martes, 22 de enero de 2013

Vocación 05ª - Incienso de Azufre


Yukino - [Peinando su larga cabellera a la luz de la hoguera] Hundí mis vencidos dedos, cada vez más azules, cada vez más ensangrentados, cada vez más violáceos debido a la bendita mezcla de color, entre las rendijas de las piedras una vez más. Añorando un color más luminoso que el verde del musgo que me rodeaba por doquier de la misma forma que añoraré el calor de ese fragante cuerpo joven de Alicia... [Remarca] Caí en lo inevitable: volví a resbalar. Al chapotear por enésima vez entre las aguas del pozo decidí hacer honor a su nombre y lamentarme como es debido en semejante situación repetitiva. ¡Qué agotamiento!

Uh, uh, sé muy bien qué pregunta os estaréis haciendo: ¿por qué no podían simple y llanamente lanzarme una cuerda y tirar de ella? Oh, sí, por supuesto, porque mis compañeras de viaje espaciotemporal son unas inútiles. Tendría que cargar con ese peso muerto yo solita.

La humedad calaba cada centímetro de mí con su frío, empapada como estaba, dejando como único reducto de salvación térmica en mi persona el tuétano de los huesos, donde permanecía la pizca de calidez que me salvaba a duras penas de la hipotermia. Me eché el pelo hacia atrás, pero se me pegaba al cuerpo y al rostro como una caracola a la roca o, como mejor símil, como la necesidad del exhibicionismo público a Aoi. ¡Y pesaba...! La ofuscación enturbiaba mi pecho de tal forma que me cegaba. Aunque quizá los mechones sobre mis párpados tuvieran algo que ver. Definitivamente fue una mala idea optar por el largo kilométrico, ¡pero qué iba a hacer, el pelo corto femenino ni se tuvo en en cuenta hasta después de la guerra!

Entonces abrí la mochila, cogí dos platos (¡nada de preguntarse para qué los traje!), los estrellé contra las paredes del pozo una y otra vez y como no sirvió de nada me hice con las tijeras de podar y los corté en nueve minutos. Cogí el par de trozos rotos bien largos que mi arte había creado, me los até a la suela de las sandalias y conseguí trepar encajándolos en las dichosas rendijas rebosantes de musgo verde manchado por mi sangre. ¡Viva al plástico extra duro del sin-amor-amor!

Los gritos que resquebrajaron mis tímpanos momentos después de salir del pozo a gatas y a tientas, mis propios jadeos y el pelo mojado que se enredaba en mis brazos como la hiedra poco más y acaban conmigo. ¡Me ahogaba, me asfixiaba! Sin embargo, pronto la calma y el sosiego llenaron mi corazón al entrever a través de las melenas que caían de mi frente al cercano suelo a un puñado de asiáticas con cacerolas desmayadas por el mismo, a Kao preguntándome por los platos, a Alicia con la mandíbula desencajada y a Nánana atada a un poste en llamas. Ahora que lo pienso, en ese pueblucho no vimos ni a un solo hombre con o sin cacerola. Y yo ahí: "¡Me faltan dos platos! ¡Nos quedan uno, nos quedan dos, nos quedan uno, dos y tres!".

¡Y así fue como me hice famosa en el continente como fantasma del pozo sin platos!

Y - Tiene gracia, siempre había creído y así consta en los anales que el origen de la leyenda era japonés. [Colocándose una peineta con una blanca flor de mandrágora ("horror")] Tuvimos que marchar pies para qué os quiero. Quién sabe por qué, la mayoría estaban K.O.

Kao perruna - [Abre los ojos]

Y - ¡El oficio de demonio es duro! ¡Qué pronto te confunden con un espíritu cualquiera! No obstante, he de decir que en lo que a mí respecta y a pesar de haber tenido que sobrevivir a tirar de la carreta para que descansara el borriquillo, a guerrillas, a un tigre y a un oso que no sé cómo ni por qué pero nos atacaron por el camino y a la naturaleza que tanto pone de su parte, me fue bien vernos obligados a huir de China, puesto que ahora estamos a un día de llegar a la ansiada España medieval. Hemos sido rápidos, ¡suerte que nos encontrábamos a un tiro de piedra de la frontera e hice un par de trampas mientras Alicia dormía!

Kao - [Que vuelve a ser un perro, esta vez chiquitín] ¿Qué estará haciendo Yukino-san...?

Y - [Cambio y corto: puuu] Esperar el día en el que te dirijas a mí de forma directa con la paciencia que Dios me ha dado. [Perfumando su cuello, ¡chup, chup!, con su nueva e innovadora fragancia aroma averno del amor-amor] ¡Chus!

Kao - Yukino-san desprende un olor a brasas...

Y - Le resumía a Yui y compañía presente en el presente lo que hemos pasado estas últimas semanas perdidas en el tiempo, el espacio y esta naturaleza salvaje tan idealizada y tan poco acogedora. ¿Soy la única a quien devoran los insectos? [Sonrisilla pérfida, maligna y maliciosa subida a los ojos] Me había olvidado por completo de ello, imagino que tras dos semanas en la inopia el pobre estará al borde de la ventana y con la soga al cuello. =w=*

Kao - Yukino-san.

Y - ¡Ah! [Brazalete grabador grabando: piii] La versión joven y gallarda de Alicia decretó terminantemente prohibida toda clase de transformación animal escandalosa, indecorosa y que en resumen llamara la atención. ¡Y con ello, la mayoría de mis trajes de camuflaje y maestra del disfraz!

¡Nosotras que estábamos pasando desapercibidas...!

Y - Comprendo que Kao llamara la atención como pájaro no-volador, incluso comprendo que no se me permita dejarme ver como demonio lobo, ¡pero mis disfraces de época sin una sola incoherencia histórica como los zapatos, las medias o el plástico...!

Kao - Yukino-san...

Y - Me estás gastando el nombre.

Kao - Quiero confesarme a Yukino-san.

Y - [Confesiones a su pulsera] La decimoquinta noche de nuestro viaje originalmente espaciotemporal que pasó a ser sencillamente espacial segundos después de que nuestro billete de vuelta al presente se rompiera de forma accidental, sin previo aviso ni colaboración alguna por mi parte o por la de mis pies, Kao y yo compartimos un bonito momento al calor de la hoguera en lugar de dormir entre nuestras mantas de campamento, contemplar este cielo estrellado sin par o inventar una solución macabra que acabase con los insectos. Arrr...

Kao - Creo que quiero a Yukino-san.

Y - ¡Que continúe siendo una creencia!

Kao - Por lo mismo, no me parece adecuado que una señorita como Yukino-san mantenga tan estrecha relación con un caballerete de tres al cuarto tan indigno de mere...

Alicia - [Revolviéndose en su sueño]

Y - ♥ [Acariciándole la cabeza con pasión amorosa, atusándole el flequillo con los dedos]

Kao - ...como para que Yukino-san permita que esa cargante cabeza caliente su regazo, arrebatándome mi lugar de descanso...

Y - A mí también me parece un estrecho. =¬=

Kao - ¡Lo morderé...!

Y - [Índice a la boca] ¡Chitón!

Kao - ¡Yukino-san es mi territorio...! [Agitando el rabo de los nervios]

Y - ¡Estás muy codiciosa últimamente! ¡Vete una hora al río a pensar en ello!

Kao - No quiero...

Y - En ocasiones olvido quién no eres. [Yui]

Nánana, que estaba durmiendo a su vera - [Abre los ojos]

Y - A ti quería yo verte despierta.

Nánana - [Su cabeza grita "no, no"]

Y - ¡Sí!

Nánana - [¡No, no!]

Y - ¡Vas a hacerlo aunque tenga que arrancarte la ropa a zarpazos!

Nánana - [Con una mano en la mejilla y otra sujetando un papel doblado por la mitad, desvía los ojos, esboza su acostumbrada sonrisa y muestra la hoja del cuaderno que reza: "Otra proposición indecente"]

Y - ¿¡Ya la tenías preparada?! ¡No me está gustando nada que no puedas hablar!

Nánana - [En busca del lápiz perdido]

Y - ¡Digas lo que digas no me vas a hacer cambiar de opinión! ¡Es necesario! ¿¡Cuántas veces he tenido que rescatarte de las manos de fanáticos y supersticiosos?! ¡Llamas demasiado la atención con esos ojos tan azules, ese pelo tan rubio y esa garganta tan muda!

Nánana - [Escribe, escribe, escribe, ladea la cabeza y ¡resultado!]

Y - [⊙^⊙] Q... no digo que no me halague, pero c-creía que tu arte no se inclinaba hacia nada que no entrara dentro de la definición de belleza masculina al desnudo...

Nánana - ["Dedicado a la heroína"]

Y - ¡No me distraigas! ¡Tienes que disfrazarte de monja!

Nánana - [Que no, que no]

Y - ¡No solo te tapara todo que te tenga que tapar ni nadie se fijará en que te has desarrollado tarde, sino que el voto de silencio es la única excusa plausible! ¡Es o esto o la armadura! ¿¡Quieres ir de caballero mudo?!

Nánana - [Zarandeando el hombro del joven Alicia durmiente sin quitarle ojo a Yukino. Menos mal que están arremolinados para no pasar frío. En su cara lleva escritas las palabras: "Vaya, señorita ex-cachorrita, no deja de tener gracia que seas precisamente tú quien proteste por la indumentaria de alguien"]

Y - ¿Qué tocas? ¡No hagas eso! ¡Ep, no creas que puedes intentar distraerme con éxito!

Alicia - Mmm... quiero ser más rico...

Y - [Sus ojos se iluminan]

Nánana - [Distracción efectuada]

¡He estado esperando este momento!

Y - Por el módico precio de despertarte de golpe al disfrutar de las ventajas visuales de ese asiático traje tradicional que se lleva mis ojos... [Le sube la falda. Oh, jo, jo] Concederé tu deseo~♥.

Alicia - Demo... ¡! ¿¡Qu...?! ¡AHH!

Y - ¡El aturdimiento mañanero y las faldas son una provocación, joven amo!

Al amanecer de la censura y disfrute personal de la demoníaca Yukino...

Alicia sin faldas - [Lleno de sal]

Y - [Lamiendo el interior de la muñeca del salado Alicia que mantiene en su regazo] ¡Ji, ji! ¡Estás riquísimo! [Una y otra y otra...]

Alicia - Eres... ¡eres...!

Y - ¿Qué, ricura?

Alicia - [Rojo ¿de rabia?]

Nánana, que al final ha optado por la moda caballeresca - [El cartelito indica "Una auténtica estafadora"]

Alicia - ¡Una auténtica es...! tafa... ¡dora!

Y - ¡Ju! [Mirándolo por encima del hombro, quizá por primera vez con literalidad] Tienes que formular los deseos correctamente. ¿No eres un chico listo?

Alicia - No recuerdo haberte pedido nada.

Y - ¡Puede ser! ♪ [Se levanta y da vueltas] Estabas medio dormido, ¡jo, jo! [Y vueltas] ¡Cualquier palabra tuya es vinculante!

Alicia - Jamás había padecido en mis carnes tamaño acto rastrero...

Y - ¡Ji, ji! [Y ¡stop!] ¡Soy un demonio de chica!

Alicia - ¡Ya sé de qué pasta estás hecha, villana! Si no puedo bajar la guardia con un ser de tu calaña, entonces seré transparente e imperativo: deseo más riquezas.

Y - [Beso]

Alicia - No... no puedo más...

Y - Y pensar que nadie te había levantado la falda ni hecho esto y aquello antes. Qué desperdicio. [Le da una moneda] ¡Deseo cumplido!

Alicia - [Mirando la moneda]

Y - ¡Y satisfactoriamente además!

Alicia - Botarate...

Y - Puedes darme el nombre que te apetezca: a la decimonovena vez deja de ser culpa mía y empieza a ser culpa tuya. [Haciéndose con las riendas del borriquillo que tira de la carreta en movimiento en la que están jugando]

Alicia - ¡¡Súcubo asqueroso!!

Y - ¡Ji, ji! ¿El cubo de quién?

Alicia - [Se va al rincón de la carreta todo enfurruñado a consultar su códice de hechicería]

Nánana - ["¿No es demasiado joven para atacarlo nada más verlo?"]

Y - ¡No, todo tiene su explicación, y esa es que lo hice para que se enamorara de mí! ¡El mejor ataque es el factor besucón sorpresa! No es que sea mi venganza personal por lo que me hará en el futuro: ¡es la solución para el futuro! No. Para. ¡No me sonrías así, que tiene sentido! Si Alicia se enamora de mí, no me molestará ni estafará en el futuro. Incluso si me equivoco, te encargas de borrar las peores partes y tras el reseteo, vuelta a comenzar. =^=

Nánana - [Una vez ha escrito: "Mm, conque hemos cambiado de época para que no transgredas la ley", balancea el lápiz]

Y - ¡De mayor será así!

¡Un hechicero demasiado poderoso!
[Traducción: qué culpa tendrá ella]

Nánana - ["¿Qué te estás imaginando?"]

Y - Estúpida y poco sensual Edad Media del siglo XIV... [Le cambia el cuaderno por las riendas y se pone a dibujar]

Nánana - [Señala y repiquetea el cuaderno para acto seguido crear el símbolo + con sus índices]

Y - Está muy caro: escribe menos y más pequeño. [¡Listo!] ¡¡Así!!

Nánana - [¡Uaaaah! Quiere su cuaderno]

Y - ¡Los caballeros no se pasan el día escribiendo!

Nánana - [Recambio]

Y - Aunque tampoco llevan al cuello un collar enmudecedor que podría decapitarles si intentaran despojarse del susodicho a la fuerza. Es una verdadera lástima haber caído justo en el siglo XIV, por unos cuantos años de diferencia habríamos podido ver con vida a Alfonso X el Sabio. [Los filólogos demoníacos son fanáticos de Alfonso X] Podríamos visitar su tumba. *^*

Alicia - Demonio.

Y - ¿No me vas a llamar nunca por mi nombre, guapo mozo? [Imitando el provocativo gesto habitual del futuro Alicia] ¡Colmarías de dicha este negro corazón...!

Nánana - [¡Ha dibujado un castillito!]

Alicia - Ya se ve el primer castillo. Por fin en casa.

Y - [Puchero ¡muy propio! de todo demonio que se precie] Ignorar a un ser del inframundo no es buena idea, chiquitín...

Alicia - ¡Ni me acerques esa mano! ¡No te soporto!

Y - ¿Me voy?

Alicia - ¡Ni se te ocurra alejarte de mí!

Y - [Tan pérfidamente contenta que acabará por poner de moda las expresiones de retorcida satisfacción] ¡Mm, qué poco falta para llegar! ¡Arre, borriquito! ¡Arre, burro, arre!

Nánana - [¡Ha dibujado un río!]

Y - Tu fuerte no es la naturaleza viva.

Nánana - [Solo hombres desnudos]

Y - Bien, solo tenemos que buscar un puente que cruce este río que nos separa de la amurallada ciudad y un callejón oscuro en el que cobrar lo que me corresponderá próximamente y...

Alicia - [Cierra el códice] Demonio.

Y - Contratista.

Alicia - [Sonrisa maligna] ¡Ji, ji!

Y - ¿¡De quién has aprendido ese gesto?!

Alicia - ¡Construye un puente que nos lleve al otro lado de ese torrente!

Y - [Diantres, qué conciso] Mmm... ¿sabes? Hasta los deseos ilimitados tienen sus límites.

Alicia - ¡Ji, ji! ¿Sudando, súcubo del averno?

Y - [Abanicándose. Qué no se habrá traído] Por supuesto, ¿acaso no sabes que los cambios bruscos de temperatura afectan a todo cuerpo vivo, más aún teniendo en cuenta que este proviene de un mar de cálido fuego y no de este gélido frío imperante, chico listo? [Desvía la mirada, porque el paisaje es interesantísimo] Hasta el anticristo tiene sentimientos, no seas impertinente.

Alicia - [Gesto más mirada seductora con un dedo en el mentón] ¿Qué no harías tú por mí?

Y - [Shock]

Nánana - [Oooh]

Y - Nánana, ayúdame a levantarme, que con estos faldones sola no voy a poder.

Nánana - [Escribe, escribe]

Y - Esto nos está haciendo perder mucho tiempo...

Nánana - [Escribe, escribe y escribe]

Y - Los vestidos medievales son tan bonitos como poco prácticos. ¡Pesan tanto! Sé que estamos en invierno y que si hay que abrigarse no encontraré mejor fuente de calor de cintura para abajo, pero por Di... Satanás.

Nánana - [Enseña y señala la esquina del papel]

Y - Definitivamente has aprovechado la hoja.

Nánana - ["¿Yo? ¿Ayudar en algo que no sea aparentar ser un hombre?"]

Y - [Se arranca la falda, no sin esfuerzo]

Alicia - ⊙-⊙

Nánana - [Dibuja y dibuja con una radiante sonrisa en los labios]

Y - ¡Fuf, luego la tendré que volver a coser! [Coge un taladro y madera de su disgregada mochila] Puede hablar diferente, comportarse de forma diferente y ostentar juventud y aspecto distintos: Alicia siempre ha sido Alicia. =_=

Ya en la ciudad amurallada...

¡La España que esperaba!

Mujer del balcón - ¡Agua vaaaa!

Transeúnte - [Escupiendo]

Suelo - [Pasando a mejor vida]

Y - [Sujetándose al brazo de Nánana, porque no le responden las piernas]

Alicia - [Disfrutando]

Nánana - [Como si nada]

Y - El... el suelo acaba de ascender al cielo de la tierra húmeda... [Náuseas]

Ya en la posada más cercana...

Y - [Más náuseas] ¡Aj...!

Posadero - ¡Bienvenidas sean vuestras mercedes a la Posada Dorada, la más aseada de las posadas!

Y - ¿¡Dorada?! ¿¡Aseada?! ¡Por el amor de la virgen María, que me parta un rayo aquí mismo si esta fonda conoce el significado real de la palabra "aseado"!

Posadero - ¿Qué forma de hablar es esa, zagala?

Y - Quiero decir, ¡qué maravilla de posada! Sin duda es por ello que no hay un alma en ella. ¿Nos proporcionaría alojamiento para esta noche, si es tan amable el señor?

Posadero - Siempre y cuando se me apoquine, servidor le "proporciona" a vos lo que quiera. ¿A nombre de quiénes debo guardar aposento, señora mía?

Y - [Qué bien habla el posadero] ¿Seguro que no prefieres hablar tú por todos, joven Alicia de mis entretelas...?

Alicia - ¡Con lo bien que lo estás haciendo!

Una decaída Y - No te me dirijas con exclamativos, no me sonrías tanto, ¡que me partes el corazón...! [Secándose las lagrimillas con mucha gracia y mucho pañuelo] Póngalo a nombre de don Álvaro de... doña Marina de Barcelona, sí. Mi maridín y mi hermano Abelardo aquí presentes compartirán estancia conmigo.

Nánana - [Repentinamente, se percata de que le encanta el nombre que le dio en su día. Tensa sonrisa]

Alicia - Ah... ¡Marinita! [Sus ojos brillan]

Y - [Los suyos no tanto] Maldita sea mi estampa...

Posadero - No sé escribir.

Y - Ah. Pues yo sí.

Posadero - ¡UNA BRUJA!

Y - ¿¡Qué?!

Posadero - [Señalándola como poseído] ¡¡UNA BRUJA!!

Y - ¿¡No soy demasiado joven y poco arrugada como para entrar dentro de semejante definición?!

Posadero - Razón no le falta...

Y - Me alegro de que nos entendamos. =^=

Posadero - Ahora que le echo un ojo, es usted bastante agraciada para su edad.

Y - [Adulación ambigua] ¡Pero si no sabes qué edad tengo!

Posadero - La altura lo dije todo. ¡Mujer!

Posadera - [Entrando por la puerta limpiándose las manos en su delantal] ¿Marido?

Posadero - ¡Esta sabe leer!

Y - ¿¡Esta?!

Posadera - ¡UNA BRUJA PIRUJA!

Posadero - Pero es muy joven.

Posadera - Y muy canija.

Y - ¡Basta con eso!

Posadero - Además es blanca como la cal: se le ven las venas azules.

Posadera - ¿Sangre azul?

Posadero - ¡Ja, ja, ja, ja, ja...!

Posadera - Es de buen ver, tiene los dientes blancos y la piel no está ajada a pesar de sus años.

Y - [Temblorosa de puro agotamiento mental] Me va a dar algo...

Alicia - ¡Ji, ji, ji!

Posadera pálida y ojerosa - ¡Un súcu...!

Posadero preocupado por ir desarmado - Vamos a departir en privado, esposa.

Posadera poco ortodoxa - [Por alguna razón temblorosa] Con premura, esposo...

Y - Esto va de mal en peor. =_=

Alicia - ¡Demuestra lo que vales, Marinita!

Y - ¡Yo solo pido dormir una noche en una cama de verdad! ¡Una! [Sale de la venta todavía vociferando, se tropieza, cae y levanta, saca un baúl de la carreta, se tropieza, cae y levanta y vuelve ofuscada perdida] ¡Sin chinches, a ser posible!

Alicia y Nánana - [Con carita de felicidad]

Y - [Abre un baúl] Vosotros, par de dos, os parecéis demasiado. A cada cuál más retorcido... =_=*

Kao, que estaba dentro - [Medio asfixiada] Yukino-san...

Y - Si no causaras tanto alboroto no te habría metido aquí. ¡Ahora sígueme!

Kao dichosa - Soy la mano derecha de Yukino-san...

Y - Vamos para allá.

Allá...

¡Doy gracias porque no ha visto aún la luz del día la Santa Inquisición que pueda detenerme!

Y - [¡Lanzamiento de Kao arrojadiza!]

Kao voladora - [¡Fiiiiuuuu!]

Posadera - ¡Aich! [¡PAF!] Gggg...

Y - [Patadita al brazo]

Posadera - [Definitivamente inconsciente] Gggg...

Y - Hasta K.O. ofende al oído.

Kao - [Ella está perfecta] No me callaré...

Posadero - ¡Mi mujer! T... ¡tú...! ¡Engendro de lucifer! [Manos grandes cerniéndose sobre el engendro de lucifer]

Y - [Pose en el suelo ¡bajo un foco!] ¡Piedad señor! ¡No soy más que una pobre flor desvalida...!

Posadero y Alicia - [Alucinados con la luz]

Nánana - [Solo es su linterna]

Posadero - [Recuperándose de la perplejidad] ¡Mientes, bellaca hija de...!

Y - [Busca y encuentra bajo su falda...] Prestad atención, aprendices: el Arte de la Distracción, lección primera. [Abriendo cierto manga justo por la mitad]

Posadero - A fe mía que no alcanzo a comprender palabra de este extraño códice.

Y - [Pasa la página]

Posadero - ¡Jjjj...! [Espuma por la boca]

Una Y con ojos de pura demencia - ¡JA, JA, JA, JA, JA! [Un auténtico habitante del averno] ¿Lo ves, Nánana? ¡El yaoi salvará al mundo!

Nánana - [Aplaude]

Y - [Pisoteando al poseadero] O lo sumirá en las tinieblas, que tampoco está mal. ♪

Alicia - ¿Te has llevado su alma?

Y - Que no te engañe el charco de sangre que borbotea de su cabeza ni que haya caído muerto al suelo, en este mi Otaku Hen no muere nadie. Casi nunca. [A otra cosa] Kao, ¿le has arañado el cráneo cuando has impactado contra ella?

Kao - Síii...

Y - [Pulgar arriba] ¡Esa es mi chica!

Kao - [Agitando el rabo]

Y - ¡Nánana! ¡Demuestra tu única utilidad real con este tipejo!

Nánana - ["¡Me tratas con tanta amabilidad!"]

Y - ¡No me voy a pasar el día señalándotelo, venga! ¡Que hay que deshacer el equipaje!

Nánana - [Símbolo + con sus dedos]

Y - Sí, más. Ya que estamos, encárgate de que sea este patán que no sabe de edades quien se ocupe.

Nánana - [El lápiz baila a vertiginosa velocidad]

Alicia - ¿Cuántos cachivaches portas en esa cosa?

Y - Es una mochila grande. Hum, Alicia, ¿no mezclas mucho palabras actuales con arcaísmos?

A la mañana siguiente...

Ese calzado no es de este siglo. =-=*

Y - [Paralizada]

Kao - ¡Yukino-san! [Yukino-san x1]

Y - [El sudor recorre su cuerpo]

Kao - Me he dado cuenta de que si puedo convertirme en cualquier animal, también podría convertirme en una humana como Yukino-san... no soy indecente como ese mocoso que no merece a Yukino-san, por lo que me he vestido con esto que Yukino-san llevaba en la mochila. ¿A Yukino-san le gusta? [Colorada, baja la vista al suelo juntando las manos en el regazo] He comenzado a recordar... recuerdos con Yukino-san... [Yukino-san x6]

Y - [Pupilas contrayénsose]

Kao - ¿Yukino-san? ¿Por qué Yukino retrocede? ¡Me estoy acercando! [Yukino-san x8]

Y - [Pasos adelante]

Kao - ¡Yukino-san corre hacia mí~! [Yukino-san x9]

Y - [Yukino-san le salta encima]

Kao - [Tendida bajo Yukino-san] ¡Yu...!

Y - ¡Cállate! [Manos a ese cuello humano reciente] Si vas a dejar de ser mi mascota para recordar y volver a ser la loca que eras... ¡más me vale matarte!

Kao - Ah... la cara acongojada de Yukino-san es tan bonita~♥.

Y - [Apretando]

Nánana - [Apareciendo con una cesta de pan]

Y - [Apretando muuucho]

Nánana - [Cambiando la cesta por papel y lápiz]

Kao - [Contemplándola con ojos muy abiertos]

Y - ¡Iiiiiigggh! [Aprieta hasta los dientes]

Nánana - [Corriendo hacia el lecho]

Alicia - [Ronca suavemente]

Y - ¡Deja de reírte! Me tiemblan los brazos del esfuerzo de estrangularte, ¡no es cosa de risa! No me gusta nada esa cara que pones, ¡nunca me ha gustado! ¡Ahógate! ¡¡Ahógate YA!!

Nánana - [Zarandeando al bello durmiente]

Alicia - Zzzz...

Nánana - [Resopla]

Y - ¡Nánana!

Nánana - [Hola]

Y - ¡Bórralo! ¡Bórralo todo! ¡Ahora mismo, ahora que la tengo controlada!

Nánana - [Su cabecita dice "no, no"]

Y - ¿¡Quieres convertirme en una asesina?!

Nánana - [Ha escrito: "No funciona"]

Y - ¿Ya lo has intentado?

Nánana - [Su cabecita dice "sí, sí"]

Y - Qué asco de vida, ahora eres completamente inútil.

Nánana - ["¿Cómo voy a conservar mis poderes intactos antes de haber nacido?"]

Y - [Desiste y se pone en pie]

Kao - ¡Cof, cof, cof...!

Y - [Pulsera grabadora grabando, ¡piii!] He intentado matar a Kao, pero estrangularla no ha surtido efecto. No se asfixia nunca. Presenciar cómo su cuerpo sin oxígeno se gira y retuerce con desesperación en busca de aire mientras tose y se aferra a su cuello con ambas manos no me consuela. No me consuela ni estar segura de que dentro de tres días tendrá una marca horrorosa de mis dedos rodeándole el cuello. [Hombros caídos] Af, echo de menos a Yui...

Nánana - [El cartelito pone: "Estás en el aire"]

Y - ¡Tst! [Pulsera apagada, ¡puuu!] ¡Encima voy y le doy motivos para ser feliz!

Alicia - [Frotándose los ojos] ¿Tú, hacer feliz a alguien?

Y - Alicia. Y yo que creía que nada podría perturbar el buen dormir del que haces gala. ¿Quieres desayunar?

Alicia - [Bosteza] Quiero desayunar.

Y - [Beso en la mejilla]

Alicia - [Mirándola a los ojos]

Y - [Esto es diferente de lo usual] ¿Te has quedado con ganas de más?

Alicia - Eres una perniciosa amenaza fatal para la salud mental de la humanidad.

Y - ¡Soy afortunada~☆! No existe en este mundo mejor forma de empezar el día que sostenerte del cuello para darte los buenos días a la par que concedo tu deseo, te doy pan en mano y aprecio cómo desvías la mirada con esas mejillas llenas de color.

Alicia - ¿Qué ha pasado aquí? ¿Quién es esa?

Y - De momento nadie. [Lo coge en brazos]

Alicia - ¡Uah!

Y - ¡Vamos a desayunar! ¡Te puedo hacer cuatro cosas con la sartén y los ingredientes que llevo en la mochila!

Alicia - ¿¡Pero tú cuántas cosas llevas a cuestas?!

Y - ¿Contándote a ti? ¡Mmm...!

Nánana - [Cerrando con llave]

¡Un desayuno atemporal que no pasa de moda!

Y - [Liada con la sartén] Yo nunca desayuno algo tan contundente, pero a falta de tomates de untar que no saludarán la cocina europea hasta la colonización, buenos son los huevos fritos.

Nánana - [Comiendo]

Alicia - Freír es tu único talento.

Y - [Espátula arriba] ¡Tengo muchos más! ¿No has visto cómo contruía tu puente? ¡El Puente de Alicia!

Alicia - ¡Ji, ji!

Y - Pareces muy feliz observando mi técnica cocinera. ¡Me gusta! [Pulgar arriba]

Posadero - A mí no me gusta.

Y - Ah. "Papaíto".

Posadero - Hija mía, tu madre está para el arrastre...

Y - ¡Culpa suya por caerse!

Posadero - Reírse de la desgracia ajena ya es malo, ¡pero de la de tu señora madre...!

Y - Siempre que te veo no puedo evitar esbozar mi característica pérfida sonrisa, ¡no es nada personal!

Posadero - He decidido que es hora de casarte, hija. Estás muy mayorcita.

Y - ¿Es guapo?

Posadero - Lo importante es que tiene dinero.

Y - ¿Y es guapo?

Posadero - Sí, es guapo...

Y - Y si es guapo y dispone del poderoso caballero que es don dinero, ¿para qué me necesita?

Posadero - ¡No hagas tantas preguntas!

Y - ¡Pues vamos a conocerlo!

Alicia - ¿¡Qué dices?! ¡Tú no puedes casarte!

Y - [Rubor] ¡Ah, me has prendido de la manga! ♥

Alicia - ¡Tú eres mía, Marina!

Nánana y Y - [¡Uaaah! silencioso]/¡Uaaaaah!

Posadero - Tienes que aprender a independizarte de tu hermana, Álvaro.

Y - ¡Te gusto! ¡He conseguido gustarte!

Alicia - ¡N-no...!

Y - ¡Estás perdidamente enamorado de mí!

¡Comprendo tan y tan bien los sentimientos profundos de Alicia...! ❤

Y - ¡Je, je~! ¡Tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe!

Alicia - [Justo como en la imagen]

Y - Bueno, bueno, ¿y dónde vive ese pretendiente mío que me has buscado en una noche?

Alicia - ¡Marina!

Y - [Contemplándolo divertida] Es que tengo una curiosidad...

Posadero - Se presentó solo esta madrugada y te aguarda en el comedor desde entonces.

Y - ¡Oh!

Una animadísima Nánana con cartelitos por todas partes - ["¡Voy contigo, voy contigo!"]

Alicia - ¡No te puedes ir!

Y - Hum. ¡Jum! El módico precio para que no me vaya es que digas mi nombre.

Alicia - Marina.

Y - ¡¡Ese no!!

Alicia - Yu... [Rojo luminoso] Yuki.

Nánana - [¡Uaaah! ¡Uaaah! ¡Uahh!]

Y - [Desangrándose hemorragiconasalmente] Con eso me basta... =¬=

Posadero - No hay problema, viene él.

Y - ¡Ah!

Alicia - ¿¡Ah?!

Y - ¡Parece que tu esfuerzo ha sido inútil!

Alicia - Deja de destilar felicidad...

Posadero - ¡Ah, aquí está el hombre que ha pedido tu mano!

¿? - Amada dueña mía, escucha un rato mis cansadas quejas, pues del viento las fío que breve las conduzca a tus orejas.

Y - ¿Sor Juana?

¿? - ...mala mujer.

Y - ¡¿Pero qué demonios?! ¡Digo, yos...!

Sombra de Sombrero - A un marido competente no le separa de su mujer ni el tiempo ni el espacio.

Y - [Huye pies para qué os quiero]

SS - [Le pisa la cola del vestido]

Y - [¡PATOF!]

SS - Jumf. [Y se la lleva a rastras]

Y - [Abatida en más de un sentido] Por fin comprendo por qué era tan fácil secuestrar a una princesa... =_=

Alicia - ¡Marina! ¡Escápate, insensata!

Y - ¡Las cosas no son tan fáciles! [Rasgándose la ropa]

SS - [Paro en seco] ¿Cómo te ha llamado?

Y - N-n-¡no es lo que piensas...!

Alicia - ¡Soy el favorito de Marina, no puedes quitármela! ¡Es incapaz de dejarme!

SS - ¿¡Qué?!

Y - ¡N-n-n-no, de verdad que no, la historia no se repite, es que hemos hecho un contrato y soy un demonio!

SS - Por supuesto que lo eres. [Saca la pistola]

Y - ¡Por todos los santos del paraíso! [Arrastrándose y tirando del pisoteado faldón como buenamente puede] ¿¡Es que no sabes que las carga el diablo?!

Alicia - ¿¡Por qué cargas esas cosas?!

¡BANG!

Posadero - [Desmayado]

Y - ¡Ah! ¡Aaaj...! ¿¡Cómo es posible que hayas acertado si no se me ven ni los tobillos?!

SS - [La coge por el flequillo] Mi mujer no debería deambular por estos parajes ni mucho menos en estos tiempos.

Y - ¡Iiiih! [Con un párpado cerrado por el dolor agudo, tantea el brazo de SS hasta llegar a su muñeca. Un bulto...] ¡Ah...! ¿¡Quién...?! ¿¡Cómo...?! ¡Tú...!

SS - Qué poder de palabra, señorita.

Y - ¿¡Quién te ha ayudado?!

SS - Jumf. El marido idóneo se prepara de antemano.

Y - ¡Yu...! ¡Ac...! ¡Ao...! Maldita sea, no tengo a nadie.

SS - [Pulsa un botón]


Se oye un ¡chin! ♪

Y - ¡Alicia! ¡No es que me esté marchando...!

 Se escucha un ¡tirorirorí! ♫

Nánana - [Uf, suerte que lleva el collar]

 ♪ ¡Se percibe el dolor del corazón...! ♫

Alicia - [Solo. Completamente solo]

De vuelta al no tan ansiado presente y menos aún de esta manera...

¡Yo que solo quería sembrar el caos en la ciudad sin ánimo de lucro!

Mientras tanto, en el pasado remoto...

Lo mejor que nos podría pasar a todos es que se quedase perdida en el tiempo para siempre. =﹏=

2 comentarios:

  1. Es triste comprobar que a pesar de que… Umm… Deberías haber llevado por lo menos a Aoi en tu viaje, digo tus compañeras de viaje fueron completamente inútiles… o.o
    Es tan complicada tu vida, menos mal que siempre encontras soluciones y nunca te rendís. XDD
    Fantasma del pozo sin platos… o.o Eso es raro… XD

    Qué amable fuiste con el borriquillo. XD Y qué mala suerte tuvieron al ser atacados por un tigre y un oso. XDD Lo bueno es que todos salieron ilesos. Muchas aventuras vivieron esas semanas. XD
    Oooh, una fragancia… inusual… ^w^ ¿Es para confirmar que sos un demonio y por lo tanto tenes olor a infierno? XD
    Kao vuelve a mostrarse celosa y peligrosa. Jajaja, lo que si me da gracia es que diga todo lo que va a hacer. ¿Necesita avisarte que va a morder a Alicia? XD
    Oh, ¿asique también tenes que vestir a Nánana? XD Hubiese quedado muy bien vestida de monja. XDD
    Qué bellas reacciones nos regala el tierno jovencito. Es tan adorable. XDD

    Luego de hacer un puente, terminaste en un estado deplorable. XDD Es divertido que no te respondan las piernas. XD
    El Posadero tenia carisma, jajaja. Es genial cuando te trata de bruja y te dice que sos agraciada para tu edad. XDD
    Bruja piruja… XDDD Esas tontas frases son las que más me hacen reir. XDD
    Te miraban mucho, Yuki. Estaban sorprendidos con tu aspecto, chica de sangre azul. XD
    No puede negar que hacen un buen equipo. Las dos son iguales de desalmadas. Jajaja, Kao con tal de agradarte no le genera ni la más mínima culpa el ataque a unos pobres posaderos. . XD
    Dios… ¿tanto, tanto tiene que repetir tu nombre Kao? No se da cuenta que es insoportable que lo haga. Nadie niega que parece adorable su comportamiento, pero es cansadora. XD
    Uy, esos hombros caídos son tan adorables. XD ¡¡Además de darle motivos a Yui para ser feliz!! Esos actos espontáneos llenos de sentimientos verdaderos, son taaan lindos. XD
    Qué evolución tan sorprendente en la cocina. Menos mal que no te cortaste nada en esta ocasión, fuiste muy cuidadosa. Felicitaciones. XD
    El Posadero es de mis favoritos y mi parte favorita es cuando te dice, que ha decidido que es hora de casarte porque estas muy mayorcita. XDD
    Aif, pobre Alicia… Hizo todo lo que pudo o mejor dicho le pediste para que no te vayas… ¡Es tan lindo! XD
    Qué magnifica puntería la de SS. Qué indignado se encontraba. ¡Cúanta violencia gratuita! XDD
    ¿Ves lo que generas en los hombres? Sos una chica muy mala, Yuki… y peligrosa… XD
    Jajaja, la carita de Kao es sumamente graciosa. XD

    ResponderEliminar
  2. Aoi habría dado más problemas de los que habría solucionado. Además, no es como si la forma en la que hubiéramos hecho el salto temporal fuese ordenada y bien planificada precisamente. XD
    ¿No conoces la leyenda japonesa? ¡Una sirvienta rompió uno de los platos más valiosos de su señor, y este le hizo contarlos para comprobar si faltaba alguno! ¡Uno, dos, tres...! Y al llegar a nueve paró. Entonces su señor la mató y arrojó su cadáver al pozo. Por la noche esa sirvienta emerge con su cabello tapándole el rostro y cuenta los platos una y otra vez, sollozando al llegar al número nueve. Versión muy resumida. XD

    No fue por gusto. XD
    Les gusto ¡tanto! a los animales, que pretenden devorarme. Es un amor que mata. XD
    Por supuesto, hay que remarcar esas cosas, o me tomarán por un espíritu o una bruja. XD
    Más que un aviso, es una amenaza en toda regla. XD
    ¿Verdad? Pero ella erre que erre. XD

    En realidad, no me respondían debido al asco que sentí al llegar a la ciudad. Las ciudades medievales son asquerosas. XD
    ¡No tenía ninguno! Quizá debería de haberlo descrito un poco, no obstante, el posadero estándar es gordo y orondo. XD
    Para ser un par de ciudadanos supersticiosos que rayan lo aldeano, no tienen pelos en la lengua. XD
    Me pregunto si los demonios serán menos pálidos que yo. XD
    Kao nunca ha puesto reparo alguno en matar a la gente. Ya se encargó de los miembros del hospital en el que pegó un tiro a Aoi entre ceja y ceja. XD
    Cansina es la palabra: esa mujer no tiene mesura. TwT
    ¡Si es que no puedo bajar la guardia! XD
    ¿Oh? ¿Ningún comentario respecto al estrangulamiento? XD
    No había cuchillos de por medio que pudiesen cortarme. XD

    Vaya por Dios, estos extras esporádicos se están haciendo populares. XD
    Creo que SS ya conoce mis piernas mejor que nadie. Podría apostar a que acertaría al blanco con los ojos cerrados. ¡Ese animal...! XD
    Y en las mujeres como Kao. ¡Soy un demonio! XD
    ¿En serio? Bueno, lo que cuenta es que es yandere, está armada y se sujeta el cuello. XD

    ResponderEliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas