miércoles, 19 de diciembre de 2012

Ensoñación 17ª - Desazón


Yukino - Un 8,5 en el primer examen de Gramática y un 7,5 en el segundo porque, tonta de mí, me olvidé de contestar una pregunta facilísima de un punto y cometí un error en otra con la misma puntuación. ¡Me siento henchida de orgullo por la primera nota! ¡A parte de un chico que sacó la misma puntuación, fui la única con una nota tan decente! Los demás lloriqueaban por un cinco, ¡ja, ja, ja! Oh, por favor, permite que me vanaglorie por una vez: ¡los cuatro futuros filólogos masculinos que son mis compañeros no me llegaban ni a la zuela del zapato! Héctor y José incluidos, pobrecillos míos.

Nánana - Una cantimplora.

Y - Entre un 7,5 y un 8 en Narrativa a pesar de lo contenta que salí del examen gracias a la indecisa de mi profesora. Es una mujer problemática. No obstante, he de decir que me lo imaginaba al pensar en el resultado del examen abajo mencionado.

Nánana - ¿Un saco de dormir?

Y - Ese otro no es si no el 8,5 en Ilustración, materia para la que paradójicamente guardaba el presentimiento de que no me había ido precisamente bien teniendo en cuenta que el examen no era un examen, ¡era una maldad!

Tres fragmentos ciegos a los que teníamos que poner título, autor y relacionar entre sí analizando qué trabajaban, bajo qué preceptos y qué les unía. Todo el santo control devanándome los sesos en busca de los archivos mentales que me corroboraran si eran tal o cual autor. Qué tortura... por suerte salí del paso. La verdad sea dicha, ¡creía que habría sacado muy mala nota! Hasta tal punto que cuando Héctor, a quien había informado previamente de mis funestos presagios, recibió las buenas noticias de mi boca, casi le da un ataque. ¡Ji, ji, qué cara puso, qué ojos desorbitados, esos ojos negro azabache...!

Nánana - Una linterna...

Y - Esta semana finalmente termina la temporada infernal, por fin llegamos a la recta final y al ensueño de las vacaciones sin apenas estudios de por medio. Noto cada centímetro de mí por los suelos, pero a la postre me sentiré reconfortada... Estoy convencida. =^=*

Nánana - Una... [Ojea la enciclopedia del amor-amor] Ja-ba-li-na.

Y - ¡Para entrar en el cielo es preciso morir! *^*

Nánana - ¡Alambre de espino!

Y - Correa.

Nánana - Mh~. Un innovador toque sugestivo al tema de mis dibujos. [Mano en su mejilla, bajando los párpados] ¿Me proporcionarás modelos?

Y - ¡No! ¡Es una correa!

Nánana - ¿Maltratar a tus semejantes está bien visto por la sociedad animal, señorita cachorrita?

Y - ¡¡Es decoración!!

Nánana - Quizá sea contraproducente llevarte atada del cuello en tu forma humana, ¡pero quién soy yo para valorar las ventajas y los riesgos de tus vicios...! ¿Miraremos luego?

Y - [Ha resultado ser más agotadora de lo imaginado] Es para Kao... Finalmente resulta útil para mis propósitos ahora que tiene otras cosas en las que concentrarse.

Nánana - Ah, la señorita amnésica cuyo estado mental parece haberse estabilizado al asentarse en una saludable melancolía.

Y - [Radiante, casi triunfal] Está muy dócil desde que no sabe quién es. Te hace sentir como toda una experta psicóloga, ¿eh?

Nánana - [Sonriendo mucho] ¡Gozar de tu amistad resulta un suministro continuo de distracciones morbosas!

Y - ¡Oh, por favor, que me sacas los colores!

Kao - [A los pies de Yukino] Quisiera saber quién soy...

Nánana - Una cerbatana...

Y - Continuando con las anécdotas de mi vida diaria o mejor dicho mensual, debo añadir sufrí un inesperado encontronazo con una cucaracha en el aula de Español de América. Decir que me quedé patidifusa es poco: permanecí paralizada y contemplándola fijamente durante un rato largo antes de decidirme y salir. Suerte tengo de que al ojo humano le sea tan imposible vislumbrar siquiera el ojo de un insecto como a mí discernir si me miraba o estaba viva o muerta. ¿¡Por qué tenía que estar precisamente en la puerta?!

Nánana - ¿Y esto?


Qué forma de inaugurar las imágenes de la entrada.

Y - Con el abanico de objetos varios donde elegir ante tus ojos, y escoges precisamente el menos colorido de todo el inventario. =^=

Yo que había inflado los globos de colorines precisamente para este momento.

Y - ¡Con lo importantes que son para marcar el camino de regreso que es desandar lo andado y tú vas y eliges el gancho!

Nánana - Estaba segura de que los dejaríamos en casa. [Ladea la cabeza a un lado] De hecho, ¡habría apostado a que eran para celebrar el resultado de la exploración!

Y - [Hace lo propio y la ladea al otro] Esta claro que no comprendes la importancia de la primera imagen que se da en una cita y luego sale en los resúmenes y nos persigue hasta el fin de los tiempos que es este viernes...

Nánana - ¿Esto es una cita?

Y - ¡Poco ortodoxa, pero lo es!

Nánana - [Estrecha sonrisa como la luna creciente] ¿Me harás una proposición indecente?

Y - Somos amiguitas.

Nánana - Mm, pero se pueden formular todo tipo de proposiciones indecentes a una amiguita, dado que existen innumerables propuestas enmarcadas en esa categoría. [Sonríe] He traído mi cuaderno. ¿Me prestarás a tus chicos?

Y - [Las pupilas son una espiral] Acabarán por denunciarme.

Nánana - [Quitándole importancia agitando la mano] No creo que al señorito del delantal desnudo le importe el escándalo público.

Y - ¡Pero a la policía sí!

Nánana - ¡Ah! ¿Pero a ti te preocupa la policía?

Y - Lo cierto es que el escándalo público sería la última de mis preocupaciones en caso de importarme la opinión policial, teniendo en cuenta que tengo a un jefe de una mafia sin determinar en este mundo sentado en el sofá y absorbiendo té negro como una esponja desde que comenzamos a repasar el inventario de la mochila. ¿De qué capacidad sobrehumana disponen tus riñones? Más importante, ¿quieres dejar de darle galletitas a Kao, que me la vas a dejar ciega a la pobre dóberman?

Sombra de Sombrero - Te estoy vigilando, señorita.

Y - Acoso, sombrerero, acoso es la palabra.

Kao - Pero si Yukino-san lo ha traído...

Y - ¡Mira qué buena memoria tiene cuando le conviene! [Cruzándose de brazos. Resopla] Pretendía interrogarlo para dar con el paradero de Ace ya que se trata de la última persona que lo vio con vida, además del único y lógicamente principal sospechoso de su presunta muerte.

Kao - Los brazos de Yukino-san tiemblan...

Y - ¡Céntrate en ti misma!

Kao - No sé quién soy... [Cabeza y orejas gachas]

Y - Como iba diciendo, pretendía interrogarlo y usar mi cerbatana, que está muerta de risa. No porque esté preocupada por él ni nada por el estilo, sino porque ¡hum, adoro la información! Y no me cabe duda de que alguna que otra fan me despellejaría si se diera el hipotético caso de hallar a Ace de cuerpo... ¡Jum! Pretendía hacerlo, pero...

SS - Así como el deber de un marido es vigilar a su alborotadora mujer veintitrés horas al día, el deber de un miembro de la mafia es mantener los labios sellados sea cual sea su rango dentro de la misma. [Sorbe]

Y - ¿No prefieres dedicar esas horas vacías a un sueño reparador de tu locura? La muerte, quizá.

SS - Es cerrar los ojos y preludiarte la oportunidad de fugarte con este nuevo parásito albino que has reclutado.

Nánana - [Tic en la sonrisilla] Vaya, uno más para la colección.

Y - [Señalándola con el índice] ¡Es una chica!

SS - Jumf, ¿te atreves a suponer que no se diferenciar un hombre de una mujer? Denominarlo "insultante" es una definición que no alcanza su cometido expresivo.

Y - ¡Es una chica! ¡Es que se ha desarrollado tarde! Mejor dicho, ¡se está desarrollando tarde! ¿No ves que (por una vez y porque la he convencido) lleva ropa femenina, por mucho que sean pantalones? Ir al bosque con faldas y a lo loco resulta inviable...

SS - Mi indecorosa mujer busca la compañía de travestidos...

Nánana - Oh, qué modales aseverativos los míos. Me enorgullece afirmar que efectivamente soy una mujer, don Escéptico.

SS - Un travestido con pretensiones.

Y - [Sosteniéndose la frente con la mano] Nánana, desnúdate por el bien de la misión.

Nánana - Una proposición indecente.

SS - A un travestido. Qué chica tan extremadamente mala...

Y - ¿Sabes qué? Últimamente he podido comprobar que mis actos reflejo me llevan a una muerte próxima sin remedio junto a Bestia Parda, ya que la sigo y la persigo hasta cuando cruza corriendo en rojo la muy temeraria. El departamento de tráfico ya nos tiene que haber echado el ojo. Si es que soy como un patito...

Nánana - [Manos en las mejillas] Una maniobra de distracción.

Y - ¿Sabes qué más? ¡Llevo unas dos semanas celebrando mi cumpleaños! Así se me hace llevadera la vejez que supone tener pleno derecho a la triste frase de "he vivido los últimos veinte años" a partir de ahora. No pretendía que así fuera, pero se ha producido de forma espontánea y gradual. Me han ido haciendo regalos, he invitado a comer a mis amigas como cada año, descubrí que Bestia Parda lleva tiempo jugando con mi vida dado que le ha dado mi nombre y posible futura profesión a un personaje sim que asegura que es igualita a mí (¡mentira!), que solo hacía falta cambiarle la ropa y los ojos (¡me ofende!) y que ha prometido con otro sim muy feucho (¡me deprime!)... ¡ah, y he añadido una visita a los recreativos!

Jugamos a hockey de aire tres veces seguidas. Me encanta el hockey de aire. Las dos primeras veces combatimos Smille y yo contra Bestia Parda, ¡dos partidas muy reñidas! Pero como no parábamos de autosentenciarnos a nosotras mismas con el dichoso disco que se colaba en nuestra portería por muy cerca que estuviéramos de superar la terrible puntuación enemiga, Bestia Parda salió victoriosa ¡de pura chiripa!

¡La tercera la jugué contra Smille y triunfé esplendorosamente! Haciendo honor de paso al dicho tan bien dicho de "a la tercera va la vencida". Lo celebré ¡sin apenas...! efusividad ni grititos de la victoria acompañados por el agitar de mis eufóricos brazos vencedores~☆. Alguna de las dos, no recuerdo muy bien quién, ¡creo que Bestia Parda!, comentó que por lo menos la miseria de mi rival servía para hacer feliz a la que invitaba, servidora. ¡Insuperable premio de consolación!

¡En lo que a regalos se refiere...!

¡Ta-ta-ta-chán ta~cháaan! 

Y - ¡Smille me ha regalado un gorro, el que hay sobre la pata izquierda del osito!

Me sienta divinamente, todo el mundo me lo dice. Según palabras textuales de Bestia Parda, con él puesto "parezco la típica europea" (es decir, francesa). Bueno, Francia está al lado y la he visitado en mi más o menos tierna infancia, puedo decir que mi borrosa memoria no recuerda muchos gorritos. Claro que tampoco recuerdo en qué época del año fuimos para allá. ¡No obstante, se acepta el cumplido! ¡Porque era un cumplido! Esta prenda de ropa es todo un descubrimiento: me permite ir mona y a la vez impide que el pelo me moleste demasiado en clase, durante los exámenes e incluso cuando el viento arrecia. ¡Pasamos de las diademas a los gorros!

¡Tornillo y Bestia Parda este oso, osazo de peluche marrón!

¡Mide un metro! A Smille, como cumple años dos días antes que yo e insistí en que el día en el que íbamos a comer juntas al restaurante celebraríamos nuestros respectivos cumpleaños a la par por mucho que invitase yo, le regalaron uno exactamente igual pero en beige. ¡Muy bonito! ¡Se parece al Suzuki-san de Usagi-san! Se trata de una pareja de gigantescos osos de peluche a los que Smille se ha tomado la gran molestia que supone el esfuerzo mental de bautizarlos como Marroncito y Rubito.

Quizá haga falta añadir que posee otro oso más pequeño desde hace años (regalo de Bestia Parda) que respondería si pudiera al nombre Blanquito, ¡adivinad el color!, al que Smille y servidora dedicamos varios minutos de nuestra ajetreada pero feliz vida precisamente por momentos como ese de encasillar y reencasillar entre la casilla de uke y la de seme. Porque claramente Blanquito sería el seme de Rubito: ¡es más pequeño! [Y así es como las fujoshis se entretienen con sus peluches, señoras y señores]

Puesto que eran tan grandes que ir con ellos a cuestas todo el día habría resultado agotador, los dejamos en casa de Smille antes de irnos y recogí al mío cuando llegó la hora de volver a casa, ¡total, nuestras casas están a un tiro de piedra las unas de las otras! Sopesé en voz alta la idea de hacer que Marroncito visitara a Rubito de vez en cuando para un emotivo reencuentro romántico, pero la experiencia de ir con mi peluchón botando en mis brazos por la calle quince minutos seguidos es algo que prefiero no repetir.

¡Este mamífero de felpa tuvo una gran acogida entre los miembros de mi familia y mi colección de peluches de la infancia! Es tan grande... Dormí con él durante más de una semana, ya que ha resultado ser el perfecto y suave sustituto de mi deseada e inalcanzable almohada de abrazar, sin embargo, al final he tenido que desistir y optar por otros compañeros de algodón más pequeños. Es tan enorme que para empezar preciso de una cama de matrimonio para gozar de su abrazable compañía como Dios manda, y de semejante lecho, a mi edad, solo disponen... todas mis mejores amigas menos yo. ¡Jum! ¡Las camas de matrimonio son para matrimonios! [Hum] ¡Ni una palabra!

¡Para acabar, mis padres me regalaron los guantes de cuero negro para mis delicadas manos, que tan fácilmente se cortan con el frío, además de unos cinturones, la batamanta verde azulada que al principio me parecía tontería pero luego ha resultado asombrosamente útil y chucherías dulces y saladas, mientras que mi hermano me regaló la taza de los Juegos del Hambre, versión Katniss! ¡Cambia de fondo si se llena con agua, leche u otro líquido caliente! ¡La taza arde como su contenido!

Kao - [Dedicándole una mala mirada]

Y - La semana pasada el ascensor del edificio de Smille estaba tan atestado de gente que el impulso del momento me llevó a la temeraria decisión de subir las escaleras. Vive en el duodécimo piso. ¡Dios...! ¡Conocí el recurrente sentimiento que debía de atenazar a Utena en cada uno de los capítulos hasta descubrir que nadie había tenido la bondad de informarla de algo tan crucial como la existencia del ascensor en el coliseo de los duelos!

Nánana - [Dedicándole una mala sonrisa]

Y - ¿He mencionado alguna vez que Smille, Bestia Parda y yo misma quedamos todas las semanas, a no ser que nos persiga la desgracia?

SS - [Sorbiendo su taza sin dedicatoria]

Y - ¡Vamos al bosque!

Nánana - ¿Bosque? ¿Por aquí hay algo parecido a un bosque?

Y - Aquí tienes el mapa. [Aquí lo tiene la mesa]

SS - Si tanto deseas perderte por el bosque, mi mansión dispone de un inmenso jardín, señorita. [Contemplando su propio reflejo en la vacía taza de té. ¡Qué limpia!] Nuestro jardín.

Nánana - Nuestro destino son los parques, ¿eso es lo que me quieres decir, cachorrita?

Y - ¡Allí que vamos!

Nánana - [Mueca sonriente] ¿Por qué, si puede saberse?

Y - Porque es lo más parecido que tenemos a un bosque. ¿Es que no prestas atención?

Nánana - Seguro que no había un parque cerca del lugar en el que se celebró tu cumpleaños...

Y - Había siete.

SS - El deber de un buen marido es escoger lugares de postín para cualquier festejo que tenga que ver con su mujer, por ingrata que esta sea.

Y - ¡Pesado!

Nánana - Pero... con esta oscuridad no podremos mirar...

Y - ¡Deja de pensar en eso, tenemos linternas! ¿Por qué no te regalas la vista con el sombrerero aquí presente? Sería maravilloso que se sintiera lo suficientemente acosado como para distraerse, para variar.

SS - Mi mujer es la única con el privilegio de atosigarme.

Y - [La presión de sus manos sobre las orejas no es suficiente ni para mitigar el sonido de su voz ni para aplacar el rubor que se extiende de sus mejillas a su rostro completo] ¡Haz que se calle, haz que se calle! ¡Ahora es el momento!

Nánana - [Sonrisa centelleante] Mis gustos se inclinan por los hombres masculinos.

Y - [Olvidándose de tanto presionar nada más dejar las manos libres. ¡Qué estupor!] ¿¡Pero qué dices?! ¡Blood es muy masculino! ¡Increíblemente! ¡Desmedidamente! ¡Más que los hermanos...! ¡¡Blood!! ¿¡Y tú por qué no dices nada?! ¡Defiende tu honor! ¡A estas alturas me esperaba oír estallar esa tacita tuya de porcelana!

SS - No veo razón de ser a tan inútil esfuerzo. A un buen marido le interesa únicamente la opinión de su esposa: no me afecta palabra alguna más que la que provenga de tu boca, señorita.

Y - [Corazón en un puño más o menos literal, ya que se ha llevado la susodicha extremidad al pecho. Las pupilas bailan] Tú... tú quieres acabar conmigo...

Kao - Yukino-san... me siento inquieta... [Y su cola lo demuestra]

Y - ¡Op! [Se agacha] Ya me estaba olvidando de ti, mi inestimable dóberman sabueso.

SS - ¿Qué necesidad tienes de un perro disponiendo de ti misma?

Y - ¡Por favor! ¡Salta a la vista! ¡Por fin gozo de una dóberman amnésica y parlante en este mi Otaku Hen!

¡No me lo estropees!

Y - Escúchame bien, Kao.

Kao - ¿Es el nombre que me ha puesto Yukino-san?

Nánana - [Sonrisilla tirante] ¡Nunca te acostumbrarás!

Y - Escúchame porque aunque podría repetírtelo no tengo muchas ganas de hacer tal cosa. [Índice ¡erguido!] Yo soy tu dueña.

Kao - Menos mal...

Y - Y tú eres mi dóberman hembra. Por lo tanto, me debes obediencia y me ayudarás a encontrar el cuerpo ¡seguro que vivo! de Ace. [Extendiendo su brazo hacia arriba] Solo tienes que olfatearme a mí para encontrar su rastro. Me toca tanto que su aroma tiene que estar mezclado con el mío.

Kao - ¿Y mi memoria?

Y - ¡La memoria no es más que una distracción para ti, apártala de tu horizonte de metas! Ya sabes quién eres y cómo te llamas, ¿qué más quieres saber?

Kao - ¿Quiero a Yukino-san?

Y - No lo sé, ¿me tienes cariño?

Kao - No lo sé...

Y - Pues no lo sabemos ninguna de las dos, ¿no está bien así?

Nánana - ¡Siempre puedo intervenir!

Y - ¡Vámonos al parque número uno, dos y tres!

Por supuesto que los parques de Barcelona están así de cuidados, ¡omf! ¿Qué forma es esa de mirar la pantalla?

Y - ¿Solo vamos por el tercero y ya estás así?

Nánana - [Yukino la lleva a cuestas] La espalda de la amistad es cálida como el contenido de mis dibujos~☆.

Y - Tu resistencia física me abruma casi tanto como el que el sombrerero loco que nos sigue detrás no se esté quejando de que lleve una mochila extra, humana y sospecho que perezosa.

SS - [Ojos muy abiertos] Asimilar que mi consternante mujer es capaz de llevar a un travestido a sus espaldas sin descontento palpable no consta en los deberes de un buen marido.

Kao - [Rastreando con su hocico]

Y - [De alguna manera le molesta no estar encargándose ella misma. Su ceja se mueve] ¡Ha llegado la hora de la anécdota final!

Nánana - ¿Puedo acurrucarme?

Y - ¡No te me duermas! Te narraré la no tan larga historia como el largo día de mi 25 de noviembre como primera vocal electoral. ¡Un día muy duro! Empezamos a las ocho de la mañana y terminamos a las diez y media de la noche. De reloj. No le quité ojo a sus manecillas digitales ese día... Menos mal que el colegio electoral estaba cerca de casa, duró más que el veraniego viaje anual a Algeciras.

Nada más llegar ya nos hicieron sentir como lo que éramos: mano de obra barata. Colocamos las mesas, las sillas, el material, comenzamos las interminables firmas, fui testigo de los estragos de la burocracia... Al principio estaba tan activa como animada, ya que a pesar de haberme tocado la mesa electoral más transitada (pero mucho, por eso acabamos más tarde que ninguna otra, ¡las otras dos mesas se burlaban ocasionalmente de nosotros!) era muy rápida y en un primer momento me gustaba ese procedimiento tan mecánico de pedir el DNI y comprobar si era su mesa, buscar el nombre en las listas, cantar el número y que mi compañera la presidenta de mesa lo apuntara. ¡Ya puede votar! Además, me acompañaba como segundo vocal mi vecino Alfonso cuya joven cachorrita es de mis perros vecinos favoritos (¡siempre que la veo se lanza a mis brazos y la achucho!), de ahora en adelante conocido como mi compañero en la mesa electoral de aquel fatídico día. ¡Cada vez que nos vemos nos quejamos del susodicho!

Después, no obstante, a partir de las seis y media de la tarde, inicié el escudriño del manual en busca de vacíos legales que me permitieran librarme de todo aquello. Mi vecino me apodó como ardilla por lo rápida que era, y es que trabajé a destajo desde, diría, las once de la mañana. A esa hora comenzó a venir una oleada tras otra de puro gentío. Cola, cola y más cola que cuando parecía disminuir, aumentaba al momento. Me puse de mal humor y tuve algún que otro encontronazo con una burócrata muy muy mala. Y lo peor no hacía más que comenzar.

Al llegar las ocho de la tarde se cerraron las puertas y la posibilidad de seguir votando, gracias al cielo, y... ¡horror! ¡Recuento de votos! Menos mal que nos ayudaron los apoderados de los diferentes grupos políticos... a colocarlos. Algunas cifras no cuadraban y tuvimos que contar, recontar y repasar las listas. Por lo visto la presidenta de mesa había saltado del voto 429 al 500 de un plumazo. También tuvimos que hacer uso de algunos sobres para que las cifras acabaran de ajustarse con un par de votos en blanco. ¡Jo, jo!

El total de votantes reales acabó siendo cerca de novecientos. Para terminar, escribimos apretando el bolígrafo hasta enrojecer nuestros nudillos y rellenamos infinidad de papeles que los apoderados nos quitaban de las manos y el cartero esperaba. Al terminar, saqué la basura, colocamos las mesas, me moví de un lado a otro inquieta perdida como estaba, robé el bolígrafo, firmé más y más papeles, ¡ese horrible papeleo!, dediqué unos cuantos cariñitos a la perrita del vecino que lo estaba esperando fuera junto a su compañero de piso y me fui a casita exhausta.

Nánana - [Fuuu~]

Y - ¡Ah~...!

Nánana - [Esto es divertido]

Y - ¡No me hagas eso en la nuca, ¿acaso quieres matarte?! ¡No te sulfures por mi ínfimo acto vandálico! ¡Ya que me obligaban a sufrir tan horroroso domingo, qué menos que quedarme con el boli! ¡Gasto muchos de tanto tomar apuntes! ¡Me hacía falta! [Suspira] No me dio tiempo ni de repasar la materia del examen del día siguiente. ¡Uf, cómo me alegro de que ya no sea más que otra anécdota que contar!

Kao - ¡Yukino-san! [Pata doblada, hocico apuntando]

Y - [Se le cae todo]

Nánana - [Al suelo irremediablemente] ¡Aaah!

¡Ni un mísero charco de sangre!

Ace de Corazones - ¡No encontraba el camino a casa!

Y - ...

Ace de ♥² - ¡Ja, ja, ja!

Y - [Frunce el ceño]

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - ¡Pero qué estúpido!

Ace - ¡Pero qué estúpida!

Y - ¿¡Te haces una idea de lo preocupada que estaba?! ¡Por supuesto que no! ¡Porque no lo estaba! ¡Idiota! ¡Estúpido! ¡NO! ¡Ni se te ocurra tocarme con ese índice, ni te me acerques! ¿¡Qué estás apuntando?! ¡Ah...! Uh... ¡rrr! ¡Esto que adviertes en el rabillo de mi ojo no son lágrimas, es la suma expresión de la más pura de las decepciones por encontrarte entero! [Tortazo]

Ace - [Bofetón]

Y - [Tortazo]

Ace - [Bofetón] ¡Cuánto amor!

Y - ¡ARRR! [Tirándole del cabello]

Ace - [Un poco más de esfuerzo y se los arranca] ¡Ja, ja, ja!

SS - [Resopla] Volvemos a la normalidad.

Nánana - ¿Esto es normal...?

5 comentarios:

  1. Felicitaciones por esas hermosas notas, Yuki-chan. XDD
    Me pregunto si Nánana te escuchaba mientras hacia los preparativos para la gran búsqueda. XD
    Jum, Nánana y vos se divierten y Kao sin saber quién es. Pobrecilla, pero es cierto que su actual personalidad es tan dócil que preocupa.. o.o
    Oh, ¿le tenes miedo a las cucarachas? Mi hermana les tiene pánico. XDD Debio haber sido muy divertido verte paralizada frente a ese pequeño insecto. XD
    Hay que admitir que usar globos para recordar el camino a casa es muy orignal. XD

    Jajaja, ¿tambien pensabas como todo el mundo que el fin seria este viernes pasado? XD
    Uy, en el caso de que llegaras a ser arrestada y encarcelada por culpa del descarado comportamiento de Aoi, y tu marido tuviera que ir a sacarte, serías terriblemente castigada. XD Despues de todo sos bastante prudente. XDD

    Kao siempre ha gozado de buena memoria. Es solo que Nánana le ha borrado la anterior. Osea que todo lo que ocurra actualmente lo recordara… XD
    Umm, ¿SS solo duerme una hora al día? Eso explica por qué está tan paranoico. XDD
    ¡Qué malo! Aunque hay que reconocer que Nánana no tiene absolutamente nada femenino… XD
    Ay, Dios… Es tan hermosamente maligno y me hace reir tanto. XDDD
    Si es que es incoherente. Cualquier que tenga un mínimo de orgullo no se desnudaria para demostrarle a los demás lo que es o no. Seras indecorosa. XDD
    O__O
    Eso es realmente preocupante… Ya sos despistada cuando andas sola por la calle… ahora tambien acompañada… Yuki, tenes que prestar atención… u_u
    Yuki, ¿todas te dedican una mala mirada por que…? XD

    Habia siete parques… Con razón se perdió Ace… XD
    ¿No te parece encantador tener un “marido” tan bueno como SS? XDD
    Jajaja, pienso…¿Cuándo te bañas el perfume de Ace no se esfuma de tu piel? XDD Oh, debe ser que lo llevas pegado a tu piel. XDD
    ¿Por qué no le dijiste que si te quiere? ¡Jum, te haces la tonta! >w<
    Uy, que lindo parque. XD Es ideal para filmar peliculas maravillosas. XDD
    Aaah~, qué lindo es dormir cunado hace frío. Ese bosque se ve frío, Nánana estaba calentita sobre tu espalda y quería dormir. Seras cruel, Yuki. XD

    Jajaja, no te imaginaba cometiendo delitos de tal magnitud, Yuki. Sos toda una criminal. XDD
    ¡Ace esta perfecto! ¡Que linda sonrisa! *w* Cómo lo detesto… ¬///¬ Afff, si tan solo tuviera una escopeta… Igual se ve muy lindo sonriendo de esa forma. XDD
    Juju, ¿no estabas preocupada? ¿Por qué saliste a buscarlo, entonces? Seras mentirosa. XD

    Son tan violentos, pero es su manera de demostarse cariño, ¿no? XD
    ¿Qué seria normal para Nánana? XDD

    ResponderEliminar
  2. Gracias, ahora solo falta saber las finales. XD
    Yo también me lo pregunto. XD
    ¿Qué querías, que nos lo pasáramos mal? XD
    ¿Realmente te preocupa? XD
    No es que me den miedo, ¡es que me dan asco! XD
    Como cualquier insecto que pueda picarme. =·=
    No es que tuviera público. XD
    ¡Gracias! ¡Todo un elogio a mi creatividad! Pensé: esto sí que no se lo comen los pájaros. Y aunque los rompieran, seguiría habiendo rastros del globo de vivos colores que fue atado a una rama. XD

    No lo pensaba, pero como todo el mundo, bromeo sobre ello. ¿No te acuerdas de que te dije hace tiempo que estaba harta, que cada dos años se acaba el mundo? XD
    Prudente. Creí que nadie que leyera Otaku Hen me calificaría como tal. XD

    Teniendo la cabeza vacía, ahora es más fácil de llenar, ¿no es así? ¡No tienes que explicármelo! XD
    Eeestoy segura de que duerme más, no te creas todo lo que dice. XD
    Sus gestos y maneras sí que son femeninos. XD
    Me pregunto cuál de sus muchas malignas palabras te habrá sacado ese emoticono tan alegre. Aunque, la verdad sea dicha, no puedo verlo como alguien realmente malvado. XD
    ¡Oh! ¡No me insultes como SS o mi marido! XD
    Si quien me acompaña es temeraria, ¿cómo no voy a seguir siendo despistada? ¡Yo sigo siendo yo! XD
    Mmm, porque hablo mucho. XD

    ¡Se habría perdido aunque solo hubiese habido uno! ¡Por Dios, si se pierde hasta en casa! XD
    ¡Te estás metiendo conmigo como lo hace el narrador! XD
    Prefiero no plantearme esas preguntas... XD
    ¿Oh? ¡Yo no sé nada! XD
    Y para hacer senderismo y brujerías. XD
    ¡Claaaro, si me lo paso bien con Nánana soy cruel, si la consiento sigo siendo cruel...! ¡Jo, si es que la tienes tomada conmigo, consentidora de mis personajes! XD

    Esperemos que no lean esto las fuerzas del orden y la ley. XD
    Y en ese pequeño párrafo podemos ver el amor-odio que profesas al bueno de Ace. XD
    ¡No estaba preocupada! ¡Permíteme conservar mi dignidad! >^<:

    ¡AAARRR! XD
    Buena pregunta. Al fin y al cabo lo que Nánana sabe de la normalidad en los reencuentros lo ha de saber por los libros y cuentos de hadas exagerados. ¿Y qué sería normal para el resto de la gente? XD

    ResponderEliminar
  3. Lo ideal sería que le devuelvan su memoria, ¿no te parece? =w=
    Un poco, si Kao no es Kao entonces, ¿quien va a borrar tus partidas de juego y hacerte miserable? XD
    ¡Las cucarachas no pican! XD
    Lo digo por mi… Digo, que hubiese sido divertido verte en esa situacion. XDD
    Genial. Es una idea genial. XD

    No puedo recordar todo lo que decis, es practicamente imposible con todo lo que hablamos- XD
    En ocasiones sos prudente y en otras audaz. XD

    ¿Cómo saberlo que sus gestos son femeninos si no te dignas a describirlos? Además si su cuerpo parece el de un hombre, comprendo por qué SS le dice travesti… XD
    Pero es mi manera de insultar Yuki y no porque quiera copiar a tu marido, ya que lo hacia incluso antes de la existencia de SS. XD
    Entonces, no deberia sorprenderme si de un dia para el otro no recibo nunca más mensajes tuyos. XD
    Ah… ,que malas son tus chicas… XD

    ¿Ace tendra problemas en la vista? O__O
    Yo me metia con vos de esta forma antes de que lo hiciera el narrador. XD
    Oh, qué poco profundos son tus pensamientos sobre Ace y su fuerte fragancia corporal. XD
    Tambien, tambien. XD
    ¿Qué preferis, que siempre diga lo mucho que me gusta tu trabajo en la entrada y deje en un segundo plano a los personajes? XD

    Ace no es bueno, es tan cruel que da rabia… =w=
    Ju, la dignidad… Me pregunto qué pensara la gente qué es esa palabra… Supongo que difiere dependiendo de la persona. XDD

    Exacto, ¿qué es lo normal? ¿Algo que hacemos todos sin excepcion? ¿Comer es normal? Quizas, pero lo que comemos puede no ser normal para otras personas. Qué tema tan interesante… XD

    ResponderEliminar
  4. ¿No eras tú la que estaba encantada con la nueva Kao? XD
    Ahora que lo dices, de los hermanos Aki es la que mejor consigue hacerme miserable, si es que no es la única. TwT
    ¡Pero son cucarachas! XD

    ¡Pero era evidente que no creía que se iba a acabar el mundo! No di indicios de ello por lo menos. XD
    Me parece que soy más de lo segundo, porque ahora mismo no recuerdo mi prudencia. XD

    ¡Pero si no hago más que describirla, Nánana es uno de los personajes originales de Otaku Hen cuyos gestos y expresiones más describo! ¡Se tapa los ojos, se lleva las manos a las mejillas, se sonroja, baja los párpados...! Puede que los hombres también lo hagan, pero las cosas que ella hace con las manos no las hace un chico. XD
    ¡Claro que lo piensa, porque sus gestos son femeni...! Ahora que lo pienso, en caso de ser un travesti, no comprendo por qué se preocupa. =-= En principio una mujer no atrae a los travestis. XD
    ¡No me insultes! XD
    ¡Uy, exagerada! Me he planteado varias veces qué ocurriría contigo y Otaku Hen en tal caso. Habría que dejar mi contraseña a mis padres para que informen, pero si lo hicieran, ¿cómo les creeríais? ¡Seguro que pensaríais que es una broma o que me han hackeado! =^=lll
    Supongo que su maldad es parte de su encanto. XD

    ¡Lo que tiene son problemas de personalidad! Y de orientación. No obstante, a veces se pierde a propósito. XD
    ¡No te metas conmigo! XD
    Para empezar ni pensamientos tengo respecto a ese tema. ¿No dices siempre que prefieres que te deje pensar lo que quieras? XD
    ¡No, pero de vez en cuando no estaría mal que no te dedicaras exclusivamente a regañarme! XD

    Ahora he de preguntarme si es cruel por haberse perdido alegremente y sin pensar en nadie o si lo es en general. XD
    ¿Por qué brotan mis lágrimas? =w=;

    ¡Eludes la respuesta! XD

    ResponderEliminar
  5. Es cierto a medias, me gusta, no estoy encantada. Pero me gusta lo original y la actual personalidad de Kao no lo es. XD
    Jaja, es la mente única retorcida que sería capaz de hacer tal cosa. XD Aunque no me guste que sufras, es algo que no puede evitar. XDD
    No lo niego, pero no pican. XD

    Bueno, eso sí es cierto… Um, tengo una historia graciosa que contarte con respecto al 21 pero de hace dos años. XD
    No ayuda mucho todo eso cuando todos dicen que es un hombre. La que sí parece muy afeminada es Kao. Y sus gestos ayudan a imaginarla. ¡Nánana es mucho más difícil! =w=
    Al principio SS pensó que era un hombre, luego cuando dijiste todas esas cosas sobre Nánana llego a la conclusión de que era un travesti y ya no le importo. De hecho, ni siquiera le importaban las consideraciones de Nána-chan cuando normalmente es súper enojon. XD
    No me digas qué puedo hacer o no. XD
    Solo lo tengo en cuenta. Siendo sinceras, si andas sin mirar por las calles… dudo mucho que vivas hasta los cien años. XD
    Sería triste y me negaría a aceptarlo, pero con el paso del tiempo cuando ya no reciba notificaciones tuyas… será demasiado obvio. TwT
    Debe ser. Las malas siempre son populares. XDD

    Es más divertido pensar que no ve bien. XDD Jajaja, asique tiene graves problemas de comportamiento. Qué mal. XD
    ¡Yo hago lo que quiero! XD
    Bueno, ¿te parece bien que piense que no te bañas solo para tener impregnado en tu cuerpo la fragancia de Ace? XDDD
    Bueno, pero no es fácil. No sos una chica que se comporte bien. Sos indignante y lo sabes. XD

    ¿Encontraras respuestas a esos interrogantes? Ace es muy enigmático~ XD

    No me complace encontrar una respuesta a una pregunta tan profunda y filosófica. XD

    ResponderEliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas