piquetes que otra cosa. Yo no me encontré con ninguno: cómo se nota la diferencia entre el edificio nuevo y el antiguo. Las clases que me tocan en el histórico, por huelga que haya, se pueden disfrutar enteras y sin interrupciones siquiera de pitos y flautas. Tampoco se atreven a abrir las gigantescas y altas puertas de antaño que caracterizan nuestra única vía de escape ¡salida! Quizá quede la suficiente consideración en sus corazones o quizá sea mucho trabajo abrir una puerta de esas que tan fácilmente se atrancan y luego nos dejan encerrados en el aula.

Al acabar la hora y media y dirigirnos a Lingüística, nos percatamos (porque nos lo explicaron tras una rápida decisión) de que no teníamos clase. Había una periodista y una mujer de edad con mil cámaras que quiso hacer una foto del alumnado saliendo de las clases. Yo me quedé rezagada y medio escondida en una columna, porque no quería salir, y luego fui corriendo con Héctor para charlar del asunto. Oí un "¡clic-clic!".

No creía posible la llegada del día en el que me alegraría de poder hacer clase en vez de estar en casa cual festivo. Lo que produce estar a un mes de los exámenes finales, ¡qué terror!

Yd - Lo que me cuesta comprender es el por qué del disfraz de conejita. =w=

Cada uno se concentra a su manera. =^=

Y - ¿Tengo que recordarte en qué granja de conejos vivimos desde hace unas entradas atrás, supuesta yo-eficiente? =-=*

Yd - Resulta poco menos que extraño que dirija y narre sus anécdotas a sí misma. ¿Intenta evadir la cuestión que requiere mi presencia? =w=*

Y - ¿Ves como no estoy en condiciones? Una cosa más y me uno a Yui en la destrucción del universo con sus señores dentro. ¡Lo siento, señores del universo!

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¡Tengo curiosidad!

Médico - Intuyo que hasta a los insectos les afecta que su dueña se halle entre carnívoros.

Los tres residentes del sofá - [Respingo simultáneo fácilmente resumido en: ⊙-⊙]

M - [Apoyando el brazo en el cabezal del sofá, justo detrás de Yukino]

Yd - [Se desvanece pensando en que ya presuponía ella que tendría mucho que ver el que Yukino se encontrara en el sofá apoyada en y cogida del brazo derecho de SS, con la cabeza de Ace en el regazo y para más inri la mano izquierda sobre la cabeza de este y los dedos jugueteando con la misma cabellera]

Visualización más que visión de Yukino:

Estoy fatal. =¬=

Y - [Seria y callada]

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¡Qué cosa más rara!

Y - [Cierra los ojos, índice en el mentón]

Ace - ¡Tengo escalofríos!

Y - [Los abre]

La ruta ha sido escogida.

Y - [Se levanta (vez 3ª)]

M, SS y Ace - [La acompañan]

Yui - [Con una vaca en brazos] ¡LA GRANJA A HACER PUÑETAS!

Aoi - [Peleándose por la vaca] ¡El gran Aoi lanzará más y más lejos!

Y - Yui, déjala en el suelo, animal. ^·^♥

Yui - ¿Yuki-sen...?

Aoi - ¡Ama!

Vaca - [Corriendo habitación abajo]

Yui y Aoi - ¿Dónde está Alicia?

Y - ^º^*

¡Han provocado!

Y - ¡Empujoncito final~♪!

Yui y Aoi - ¡Aaaaaaaah!

Y - Parece que todavía me quedaban puntos de vitalidad extra en reserva. [Sacando una escalera de cuerda del armario y atándolo a la ventana] Ahh, si Alicia estuviera aquí y no lo estuviera ignorando olímpicamente, habría dicho "¡Ji, ji! ¡Ha salido del armario!"...

SS y Ace - [Bajando por la susodicha] El deber de un marido.../¡Ja, ja, ja!

Y - [Supervisando la bajada] Vamos, vamos, no se nota, no se nota...

M - [Mirándola]

Y - ¡Cariño! ¿Sabes qué, sabes qué? ¡Ya han salido los resultados de los exámenes de Medieval y Lingüística! He sacado un 8,5 en el primero y un 9,25 en el segundo, con lo que me he ganado respectivamente las posiciones de 10ª mejor de 81 y 6ª mejor de 78. ¡Qué bien! Y eso que en el control de Medieval...

Verás, constaba de tres preguntas: el Cid Campeador (3,5 puntos), El Conde Lucanor (3,5) y la Celestina (3). Me sabía de memoria la primera y la tercera, pero la segunda, como toda la clase prácticamente dado que era el tema que teníamos que prepararnos por nuestra cuenta, no tanto. Me inventé la mitad, ¡y dio resultado! ¡Éxito, éxito! Y luego, para redondear la felicidad académica del filólogo en practicas, han corregido la entrada sobre Bécquer. ¡29 puntos de 30 y con ello 2ª mejor de 68! ¡He ascendido! La profesora me dijo que estaba especialmente bien el modo en que había sabido articular la respuesta a una pregunta concreta con las demás tensiones que atraviesan la obra becqueriana e incluso el Romanticismo. ¡Pues si está tan bien, haberme puesto 30!

M - [Sonríe]

Y - ... [Roja] ¿Me has echado en falta esta mañana?

Tonfazo

Y - [¡No hay sangre!] Tonfazo que me he llevado por llevar la razón. Claro, sin tu querida, amada e idolatrada protagonista de escenas mañaneras de amor extremo con sangre salpicando las mañanas y despertares no son lo mismo ni tienen gracia, ¿a que no? ¡No! ¡Ah, ser correspondida conyugalmente es...!

Tonfazo

Y - El aire hace a la persona. Vivo entre perros de presa, amado mío: ¡no te asombres de que muerda alguna vez! ♥

M - [Tira las tonfas]

Manotazo

¡Dos éxitos seguidos! Qué poco habitual.

Y - [A la cocina] El 23 de Abril se celebró San Jordi, también llamado Día de la Rosa. Es costumbre en Cataluña, por la leyenda caballeresca del patrón de la comunidad autónoma, que las mujeres regalemos libros a los hombres y ellos rosas a cambio. Es costumbre entre enamorados (¡dónde está mi rosa, cariño!), pero en casa mi padre siempre me regala una. Seguro que ya te lo comenté el año pasado, pero te lo recuerdo.

Mi señor padre nos agasajó ese día con una rosa roja para mi madre y una rosa para servidora. Más una que regalaban en el supermercado y el ramo que le regalé a mi progenitora una semana antes sin motivo en especial (estaba bien de precio y quise darle una alegría), teníamos el florero lleno. La rosa rosa que me pertenecía se marchitó con apabullante velocidad en un solo día, y la roja permaneció esplendorosa y hasta más fresca y abierta. ¡Hum! ¡Qué fácilmente mueren! Por eso entre otras cosas prefiero los claveles.

¡Y el viernes de la semana pasada fui a la Feria de Abril con mis amigas! Dado que antaño emigraron tantos andaluces para Cataluña, cada año se celebra la feria de este mes durante una semana, simultánea a la de Sevilla, y se bailan sevillanas y preparan comida típica de Andalucía. También hay otras atracciones populares de cualquier feria... o eso creo por lo menos, ¡quién sabe cómo serán las ferias fuera de España! A juzgar por los comentarios de Bestia Parda, que es peruana, en cuanto a atracciones tales como los coches de choque, casas de tiro, de terror y esas que te elevan medio literalmente hasta el cielo, no difiere mucho.

Me encanta la comida andaluza. Al principio no tenía ganas de ir cuando Bestia Parda propuso hacer algo especial, pero cuando me enteré... ¡Tenía unas ganas de comer caracolillos!

Al final no me los comí. TwT

M - [Desayunando] Descontrolada.

Y - ¡Pues fue por insistencia de Bestia Parda! No que no comiera, sino que fuera.

¡Bueno! Las cuatro de siempre que somos Bestia Parda, Tornillo, Smille y servidora nos dirigimos desde nuestro barrio hasta el Forum en el que se celebraba la feria andando. Caminamos durante poco más o alrededor de media hora. A Smille y a mí ya nos dolían los pies, ¡pero lo soportamos!

Lo primero que hicimos nada más llegar, como golosas que somos y a pesar de las protestas de Bestia Parda, fue comprar un enooorme algodón de azúcar entre todas. Nos lo acabamos en un santiamén y Bestia Parda, que era la que no quería comprarlo tan pronto, terminó por batallar tanto o más ferozmente que las demás por coger antes de que fuera demasiado tarde. Sin embargo, Smille y yo nos lamentamos muy pronto porque nuestras manos se convirtieron en algo rosa y pegajoso. ¡Y no había ni una triste fuente!

Omitiré cómo logramos salvar la situación manual. =﹏=

Como esto está quedando un pelín largo y soy del parecer que mucho texto sin imagen no es considerado para con mis lectores, ¡una pequeña pausa para ver la espada de Hitsugaya que me compré hace tiempo y que llegó hace menos! Desde China.




¡Es tan bonita!

También soy del parecer de que llega un momento en la vida de toda otaku en la que tiene que tener una espada. =^=*

M - La utilizas para algo.

Y - ...no. Para nada.

M - Je. [Bebe café]

Y - ¡Continuamos!

La primera atracción a las que nos montamos fue, ¡como no!, los coches de choque. Nos costó un mundo convencer a Smille para que se subiera con nosotras y participara, pero entre una Bestia Parda experta en insistencia y una servidora movida por un sentimiento de nostalgia infantil (¡qué recuerdos, qué recuerdos!) pusimos la pica en Flandes. ¡Ja, ja, ja!

Como a Tornillo le sonríe la Fortuna cuando compra cosas y le devuelven de más muy a menudo, compró ella las fichas para conducir. ¡Suerte en acción! ¡Le dieron cuatro en vez de las tres que nos tocaban! La verdad es que ese día nos gastamos un dineral entre todas. ¡Un día es un día!

Nos subimos al primer coche que pillamos, tuvimos que cambiarlos por unos que funcionaran, y una vez decididas las parejas (Smille conmigo y las demás con las demás) y Smille atada como pudo al coche con el... cinturón de seguridad (valiente placebo), ¡pisamos el acelerador! El coche-Bestia Atornillada cogió las riendas de la pista al instante. Nuestro coche de usuarias del mundo 2,5, mientras tanto, atravesaba un problema tras otro. ¡Condenación! ¡Ninguna de las dos sabía pilotar! Yo no recordaba cómo y ella no lo había intentado en su vida (Smille prefiere mirar desde que vino a este aciago mundo tridimensional).

¡Comenzamos a darle vueltas al volante como poseídas! ¡Ella a la izquierda, yo a la derecha! ¡Derecha, derecha! ¡Izquierda, izquierda! ¡Vueltas y vueltas y vueltas! ¡Y venga a pisar el inservible acelerador, que no debía ser sino una decoración sobrante! Habráse visto tamaño espectáculo entre el tumulto de coches de choque. ¡Que los mismísimos conductores de coches de choque se quejaran de nosotras, de que chocáramos con ellos...! ¡Conductores sin principios!

Cuando al fin logramos cogerle el tranquillo y centramos nuestro objetivo en derribar a las feroces contrincantes de nuestras amigas del alma, una pareja de conductores del coche que apodaré únicamente esta vez "Testarudo reiterado" decidió venírsenos encima todas las veces de las que fue capaz durante el viaje que nos quedaba. ¡Jo! Mi, ¡nuestro! objetivo cambió radicalmente y puse ¡pusimos! la concentración del mundo entero en pos de la venganza más caldeada. Sí. ¡Sí! ¡Chocamos con ellos sin control apenas! Y les saqué la lengua. Qué gracia les hizo.

Para cuando nos retiramos medio derribadas de la batalla campal, las veces aparentemente sin final en el horizonte en las que casi me caigo (y me levanté del impulso) del coche, los codazos de Smille en la boca del estómago (se aferraba a mí como un hamster indefenso), los repetidos golpes en mis rodillas que han dejado morado recuerdo hasta hoy en mi piel... me pasaron factura. Casi acaban conmigo.

¡Cómo me gustaría repetir!

Tras la aventura automovilística tocaron los toros para adultos. ¡Guau! Desde pequeñita que no me montaba, y nunca me había atrevido con uno de los grandes (entre otras cosas porque no había tenido la oportunidad). Me emocioné sobremanera y, dado que no hubo forma de convencer a las mironas excopilotos, nos montamos Bestia Parda y yo. Ella detrás, yo delante. Cómo se rieron de los gestos que reflejó mi cara ahí montada, ¡las muy!

Empezó la función y aunque al principio aguanté, ¡el toro me podía! ¡Me aferré a ese tronco enorme como lo haría un koala desesperado, presioné, hundí mis zarpas en la negrura del toro! Y salí volando, escopeteada. ¡Cómo se reía Bestia Parda! ¡Cómo se reía el público que formaban nuestras amigas! ¡Cómo me reía yo y qué cara de pánico ponía! Cada vez que me caía me volvía a montar (y la que se encargaba de insuflar vida a las monturas esperaba a que me subiera, agotada como estaba), pero al final de todo me caí en ese suelo de terremoto y ¡Bestia Parda me cayó encima! Me caí de espaldas y acabé revoleada y medio muerta por obra de los pies de Bestia Parda, que es una asesina en serie y ya había hecho de las suyas. Salimos de ahí despeinadas, con la ropa revuelta y mi cuerpo hecho trizas.

Para rematar la noche, nos adentramos en el Templo del Mal. Habría que vernos. Bestia Parda y Tornillo iban delante, y la temerosa de Smille (a la que prácticamente suplicamos que se uniera por enésima vez) y yo detrás. Smille me cogía de la mano fuertemente, Bestia Parda, a pesar de ir delante, me tenía cogida la chaqueta que llevaba en un brazo (tejana, por cierto. En los toros solo me faltaba el sombrero de vaquera), y con la mano que me quedaba libre agarraba a esta última del mismo brazo que se aferraba a mi chaqueta. Tornillo quedaba fuera de mi campo de visión. Nos movíamos como una tortuguita con prisa.

Debo decir que no me hacía gracia que Bestia Parda me agarrara la chaqueta, me daba la impresión de que la rompería. Pero al final, fue toda una suerte...

Dentro de la atracción había suficiente gente disfrazada y con bastones como para hacernos chillar hasta alcanzar la garganta afónica. Yo no me acostumbraba a los bastonazos en el techo y las paredes, ¡no paraban de hacerme gritar! Iba a la derecha y todo era oscuro y estrecho, por lo que estaba segura de que saldría alguien de las paredes y me produciría un paro cardíaco. ¡Ay! Avanza que avanzarás, subimos al segundo piso. Había una parejita delante de nosotros que nos llevaba la delantera, por lo que Bestia Parda sentía más a salvo. ¡Esa valiente!

De repente el "guía" entrecomillado de voz lúgubre nos advirtió: "No la miréis a los ojos. En ella reside el mal". O algo así. Automáticamente cerré los ojos, Smille llevaba toda la atracción a ciegas, y Tornillo no sé qué haría que no veía más allá del pelo de Bestia Parda. Total, que la única que terminó viendo a la mujer terrible de las cadenas fue esta última. A juzgar por sus gritos, ¡hicimos bien!

Por lo visto la pareja de enfrente se había encargado del monstruo femenino primero, pero dado que no nos movíamos y que éramos tres lastres paralizados, Bestia Parda tuvo la oportunidad de verla en riguroso directo solo para sus amplificadas pupilas. ¡Porque volvió! ¡AAAAH!

La guinda del pastel fue justo al final. Apareció el clásico hombre de la motosierra gritando "¡Voy a por vosotros!". ¡AAAH! ¡Corre, corre, CORRE, por tu madre! Se me fue la mano. Mi chaqueta. ¡Mi chaqueta! Ay, Dios, ¡menos mal que Bestia Parda me la tenía cogida! Ya me imagino la escena:

Servidora - ¡Mi chaqueta!

Bestia Parda - ¡Déjala!

Servidora - ¡Nooo, que es muy caraaa...!

Y tendría que haber vuelto para buscarla. Sola. =﹏=

El muy desgraciado del de la motosierra iba a por mí. ¡Claro, como iba la última y encima a la derecha, a su alcance...! Me rozó con su arma ficticia incontables veces. Porque entre tanto grito a ver quién cuenta.

Finalmente, compramos algo para cenar (ellas perritos calientes y una manzana de caramelo, yo, una mazorca de maíz) y volvimos dando un paseo. Todas excepto Bestia Parda estábamos muertas, por lo que tuvimos que parar para reponer mínimas fuerzas. Entre sus escépticas burlas. Le espeté a esta deportista nuestra: "¡Tú no entiendes el dolor de quien no hace ejercicio!".

Durante los dos o tres días siguientes tuve tales agujetas (más por los toros que por el resto) que me costaba hasta caminar. Al tercer y cuarto día comenzó a mitigarse la sensación de haber cabalgado el caballo de Troya.

Fue tan divertido...

M - Je. No puedes estarte quieta.

Y - ¡! >///<

M - [Of, ya estamos]

¡La fuerza del amor!

Y - ¡Pero me voy!

M - ¿Qué?

Y - Tengo una cita. ¡Luego continuamos donde lo hemos dejado, cariño, en el ataque verbal! [Lazándole besos al aire]

M - ¿¡Qué?!

Y - ¡Si rompes los palillos, hay tenedores! [Bajando por las escaleras] ¡Disciplíname luego por indisciplinada, esposo mío, cielito con pajaritos, disciplíname! ¡Que cada día estoy más incontroblable...!

M - [Utensilios rotos]

En cierto salón de té del bueno y del caro...

Que más parece una iglesia...

Y - ¿También trabajas aquí?

Camarero - En todas partes, señorita.

Y - ¡He aquí el único trabajador de Otaku Hen y del país! [Aplausos]

Camarero - [Positivamente avergonzado] Oh, por favor, solo quiere usted un descuento...

Y - ¡Sí que quiero!

SS - Mi mujer no necesita descuentos.

Camarero - Tomo nota. [Literalmente]

Y - [Cabeza apoyada en mano, codo apoyado en mesa] Me pregunto que harán Yui y Yuno-dono aquí, también.

Yd - Para que pueda corregirse a usted misma antes del final, Yukino-sama.

Yui - ¿¡Crees que puedo dejarte sola?!

Y - ¿¡Crees que puedes dejarme sola?!

Yui - ¡Después de tu técnica: NO!

Y - Siempre tenemos que pelearnos a gritos. Ah. [Alza la mirada] ¡Ah! ¡Están dando Por Siempre Jamás! [Carita feliz]

Yui - ¡Préstame atención, sensei! ¡¡Sensei!!

SS - ¿Le prestas atención al príncipe?

Y - [Carita feliz sonrosada] Prefiero prestársela a Cenicienta.

SS - Facilíteme el aparato, caballero.

Camarero - ¿El mando, señor?

SS - [Arrebatándoselo]

⊙0⊙
¡Pero si prefería a la protagonista! ò0ó

Y - Te odio. =_=

SS - ¿Te conviene? [Cruce de piernas]

Y - Siempre cruzas las piernas cuando hablas o te dispones a hablar de más. =_=*

SS - Por los demás.

Y - Vaya por Dios, pretendes crisparme toda.

SS - [Altivo movimiento ocular] La opinión de las fans indica que tu relación conmigo es más propia de un matrimonio de lo que la que mantienes con ese amante tuyo es ni será jamás.

Y - [Tortazo violento]

SS - Jumf. El sentimiento es mutuo.

Y - Creía que te gustaba. ¿Qué estás admitiendo? ¿Qué das a entender? Tunante. ¿Me has hecho creer que te gustaba? Poco menos que sorprendente...

SS - Sorprendente es que mi mujer sea lo suficientemente descarada como para utilizar una "técnica" de su amante en el que las fans apodan su futuro marido.

Y - Ya estamos. Y ya tardabas. Conque a eso se refería al título: a los efectos secundarios de mi técnica definitiva ¡y de emergencia! para pararte los pies de la Lejía 06ª de hace relativamente tan poco. A Yui también le han afectado.

SS - Tú...

Y - ¡Deja de mentar a las fans! ¡Jugar esa carta no te beneficia ni a ti! ¿Qué uso quieres darle, de todas formas? ¿No te quejabas constante e insufriblemente de ser el único, supuestamente, que no me había regalado ningún beso?

SS - Me sigo quejando.

Y - [Desviando la mirada y la cabeza entera] Qué quejica estás hecho. =_=

Yd - Yukino-sama, él no se lo regaló, fue usted. Él tenía que hacer el gesto... =w=*

Yui - ¿¡Quién eres?! ¿¡La defensora de los derechos conyugales inexistentes?!

Yd - Pero mi deber es... =w=!

Yui - ¡CALLA, Yuno-dono, CALLA! ¡No te metas donde no te llaman, que en estos momentos soy muy capaz de hacerte experimentar lo que es que te arrojen por la ventana! [Agarrándola y llevándosela por encima de la cabeza]

Yd - [Alarido ahogado]

Y - [Guau, la ira de Yui ha sido útil] Por una vez...

SS - ¿Qué murmuras?

Y - ¡Ja, ja! ¿No está bien que sea yo quien tome la iniciativa?

SS - Jumf. No le niegas esa boca a nadie.

Y - ¿Negar? Negar niego. También la doy, y decido a quién. No iba a recibir siempre. ¿O me insinúas acaso que se los proporciono a quién quiera? ¿Me vas a salir con que las fans son del parecer de que he dado uso a mi mejor técnica con aquel al que desprecio? Yo no beso a quien no me gusta.

SS - [Respingo]

Y - Pero hay que añadir que desde el incidente Ace gozo de una libertad moral para conmigo misma de la que antes carecía. =~=

Ace - ¡Ja, ja, ja! [Asomando por una maceta] ¡Me agradeces que te lo hiciera!

Y - ¿Cuánto llevas...? =-º

SS - ¡No te metas!

Y - [Un pelín mareada] ¡E-eso! [La agarran por los hombros]

SS - ¿Te gusto?

Y - ¿Por qué crees que sales tanto?

SS - [Visiblemente contento] Qué chica tan mala...

Y - ¿Qué dices? ¿Qué haces, aspirante al coma irreversible? ¡Déjame!

¡Me ha llamado idiota! ò0ó

2 comentarios:

  1. ¿Ataques desde el techo por parte de Ace? ¿Te ataca con su espada desde el techo? OwO

    Ujuju, ¿ósea que querés que Blood te ataque? ¿Estás cansada de hablar y deseas emociones más fuertes? Ajajaja. XDDD

    Ah, qué adorable. Los niños pequeños siempre tienen problemas con las palabras. Yo me equivocaba con “estatua” y la ahora de pronunciar nombres con ere… Uufff. XDD
    Oh, mi madre se llama Lucy. XDDD Me encanta ese nombre. Solo que no vi la película Mientras dormías. ^^

    OwO
    Qué chico más violento… O___O ¿Necesita romper las cosas? ¿No es más fácil desenchufarlo o apagarlo? Bueno, lo volverías a prender…. UwU

    Yuno-dono tiene toda la razón. ¿Cómo permitís que eso pase? Aaah, veo que sos permisiva con tu futuro marido… XDD ¿Pero por qué ignoras a Yuno-dono? OwO

    ¿Estas segura que vos sabes el concepto de amante? Pobre Yoite… TwT

    No sos la única que no soporta la presión. Tengo que soportar la presión de los exámenes y también otras cosas con las que estoy lidiando actualmente. A muchas personas a las que les agrada presionar y presionar… La facultad es un castigo… UwU
    Qué bueno ver que tenes dos hombres. Aunque me pregunto qué tiene de malo que te abracen delante de Héctor. O.O
    Ah, las diademas son muy lindas. Solo que yo no acostumbro usarlas. XDD

    ¡Qué lindo pastel! De verdad que está muy bonito. Y el regalo de tu madre es muy delicado y sofisticado. Qué buen gusto, señorita. XD

    Hablando de la libertad hace unas semanas, ¿aun te consideras libre Yuki? XDD

    Ahí estas, entre tus otros dos hombres. Qué increíble situación en la que tu marido te encuentra… OwO
    Hacia mucho que no veía a Aoi, es bueno ver que está en perfecto estado. Lástima que lo tiraste por la ventana. Y es una buena manera de deshacerte de Ace y SS antes de creas más problemas. Lo que me sorprende es SS lo acepte sin decir nada. XD

    Me alegro por tus notas, Yuki. Sos genial. Y también es genial que tu marido quiera desayunar con vos. XDD

    ¿No tenían alguna forma de llegar a la feria que no sea caminando? Caminar es un castigo..
    Agrego que esa espada es muy linda. XDD
    Por cierto, veo agradablemente que te divertiste y asustaste mucho. Me alegro por eso y menos mal que no perdiste tu chaqueta. XD

    Qué increíble, no puedo salir del asombro. TU marido quería pasar más tiempo con vos (cuando normalmente no lo hace) y te vas… ¿No estás muy desinteresada? O.O

    Ajaja, pobre Yui. Creo que debería resignarse. De verdad sos incontrolable. XD

    Bueno, por lo visto SS no permite que le prestes atención a nadie que no sea él. XD

    Diria en defensa de Yuno-dono que Yui no tiene nada que decir. Él te robo un beso e intento cosas peores. No debería decir nada por descarado. XD
    Ademas maltratar a Yuno-dono es maltratarte a vos. Eso es impensado y tu esclavo no debería osar hacer tal cosa… XDDD

    Creo sos presa de tus palabras. Dijiste que lo despreciabas, pero ahora te gusta. Se nota que SS logro que lo quieras por lo menos un poco más desde la primera vez que salió en Otaku Hen. Persevera y triunfaras, son sus palabras favoritas. XDD

    Qué chico tal malo. Ustedes son tal para cual. XD
    No obstante, D-Médico no debería ser dejado por una cita con ese malvado mafioso… UwU

    En general, me gusto mucho la entrada y tu disfraz de conejita es muy gracioso. XDD

    ResponderEliminar
  2. ¿Ya te has olvidado de las mañas más sofisticadas de Ace? XD

    ¿¡De dónde sacas eso, tergiversadora nata?! XD
    ¿Emociones más fuertes? ¿¡Más aún?! ¡Pero qué peligro! XD

    ¿Ah, sí? ¿Y con qué palabra confundías "estatua"? XD
    ¡Oh! ¿Se llama Lucy? En España se habría llamado Lucía. XD
    ¡Mmm, te la recomiendo! >w<

    SS acostumbra a cortar por lo sano. Ya van tres teles. XD

    ¡Atrevida! XD
    ¿Cuándo he hecho caso yo a la voz de mi consciencia, seriamente? XD

    ¡No finjas que no te ha hecho gracia que lo cogiera como los monos cogen a Simba! XD

    Lo lamento. UwU
    A no ser que sean del mismo sexo o de la familia, ¡en principio la gente no se va abrazando a su sexo contrario porque sí! XD
    ¿Ah, no? Si vieras mis fotos de mi infancia... y toda mi vida, verías una gran variedad de diademas y coleteros. Me encantan los accesorios capilares. Y la comodidad. XD

    ¡Jo, jo, jo, muchas gracias! Quizá algún día pueda agasajarte a ti también de la misma forma. XD

    ¡Sí, libertad medio suma! ¿Algún argumento en contra que tenga que ver con la entrada? XD

    Ciertamente los hombres 2D de este mi blog están divididos por parejas: los hermanos Aki (masculinos), mi marido y mi amante Yoite, mis incordiantes SS y Ace de otro mundo. Da la impresión de que estaba todo planeado, ¿verdad?XD
    E-es la única forma de controlar medianamente a Ace... ¬///¬
    Ciertamente hace un tiempo que no sale, pero es que planeaba sacarlo en el próximo viaje, ¡y no paro de tener que aplazarlo! Qué ganas de acabar con el mes y tener tiempo para ello, en serio.
    Claro, si lo he tirado por la ventana, ya no está tan bien. ¿Te han gustado mis cabezazos de la muerte? XD
    Habiendo presenciado mi esplendorosa forma de atajar con los pesados, creo que el milagro era factible. XD

    ¡No soy genial, es que por ahora he tenido suerte y han salido cosas que me sabía! Eso, y que me inventiva para la segunda pregunta ha resultado mejor de lo que creía. XD

    Oh, decidimos ir dando un paseo por consideración a nuestra deportista particular y de paso, ahorrar viajes de metro. Además, así bajábamos el algodón de azúcar que sabíamos que nos íbamos a comer. ¿Tú tampoco paseas mucho? ¡Bueno, yo paseo a mi perro, pero no son paseos tan larguísimos como aquel! XD
    ¿A que sí? >w< <- aunque no sirve absolutamente para nada
    Te lo has pasado bien con el relato, ¿verdad? Te habría gustado verlo, ¿verdad? XD

    Hay que darle a probar el sabor del echarme en falta de vez en cuando. =w=*
    =¬= <- pensando en los resultados
    Además, había prometido salir con SS, ¡y tenía que cumplirlo! XD <- ¡dos pájaros de un tiro!
    Lo malo es que quizá me lo eche en cara toda la vida, alegando que lo prefiero a él a mi auténtico marido. =w=··· <- no es un plan perfecto

    Las frases próximas de Yui te encantarán, ¡lo veo, lo veo! =w=*

    ¡SS no me permite NADA! XD

    Yui no piensa con claridad en lo que a su relación comigo respecta. Acuérdate de lo bien y convenientemente que omite ciertas cosas. XD
    ¡No la ha maltratado, la ha advertido, que quien advierte no es traidor, y la ha quitado de mi vista! ¿No es fantástico? XD

    ¡También dije, tras estar literalmente presa en su casa, que era sorprendentemente agradable, así que no te quedes solo con lo malo, no me he desdicho! XD
    En realidad sus palabras favoritas son "marido y mujer", ¡pero te acercas! XD

    ¿¡Ah?! XD
    ¡Que ÉL haya hecho manitas conmigo no significa que seamos tal para cuál! ¿¡Y Ace qué?! XD
    OwO
    No he dicho nada. =w=
    Oh, no puedes olvidarlo. XDD <- ¡qué gran impacto te ha dejado! XD

    ¡Ah, me alegro de que te haya gustado mi peculiar forma de relajarme! XD

    ResponderEliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas