miércoles, 18 de julio de 2012

Ensoñación 11ª - Perdón

Médico - [Entrando por la puerta]

Modelo Femenina nº1 - ¡Ah! ¡Creo que es su contacto de emergencia! ¡Por fin está aquí!

Encargado - ¡Menos mal que ha llegado!

Pintor A - ¡Os dije que robarle la cartera serviría de algo! Además de para sufragar los gastos...

Profesor de Arte - ¡Entró en la clase sin más hace tres días diciendo que necesitaba concentrarse para acabarlo de una vez por todas, que llevaba cuatro elaborándolo!

Pintora B - ¡Y lleva sin parar desde entonces!

Pintora C - Estoy convencida de que ha venido solo por la pintura gratis. He oído algo sobre unos fondos de un tal Lluis o algo parecido prácticamente agotados y que hay que ahorrar... ¿será una cazafortunas?

Pintora B - ¿De dónde sacas esas ideas? ¡Está claro que es una amante del arte extrema!

Pintor A - Rica no es. [Repasando la cartera]

Camarero - Me parece que la señorita está intoxicada, hace unas horas la sorprendí besuqueando y lamiendo el lienzo y, por lo tanto, la pintura fresca, luego de ignorarme rotundamente a pesar de haber sido siempre tan amable. Usted me es familiar, señor... ¡oh! ¡¡Oh, Dios, es ese hombre, el marido, el de la foto de la señorita...!! Le... yo ya me iba... [Quitándose de en medio pies para qué os quiero]

Encargado y Pintores A y C - ¡No atiende a razones! ¡No escucha a nada ni a nadie!

Pintora B - Cerramos por la noche, y ahí está ella. Abrimos por la mañana, y ahí sigue. [Admirada] Está en su mundo, como Dalí.

Pintores A y C - O loca.

Pintor A - ¡Tiene que hacer algo!

M - [Tonfazo]

Pintor A - [POF]

M - [Recogiendo la cartera del parece ser inminente cadáver en un charco de sangre craneal]

Extras conscientes - [Huyendo por la puerta grande y la pequeña]

M - [Cuánto extra (y nuevos)...]

Extra rezagada y temblorosa que es la Pintora C - E-es ahí, no hace más que fingir tomar un modelo de la clase aunque está pintando otra cosa muy diferente... no sabemos por qué... [Señalando la dirección en la que se halla Yukino]

Para evitar preguntas.

Yukino - [Recibiendo a su amante esposo con gesto pálido, demacrado, despeinado y un cuerpo muy manchado de pintura de todos los colores]

M - No es propio de ti mantenerte en silencio cuando mi tonfa se incrusta en el cráneo de otro.

Y - [Ojos vacíos] Realmente me gustaría que hubiese más comentadores.

M - [...]

Y - [Ojos MUY vacíos] Realmente me gustaría que hubiese más comentadores.

M - Mirarme con esa sonrisa amarga no contribuye a ello.

Y - [Ojos ensimismados] Aunque solo fuera una simple frase corta, estaría más que satisfecha. Como por ejemplo "¡Me encanta Yui!", "¡Esta entrada es divertidísima, sigue así!", "¡Quiero más amor!", "¡Quiero menos extras!", "¡No puedo esperar por la siguiente!" o incluso "¡Eres la mejor!". Sería inmensamente feliz. Sobre todo si hubiera más de uno. Tanto, que no me importa si es una mentira.

M - No sucederá.

Y - [Ojos borrosamente sombríos] Quizá debería tomar ejemplo de otras dueñas de blog y obligar a los lectores a comentar... comentar... comentar...

M - Te abandonarían.

Y - [Ojos compungidos] Ahh, si tan solo me demostraran su existencia... cuan animadamente haría crecer el número de entradas. Seguramente crecerían exponencialmente. Soy muy agradecida.

M - Descarada. [Asiéndola de la oreja]

Y - ¡Ayy, ay ay ay ayyy! ¿¡Por quéee...?!

M - [Agarrándola del flequillo y algo más] Has estado exhibiendo fotografías mías a desconocidos.

Y - C-c-c... ¿¡cómo lo has...?! ¡No te fíes de los repartidores de comida pluriempleados como camareros! ¡No dicen más que burdas mentiras! ¡Yo...! ¡Yo necesitaba comer...!

M - [Desde la raíz]

Y - ¡gggAAAAAHHGHF...! ¡Yo no quería!

M - [Registrándola con la mano libre]

Y - ¡Hiii! E-e-el público presencial... no sabía que te gustaran es...

M - [Aprieta]

Y - ¡Aaaaaaaaaaahhhh! ¡Mi cabeza, mi cabeza, mi cabeza...! [Manos a la cabeza³]

M - [Fotos conseguidas]

Y - ¡Mi tesoro...!

M - [La tira]

Y - [Rebota en el suelo]

M - [Destrozando fotos]

Y - [Recogiendo los pedazos] ¡Con...! Con el esfuerzo y la ilusión que invertí para conseguirlas... ╥﹏╥

M - Je. Vuelve la atolondrada de siempre.

Y - Solo con esa sonrisa mi corazón se calienta, esposo mío. Obviamente me has echado de menos. ♥

M - Nos vamos.

Y - [Como un bolso sin asa bajo su brazo, pataleando y moviendo los brazos frenéticamente] ¡Mi cuadro, mi cuadro!

M - [Se gira]

Y - [Intenta alcanzarlo sin éxito, una y otra y otra vez, extendiendo sus brazos y dedos todo lo humanamente posible y más] ¿Qué te parece? ¿Te gusta? ¿Te has ¡vuelto! a enamorar de mí?

M - ¿Con qué has hecho esto?

Pintura especial.

Y - La he hecho yo misma, por mucho que los anteriores dueños de este sitio insistan en apoderarse de mi patente. ¡Es la forma más mona de mancharse!

M - [Son monísimos...]

Y - Te dije que la granja que tenemos montada en casa sería utilísima a largo plazo. Soy muy consciente de que está dando paso al circo en casa, sin peros. ¿Mm? ¿Cariño? ¿Cariño cariñoso? [Floreciente sonrisa] ¡Qué mirada, qué mirada entrecerrada! Te has percatado de qué son las manchas prendidas en mi piel. ¡Estás...!

M - No dibujas mal.

Y - Je, je, ¿verdad que no? A pesar de que las cosas más técnicas como las matemáticas no son mi fuerte (y directamente no me gustan, si no interesa, no interesa), siempre se me han dado bien las cosas relacionadas con el arte; ya se trate dibujar como de pintar, escribir o hacer manualidades. En general soy hábil con las manos, quizá porque, como dice la gente, tengo dedos de pianista.

M - O de ladrona.

Y - ¡De tu corazón~☆! [Guiño]

M - [Mirada mortal]

Y - Sigo, sigo. Cuando era pequeña pasé por una faceta mangaka que me persiguió hasta entrado el bachiller, y no hacía más que dibujar cómics (al principio muy feuchos, ¡ay, vergüenza me da mirarlos ahora!). Antes de eso, en la guardería me dejaban pintar de todo en los festivales. San Jordi era mi preferido, porque me dedicaba a las ceras y pintaba pancartas y murales enteros. Por supuesto, acompañada. Recuerdo un impactante granate. Se nota que debía de ser muy mona, porque me dejaban dibujar y pintar cuanto quisiera.

M - O lo hacías bien.

Y - No: era muy mona. [Tajante ha sido] Tampoco lo hacía mal, pero no me acuerdo mucho. En el instituto sacaba muy buenas notas en Visual y Plástica, ¡y me lo pasaba de bien! Me acuerdo de una vez, durante aquel curso final que era 4º de la ESO, que estábamos mis cuatro compañeras (eramos seis gatos bien contados) y servidora en clase dibujando a carboncillo un busto que ahora tengo enmarcado en una de las rosadas paredes de mi cuarto.

¡Este!
(Se ve mil veces mejor en directo, en foto no me hace estar tan orgullosa... ¿será la luz?)

Y - Y no nos decidíamos respecto al sexo al que pertenecía el busto de nuestro ejercicio. Era tan ambiguo que a día de hoy tampoco sabría decir si era chico o chica. Comenzamos a examinarlo por todas partes mientras discutíamos acaloradamente, y descubrimos que tenía un nombre detrás, debajo de la nuca. No recuerdo cuál era ese nombre, pero sí que era unisex y por tanto seguía con la ambigüedad de su dueño. Uhm, hace ya unos tres años y medio de eso, si no más. Ahh, mis años mozos...

No obstante, dibujar no era lo único que hacía. Quizá por eso y/o por la vida sedentaria que me han visto y no visto llevar mis amigas Smille y Bestia Parda durante el bachillerato, bastante ocupada estaba (aunque en el caso de la primera es meramente "cree el ladrón que todos son de su condición"), les sorprendió tanto la noticia cuando las informé el día en el que salimos las tres en bici.

O puede que simplemente les sorprendiera porque, como no me gustaba la gimnasia, descartaban el ejercicio de mi vida categóricamente. ¡Pero no era el ejercicio en sí, yo he sido juguetona toda mi vida, hasta la extenuación propia y de los que me rodean! ¡No era el ejercicio, sino los ejercicios y juegos en grupo y el tener que competir con toda la clase! Tengo a mi grupito de amigas, pero tiendo a separarme de los que no entran en dicho grupo, por lo que no me gustaba tener que hacerlo en gimnasia. Yo es que me pongo muy nerviosa y en estas cosas darse por vencida ahorra sufrimientos. ¡No me mires así, no es que... sea tímida! ¡¡Ya no lo soy tanto!! Además, no me sabía las reglas de la mayoría de los juegos, y excepto para matar zombies y engendros tenebrosos, no tengo especial puntería. ¡Ah! ¿Quizá son prejuicios contra otakus?

En fin.

Me hallaba perfectamente equipada con mi bicicleta de paseo con cesta incluida y mis guantes de bici, cosa que sacó a relucir mi querida compañera de penas Smille. "Qué profesional", dijo. Una pregunta llevó a otra y la conversación acabó por hacerme rememorar encantada de la vida para hacerlas partícipes de que cuando era chiquitina estuve en clubs de yudo, ballet, natación, patinaje artístico y teatro. En los dos primeros no duré mucho porque era muy pequeña, tenía un problema de oído y me mareaba con los giros, por lo que tanto en yudo como en ballet no estuve más que para... bueno, recuerdo que en yudo estuve lo suficiente como para hacer volar a mi hermano y ganarme una medallita que él insistió era de participante.

Pero a mis camaradas ciclistas, lo que a ballet y yudo respecta, ni se lo aclaré ni falta que hace.

Primeramente, ambas se quedaron mudas. Acto seguido, Smille me miró como si fuera un extraterrestre que había venido expresamente a la tierra para conquistarla y luego volver a su planeta con su corazón latente literal, pobrecita ella, ahora cree que la he traicionado puesto que me creía su igual en el sedentarismo de vida completa (ju, fufú), mientras que la muy exagerada de Bestia Parda se llevó las manos a la cabeza exclamando que ¡por Dios!, ¡ahora era superior a ella! ¡Y tenía coordinación! La cosa terminó con una emocionada Bestia Parda proponiéndome o más bien exigiéndome un uno a uno en el cuadrilátero. Si hombre, ella con boxeo fresco y yo con yudo olvidado, ¡qué "deberíamos luchar" ni que ocho cuartos!

M - [Oteando el dichoso cuadro] Para quién.

Y - ¡mmmMira qué notas más buenas, prueba de lo bien que he elegido mi carrera! ¡Finalmente di con la solución, o más bien me dieron con ella en las paredes internas superiores de mi psique! Tras un mes de esperar a que la profesora de Hipanoamericanas se dignara a colgar las notas y fantasear con las razones que explicaran tal comportamiento, como que la hubiera vuelto a arrollar un autobús, con la falta de suerte que tiene esta mujer, mi heroíca amiga Tornillo me dijo...: "¿Y si lo ha puesto directamente en el expediente?". ¡Y efectivamente, ahí estaba! ¡He sacado un 8! ¡Un 8, nada menos!

Con esto, tengo una media de 8,3 de primer curso universitario, así como una colección de notas que se compone por las diez asignaturas: todo notables a excepción de dos matrículas de honor. Da la casualidad de que no me esperaba ninguna de las dos, pues dichas matrículas no son si no de Moderna y Literatura. ¡Qué bien! ¡Uno más de mis propósitos de Año Nuevo cumplidos!

M - [Suspira]

Y - Me alegra contemplarte tan contento así colgada de tu brazo de una forma tan inimaginable para el término. Ahora que me doy cuenta, tu resistencia no tiene parangón posible, marido mío, maridito que me quieres ¡sin discusión!, para haber escuchado tan largo discurso por mi parte sujetándome tan cariñosamente... como a un bolso grande.

M - Je, ¿ni la tuya?

Y - Con tu manera de quererme, ¡no me queda más remedio, mmm!

M - A casa.

Y - [Cuadro agarrado con ambas manos] ¡Vamos...!

En su dulce, dulce hogar...

Y - [De la manita con su marido, mirándolo desde abajo. Ojos resplandecientes y mejillas fosforescentes] ¿Esto cuenta como cita?

M - Espero que no.

Y - [Malinterpretándolo...] ¡Ahhh...! [...y cogiendo aire para sonreír a boca abierta como una niña chica] ¡AHH!

Hasta que entré por la puerta y se me fue la alegría por la sonrisa.

Y - ¿¡Pero qué?!

Aoi - [Cual espectro, ¡giro brusco!]

Y - ¡¡AAAAH!!

Aoi - Amaaaa...

Y - ¡¡Quita, monstruo!! ¡Tengo un pincel! ¡Y sé usarlo! ¡Aaaaah! ¡Me está tocando, me está tocan...! Aufh, ¡pero si es zombi-Aoi! No te abraces a mi cintura así arrodillado, que llevo un cuadro grande. [Dando empujoncitos en los brazos que rodean sus caderas]

M - [Coge el cuadro]

Y - Ah, ¿lo guardas tú?

Aoi - Haaaambreeee...

Y - ¿Yui no te ha hecho de comer? ¿Qué ha pasado con tus frases imperfectas pero enteras? ¿¡No sabías cocinar?! ¡Conque no te comes lo que cocinas...! ¡Ah, cariño, no te vayas...!

M - [Va]

Aoi - El ama está tan favorecida por el cielo que el gran Aoi te otorga todas sus obras maestras culinarias, que viene a ser todo lo que mis gloriosas manos cocinan. ¡Dame de comeeeer...!

Y - ¿¡Por qué no te ha hecho nada Yui?! ¿¡Por qué no has abierto la nevera?!

Aoi - El insignificante Yui en compración con mi soberbia grandeza tuvo la desfachatez de darle un recado al gran Aoi al respecto, pero como hay hambre, el estupendo Aoi lo ha olvidado.

Y - Vaya por Dios. Supongo que si te hago algo te acordarás. [Arrastrándose hacia la cocina, con el peso muerto de un Aoi enganchado a rastras]

Aoi - ¡El gran Aoi te concede la gracia de cocinarle, oh, afortunada!

Y - [Colocándose el delantal] No sé cómo, pero por unas y por otras siempre nos las arreglamos para terminar comiendo en esta sección. [Enseñándole la espalda y echándole una mirada]

Aoi - ¡Mi ama! [Atándoselo por detrás]

Y - Gracias. Que conste que no lo hago por el amor-amor. [Cogiendo el cuchillo]

¡Que cocine Yui!

M - [Fuf]

Aoi - [A por la caja de galletas]

Y - ¡Aoi!

Aoi - El supremo Aoi está más que acostumbrado a verte sangrar, enrojecida ama.

Y - Con hambre no eres útil a nadie, ¿eh?

Aoi - El celestial estómago del inmenso Aoi te ha esperado mucho como para no estar dispuesto a llenarse con lo que sea. Tus pies, mi ama, se me presentan cual manjar del paraíso, que es la morada del excelso Aoi...

Y - ¡Cómete las galletas!

M - [Ya viene]

Y - [Emoción, emoción]

M - [Tirita, tirita] Mucha sangre para un índice.

Y - Por eso los vampiros y los mosquitos se pirran por mis huesos.

M - [Examinándole las piernas]

Y - [Estremecimiento] Hace un par de semanas viví una semana intensa, mayormente con la bici, por eso tengo tantos morados. Gracias a los pedales adquirí uno por encima de la rodilla que te habría encantado: parecía una nebulosa. De un morado azulado precioso. Como tus ojos grises, amado del alma mía que me tientas con tal mirada vertiginosa en mí...

M - [Crac]

Y - ¡Isshh! Antes de que Bestia Parda volviera a sus andadas con el boxeo y el kick boxing, paseaba mucho conmigo en bicicleta por esos páramos medio concurridos que son los parques cerca del mar, con el sol sobre nuestras cabezas y las cuestas por encima de mi moral. El primer paseo que dimos aquella semana acabamos en la playa, en una cala en la que pescaban los, ¡mira por dónde!, pescadores y se precipitaban los bañistas temerarios. Dicha cala es perfecta para aparcar las bicis junto a nosotras y mojarnos los pies. Sin embargo, la parte que toca la marea está cubierta de musgo, por lo que ese lunes maligno en el que posé mis pies en el agua... ¡pum!

Mis pies, desnudos y en contacto con el verde musgo, se deslizaron por él. A pesar de mi sumo cuidado y dedicación en la lenta tarea de descender esmeradamente bien por mera seguridad propia, me resbalé como si no hubiera mañana y abrí mis ojos, agité mis brazos y lancé grititos de exclamación como si no existiera el ayer. ¡Uf! ¡Uf, uf! ¡Me miró la playa entera!

¡Casi me mato! Por suerte, Bestia Parda estaba ahí para sujetarme. Y para reírse de mí. ¡Malvada! ¡Mojada acabó, como yo!

Después de aquello, nos perdimos con la bici y la aventura sumo a la salida que predijimos de una hora, otra. Resultado, ¡dos! Yo, agotada y ligerísimamente morena. He cogido sol.

El segundo paseo lo llevamos a cabo el miércoles, y casi me mato con un bache muy, ¡muy! grande. Si no me acerco al borde de la muerte una vez por cita, es que algo no hemos hecho bien. Lo vi demasiado tarde y en una calle demasiado estrecha como para girar, para más inri con la imprudente suicida a dos ruedas de Bestia Parda al lado. O me mataba yo, o las dos. Elegí mal, debería de haberme llevado a la motorista en bici conmigo a la tumba temporal. Extendí mis piernas, abrí mis ojos cual gata asustada por segunda vez en una semana y ¡up uy UH! Proferí unas voces indescriptibles a día de hoy, cuyo sonido, acompañado por mi gesto, le hizo la suficiente gracia a Bestia Parda como para que sus ruedas se tambalearan por sus risotadas. ¡Uf! Después, volvimos a la cala y vinos cómo los peces plateados saltaban. Algunos eran grandes y nos dejaron una viva impresión (aunque a mi compañera lo que le perdura es el deseo de pescar). Otras dos horas.

El tercer paseo lo paseamos el jueves, ¡terrible, dos días seguidos! Y añadimos a Smille al dúo para formar un trío. Ahora está en China hasta dentro de dos meses. Nos traerá regalitos.

Fue terriblemente arduo porque Smille no se atrevía ni a cruzar la acera subida en la bici, por lo que hasta que la convencimos y se acostumbró pasamos las mil y una. Aprovechando la cesta que tiene incorporada la mía, los padres de Smille nos mandaron a las tres a un recado para cuando volviéramos. Me lo pasé francamente bien cuando llegamos a la cala y nos quitamos las bambas. En cuanto entramos en el agua, Smille no me soltó la mano ni por un momento. ¡Y nos resbalamos, y nos mojamos, y gritó! ¡Uff, cómo disfruté esos gritos! [Sádica] Ocasionalmente. [¡Siempre!] ¡Calla! Después nos perdimos tanto tiempo para comprar no sé qué licor (los padres de Smille regentan un bar) que más parecía aceite que otra cosa (y era enorme, de tres litros y en botella de plástico). Cuando llegamos al bar de nuestra agotada amiga del alma, que, como Bestia Parda en su día, quiso probar mi flamante bicicleta de paseo, nos invitó al refresco que quisiéramos. Y nos sisó un poco porque a ella no le dejan beber más que agua. Pobrecita mía, le di mi lata vacía. ¡Ju, ju, ju!

Cuatro horas en total. Afafaf...

M - Agua.

Y - Bebo. [Glub, glub, glub] ¡Y ahora viene la parte buena! ¡La anécdota final! ¡A agarrarse donde se pueda!

Aoi - [Le da un disco]

Y - ¿Qué esto? Un DVD.

Aoi - Del insignificante Yui en comparación con todo.

Y - Hum... [Todos al sofá]

Hacía tiempo que no me atrevía a utilizar la tele.

Y - [Acurrucada en su marido]

Aoi - [Acurrucado en su ama]

M - [Sosteniendo sus tonfas]

DVD - [Cargando...]

Y - El viernes fuimos a la playa repitiendo trío. Tornillo no pudo sumarse. Me puse el bikini que me compré hará un verano o dos con Smille y Usagi Chairo. La primera, al reconocerlo y vérmelo puesto, me piropeó de forma sorprendente diciéndome que estaba exuberantemente femenina.

Allí nadamos y chapoteamos sin parar, con una conmovedora Smille agarrada a mi mano como si no hubiera hora próxima, porque no sabe nadar. Confió en mí hasta que la traicioné ligeramente intentando cogerla en brazos como había cogido a Bestia Parda para acto seguido sumergir su cabeza en el agua salada ¡muy gentilmente, como si fuera una princesa! Pero luego volvió a agarrarme de la mano.

Soy... un poquitín traviesa en la playa.

Llevaríamos alrededor de una hora en el agua cuando repentinamente un chico joven, según dijo de dieciocho, comenzó a hablarnos. No era de facciones desagradables, pero tenía varias quemaduras. Por lo visto era italiano, y comenzó a hablarnos. A hablarme. Me sentí azorada, más aún cuando vi que Bestia Parda no volvía de su paseo marítimo a nado y que Smille utilizaba la excusa de que le picaban los ojos para dejarme con un palmo de narices. Intenté acompañarla, pero me guiñó el ojo espasmódicamente, abandonándome a mi suerte.

Aoi - [Dormido en su hombro] Zzz~...

Y - ¡Fue entonces cuando el italiano comenzó a tirarme los tejos por primera vez en mi vida!

M - [¡!]

Y - Decía que le parecía sexy y que si quería ser su novia. ¡Qué lanzado! Alegó que los italianos eran así, ¡pero es que nos acabábamos de conocer! Fue un poco incómodo, y no solo por eso: no paraba de mirarme. Y no a los ojos, precisamente. Tras mucho debatirlo con Smille de forma... completamente relajada y sin nervios, con él siguiendo nuestro paso detrás, nos las arreglamos para darle un número de teléfono falso creíble. Se despidió de mí con un "¡Adiós, mi amor!".

Hum, la primera vez que voy a la playa con mis amigas en vez de con mi familia, y triunfo. ¡Qué subidón de autoestima! Me sentí pletórica, profundamente halagada.

Según Smille, se notaba muchísimo que le interesaba porque hablaba solo conmigo, y ocasionalmente, por si acaso, son ella. En cuanto a Bestia Parda, se alejó con la marea y nos contempló desde lo lejos. Por lo visto se alarmó al vernos asustadas con él detrás y comenzó a salir a ver qué pasaba, pero después nos vio "charlando sanamente" (palabras textuales) y se quedó tranquila. ¡Excusas!

Aaaaf...

¿Qué me dices? ¿Y esto? ¿Cuenta como cita?

M - No.

Y - Bueno, de todas formas no es contigo con quien tenía planeada la cita de hoy. ¡Jum! =^=

M - Je. [Se levanta]

Y - ¿Adónde vas? ó^ó

Ace de Corazones - ¡Porque va a salir conmigo!

Y - ¿¡Qué?! ¿¡De dónde...?! Quizá te has tomado demasiado en serio aquello de que unos vienen y otros se van. ¿Por qué iba yo a salir con alguien a quien odio?

Ace de ♥² - ¡Me adoras!

Y - [Desvío ocular acompañado de risilla] Era lo que querías oír. Solo te lo dije para robarte el beso, rompecorazones.

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¡Qué mentirosa!

Y - [Brazos y piernas cruzados] ¡JA, JA, JA! ¡Nunca lo sabrás!

Ace - [Agarrándola por esos brazos] En ese caso, ¡uno no es bastante!

Y - [Deteniendo su cabeza con ambas manos y mucha resistencia. ¡Qué fuerza! ¡Qué poderío!] ¡Pero si estoy desvalida! [No] ¡Oye! ¡Yo solo he he hecho lo mismo que tú! ¡Estamos en paz! Condenado...

Ace - ¡No hay dos sin tres!

Y - [Estrangulándolo]

Ace - [Estrangulándola]

Tras estrangulamientos variopintos...

Y - [Asfixiada]

DVD - [Cargado]

Y - [Sus ojos se desvían para mirar]

Yui del DVD - He decidido suicidarme. Eso es todo.

Y - ¿¡Qué?! ¡Aghah! [Levantada del golpe] Cofof cof... ¿¡Tanto cargar para DOS segundos?! ¡Será idiota! ¡¡Estefanía!! [Silva]

Yegua - [Viene trotando]

Y - [Atrapando el cuadro]

Y así, a carrera desbocada hasta el acantilado de la playa...

Yui - [Hablando consigo mismo] ¡No te eches atrás y suicídate!

Y - ¡YUI!

Yui - ¡Yuki-sen...!

Y - Sé que he estado cuatro días fuera sin decir palabra y que con tu paranoia en mente habrás pensado algunas que otras muchas cosas de más, pero estás equivocado. Lo siento.

Yui - [Emocionado] Yuki-sensei...

Y - Aunque sé que realmente te deleitas en tu desgracia cuando te trato mal como buen masoquista que eres.

Yui - [Paso al frente (del acantilado)] Esa no es forma de pedir perdón, sensei...

Y - Mírame bien. [Quitándose la tirita]

El rojo de mi carne es el idóneo para rematar faenas.

Yui - [¡Ese cuadro...!]

Y - Este es mi regalo. Y mis disculpas.

Me siento perdonada. =w=*

Yui - [Abrazando al cuadro] ¡Te protegeré de todo! [Con cuidado]

Y - ¿Al cuadro?

Yui - ¡A ti! [Abrazándola a ella] ¡Puedo ver tus sentimientos, sensei, plasmados todos...!

Y - ¡El dúo dinámico original vuelve!

Yui - Pero el día en el que nos peleamos ya estabas pintando ese cuadro. ¿Eso quiere decir que ya lo tenías previsto, que no digo planeado?

Y - ...no...

Sombra de Sombrero - [Empapado]

Y - [Boca abierta]

SS - [Le da un portátil] Jumf. [Y se va]

Y - [Mojado. Inservible. En su mano libre] Mucha gente no va a entender esto.

6 comentarios:

  1. ASdhgajbzgakjlhds Yukino, yo te comento! Mira, la primera! xD
    Eh..eh..quería comentarte muchas cosas...pero...se me han ido olvidando mientras leia..y...ya no se que queria decirte xD
    OvO a mi tambien me ha gustado siempre dibujar (de hecho hice bachiller de artes y tal..) y pues eso xD
    Si quieres que la gente te comente tienes que perseguirles a todos con una motosierra hasta que se dignen a hacerlo, es la mejor solución xD
    Y, pues, nose qué más decirte, así que no te diré nada más xD
    Hasta otra! ~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que mi súplica desesperada ha llegado a alguien. ¡Gracias de corazón! XD
      Ya solo falta que te unas a los seguidores. XD

      Aunque pensaba que no habrías leído las Ensoñaciones, como decías que solo te habías leído el 10%... OwO

      Jo, jo, suele pasar. Mi más fiel comentadora va haciendo los comentarios a medida que lee, pero tranquila que tanto no te exijo. XD

      Vaya, ¡mi hermano también hizo el de Bellas Artes! Por cierto, ¿de donde eres? XD
      Pero a ti no te he perseguido con una motosierra y bien que has sido compasiva... XD
      ¡Ojalá me dures como comentadora, Chocolat-san! XD

      Eliminar
    2. Esta es la primera ensoñación que me he leido xD Me había leído tan poco porque sólo leí los que encontré por ahí de casualidad xD

      Estoy cerca de ti...en Lérida xD Pero este año empiezo la uni en Sevilla, así que..pues eso xD


      Yo también espero durarte como comentadora,que será mientras siga teniendo tiempo para respirar xD

      Ah, por cierto, no sé unirme a los seguidores...xDD

      Eliminar
    3. Oh, vaya, no habrás entendido muchas coas entonces, ¿verdad? XD

      ¡Anda, estás aquí al lado! ¡Y parece que nos llevamos pocos años, impresionante! OwO

      Los comentarios no son muy duros de hacer, sabes que me basta con una frase. XD

      ¡Oh, es muy fácil! Vas al cuadro donde pone "Miembros" (honorables lectores) y clicas en "participar en este sitio". Como estás en tu cuenta de google, solo tienes que clicar "seguir públicamente". XD

      Eliminar
  2. Oh, el Pintor A es un ladronzuelo. XD
    Jaja, la Pintora C te estuvo prestando atención. Por lo visto hasta con el tema del ahorro estas obsesionada. XD Y asique “Lluis” y vos son unos cazafortunas. XD
    ¿El Camarero también trabajaba ahí? Qué hombre tan trabajador… Debe ser de acuario. XDD
    Umm, aunque siempre hago la misma pregunta y ahora considerando “un charco de sangre” que emana la cabeza del Pintor A y unas tonfas incrustadas en ese mismo cráneo, ¿lo asesinaron? Digo, espero que la Pintora C haya llamado a la ambulancia… ^w^

    Qué feo es cuando alguien hace eso de mostrar fotos a desconocidos. XD
    Lo que dijo el señor camarero era verdad, Yuki. XD
    Es tan estricto D-Médico. XD
    Qué lindos pajaritos. XD
    Jaja, dedos de ladrona, eso fue gracioso. XDD
    Se pone violento con miradas mortales solo por tu clásico sentido del humor. El dijo una frase, vos la terminaste. XD

    Yuki, es cierto que cuando eras una niña eras adorable, pero también dibujas muy bien. XD
    Me gusta tu dibujo enmarcado. La idea de enmarcarlo, ¿fue de tu madre?

    Uy, que chica tan genial. Muy buenas notas, geniales, Yuki. Aparte de tener dos matriculas de honor. Me alegro muchísimo. ¡Felicitaciones! XDD

    ¿Por qué espera que no cuente como cita? D-Médico fue a buscarte y te llevo a tu casa, hablaron y se divirtieron, eso fue una cita. XDDD
    ¿Aoi hizo todo ese desastre porque tenía hambre? Qué lindo que D-Médico guarde el cuadro. XD
    Me pregunto, ¿dónde estará Yuno-dono? Si no cocina Lluis, cocina ella, ¿no? XD

    No puedo creer que Aoi se duerma mientras esta compartiendo tus anécdotas. XDD Es tan gracioso. XDD
    Creo que eso cuenta como una cita y casi como una consulta, porque te curo y hasta te reviso. Asique aunque lo niegue rotundamente, lo fue. XDD
    ¿Y con quien tenias planeada tu cita? XD
    Ibas a salir con Ace porque en realidad lo adoras, mentirosa. XDD
    Oooh, qué vengativo es ese asesino descorazonado. XD

    Uy, aunque tenes razón en su masoquismo extremo, esa no es forma de pedir perdón Yuki. XD
    ¡Qué lindo es Yui y cómo late ese corazón emocionado! >w<
    ¡Por fin vuelven y abrazados! XD Solo me queda la intriga de saber qué hiciste en ese cuadro. XDD
    Qué perseverante es SS. ¡Hasta que no encontró el portátil, no dejo de buscar! XDD

    ResponderEliminar
  3. Por eso entre tantas otras razones es mejor que sea Yui el encargado del dinero. XD
    ¡Estoy preocupada, que es diferente! XD
    ¡No lo somos! ¡Si hasta me he hecho mi propia pintura! En cuanto a "Lluis", era el nombre más parecido a Yui. ¡Es catalán! XD
    Nop, hacía de repartidor. Como hicimos contacto... XD
    Nadie muere explícitamente en este mi Otaku Hen. Explícitamente... =w=*

    ¡El camarero es un conocido! ¡Y es mi marido! Mucha gente alardea de su familia con fotitos, ¿por qué no yo? XD
    ¿Cuál de todas las cosas que dijo el camarero? 0^0
    Me alegra que te guste mi particular sentido del humor. No obstante, si no me tonfea, arremete mi cabeza contra la pared hasta dejarme incosciente o variantes, la mirada me dejará una impresión de amor amable. XD

    ¡Nop, fue mía! O de mi profe de plástica. Como está hecho a carboncillo, para que el dibujo no se borre había que enmarcarlo, ¡recomendación de mi profesora! ¿Así que te gusta? ¡Te lo enseñaré cuando vengas de visita! >w<

    ¡Gracias, gracias! He tenido buenos profesores y las asignaturas me han gustado. Espero que me vaya igual de bien este curso que se avecina y que poco más y pierdo la oportunidad de prematricularme. Las asignaturas pintan interesantes. XD

    Como fue un encuentro fortuito y sin planear, supongo que no cuenta. ú`ù
    Y porque lo dejamos solo. No se lo puede dejar solo... XD
    Mi marido tiene un alma sensible y artística... o considerada por lo menos. XD
    Yuno-dono está ocupada con pronto sabrás qué. =w=*

    Últimamente se comporta como un gato mimado. XD
    ¡Me alegra verte tan convencida! XDD
    ¡Iba a salir con Yui! Por eso llevaba tantos días y entradas con el cuadro. XD
    Si contamos la repetición de besos como venganza. ¡Ah, pero no lo consiguió! XD

    Y yo pensando que me había granjeado hasta e perdón del público. XD
    ¿Te preguntas si lo sabrás? XD
    No descartemos tan pronto que por estar mojado no haya delegado sus funciones. XD

    ResponderEliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas