miércoles, 26 de septiembre de 2012

Vocación 03ª - Bandeja a la Mesa


Yukino - No te preocupes, no te preocupes...

Yuno-dono - Estamos a finales de mes: la preocupación está fuera de cuestión. =w=

Y - Contrólate. Todo va a salir bien.

Yd - No podemos continuar con la fase de negación eternamente, ¿o acaso cree que voy a soportar mucho tiempo más el uso extremo de la calculadora? Sigo siendo usted. Le ruego encarecidamente que... =w=

Y - Reluciente, reluciente.

Yd - Yukino-sama. Haga el favor de mirarme. =w=*

Y - ~♫

Yd - Yu.... Yukino-sama. =w=lll

¡Ocupada!

Y - Yukino no está disponible en estos momentos.

Yd - Espero que estés haciendo lo que haces para venderlos luego a un mayor precio. =w=

Y - ¿Ya vuelves a tutearme? Más importante, ¿realmente crees que invertiría mis esfuerzos en algo que no será mío? Por favor, tengo mis principios.

Yd - Acabarás por llegar tarde. =_=

Y - No.

Yd - ¿No? =-=*

Y - Es la hora de la adoración de los conejos.

9:15 a.m: Adoración del Conejo


Yd - Un horario. =w=

Y - Un horario.

Yd - La bruma mental de la última Vocación sigue presente. =w=

Y - [Cepilla que cepillarás] Ajá.

Yd - El narrador es un vendido. =w=*

Y - Desde siempre. [¡Eh!] Hacerle partícipe del susodicho horario no fue tan difícil como me imaginaba, si bien tampoco fue lo que se dice fácil. Como no es más que una voz incorpórea, no podía limitarme a facilitarle una lista con mi horario, y dictárselo me suponía un tedio adicional. De modo que concluí por apuntarlo en un papel. Lo sostuve entre mis manos, brazos arriba, y me puse a dar vueltas por toda la casa hasta que lazó alaridos. Menos mal, estaba a punto de marearme.

Yd - Ya veo. [Sentándose en el sillón, colocándose unas gafas falsas, abriendo una libreta] Comenzaré con una serie de preguntas simples hasta que se disipe el aletargamiento: ¿por qué cepillas a unos conejos que jamás venderemos? =w=

Y - ¡Calla!

Yd - Te tiemblan los dedos, ya no digamos el peine. =w=*

Y - Por mucho que una parte de mí (tú) porfíe en distraerme de mi distracción y cometido, no pienso dejar el cepillado hasta que mi horario me lo mande. Porque como alguien se interponga, me interrumpa y me tenga que poner a pensar ME TIRO POR LA PUÑETERA VENTANA como si no hubiera mañana.

Yd - ¿Acabas de gritar con una sonrisa en los labios? =w=**

Y - [Esos ojos desesperados lo dicen todo] Hay que amortizar la ventana, Yuno-dono. ¿No has visto lo abandonada que la tengo? ¡Está triste y ojerosa, se va a convertir en una niña asquerosa...!

Yd - ¿Tiene algo que ver ese peligroso ejercicio de relajación concentrada con tener a Yui abrazado a la espalda? =w=**

Y - Nada, ¡nada!

Yui - [Serio (y encantado)] Es la hora de la adoración a Yuki-sensei.

Yd - ¿Qué clase de trabajo consigue que lo ocultes hasta de ti misma? =w=***

Y - ¡CÁLLATE!

Yd - ¿Yukino-sama? =w=

Yui - ¡DÉJALA EN PAZ!

Yd - ¿¡Yui?! =w=!

Médico - [Apareciendo por la puerta]

Y - Buenos días, cariño. No te esperaba hasta la hora de la siesta. [Rubor] Qué sobrecogedor te hallas por las mañanas. El modo en el que te frotas los párpados recién levantado es tan extremadamente bello que toda hemorragia y rubor de los que mi cuerpo disponga para expresar mi sentir no bastan para manifestar cuan esplendoroso te contemplo bañado en la luz del nuevo día.

M - [Esperando a que acabe]

Y - ¡Ah, mis orejas palpitan! ¡Me siento tan acalorada que tengo que estar colorada! Pero ignoremos mis tonalidades. Tus ojeras y cabello alborotado me dicen no solo que has dormido maravillosamente, sino que has descansado todo lo que podías descansar, ¡sin escuchar ni una sola de nuestras voces! Seguro que has soñado con tu amante esposa, ¿a que sí, a que sí? ♥

M - No he dormido.

Y - Por supuesto: ¿cómo vas a dormir si no es conmigo a tu lado?

M - Más te vale tener tu pretexto preparado.

Y y Yui - ¡Ha sido Yuno!

Yd - [¿¡Qué?!]

M - [La coge por el cuello]

¡POF!
¡PAFM!
¡CRAC!
¡FIUUUUUUUUUUUUU!

Yd - [Volando cielo a través, horizonte cercano, dejando tras de sí el rastro de una matutina vía láctea de cristales]

M - [Vuelve a la cama]

Y - ¡Ja! ¡Y mira que no me refería necesariamente a esa Yuno! ¡Ja, ja, ja! ¡Ahora puedo olvidarlo todo!

Yui - Ahora me siento culpable...

Y - ¡Estoy triunfante! ¡Estoy pletórica! [Empujón]

Yui - [Al suelo] ¡Yuki-sen!

Y - No te quedes patidifuso, hombre, continuará haciendo números rojos en espíritu. [Siguiendo a su amante esposo para dentro] ¡Es la hora de la siesta!

9:30 a.m: Hora de la siesta

Y - [Zzzz]

M - [Ojos abiertos]

12:30 a.m: Segunda hora de la siesta

M - [Zzzz]

Y - [Ojos abiertos y mojados de sangre craneal] Ahh, estos maravillosos momentos con tonfas medio incrustadas en el cráneo~♪.

2 p.m: Recolección

Y - Yui, ¡están a punto de recogerme, te lo digo en serio!

Yui - ¡Nadie quiere que trabajes, sensei, bastante complicado es ya de por sí mantenerte medianamente salva, a secas, sin movernos de casa!

Y - ¡Deja de zarandearme! ¡No me toques! ¡Ni siquiera sabes en qué trabajo!

Yui - Lo has ocultado hasta a ti misma... Estás muy nerviosa... Ni siquiera en mi monitor tengo pruebas fehacientes de que hayas encontrado empleo alguno... ¡¡Me estás pidiendo auxilio a gritos!!

Y - ¡Se suponía que estabas de mi parte!

Yui - ¿A quién estás viendo? ¿Es ese Rodolfo del Día del Beso? ¿¡Es más importante que yo?!

Y - Me estás clavando las uñas y con estos hombros ¡también me gano la vida! ¡Apártate de mí, ignorante de la vida, ni siquiera sabes...!

¿? - Justo lo que el jefe se esperaba.

Y - [De piedra] Nú... [Gira el cuello a trompicones] Número 2...

Número 2 - ¡Cómo has podido!

Y - ¡No es lo que parece, te lo juro!

Nº2 - Ni siquiera has tenido la delicadeza de arreglarte. ¿No te da vergüenza?

Y - [Asintiendo vigorosamente] Mucha, mucha vergüenza.

Nº2 - [Señalándola] ¡Vergüenza sobre ti! ¡Vergüenza sobre tu casa! ¡Vergüenza sobre tu yegua!

Y - [Manos al cráneo] ¡¡No, sobre mi caballo no...!!

¡Cualquier acto de rebelión es pura coincidencia...! >/º<;

Y - ¡Aaaaaahhhh! [Hundiéndose en las arenas movedizas que son la muchedumbre abalanzada sobre ella]

Yui - ¡¡Yuki-sensei!!

Y - ¡Socooorro, auxilio...!

Yui - ¡Yuki-sen, sigue hablando! [Saltando sobre la indomable marea de cuerpos aglomerados y nadando en ella]

Y - ¡Me ahoooogo...!

Yui - ¡Veo un brazo, un brazo blanco! [¡El héroe se aferra a la mano cuyos dedos se retuercen en su busca, cuyas uñas rasgan la piel!] ¡Ay! ¡Ya estoy aquí, sensei!

Y - ¡Rímel no! ¡Todo menos rímel...!

Yui - ¿Rímel? [Apretón] ¡A-ah-AH! ¿¡Pero qué te están...?!

Nº2 - No le toquéis mucho la cara: aunque parezca mentira se gana parte de la vida con ella.

Yui - ¿¡Q...?! ¿Qué has querido decir con eso, palurdo?

Nº2 - ¿Qué me has llamado, mindundi?

Yui - Lo que oyes. =_=*

Y - ¡No te distraigas con tu modo extrañamente hostil justamente ahora, Yui! ¿Es que no ves que es un príncipe bidimensional? ¡Yo no veo nada...!

Yui - ¡Ohh, yo sí que lo veo!

Y - Que no se te llene la boca de desprecio, por Dios. ¿Cres que es el momento? ¡¿Lo crees?! ¡Vas a dejarme aquí sepultada...!

Yui - Después de todo, ¿cómo podría apreciar tu belleza un "hombre" más femenino que tú?

Nº2 - ¡...!

Ejército reagrupado tras una Y embellecida y sentada en una silla - Of.

Yui - [Esa silla es desconocida] ¡Yu...! Yu... Yuki-sensei con tacones...

Y -  Fuf. [Pelo (reluciente) hacia atrás] Ya has tenido que salpicarme el suelo de rojo. El día que venga un policía a esta casa... [Cruzando las piernas, mirándose las manos] Hasta me habéis pintado las uñas. Buen trabajo, equipo Cosecha, no habéis dejado fruto en rama. ¡Descansen!

Equipo Cosecha - [Pisotón diestro al suelo] ¡Ofof, ofof!

Y -  Dispersaros. [Fus, fus con la mano]

Yui - ...

Y - [Observándolo fijamente por el rabillo del ojo]

Yui - . . .

Y - [Ceño fruncido]

Yui - [Sudor] Seguro que tienes sed. Voy a por algo de beber...

Y -  Todavía no he acabado contigo, Yui.

Yui - ¡No me entones así, sensei, yo soy el héroe...!

¡Técnica no tan secreta del recogedor de la muerte! 
 Nunca falla. *^*

Y - ¡Valiente héroe! ¡Ahora siéntate!

Yui - ¡Hii! [En el suelo mismo]

Y - [En pie] ¿Te parece bonito hablarle así a Número 2, con lo sensible que es?

Yui - ¡No me pidas que me compadezca de él porque no lo haré! ¡Es un maleducado, un grosero, un irrespetuoso, un desconocido...!

Y - [Paseándose] Míralo, ocupando tu rincón.

Yui - ¡Un usurpador...!

Y - Tembloroso. Medio escondido con la larga cortina que me regalaste o, mejor dicho, que te regalaste a ti mismo para futuros momentos similares. Ocultando y probablemente secando sus ojos repletos de lágrimas con un azulado pañuelo de cuadros poco visible entre las palmas de sus manos, al borde del gimoteo ahogado del restante hilo de voz que reserva en su seca, irritada garganta...

Nº2 - [Encogiéndose más aún ante tan precisas descripciones] ¡Buuh!

Y -  ¡Dios, qué tentación! [EJEM] ¡U-uh! ¡Me lo has convertido en una doncella! ¡Te parecerá bonito, rana, sapo! ¡No recuerdo haberte criado con estos principios!

Yui - No me confundas más de la cuenta, Yuki-sen: tú no me has educado...

Y - ¡Renegado! [Recogedor de la muerte ¡2!]

Yui - ¡Agh! [Y cae de espaldas] A veces es imposible entenderte, Yuki-sen, ¡ese proyecto fallido de hombre te ha atacado!

Nº2 - [Espasmo]

Yui - ¡¡Y ni siquiera me dices quién es!!

Y - ¿¡Pero quieres dejar de traumatizármelo?! [Recogedor de la muerte ¡3!]

Yui - ¡Puedes tirarme los recogedores que quieras, seguiré sin poder con tanto secretismo!

Y - Jum. Conque volviendo al tema. [Pisoteándolo a base de bien con los tacones, a falta de recambio de recogedor]

Yui - ¡Dímelo! ¡Necesito saberlo!

Y - Lo que necesitas es un pañuelo. ¡Qué desgracia, qué infortunio que Número 2 ni esté en condiciones de facilitártelos ni disponga de otros a los que carezca de importancia manchar para siempre de tus encarnados fluidos vitales...! Aunque ahora mismo no tengo muy claras las razones de tu hemorragia nasal. Te gustan los tacones, ¿eh?

Yui - ¿¡Quién era esa gente?! ¿¡Quién es ese intruso?! ¿¡Por qué te han arreglado?!

Y - Ya no te puedes levantar del suelo, ¿verdad que no?

Yui - [El siempre sincero cuerpo de Yui dice: no] ¿¡CÓMO te han cambiado la ropa?!

Y - [Sonrisilla] ¿Quieres los detalles?

Yui - ...por favor...

Y -  ¡Lástima! ¡Se te acabó el tiempo!

Yui - ¿¡Qué?!

Y - Jemjem. [Carraspea] Ejomjem. [Carraspea más fuerte] ¡Ejumjimjom! [Carraspea muy fuerte] ... [Silencio repentino, pero cómodo] ¿Tengo que carraspear eternamente, narrador de Dios? *^* [¡Ah! Oh...]

2:47 p.m: Hora de irse

Y - [Cogiendo del brazo a Nº2]

Nº2 - [Se deja arrastrar]

Y - ¡Ji, ji! ¡Te dejas llevar!

Yui - ¡Espera! ¡No puedes dejarme así! ¿¡Adónde vas?!

Y - ¡Salta a la vista!

¡Al Club de Anfitriones!

Y - ¡Bienvenido al Club Bandeja Negra, el único club de anfitriones unisex con anfitriones y anfitriona en España por lo menos! ¡Para todos los gustos, para todos los géneros, para todos los sexos, pero no para todas las edades! Lamentablemente...

¡Mhmm! Dejando las normas de la casa para más adelante, me permitiré presentarme: mi nombre de anfitriona (o hostname) es Yuki. [Se ha roto la cabeza] Dado que este mediodía cierto loco me ha impedido llegar puntual y limpia a la hora de preparación, recae en mí el honor de realizar la presentación de apertura del día de hoy. Por suerte o por desgracia, en estos momentos en los que el club acaba de añadir esta innovación que evidentemente ha sido idea mía solo disponemos de mi persona como parte principal, completa y única del servicio femenino. No existe motivo alguno por el que preocuparse: soy muy versátil. En caso de escogerme, seré del modo en el que se prefiera que sea, si bien una vez seleccionada la preferencia no habrá posibilidad de cambiarla mediante métodos ordinarios. No. ¡Digo! ¡Sea cual sea el método que se desempeñe!

Ya que, como he comentado anteriormente, soy la única anfitriona del lugar, me veo en la regocijante obligación de estar capacitada para encarnar la mayor variedad de carácteres que me sea posible junto con su tipología para así satisfacer las preferencias del mayor número de clientes posibles. Por lo mismo y aun en el caso de que me apene, acapararme durante toda la jornada, ya sea diurna o nocturna, resulta inviable. A no ser que el local esté vacío de interés por mi persona o se acceda a la modalidad compartida, ¡si me solicitan...!

Incluso en tal caso, sigue sin haber cabida para la preocupación en el ánimo del cliente: el club ofrece una gran diversidad en cuanto a tipos se refiere. Desde el clásico pero eternamente popular príncipe solitario hasta el shota salvaje. Mis compañeros aquí presentes gozan de la mayor popularidad del local del uno al seis y, puesto que eres el primer cliente del día y has recibido nuestra presentación Especial Uniformes, ¡solo por hoy dispones de la gran e irrepetible oportunidad de escoger entre ellos!

No obstante, detecto en ti el aroma de la inclinación por lo fraterno, Niichan~☆. Si te ofrecemos una selección de nosotros siete, ¿me elegirás a mí?

Ahora, estimado huésped, ¿a quién escoges?

Nº3 y Nº4 - [Susurros] ¡Buena presentación!

Nº6 - [Bisbisea] ¡Así se hace!

Nº1 - [Murmullo] Aceptable.

Nº2 - [Alto] ¡Mal! ¡Muy mal, fatal! [Cruzándose de brazos] Pero si apenas ha abierto la boca para referirse a nosotros. Egocéntrica...

- Habíamos quedado en que si el cliente que abría la puerta era un hombre procedería con la explicación detallada de mis funciones. =^=

Nº3 y Nº4 - No le hagas ni caso, ¡está celoso!

Y - ...quizá no haya sido necesariamente Yui quien te ha dejado hecho una doncella...

Byakuya - [Disgustado para variar] Para esto te he entrenado.

- [Guiño con brillo] ¡Acudo a tu llamado, Niisama! ♥

Nº3 y Nº4 - ¡Muy bien, Yuki!

Nº6 - ¡El primer cliente de la tarde!

Nº2 - Fu. [Giro de cabeza] Eres la única mujer del club, no es que tuviera mucho donde elegir.

Y - Oh, querido, ¡qué error! Si el cliente quisiera una mujer, podría haberte escogido a ti.

Nº2 - ¡...!

Anfitriones del 3 al 6 - Estupendo.../Ya estamos otra vez./¡Tenías que decirlo...!

Y - [Levantándose de un salto, con un pie y media pierna al aire] ¡Modo hermana menor versión respetuosa/activa con el extra adicional (regalo de la casa y cortesía de una misma) de calidad de exdiscípula activado!

¡Los cambios de vestuario en público y sin avisar están a la orden del día!
Oh. Un segundo...

Y - ¡Como ves, no me equivoco nunca!

Byakuya - [Arrebatándole la vara]

Y - ¡Ah!

Byakuya - [Arremetiendo con la misma]

Anfitriones del 1 al 6 - ¡!

Y - ¡Más chichones no...! ["¡Protegédme, manos! ¡Proteged la coronilla!"]

Byakuya - Cállate, inútil.

Y - Qué cruel, Niichan, mira que comenzar a jugar antes de tiempo con tu ataque físico-verbal y hacerlo aquí mismo, frente a mis allegados compañeros, sin esperar siquiera a llegar a la zona de los sofás con mesa incorporada... ¡Qué pensarán!

Anfitriones anteriores - [Tranquilizándose]

Y - Que todos los clubs de anfitriones estén cortados por el mismo patrón para carecer de privacidad por motivos de mera seguridad y decencia de puertas para adentro no lo justifica. ¿Te has olvidado acaso de leerte la entrada explicativa especial de lo que viene a ser un Club de Anfitriones? [Prendiéndolo del brazo] ¡Cómo podrás compensarme de ahora en adelante si no es comprándome caramelos~!

Byakuya - [Cerrando los párpados] Recuérdame por qué estoy aquí.

Y - ¡Oh! ¡Ohh! ¡Cruel y olvidadizo! Obviamente, estás aquí por mí. [Restregándose contra su brazo. ¿Es que es un gato?] ¡La duda ofende! [Hum, un perro...]

Byakuya - [Tirón de orejas]

Y - ¡Aaay ah ah ay! La disciplina física no está muy permitida que digamos en este club, Niisama. Harías bien en detenerte... [Se incrementa la presión y pasamos a retorcer] ¡Aa-ah aaah aaay! ¡Me rindo, me...! ¡Me rindo todo lo que puedo rendirme, pero detente! ¡Mis pies ya no pueden ponerse más de puntitas y si nos ve el jefe acabaré muy mal! ¡Ah ah auuu!

Byakuya - Desembucha.

Y - No sé, en realidad no está tan mal~♥. [La otra oreja se suma a la fiesta] ¡No no no no, tampoco vale la pena dar tanta guerra! ¡No hay otra razón, es porque son las...!

4 p.m: Apertura (posiblemente presentada por mí)

Y - No... No hacía falta que dictaras el horario inicial punto por punto. =·= [¿Me estás llamando incompetente?] Finalmente te conoces a ti mismo. [¡No me aplaudas!]

Byakuya - No me dices nada. [Sentándose]

Y - [Acompañándolo] Necesitaba con urgencia suma un primer cliente a mi medida, ¡no te podías perder mi trabajo! ¿No lo hago genial? Simplemente tengo que actuar como de costumbre y hasta cobraré por ello si nada ni nadie se interpone en mi camino.

Byakuya - Tú...

Y - ¿Me compras caramelos? ¡Tenemos los más caros del mundo!

Byakuya - [Mirada que no deja esperanza. De ningún tipo]

Y - ¿Y una bebida estrafalaria? ¡Tenemos las más costosamente raras!

Como la copa pokémon (nunca mejor dicho).

Y - Aunque esa da pena tomársela. =·=

Byakuya - [Mirada de infinito desprecio]

Y - No me mires así, que me ruborizas. Después de todo, yo te he llamado y tú has venido sin hacer preguntas. Puede que no me ames, ¡pero me quieres!

Byakuya - [Se levanta]

Y - ¡Espera! No puedes irte sin comprarte algo, ¡prácticamente todo mi sueldo proviene de ahí! ¡No me des la espalda! Niisama, si sigues adelante pasará algo terrible. Horroroso. Se te dará de sí la manga. ¡No querrás que se te dé de sí! Se te ensanchará irreversiblemente, de tal forma que ni siquiera lavándola con un centrifugado de agua fría, helada y congelada lograrás restituir su tamaño originario... ¿Eres capaz de imponer tamaño calvario a tu ropa solo porque he dilucidado la verdad? Mira que eres tímido... [¡Paf!] ¡Oh! Ah. ¡Ja! ¡Como si por besar el suelo con la clásica técnica de la caída de tirón pudieses deshacerte de mi agarre! Que mi cara enrojecida no te engañe, ya no se trata solamente de mis innatas dotes acosativas, ¡esto es puro entrenamiento! En este club estamos más que acostumbrados a hacernos de rogar en absolutamente todo.

Byakuya - No eres más que una pesada.

Y - Qué entonación tan irresistible~☆. [¡Ras!] ¡Ah! ¡AH! ¡Ya ha comenzado! ¡Ya no es que se te ensanche, es que se desgarra...! [Pose dramática sin soltar la manga] ¡...como mi corazón! Si sigues arrastrándome por el suelo no habrá marcha atrás... Niisama... ¡Niisama, que estás limpiando el suelo conmigo, que me tienes completamente extendida sobre la moqueta...! Oh. ¿Te gusta verme así? Tienes unos gustos interesantes.

Byakuya - ¡Bellaca insolente!

Y - [El tobillo se añade al agarre] ¡Pero qué pasión, Niisama! =///=~♪

Byakuya - [Intentando por todos los medios zafarse de su agarre a base de tirones ] Hfh... [Prueba a pisar su muñeca, pero ni así] ¡Suéltame! [Patada]

Y - ¡Ji, ji, ji! ¡Qué dolor! ¡Una hemorragia bucal! ¡Hacía tiempo que no me brindabas una de mi propia boca!

Byakuya - [Jadea] Demente... [Sudando] Eres peor que una enredadera.

Y - Niisama, sé muy bien lo increíble y arrebatador que puedes llegar a ser, ¿pero no te parece que deberías tener un mínimo de consideración para con tu manga antes de que ascienda al cielo de la sociedad de almas de la tela de forma irremediable?

Byakuya - [Cansado]

Ace de Corazones - ¡Ja, ja, ja!

Y - [Se suelta]

Byakuya - [Se detiene]

Ace de ♥² - [Se agacha] ¡Mi turno!

Y - [Muy quieta... muy quieta...]

Ace - [Golpecitos con el dedo] ¡Mi turno!

Y - No me mires. Soy una alfombra.

Ace - ¡Mi turno!

Y - Por mucho que me atormentes en cuclillas o me des en lo que sería mi nuca si no fuera una alfombra, que lo soy, para provocarme temblores ¡que no puedo sentir por naturaleza! no conseguirás que deje de ser una alfombra.

Ace - [Tirándole del pelo] ¡Mi turno!

Y - [Cabeza arriba] ¿Pero cómo demonios lo has averiguado? =_=

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - Eso no me dice na... [Byakuya se marcha] Quieto parado.

Byakuya - ¿Quieres perder esa mano?

Y - [Sonrisa demente] ¿Quieres cortármela? ¿Podría vivir con ello tu conciencia, con el inusitado aprecio que me dedicas? ¡Je! Me pregunto.

Byakuya - ... [Al camarero] Tráeme licor.

Y - Así se hace. [En pie, ¡señalando a Ace!] ¡Tú! ¿Cómo te atreves a presentarte aquí de punta en blanco? ¡Parece que el anfitrión seas tú y no yo! ¡Atrevido! ¿¡Quieres hacerme sombra?! ¡Claudica! ¡Confiesa!

¿Tres?
¡Eso es dinero!

Y - [Qué tentación tan grande. Habrá que resistirse] ¡Ya lo has oído, camarero! [¿¡Qué?!] ¿Querrás sentarte con nosotros en la mesa siete, estimado huésped? Como puedes ver, disponemos de una serie de pequeñas mesas en las que colocar las consumiciones, rodeadas por varios sofás. Dichos sofás están posicionados de forma semiprivada, no se diferencia en gran medida de una cafetería común. Salvo por la luz y el ambiente. Brilla y flota, casi puede captarse el fondo resplandeciente propio de la vida de color de rosa. [Guiño profesional] Nadie tiene por qué escuchar lo que digamos, pero podrán vernos en todo momento. ¡Je, je! ¡Qué sería de nosotros si cupiera la posibilidad de aprovecharnos de nuestros clientes o si permitiéramos que se aprovecharán de nosotros! ¿Ah? ¿No te has fijado? ¿No dejas de reír? ¡Mmm, quizá no puedas apartar la vista de mi mejor sonrisa! ¿Tú qué dices, Niisama?

Byakuya - Siéntate.

Y - [Sentada] ¿Qué van a pedir los señores en mi compañía?

Ace - ¡A ti!

Y - [Sonrisa inocente] Mmm, ¿cuál sería la mejor forma de definir lo que siento? ¡Espero que mueras en un incendio!

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - ¡JA, JA, JA!

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - ¡JA, JA, JA!

Nº3 y Nº4 - [En los sofás adyacentes] ¡Parece que se lo están pasando bien!

Nº2 - [Espiándolos tras una planta] Esas risas no son normales.

Nº3 y Nº4 - ¿Ahora nos vas a venir con que no sabe ni reír?

Nº2 - Cuando aprendáis a hablar por separado adquiriréis el derecho a opinar.

5:45 p.m: Segunda Ronda

Y - ¿Ya es esta hora? =·=

Ace - [La mano encima]

Y - ¡Ahh! ¡Eh, eh, eh! ¡Eso no está permitido, no puedes tocarme, quítala de ahí!

Ace - ¡Se te suben los colores!

Y - ¡Se me corta la respiración! [...yo me rindo] Uh. ¡A-ac...! ¡Burro!

Camarero - Me ha costado encontrarle "licor" a secas.

Byakuya - [Coge el vaso]

Y - ¡Da las gracias, Niisama! [Al camarero] ¡Gracias!

Camarero - A usted, señorita, que me ha encontrado un trabajo más.

Y - Lo habrías encontrado tú solo...

¡Chap!

Y - [Chap, chap. Empapada]

Ace - [Muerto de risa]

Y - Esta es la inversión del licor. Qué revoltoso, qué vivaracho, Niisama, ¿estás tan acostumbrado a hacer lo que quieras conmigo que has olvidado el lugar en el que te encuentras, así como las normas que lo rigen? Donde fueres haz lo que vieres, Niichan.

Byakuya - [Desenvaina]

Y - ¿¡Pero te han dejado entrar con la espada?!

Anfitriones Alarmados - ¿¡Era de verdad?!

Byakuya - Dame la mano.

Y - Hum. Claro. [La patita es su truco favorito]

Byakuya - [Corte superficial]

Y - [Abre los ojos, nunca mejor dicho] ¡No! ¡No me digas que el alcohol era el desinfectante! ¡No me cortes la mano, la necesito para escribir! ¿¡Quién te la dará si no yo? ¡Agh...!

Ace - [Patada a la espada]

Y - ¡Ihhh!

Byakuya - Otro insensato.

Ace - [Otro que desenvaina] ¡Ja, ja, ja!

10 minutos de indispensable censura más tarde en la que interviene la pérdida de una cantidad no masiva pero sí significativa de sangre a borbotones por parte de Yukino y un club histérico 
que nos lleva a las 
6:15 p.m: Descanso

Jefe - ¿¡Pero qué son estos gritos?! ¡Argh, un cadáver! ¡Otra vez no!

Y - [Medio ida]

Nº2 - Ah, Jefe. Yuki no responde.

Jefe - ¿Ni tan siquiera con el dúo de gemelos?

Nº2 - Ni tan solo con los dos dándole palmaditas en cada mano.

Jefe - ¿Se las sostienen?

Nº2 - Hemos llegado al extremo de apretárselas.

Nº3 y Nº4 - ¡Yuki! ¡Yuki!

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¡Solo conseguís que le sangre la nariz!

Jefe - ¿El responsable?

Nº6 - No prestábamos atención cuando se inició la algarabía de barbarie, pero tenemos razones de peso para suponer que se trata del cliente de la espada ensangrentada.

Jefe - [Examinándola con un par de ojeadas de vuelta de barbilla] Le han respetado la cara. [Ojeada interior, abriéndole la boca con el mismo pulgar que le sujeta la barbilla] Y los dientes. Llevadla dentro, descontadle el tiempo que tarde en despertarse de su hora de descanso y no le deis ni un caramelo.

Nº3 y Nº4 - ¡Sí, jefe!

Jefe - Yo haré lo propio con su sueldo. ¡Ughs! ¡Cómo ha dejado la mesa! ¿Para qué he puesto la moqueta absorbente, chicos, para que la desaprovechéis? [Se da la vuelta] ¿Uh?

Y - [Pero algo se lo impide agarrándolo por la camisa] No me despidas...

Jefe - ¡Mira qué bien! Véndate y ponte a trabajar, trasto.

Y - [Con los ojos llenos de lágrimas] No me despidas...

Jefe - Yo no despido a la gente por tan poca cosa, descerebrada, ¿crees que no tengo sentido del negocio? Te lo restaré de tu sueldo. ¡Hala, a trabajar!

Y - Qué suerte. [Extendiendo los brazos] ¡Ace! ¡Llévame, que me caeré! ¿Qué haces? ¡Uah! ¡No pretenderás dejarme aquí tendida en la mesa donde todo el mundo pueda verme, que aquí no hay privacidad visual! ¿No te da vergüenza? ¡Estoy sucia de sangre!

Nº2 - Tontaina.

Y - Andrógino.

Nº2 - [Ojos llenos de lágrimas]

Clientas y Anfitriones - ¡Uf!

Ace - ¡Ja, ja, ja! [¡Aúpa!]

Nº3 y Nº4 - [Facilitándoles una puerta abierta]

Y - Bien. Por fin: conversación a puerta cerrada. [Ensuciando su blanco traje de "caballero" entrecomillado] ¿Te lo has pasado bien? Le debes de haber dado a la clientela todo un espectáculo gore a juzgar por el estado de mi hombro. Por fortuna todo puede justificarse como espectáculo. Sin embargo, ¡no por eso me olvido de lo que has hecho con mi hombro, bestia desbocada! ¡Ya me extrañaba a mí no sufrir las consecuencias de tenerte a mi lado! ¿Qué pretendías, protegerme o herirme?

Ace - ¡Divertirme!

Y - ¿Pero a ti qué te pasa con mi hombro?

Ace - El hombro es lo de menos, ¡lo que quiero es perforarte!

Y - [Vapor] ¿¡Te parece conveniente manifestar tus intenciones conmigo en tus brazos y en horario infantil?! ¡Digo! En este mi Otaku Hen apto para casi todos los públicos...

Ace - [Dejándola sobre otra mesa] ¿Por qué te has traído a Aoi?

Y - Para ahuyentar a Yui. ¡No digas su nombre! ¿¡Por qué te sabes su nombre?!

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¡Y lo cuelgas en la pared!

Y - Para que no moleste. =^=

Aoi - ¡Ama, yo también quiero caramelos!

Y - ¡Eres un adorno, Aoi!

Aoi - Por favor, ama: el gran Aoi es el Dios de los adornos.

Y - [Suspira] Af. No era precisamente esta la imagen mental que imaginaba yo sobre la vida de anfitriona.

Ace - ¿Esperabas estar rodeada de hombres? ¡Ja, ja, ja! ¡No se diferencia a tu día a día!

Y - [Vendándose de buena manera] ...

No pasa. ╥w╥

Sombra de Sombrero - Para ser una mujer tan aparentemente inteligente, hay que ver lo tonta que llegas a ser.

Y - Uh. Ho-hola... Hum. Hum... [El sombrerero] ¿¡Blood?!

Ace - ¡Está vivo!

SS - Jumf. ¿Te has permitido la osadía de olvidar el nombre de tu marido en mi ausencia? Qué mujer tan endemoniada...

Y - Tú ni siquiera te dignas a pronunciar el mío, aplícate el cuento.

Ace - ¡Está polvoriento!

Y - Tienes razón: qué desperdicio de cabellera. Aunque, en realidad... hasta espolvoreado de tierra mantiene su atractivo. ¡Ag! ¡Me irritas!

SS - [Apartando a Ace de un empujón]

Ace - ¡Ah! ¡Me han apartado!

Y - ¡Vuelve!

SS - [Agarrándola por el hombro herido y del brazo recién extendido] Tú... No permito mi mujer emplee su escaso tiempo en semejante antro propio de vulgares buscavidas.

Y - ¿Qué haces? ¿Qué estás haciendo? Duele... Aquí no puedes hacerme daño, ¡no puedes presionarme de ninguna de las maneras! ¡Es ilegal! Qui... quita ese pulgar de ahí... ¡i-igh...!

SS - ¿Por qué trabajas aquí? ¿Por qué te has concedido el atrevimiento, señorita? Mujer provocadora... ¡Respóndeme!

Ace - Porque un ejército no es suficiente.

Y - Eso, tú ayúdame. [Aprietan] ¡Aihuffof!

SS - ¿Nada en tu favor?

Y - Conociéndote, tu enfermiza mente ya ha decidido por mí lo que es real y cierto.

SS - Tienes que confirmármelo tú, señorita.

Y - ... [...] ... [...] ... [...] ¡Mírame a los ojos!

SS - [Mirándola]

Y - [Qué ojos de loco]

SS - [Te estoy oyendo]

Y - [Me estás leyendo al mente, que es diferente. ¿Te importa? Un poquito de privacidad, que todavía estoy pensando]

SS - [Un buen marido no puede desconectar así como así, señorita. Equivaldría a autorizar a mi buena mujer a pensar libremente]

Y - Según tu punto de vista se supone que soy una mala, ¿eso no me beneficia en nada?

SS - ¡Contéstame!

Y - [Todavía reflexionando la ruta a seguir] No pierdas los estribos, ¿qué pensarán de ti tus subordinados? ¡Decoro, hombre!

SS - De modo que así es como engañas a los hombres. Jumf, debes de ser una inmejorable distracción. Qué chica tan mala, malísima...

Y - [Y aún lo puede ser más] Trabajo aquí... porque sé que vendrás a buscarme.

8 p.m: Ronda Final

Y y sus clientes - [De nuevo en el sofá]

Ace - [Con vino en la mano y salpicando] ¡Ja, ja, ja! ¡Ja, ja, ja, ja, ja!

Y - ¡Deja de reírte! No era mentira: sabía que vendría a buscarme. Igual que tú. [Lo que no sospechaba era que la encontrarían]

SS - [Con una taza de té en la mano y la mano de Yukino en la otra] Es la hora del té, señorita. Pórtate bien.

Ace - ¡Mantén la compostura! ¡Ja, ja, ja! ¡Ja, ja, ja, ja!

Y - ¡Se te ha acabado el vino, Ace! Pide comida.

SS - Si lo que quieres es alimentarte, te daré cuanto precises. [Sorbe] En mi mansión.

Y - Me siento hasta tentada. =¬=;

SS - [Sonrisilla ufana] Te mudarás tarde o temprano.

Ace - ¡Tienes hambre!

Y - Es que resulta que no era Yui quien había echado el candado a la cocina... y tengo hambre.

Ace - ¡Tengo patatas!

Y - ò0o*

SS - Jumf, qué vulgar. Mi mujer no debería contaminar su paladar con tan ordinarios sabores.

Y - ¡Para mí, para mí...!

¡Mi sustento!

Jefe - ¡No!

Y - ¡Jefe! [Patalea en el aire] ¡Son mías...!

Jefe - ¿Qué te he dicho de comer en horas de trabajo?

Y - ¡Jefe, dices tantas cosas...!

Jefe - ¡Despedida!

10 p.m: Regreso

Yd - [Con cristales incrustados. No diré dónde] Yukino-sama. ¿Qué tal ha ido? =w=

Y - ¡Estoy despedida!

Yd - Qué sorpresa. ¿Beneficios? =w=*

Y - ¡Exiguos!

Yd - Entonces, ¿cómo viene tan contenta? =w=!

Y - ¡Tengo mis caramelos!

¡Todo lo que deseaba!

Y - Y seis contactos nuevos de índole anfitriona~♪.

Nº2 - Tal y como esperaba, tu casa no es nada del otro mundo.

Y - Toma, Nº4, dale este caramelito a Nº2.

Nº3 y Nº4 - ¡Llámanos por nuestro nombre, Yuki!

Y - Los nombres no son más que una muestra de confianza.

Nº6 - Vaya una amante de las frases negativas.

Y - Si os pusiera u os llamara por vuestro nombre correría el riesgo de que pasarais de extras y secundarios originales de este mi Otaku Hen a personajes originales de este mi mismo Otaku Hen en toda regla. ¡Es mucho trabajo!

M - Yuki.

Y - ¡Cariño! ¡Estos son mis nuevos amigos!

Ace - ¡Hombres, cómo no!

Y - [Mirada mortal]

M - No me has llamado.

Y - ¿Eh? [Procesando...] ¡...! [Ensanchando ojos, boca, sonrisa y pupilas] ¡Cariño...!

M - [Tonfazo]

Y - [Revota contra la pared]

Nº3 y Nº4 - Esta chica no descansa...

4 comentarios:

  1. Jaja, qué filosofía más interesante. De hecho, es hasta atractiva la idea de no invertir tiempo en algo que no será mío porque a fin de cuentas, siempre se tiene una mínima idea de lo que puede o no llegar a ser tuyo. XD
    Se puede definir al narrador como un ser abstracto. Qué genialidad, por cierto… Es un ser abstracto casi acosador. ¿Qué se siente que algo que no conoces lo sepa todo de vos? XD
    Osea que haces todo eso porque no querés tener un momento para pensar. ¿Estás escapando de tus obligaciones? Qué gracioso. XD

    Pobre Yuno-dono… =w= Menos mal que forma parte tuya y por lo tanto es sumamente resistente. XD
    ¿Esas horas tan tempranas son las horas de las siestas? Qué interesante. XD
    ¿No es muy exagerado N°2? Si bueno… Tuviste mucho tiempo para prepararte y lo desperdiciaste… Todo es tu culpa, Yuki. XD

    ¡Qué rivalidad más agradable hay entre N°2 y Yui! Me encanta que Yui te defienda de esa forma. XD
    Ja, ja, es gracioso que Yui diga eso. Todavía lo recuerdo en su modo príncipe y no es muy masculino que digamos con esas botas. XD
    ¡Es magnífico el equipo cosecha! XD
    Jajajaja, ¡pareces la madre de Yui hablándole así! XDD

    Oh~, ¿sos una especia de Alicia con esos comentarios tan… cómicos? XD
    Bueno, ¿qué numero es el chico tuerto? ¿El chico de pelo verdoso? ¿Uno de ellos tiene una fusta? XD
    Jajaja, ese club se ve muuuy hermoso- XD
    N°2 es muy crítico y gritón… OwO Los demás son muy amables. XD
    Buena presentación pero hiciste perder la calma de Byakuya…. XDD
    No era una muy buena idea que lo llamaras para que vaya a tu trabajo. Es un hombre de su hogar, trabajador, viudo… que mira con infinito desprecio… XDD No es lugar para un hombre tan recto como él. XD
    OoO
    ¡Una lucha increíble! Me encanta la exasperación de Onii-sama. XDD
    Creo fervientemente que Ace es uno de los mejores acosadores que existen en Otaku Hen. XD
    ¡Es genial que se diviertan taaanto! Todo el mundo nota que son grandes amigos Ace y vos. XD
    Yuki, ¿a quién le da la patada en la espalda Ace? =w=
    Si solo conseguían que te sangrara la nariz, ¡estabas perfecta! Jajaja, fingías para que te siguieran tocando y golpeando, ¿no? XDD
    Si dejabas a Aoi en tu casa, ¿a quién iba a molestar? ¡Por lo menos dale un caramelo, Yuki!
    ¿Qué tipo de problema tiene Ace? ¿Tiene que contar todo lo que le pasa o piensa? XD
    Me causa mucha gracia que Ace no sepa comportarse y se ría tanto. XD
    ¿No es una buena opción para marido SS? Es un tanto psicópata, pero parece que de verdad te quiere. XDD
    ¿Quien fue el o la que le puso un candado a la cocina? XD
    O___O
    Las patatas son riquísimas… SS no sabe nada…¬w¬

    Ese Jefe dijo que no despide a la gente por tan poco cosa en el momento en que habían hecho un desastre terrible y ¡cuando te vio queriendo comer una papas te despidió! Es un idiota… O_O

    Pobre Yuno-dono. Me sorprende ver que no se haya quitado los cristales a lo largo del día. Otra cosa que entendia bien es porque no duras nada en tus trabajos y saque una conclusión: ¡es porque tu parte eficiente se queda en tu casa! XD
    Jaja, yo creí que se llamaban N°3 y N°4. XDD Aunque, es cierto que tener seis personajes originales más, es mucho trabajo. XD No obstante que no quieras llamarlo por sus nombres porque denota una confianza innecesaria no es una excusa que puedas aplicar con lo descara que sos, más precisamente con “Niisama”. XDDD
    Ay, cuánta razón tiene Ace. XD
    Ju, ju~ ¿Te extraño mucho D-Médico? Es muuuy lindo de su parte. Y por lo visto no perdona que lo hayas olvidado. XD
    N°3 y N°4 son demasiado agradables. XD

    ResponderEliminar
  2. ¿Cómo podría deshacerme de unos conejitos tan poco espeluznantes? XD
    Es una entidad incorpórea. XD
    Qué pudo decir, no es un acosador supremo, solo es alguien... con muuucha información. XD
    No escapo de mis obligaciones, ¡escapo de mis pensamientos! XD

    En realidad, como una de mis personalidad que es, cualquier daño que reciba solo me afectará a mí. =w=··· Normal que no nos preocupemos. XD
    Es que la vida laboral de una anfitriona se lleva a cabo por la noche. Aunque me despidieron temprano. XD
    ¡Claro, todo es culpa de Yukino, Yukino está ocupada quitándose a Yui de encima y se olvida de todo...! Pero sí, Nº2 me tiene tirria. XD

    No podía ser de otra forma entre un hombre que se esfuerza en "despreciarme" y uno que me considera la más maravillosa de las personas aun conociendo mis defectos y preguntándose a diario por qué demonios tenía que quererme. XD
    ¡Más masculino que Nº2 sí que es! XD
    Pero algo avasallador. =w=lll <- recuerda el incidente del rimel
    Alguien tiene que amaestrar a este salvaje. XD

    Como sucede con el resto de mis chicos a los que tanto cariño, se me pegan sus costumbres. ¿O quizá son ellos quienes las adquieren de mí?
    ¡Tiene un látigo! Tenemos para todos los gustos. ¿Te gusta la cara que pongo? ¡Me siento como la reina del mal con un ejército negro! ¿Y el nombre del club, te gusta? XD
    Nº2 es mi rival y contrincante laboral. ¡Será porque es lo más parecido a una mujer que tiene el club! XD
    Habría pasado de todas formas, conociendo a Niisama y conociéndome a mí. XD
    ¡El lugar de Niisama es el lugar que yo designe! >w<9
    Otra cosa inevitable: nunca está conforme con los lugares que le designo. A mi lado. =^=
    ¿Porque me encuentra siempre? ¡SS puede leerme la mente, Ace todavía está por ver! XD
    Y grandes enemigos. Qué línea tan confusa. XD ¡Lo que sí que notan es que vuelvo a hablar como la atolondrada de siempre y, por ende, estoy de fábula! XD
    A nadie: se la pega a la espada de Niisama. ¡Por Dios, nadie salvo él debería poder matarme! XD
    Dejaré las interpretaciones a tu albedrío. =¬=*

    ¡Los caramelos son míos y solo míos! XD
    Ace nunca se guarda nada para sí mismo, ni siquiera cuando lo apartan. ¡Es fantástico! XD
    ¡Por Dios, Debrah, yo ya tengo a mi psicópata! ¡Estoy rodeada de psicópatas! XD
    ¡Mi jefe, Jefe!
    SS es un señorito. XD

    Es que comer en horas de trabajo es una montaña de la misma altura que el Everest. XD
    ¡Qué raro que llames idiota a alguien! XD

    Como el dolor, en todo caso, lo siento yo, es su pequeña venganza hacia mí. O puede que simplemente tardara todo el santo día en volver andando a casa y no le diera tiempo. XD
    ¿Y los obstáculos que me encuentro qué? XD
    ¡Ese solo es su nº de popularidad como anfitriones! XD
    Puedo ser descarada (cosa que te agrada de mí =w=*), pero Niisama es Niisama y no es un pj original precisamente. XD
    ¿¡Oh?! XD
    Lo tengo acostumbrado... =¬=*
    No como Nº2, ¡maleducado...! XD

    ResponderEliminar
  3. Hola Yuki! Me gustaron tus traducciones son fascinantes :-D, queria saber si has traducido Kaichou Wa Maid-Sama??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no... pero eso no tiene nada que ver con esta entrada. XD

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas