sábado, 2 de febrero de 2013

Ensoñación 18ª - Libre como el mar


Yui jadetante y medio muerto del esfuerzo - [Con una puerta incrustada en el pie] Af... af... ¡af...! [Cae de rodillas] ¡AF!

Yukino comodísima - [Con lágrimas en los ojos] ¡Ah! ¡Cuánto tiempo!

Sombra de Sombrero adormilado - ¿Jumf? [Con su brazo rodeándola]

Manta a secas - [Sobre ellos]

Sofá arrogante - [Bajo ellos, sosteniéndolos]

El enmoquetado suelo que se halla alrededor del sofá, lejos de la alfombra - [Repleto de boles de palomitas]

Yoite - [Comiendo palomitas]

Yui - [Esto no tiene sentido]

Y - ¿Sabes que existe una cosa llamada "timbre" y otra a la que denominan "picaporte"?

Hará cinco segundos escasos...

Lo peor es que estaba abierta.

Yui - [Todos los ojos se dirigen a él]

Y - [Frotándose los ojos] ¿Te has estado entrenando mientras estaba ausente?

Yui - Yufffh...

Y - No me digas que has subido por las escaleras. Andando. Corriendo. ¡Galopando! [Ojeada] ¡Respira, hombre!

Yui - [Bocanada de aire desesperada] ¡Yuki-sen...!

Y - ¡Felicítame! He sacado dos nueves de nota final: ¡un 9 en Ilustración y un 9 en Literatura Hispanoamericana! Y en el de Ilustración soy la 2ª de 67 en el ranking. ¡Ja! ¡Mis amigas me odian! ¡Me encanta que me odien! Smille asegura que... [Cierra y aprieta los párpados a la par que el puño recién sellado] ...¡me odia con su alma! Bestia Parda, por otra parte, ha planificado mi inminente muerte ante mi persona, dado que es tan bondadosa que sentía la necesidad de relatar el plan solo para mis oídos, y optado por el clásico descuartizamiento haciendo así honor a su apodo.

SS - Jumf. Qué molestia. [Se incorpora, se levanta, se va]

Y - Sin embargo, a pesar de tales resultados de color de rosa en el ánimo de mis mejores amigas, lamentablemente me he visto sometida al escarnio de sacar un 5,75 en el último examen de Narrativa del siglo XX y complacerlas con ese consuelo. ¡No me habían puesto una puntuación tan baja en años, desde que estaba en bachillerato y hacía matemáticas y geografía! Pero no te preocupes, solo valía la mitad de la evaluación, por lo que como nota final me queda un 7. ¡No está mal! Tres asignaturas menos por las que preocuparme.

Voz Aoi - [A través de un walkie-talkie que ha caído al suelo] ¡El gran Aoi quiere enterarse de todo!

Y - ¿Aoi? ¿¡Dónde estás?!

Aoi - ¡El formidable Aoi sube por los ascensores en lugar de derrochar la energía que el ama me exigirá quemar en nuestro destinado reencuentro!

Yoite - . . . . . [Prefiere no saber en qué]

Yui - Yo no podía esperar. [Intentando desembarazarse de la puerta del pie]

Y - ¡Muy listo! [Estirando el brazo y haciéndose con el aparato. Destello ocular] Los ojos de Yui me encontraron ardiendo en el infierno, en lo más alto del más alto edificio de la zona para desconcierto de muchos y de mí misma en su momento. Quién iba a imaginar que el hogar del sombrerero fuera de esos sueños míos tan macabros fuera tan moderno: un ático sobre más de quince pisos y con equipo tecnológico incluido. Amueblado a la antigua, eso sí. Rebosa antigüedades.

Acomodada en el sofá, viendo la tele recién comprada que jamás imaginé que se compraría el dueño por buena conducta que fingiera y envuelta en una manta compartida con ese susodicho propietario que es Blood y con Yoite, rodeada por el brazo del primero, con la cabeza del segundo sobre el regazo y las piernas recogidas en el mueble. Es un pelín incómodo recogerlas con esta bola de preso que tengo atada al grillete de mi tobillo, pero una vez pasados los primeros diez días se le coge el tranquillo.

Aoi - ¿¡Pero qué hace ese ahí?!

Y - El sombrerero está rotundamente convencido por mucho que insista en lo contrario de que es una mascota... tenía que aprovecharme. ¡No me interrumpas! =^=*

Este ha sido nuestro reencuentro, de esta forma me reflejé en sus pupilas en aquel reciente instante: recostada sobre el pecho del primero con el confort que implica ese brazo que me amparaba, acariciando la cabellera del segundo por puro gusto y porque mientras coma palomitas podré hacerlo. ¡Ah, por eso mismo me he encargado de que tenga más que suficientes! Eso hacía y así me habría vuelto a colocar de no ser por el walkie-talkie en la mano libre y la desaparición fortuita de mi anfitrión. ¡Qué cómoda estaba...!

Yui - ¿¡Pero no te habían secuestrado?!

Y - ¡Eso no son más que tecnicismos!

Yui - ¡¡No me mientas!!

Y - ¡Nada de mentiras! Si bien es cierto que ese sombrerero loco me colma de prohibiciones, que no puedo ni ver películas de animales (y ya de humanos ni hablemos) porque por lo visto soy muy buena besándolos y que es de lo más incordiante llevar una bola de preso a rastras, después de dos semanas perdida en un tiempo lejano de la mano de Dios y de las comodidades tecnológicas generales ¡me merecía unas vacaciones! 

Yo no quería, juro y perjuro que no quería, pero estaba herida de bala y cuando me porto medianamente bien y no merodea a mi alrededor otro ser viviente salvo Yoite la mascota a sus ojos, me trata como a una auténtica reina. Quería ver una película: me compró televisor, DVD y hasta accesorios. Me apetecía algo frío: llenó el frigorífico de helado, flan de vainilla y yogur de fresa. Quería dar un paseo: no sé cómo llegó el mensaje a sus oídos que me puso el grillete. Intentaba usar la bola de preso para romper una ventana y... descender, que no hacer un salto de fe y matarme: instaló ventanas fijas. Quería ver las estrellas: me compró un telescopio y, como las ventanas fijas no se pueden abrir, hizo que decoraran un cuarto entero y añadió a la receta un perro guardián.

Lo malo es que me despojó de su compañía en seguida porque intimábamos demasiado. Siempre intimo demasiado con todo lo que no es una planta...

¡Me tiene entretenida!

Y - Incluso aunque no quisiera, ante tantas atenciones cualquiera acabaría cediendo una temporada para descansar. Además, así mataba dos pájaros de un tiro y tenía una cita de las que se echaban de menos. =^=

Hablando de vacaciones, las navideñas han pasado volando. ¡Pero no insistas! Debido a que hay mucho que contar, este año no voy a concentrarme en la descripción de las cenas que se cuentan entre mis favoritas del año ni en la visual y más concretamente fotográfica de mis regalos, los cuales puedo resumir en una taza grande del cartel de se busca de Luffy, de One Piece; calcetines, guantes, mitones (unos para la calle, otros para estar por casa y que sea únicamente la punta de mis dedos la que congele a quien toque), una cartera roja de piel, una bufanda, un pijama de leopardo por su estampado que me convierte en una gueparda por las noches, zapatillas a juego, Fairy Tail y un animalito de USB muy mono. ¡No, este año prefiero enseñarte la imagen de los que encarnan la demostración de afecto material que compré especialmente para mis padres, dos aparentes antigüedades!

¡Que son estas!

Y - Se trata, respectivamente, de los regalos de Navidad que les hice a mi madre y a mi padre. El primero es una lupa, como puedes ver, cuyo mango ostenta retratos de perros indumentados a la antigua. El primer perro es un macho, no sabría precisar su raza ahora mismo, y va ataviado como todo un caballero con una gorguera de tamaño considerable, mientras que el segundo es un caniche hembra a juzgar por el vestido. Diría que ambos reproducen el estilo del siglo XVI, pero no soy una experta. ¿No es bonita? ¿No es llamativa por su belleza y a la vez discreta?

El segundo es una pluma que escogí más por las posibilidades infinitas que me ofrecía en materia de juegos de palabras que por lo agradable que es al don visual, lo cual salta a la vista. No se ve muy bien en la fotografía a no ser que se aumente, pero el cuello de esta primorosa pluma lleva grabados que la convierten en un objeto aún más bello. La tinta venía a parte. Sin embargo, esta pluma sirve más para admirar que para utilizar. ¡Ep! ¡A mi padre le gustó mucho! ¡Intenté quitársela y no me lo permitió!

Yui - Hh... uh... ¡snif!

Y - ¡¿Yui?!

Yoite - ...

Y - ¡No es verdad, yo no he hecho llorar a nadie! ¡Soy inocente! Concéntrate en las palomitas.

Yoite - Me voy a casa. [Y acompañado por las palomitas]

Y - ¡Pero Yoite...!

Yoite - Yuki.

Y - Te veo luego~♥.

Yoite - [Una vez ha rodeado al Yui que sigue sentado sobre sus rodillas y sobre la agujereada puerta, marcha]

Yui - M-m-me-me... [Gimoteando y secándose una y otra vez los ojos con el dorso de la mano sin éxito alguno] ¡Me dijiste que me echabas de menos! ╥﹏╥

Y - Y yo que tenía la esperanza de que con el tiempo lo hubieras olvidado.

Yui - ¿¡Cómo me voy a olvidar?! ¿¡Te haces una idea de lo desesperado que me sentía buscándote sin encontrarte nunca?!

Y - ¡D-deja de llorar!

Yui - ¿¡Y tú por qué llorabas?!

Y - Porque Disney es cruel y la introducción de Up todavía lo es más...

Yui - ¿¡Y por qué la ves?!

Y - ¡Porque no me dejan ver otra cosa! ¿¡Es que no me escuchas cuando te hablo?!

SS - Permitir que una mala mujer como tú vea cualquier largometraje cuyo protagonista no sea un anciano fiel a su difunta esposa no consta en los deberes de un buen marido.

Y - [Mucho estaba tardando en volver y decir esta boca es mía. Cubre sus ojos con ambas manos, agacha la cabeza, se agita] ¡No lo soporto, es que no lo soporto!

Yui - ¡Lo sabía! ¡Sabía que no podrías soportar tanto tiempo a su vera!

SS y Y - No es eso a lo que...

Yui - He dicho que lo SABÍA.

Y - ¡Uy, Blood, un unísono!

SS - El deber de todo marido que se precie es concederle a su mujer un ocasional unísono cuando esta se comporta.

Y - ¿En serio? Creo que nunca habíamos hecho ninguno tú y yo.

SS - Nunca te comportas.

Yui - ¡Yuki-sensei, yo te rescataré!

Y - ¡E-espera! ¡Yo no quiero ser rescatada!

Yui - ¡Porque soy el héroe!

Y - ¿¡Desde cuándo?!

SS - Jumf. Me gustaría verlo.

SS y Yui - [Chispas, rayos, ¡relámpagos de fondo!]

Y - ¿Has visto esa pared? ¡Qué recuerdos me trae el pálido e insulso blanco color de esa pared! El miércoles 9 de enero, efectivamente hace tiempo, fui invitada a la fiesta de cumpleaños de la hermana de Bestia Parda. Difícil de explicar, solo fuimos la familia de la primera, Smille y yo. No es que faltara gente, habrían quince o veinte personas en total, ¡pero qué extraño que me invitaran a mí también! ¿Se nos considera como de la familia? ¡Solo Dios sabe!

Ese día, según palabras textuales de Bestia... ¡destrocé la vida de esta última!

Resultó absurdamente fácil e inesperado, sin intención alguna por mi parte. Y lo afirmo sin ironía. ¡Ironía, eso que yo nunca uso, siquiera con el título...! Lo único que necesité fue contar una pequeña anécdota. ¡Con lo callada que era antes y ahora siempre estoy charlando!

Ah~, recuerdo como si fuera hoy la primera vez que me denominaron "cotorra". Era verano o poco faltaba, puesto que mi memoria evoca con facilidad el calor de esa etapa como estudiante. Estaba yo en bachillerato, bajando las escaleras y hablando con una amiga, cuando mi profesor de filosofía, que subía, me lo llamó. Y yo le dije que ¡con lo callada que soy! ¡Solo hablo mucho cuando estoy contenta! A lo que replicó: "¡Pues debes de ser la mujer más feliz sobre la faz de la Tierra!". El sábado 29 de diciembre rememoré este acontecimiento histórico de mi vida tal y como lo acabo de hacer ahora con mis amigas de siempre, Smille y Bestia Parda, y esta última añadió al dato: "Hay que ponerla triste".

¡Es un pedazo de pan!

Ejem, volviendo a la anécdota original no tan perdida en el tiempo, sucedió cuando me disponía a volver a casa y me despedía del dúo dinámico de mis amigas en la puerta. No sé cómo ni recuerdo la razón de arranque, pero terminé exaltando sin exageración alguna la pasión chocolatera que alberga el corazón y se arraiga en el estómago de Bestia Parda. ¡Bestia Parda adora el chocolate! ¡Bestia Parda ama el chocolate! ¡Bestia Parda mantiene conversaciones profundas con el chocolate! A principio o quizá mitad de tales afirmaciones objetivas por mi parte apareció un tío suyo y, como acostumbra a suceder cuando tengo público espontáneo, añadí más entusiasmo al intenso fervor de mi objetivísima descripción detallada sobre la estrecha relación que mi querida amiga mantiene con el dulce comestible. En ese momento, aquel tío desconocido para mi persona que sacaba una cerveza de la nevera comentó: "No será para tanto". ¡No podía dejar pasar la oportunidad de contar una de mis anécdotas preferidas!

De modo que narré con pelos y señales la susodicha breve anécdota que ya escribí en las Ensoñaciones en su momento: un día Bestia Parda y yo merendamos en una crepería y ante mis ojos se puso a dialogar con el chocolate caliente que había sobre su gofre. Jamás podré olvidar sus palabras textuales. "¡Ahh, chocolate, estás tan bueno, pero eres tan difícil de eliminar...!". Lógicamente su tío se partió de risa y acto seguido se marchó con la fiesta a otra parte. Fue entonces cuando Bestia Parda me miró fijamente, se llevó las manos al rostro y provocó el apoteosis perfecto al permitirme escuchar de su boca que le había destrozado la vida, puesto que a partir de ahora en todas las reuniones familiares rememoraran el acontecimiento del año.

Inmediatamente me sobrevino la placentera emoción del sádico. Ja. Ja, ja. ¡Ja, ja, ja!

Yui - [Sin apartar la eléctrica mirada chisporroteante...] ¡No trates de suavizar el ambiente, Yuki-sen, que esto es serio! [Coge a su sensei de la cintura y tira hacia sí mismo. La parte superior se ha adherido a él y más concretamente a su clavícula como el pegamento. Clavando las uñas. Pero el posterior...]

Y - Dada nuestra posición actual, no creo que nadie pueda considerar que nada de esto sea serio. ¿Te das cuenta de que llevo una bola de acero de diez kilos engrilletada al tobillo? ¡Lo único que vas a conseguir es arrastrarme y rayar el suelo por mucha moqueta que haya! O abollarlo.

Yui - [Arrastrándola y destrozando de paso el suelo a conciencia] ¡Resiste, sensei!

Y - Esto duele...

SS - Jumf. [Pistola en mano, arrogancia en la mirada] Teniendo la mujer que tengo, ¿crees que la iba a dejar a solas con otro hombre?

Yui - [Ya junto al ascensor. ¡Es rápido!] ¿¡Pero cómo has podido convivir con este más de una hora seguida?!

Y - Ahora que lo mencionas, ¿adónde habías ido? No. No me mires así. No es que te haya echado en falta, es simple y llana curiosidad. ¡No levantes la barbilla, que así solo acentúas lo bajita que me siento! ¡¡Oye!! ¡Basta, deja de desobecerme! No... [Rubor] ¡No me mires así!

SS - Qué poco te comportas.

Yui - Qué... qué mala eres, sensei...

Y - ¡Suéltame ahora mismo!

Yui - ¡Ay! ¡Lo retiro, lo retiro, por favor, sensei, deja de arañarme!

SS - [Muy contento] Si mi mujer quiere saber dónde me encuentro en cada momento del día, es mi deber como buen marido satisfacerla.

Y - [Revolviéndose y arañando la carita de Yui a ver si se lo quita de encima] ¡Ya no quiero! ¡Dejadme en paz los dos!

SS - Soltando a los perros.

¡Nuevos amigos! *^*

Yui - [Pulsando el botón del ascensor como el loco en el que se ha convertido]

Jauría de perros - [Acercándose sin prisa y con pausas]

Y - ¿Tienes tu propio ejército de perros guardianes? ¿¡Y me lo has ocultado?!

SS - ¿Con lo buena que eres besándolos? ¿Con la criminal que estás hecha? Pocas opciones me dejas, señorita.

Y - El primer beso que me dieron en este mi Otaku Hen fue por boca literal de Yui. [¡PAF!] ¡Auuu!

SS - ¿¡Qué?!

Jauría - [Cerca]

Yui - [Recogiéndola con una mano y pulsando frenéticamente ese maldito botón con la otra] Se-se-se-¡sensei! ¡Lo has admiti...!

Y - Yo no admito nada. =^=

Jauría - [Más cerca]

SS - Mala mujer...

Y - ¡Mal amante!

SS y Yui - ¿¡Qué?!

Y - [Manotazo]

Yui - ¡Aich! ¡Yuki-sen...!

Jauría - [Lo cierto es que no están tan lejos]

Y - [Se levanta sola. Mano en la cadera. Frunce el ceño] Alto.

Jauría - [Detenida]

Y - [Resopla] Un supuesto buen marido no lanza improperios a su supuesta mujer.

SS - Una buena mujer no proporciona motivos a conciencia para provocar su marido.

Y - Un supuesto marido pasa por alto las pequeñas cosas.

SS - No si una mala mujer detalla emocionada sus más impúdicas vivencias para empezar.

Y - ¿Qué culpa tengo yo de haber visto a Bestia Parda en sujetador o de que ese terrible marido esté tan paranoico perdido que no me permita ni romper el hielo con gracia?

Yui - ¿¡Pero qué pasa aquí?!

Jauría atenta - [Han inventado su propio código]

Y - Habíamos quedado, estábamos en su cuarto esperando la llegada de Smille y ella me hacía ver pasar los minutos del reloj mientras decidía qué ponerse. Se iba cambiando y me avisaba cada vez que se avecinaba el momento clave para que girara la silla del ordenador en la que permanecía todo lo quieta que puede estar una dando vueltas sobre mí misma. Yo iba hablando, hablando; ella se quitó la camiseta por enésima vez; yo hablando, hablando; ella se quedó muy quieta, ahí, contemplándome como pensando "no se da cuenta"; y yo hablando, hablando y parloteando; ella mirándome y yo hablando, hablando y rozando el monólogo. Y la miré. Y me miró. Nos miramos las dos, ¡cuando de repente...! Me di cuenta. ⊙^⊙

Por lo visto la expresión a boca cerrada que manifestó mi rostro dio un paso más allá de la línea entre lo épico y lo tronchante. Poco más y aquella bestia tan digna de compasión cae de bruces al suelo entre risotadas.

Jauría - [Orejas tiesas]

Ding~♪

Aoi - [Justo en el centro por el que las puertas mecánicas se abren] ¡El glorioso Aoi ha llegado!

Y - [...pérfida sonrisa]

Yui - ¡Bendito ascensor!

Y - Tú te bajas por las escaleras.

Yui - ¿¡Qué?! ¿¡Pero por qué?! ¡Sensei, estoy aquí, mírame a mí!

Aoi - [Altivez medio desnuda] Teniendo frente a sus ojos el seductor cuerpo del escultural Aoi es evidente que al ama le resultará imposible desviarlos de mí, menos aún para fijarlos en el insignificante Yui en comparación con mi grandeza.

Yui - ¿Eres consciente de que hay una jauría de perros acechándonos?

Y - Solo te acechan a ti, los perros y yo nos llevamos de maravilla.

Yui - Fiarnos de tu percepción de las relaciones en general no nos llevará a buen puerto...

Y - Empieza a correr, Yui. Ya te está empezando a mordisquear la rodilla el primero.

Yui - ¡AH!

Perro avanzado - ¡Grrr!

Yui - ¡Yuki-sensei!

Y - [Índice bajo la barbilla, ¡y guiño~☆!] ¿No te sacrificarás por mí~☆?

¡Yo lo llamaría más bien seguir con la rutina!

Yui - ¡Sí, señora! ╥^╥ [Precipitándose escaleras abajo]

Jauría reanimada - ¡Guof, guof, guofff! [Para abajo tras él]

Y - ¡Hola, guapo!

Aoi - [Un poco feliz, un poco desprevenido] ¡Te alegras de ver al gran Aoi, por fin impera la lógica aplastante en la afortunada ama!

SS - [Ofuscado] Te estás olvidando de mí, señorita.

Y - ¿Quién eres? [Dándole vueltas a la bola de diez kilos con el pie para entrar con Aoi en el ascensor]

SS - Cuando el sacerdote comparezca a la citación ya no te cabrá duda al respecto. [Asiéndola por la muñeca]

Y - [Zarandeando la susodicha muñeca] ¿Y quién soy yo?

SS - [Incrementando la presión de su agarre] ¡Mi mujer!

Y - ¿¡Qué clase de supuesto marido no es capaz ni de articular el nombre de su esposa?! ¡Hasta Alicia ha sido capaz!

SS - ¡¿Ese rompehogares?!

Y - [¡Libre! En lo que a muñeca respecta. Parcialmente libre] ¡Mírame bien, estúpido y sensual SOLO estúpido!

¡Este asombroso Aoi es tan enormemente útil!

Aoi - Ah. Lo comprendo a un nivel de perfección que solo el insuperable Aoi es capaz de alcanzar. [Destello] La bienaventurada ama ambiciona que la primera vez que goce de la incalculable gracia de conocer al ardiente Aoi en el sentido bíblico de la palabra sea entre las claustrofóbicas cuatro paredes y espejos de un ascensor de lujo en cuyo reflejo se proyecten cada una de...

SS - [Echando humo]

Y - [Por Dios, que se cierren las puertas, ¡por Dios, por Dios santo...!]

Iracundo tiroteo de ¡bang, bang, bang, BAAANG! seguido de... 
Ding~♪

Aoi - ¡Al tolerantísimo Aoi le encanta este fetichismo tuyo por los espejos, mi ama! ¡Cuán venturosa llegas a ser al tener en tu poder el privilegio de observarme desde prácticamente todo ángulo posible a la par que te conozco!

Y - Ya se han cerrado las puertas. [Bofetón]

Aoi - [Revota contra el espejo central. ¡Ay! ¡Su celestial faz! ¡Qué semblante tan enrojecito se observa en el reflejo de este espejo tan poco fiel a su incomparable belleza!] Pero por comprensivo que sea, el benevolente Aoi no comparte esos gustos por las escenas de amor extremo con sangre salpicando que tu corazón alberga. ¡No podrías hacerte responsable de los daños que causarías entre mis fieles si esa sangre salpica en la beatífica fisonomía del inolvidable Aoi!

Y - ¿Sabes acaso lo que significa "beatífico"? [Quitándose su abrigo para ponérselo a él sobre los hombros]

Aoi - [¡No quiere vestirse!] ¡Algo bello! ¡Como el gran Aoi!

Y - Tu belleza se incrementa con tu silencio. Exponencialmente. [Sentándose y dedicándose a algo más productivo como quitarse el grillete del tobillo. A ver cómo se las ingenia]

Aoi - ¡El solo sonido del timbre de voz de la garganta del melodioso Aoi basta para aplacar la incertidumbre del corazón del ama y de una multitud completa, negárselo al mundo sería el desperdicio de la humanidad! [Dándole una patada]

Y - [Susto] Eso ha tenido que doler.

Aoi - El gran Aoi no siente dolor físico. [Duele muchísimo]

Y - [Contemplando admirada cómo este héroe prácticamente desnudo abre el grillete con las manos y la libera de él] He conocido a la primita segunda de Smille, un pequeño bebé de dos meses.

Aoi - No me importa.

Y - Sus sonrosadas mejillas eran de un tamaño tan considerable que me parecía estar viendo a Shin-chan. ¡Qué monada! Smille me permitió darle un beso sin que tuviera que pedírselo y no opuse resistencia alguna al ofrecimiento. ¡Qué suave! ¡Qué blando! ¡Carne joven! Lamentablemente, Bestia Parda no gozó del mismo placer que servidora, y no por falta de iniciativa y proposiciones por nuestra parte. Por lo visto y lo que tuvo la bondad de explicarnos, ¡todos los bebés odian a mi amiga! No puedo decir que me extrañe. No obstante, jamás llegué a imaginarme que una vez hubiera un bebé en su casa que se levantara en el sofá, la mirase desde ahí y rompiera a llorar. ¡Ni mucho menos que cuando su madre la echó del salón ("¡Fuera, Bestia Parda!"), el niño se callara inmediatamente! La pobre provoca siempre reacciones extremas: los lactantes lloran, los adultos ríen ¡con ella...! hasta partirse en dos.

Aoi - Ama, el paciente Aoi quiere conocerte inmediatamente. [Convirtiendo la bola y el grillete en un ventilador mortal gracias al uso y movimiento de muñeca]

Y - ¡También fuimos juntas a la cabalgata de Reyes! Hacía años que no acudía a la llamada de la guerrilla por los caramelos, y de no ser por ellas así me habría mantenido, segura en el calor de mi hogar. ¡Qué bestias están hechas estos Reyes, por el amor de Dios! No era suficiente con que los caramelos fuesen duros como esas piedras corrientes que son más inteligentes que Orihime, ¡me dieron en todas partes! ¡En la coronilla, en la frente, en el labio inferior, en la nuca (no es bueno agacharse antes de tiempo)...!

Ejem. Trajeron a sus hermanos pequeños y un amigo del hermano de Smille, comenzamos a ir hacia la cabalgata... y nos perdimos los unos a los otros. Dado el gentío de todos los años me lo imaginaba, por lo mismo no soltaba ni habría soltado por todo el oro del mundo el brazo, la capucha y otras partes de Smille que fui alternando como asidero para no quedarme sola. Incluso así la perdí tres veces, ¡tres! ¡No una, ni dos: tres! ¡Qué milagro que nos reencontráramos consecutivamente! Smille resultó ser una experta recogiendo caramelos: se dirigía hasta el mismísimo inicio de la cabalgata, cogía todos los que podía y luego salía corriendo hasta el primer rey para volver a empezar, ¡y así una y otra y otra vez, hasta el infinito o, en su defecto, el fin de la cabalgata! No obstante, como me tenía de lastre, recogí muchos más que ella. Al final de la velada solo llenó un sombrero con forma de cono. 

¡Pero que nos quiten lo bailado! ¡Nos los pasamos de fábula! Al principio bien estuve a punto de matarme persiguiendo a duras penas y gracias a que tenía su brazo bien sujeto a mi veloz amiga mientras corría entre la muchedumbre y se escabullía entre los padres, los niños y los abuelos con arte felina, ¡qué sufrimiento!, me veía en el suelo y a punto estuve de darme de bruces con él, pero ni mucho ni poco después cambiaron las tornas ¡y era yo quien la llevaba, arrastraba y dirigía de un lado a otro cogida del brazo y la mano por las calles, rincones y callejones!

Intentamos ir a la cabalgata de carrozas de caballos del domingo siguiente, pero desgraciadamente Smille tardó demasiado y para más inri llovió, por lo que no llegaron a venir y la única que pudo disfrutar de la visión de los trotones fui yo misma debido a la ubicación privilegiada de mi hogar y, concretamente, de mi balcón. ¡Cuántos caramelos desperdiciados...!

Aoi - Creo que dos minutos de espera son más que suficientes.

Ding~♪

Y - ¿Ya hemos llegado? Pero si estamos en el segundo.

Perro solitario - ¡Guf!

Y - Ah, has aprendido a pulsar el botón, impresionante.

Perro orgulloso - [¡Sobre sus patas traseras!]

Y - ¡Oh, y además te pones de pie! [Caricia, caricia] ¿Quién es un perro guardián bueno, quién es un perro guardián enorme y aterrador~♥?

Perro contento - ¡Guaf, guaf! [¡Él, él!]

Y - [Frota, frota, frota] ¡Claro que sí, claro que...!

Bola voladora - [Surcando los vientos justo por encima de su cabeza, disparada]

Desafortunado ventanal al que se dirige - [¡CRASH!]

Y - o^o

SS - [Pasa corriendo]

Aoi - [Con él tieso cogido por... su única prenda de ropa] ¡Aaaaaaaaaaaaaaaaahh del graaan Aoiiii...!

¡Fiiiiiiuuuu...!

Aoi - [Más allá de la ventana rota] ¡Aaaaaaaaaaaaaaah!

Y - [Y deja de frotar] De modo que también has aprendido cómo distraer a los amantes de los animales. =-=···

Perro con el rabo entre las piernas - [Con lo contento que estaba]

SS - Un vulgar moscardón menos del que preocuparme a tu alrededor.

Y - ¿Has bajado todas esas escaleras solo para atraparme?

SS - Un marido competente tiene derechos y deberes.

Y - Me gustaría darte un beso. ♥

SS - Mujer incomprensible...

Y - ¡Hoy por hoy, sin embargo, me conformo con correr al encuentro de ese aprendiz de ángel caído que has enviado al cielo! [¡Corre, corre y corre!]

SS - [Apunta] Definitivamente me impones arrebatarte una pierna sana. [¡Bang, bang...! Sin balas. ¡Hay que recargar!]

Y - [Aprovechando el periodo de recarga para descansar de tanto salto, asoma la cabeza por el reciente agujero entre los cristales] ¡Je, lo único que has conseguido es ensancharme la salida!

Yui - ¡Aquí, aquí!

Y - ¡Yui! ¿Qué haces ahí? Más importante, ¿qué hace Aoi flotando en ese charco? ¿O es un estanque? ¿Lo has matado?

Yui - ¡Yuuuki-sensei, salta! ¡Yo te cojo!

Y - Muy seguro te veo yo de eso a pesar de presenciar el cadáver de tu hermano flotando entre las aguas de ese estanque no tan grande como su grandeza. [Encaramándose a la destrozada ventana]

Yui - ¡Porque soy el héroe!

Y - [Sorteando como puede los puntiagudos trozos del ventanal roto] Voy un poco escasa de tiempo y este apremia, te voy a dar la oportunidad.

Yui - [Esperándola con los brazos abiertos, la expresión radiante y la esperanza en la sonrisa]

Y - [¡Jop, jo, ale-hop!]

Expectativa imaginada por la exaltada mente pensante de Yui:

Hasta hay corazones en mis ojos. Yui tiene muuucha fe.
¡Y una imaginación preciosa!

Realidad:

¿Se acerca la primavera?
O estoy difunta...

21 comentarios:

  1. Ohh, pobre Yui-kun, el tan bueno que es le pasa de todo, pero la verdad es que parece una autentica Drama Queen llorandote asi.

    [Coscorron supremo a Yui] ¡Deja de ser una nena y dedicate a complacer a Yukino-san!

    A mi me pasa lo mismo que a Bestia Parda, pero a un nivel no tan alto. Cuando entro en contacto con un bebe este de pronto llora o comienza a hacer pucheros. Y una vez me paso que cargue a mi primita cuando ella estaba bebe recien nacida... Esa enana... ¡Me uso! Me estiro sus bracitos para que la cargara y cuanto caminamos poquito estiro sus brazos nuevamente a su mamá que estaba del otro lado, ¡me uso para llegar a ella!

    Ese Aoi, enserio que los hermanos Aki me ponen un poco de nervios, menos Yui, creo que es porque el se dedica a limpiar los destrozos que pasan. Pero volviendo con Aoi, ¡¿como te atreves?! ¡Aqui solo puede existir un ser bello y magnanino! ¡Yo, con mis tijeras te cortare el hilo de vida!

    Jum, pero no lo hare porque estas muy lejos, considerate afortunado, joven angelito, pequeñiiiito.

    Entonces estuviste diviertiendote mucho en estos dias, me alegro mucho.

    ¿Si le echaste la oreja a Sound Horizon? Hazlo cuando puedas, Revo es hermoso~... Por cierto, me gustaria que escucharas una cancion llamada "Stardust", buscala en Youtube con subs al español claro, jaja, no se porque me acorde de ti y de algunos de tus acosados y acosadores.

    ¡Felicidades por tus calificaciones, Yukino-san!

    ¡Bye bye!

    ResponderEliminar
  2. ¡Ostras y cebollas, Kirika-san, no me esperaba que comentases una entrada nueva! OwO
    Me encantan tus comentarios. Yui es una drama queen... ¡ja, ja, ja! XDD

    Complacer. Complacer... XD <- imaginación a full

    Pobre Kirika-san, los críos te utilizan. XDD ¡Por lo menos no se te quedan mirando fijamente durante minutos y minutos! Hacer guerras de resistencia en sostener la mirada con recién nacidos no es nada bueno. XD

    ¡Otra con complejo de Dios y al estilo Hércules! XDD
    Aoi no es grande, Aoi es pequeñiiiito. XD ¡Ja, ja, eres la primera que no soporta a Aoi! XD

    ¡Le acabo de echar la oreja y los ojos a esa canción y me ha gustado! Aunque yo nunca mataría a mis acosados, en todo caso lo que habría que hacer es cargarse a la rival. XD
    Aunque Kao si que ha intentado matarme alguna vez. =-=···

    ¡Muchas gracias! Ojalá pueda aprobarlo todo y tener las vacaciones de verano libres como el mar para escribir y divertirme a gusto. XD

    ¡Bye bye, Kirika-san! XD

    ResponderEliminar
  3. O3O Claro que voy a comentar en una entrada nueva, ¿como no hacerlo?

    Ya te lo dije antes, "Asi como el escritor tiene el deber moral de seguir escribiendo, el lector tiene el deber moral de seguir alentandolo".

    Ohhh si, "complacer"~, y por complacer me refiero... ¡A que haga un super banquete! OwÓ Espero que no te moleste si voy de colada a la fiesta~.

    No es que no soporte a Aoi, pero... ¡Nuestras naturalezas contrarias no nos permitirian coexitir en paz!

    El es un angel, un siervo de Dios... Y yo siendo una magnifica Diosa todapoderosa no hago precisamente el bien, tu me entiendes. Aparte, mi lado demoniaco es lo que mas contraste me da con Aoi. ¡Si! ¡El Gran Aoi no es grande, es diminuto! ¡Toma esa, Diminuto Aoi!

    Jajaja, que bueno que te haya gustado, la cancion de ese mismo album que me gusta es Yield, y claro, no me olvido de El no Ehon[Majo to Lafrenze].

    u_u Yo pronto entrare en mis asesorias para entrar a la Normal Basica (la escuela de maestros aqui en México, no se si haya ahi en España con ese mismo nombre).

    ¡Juro que me esforzare al maximo! ¡Lo juro por mi yaoi!

    ¡Bye bye, Yuki-chan!

    ResponderEliminar
  4. ¿¡Por qué no hay más gente como tú?! XD

    Ahora mismo tengo hambre de tantas cosas... ¡ejem, si Aoi puede ir desnudo, tú puedes ir como te dé la real gana! Realmente es un logro que por lo menos lleve ropa interior... XD

    Querrás decir "nuestras naturalezas extremadamente semejantes", ¿no es así? ¡Kiri-chaaan! XD

    Aoi escogió ser un arcángel porque es... hermosamente estúpido. ¡Ahh, es tan bella y terriblemente estúpido...! XD
    ¿Tan diminuto como Kiri-chan? XD <- no puede evitarlo, pero tampoco lo hace con mala fe. ¡Esto quiere decir que hay confianza!

    Hum, depende. Para ser profesor de escuela primaria hay que hacer magisterio, para ser profesor de instituto o catedrático hay que especializarse. Yo estudio filología hispánica, con lo cual podría ser profesora de castellano. ¡Vaya, ya tenemos algo en común, quizá seamos profesoras! XD

    Hace tiempo que esto me ronda la cabeza, ¿qué edad tienes, Kiri-chan? ¡Diría que debes de tener más o menos mi edad? ¿Eres mayor o menor? ¡Ah, yo tengo veinte!

    ESO es un juramente, y lo demás son tonterías. XD

    ¡Bye bye, Kiri-chan! >w<

    ResponderEliminar
  5. ¡No hay mas gente como yo porque mi grandeza es incomparable!

    Jajaja, no se si lo entendi mal segun tu respuesta, pero aqui en México "ir de colado/a" a un lugar significa meterse a un lugar sin ser invitado.

    ¡Ja! OwÓ ¡Yo siempre llevo ropa interior! ¡Te he superado Aoi!

    Jum, ¿arcangel? ¡No llega al nivel de un Serafin o un Dios!

    ;A; ¡N-No soy diminuta! Si me pongo al lado de Aoi, el sin duda se veria aplastado por mi gran persona.

    ¡Oh si, pondre mi empeño para ser maestra!

    Yo tengo 16 años, el proximo agosto cumplire 17. Jejeje, si, me ganas por cuatro años, somos tan jovenes y bellas~.

    ¡SI! ¡Mis juramentos son tan supremos como yo!

    Bye bye, Yukino-chan~!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como tu modestia. XD ¡Pero se te puede comparar y mucho con el gran Aoi! XD

      ¡Ah, aquí lo de colarse también tiene ese significado! Pero creía que te referías a la ropa. XD

      O te ha superado él a ti yendo por ahí como Dios lo trajo al mundo, ¡oh, ese exhibicionista tan evolutivo! Ya sé lo que vas a decir, diosa conejo, pero en este caso soy yo ese Dios que lo trajo al mundo. XD
      ¡Demonios! ¡Si lo traje vestido! XD

      Me pregunto, ya que según tus palabras textuales es "un gigante". XDD

      ¿De instituto o de primaria?

      ¡Ostras, qué joven! Nos llevamos los mismos años que se llevaban Nowaki y Hiro-san. XD
      ¡Eres más pequeña de lo que me imaginaba! XD

      ¡Bye bye Kiri-chan! Parece que siempre nos despediremos. XD

      Eliminar
  6. ¡Que no se me puede comparar con el, Yuki-chan!
    [Puchero] Soy mucho mejor que ese tipo, seguro que ahora no esta en el cielo porque ni Dios lo aguantaba...

    Viendolo desde tu punto de vista, ¿eso quiere decir que querias ser acosada por un hombre que ama desnudarse?

    De cierta forma, no suena mal...

    ¡E-Ehm! Primero ingresare al sistema para ser maestra de primaria y despues me pasare a secundaria.

    XD ¿Mas pequeña de lo que imaginabas? Pero creo haberte dicho en mis primeros comentarios que esa era mi edad.

    Tienes razon, siempre nos despedimos, ¡mejor nos despedimos con un saludo! (?)

    ¡Hola, Yuki-chan!

    ResponderEliminar
  7. Mm, te hecho soltar un puchero. *º* <- ¡sí! que es S
    Ni Dios ni el mismísimo Lucifer: yo soy la única que lo soporta. XD ¡Pero pensaba que te hacía gracia este Aoi mío!

    No utilices el psicoanálisis conmigo o te contagiaré mi locura... XD

    ¡No me habías dicho que tenías 16 años ni mucho menos! Creía que eras más mayor. XD

    He aquí el origen de los saludos, ¡no me lo esperaba! Tiene gracia eso de despedirse con un saludo. ¡Hooola, Kiri-chan! XD

    ResponderEliminar
  8. Ciertamente los hermanos Aki me desesperan un poco, poniendo un claro enfasis en Kao y el Diminuto Aoi, pero si que me han hecho reir a carcajadas cuando se ha dado la situacion, jejeje.

    ¿Yo? ¿Usar psicoanalisis contigo? ¿de que me hablas? No me siento tan valiente como para molestar a la gran Yuki-chan, no, no, no~ u_u.

    ¿Contagiarme tu locura? No gracias, ya tengo mucha, naci con ella y la muy malvada no quiere irse a ningun lado.

    ¡Claro que te lo dije! ;A; ¿S-Sera que no prestas atenciona todos mis lindos comentarios que te escribo con tanto amor?

    ¡Hola Yuki-chan!

    ResponderEliminar
  9. Lo importante es que generen esas emociones en el público. ¡Me pone muy contenta haber creado todo lo que ha provocado esas reacciones! XD

    ¿Yo sí que soy grande? XD

    Es lo que tiene la locura, que suele venir acompañada de doña Maldad. XDD

    Si no les prestara atención, no te contestaría a todos y cada día. ¡Qué adorable! Y quizá también qué adorable técnica de distracción. XD

    ¡Buenas, Kiri-chan! XD

    ResponderEliminar
  10. Claro que eres asi de grande y no creas que es alguna artimaña de mis multiples tecnicas de distraccion, ¡por favor! ¡Nunca me atreveria!

    Y aparte, a Doña Maldad le gusta llevar a su novio Paranoia... ;A; Es feo ser como yo porque siento todo el tiempo que alguien me sigue, ¡soy la reina de la paranoia!

    Oh Yuki-chan, me hace sentir bien que le prestes atencion a mis comentarios, siendote sincera en Otaku hen he encontrado un lugar donde me puedo relajar y echarme mis buenas carcajadas.

    ¡Guuu~ten Morgen, Yuki-chan!

    Ah, como amo Märchen de Sound Horizon...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora realmente empiezo a dudarlo de veras. XD

      Oh, Dios mío, ¿crees que te persiguen? ¡Lo has descubierto antes de tiempo...! XD

      No podrías hacerme más feliz con tus palabras. XD ¡Lamento no haberte contestado antes, justo cuando te digo qe te contesto cada día! Estaba editando la traducción de Kanato y casi muero en el intento. Ya estaba estresada perdida. XD

      ¡Guten Morgen, Kiri-chan! Mmm, ese saludo me recuerda a Kindan Vampire... XD

      Eliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad mucha gente lo sigue sin comentar. XD
      Bueno, no te creas tampoco que soy una experta, pero te aconsejo que le eches un ojo a la guía que blogguer ofrece. XD

      Ahora estoy algo ocupada porque acabo de empezar las clases, pero quizá le eche un ojo más adelante. ¡Gracias por tus palabras!
      No obstante, en general no se permite poner direcciones en los blogs. Espero que no te importe. En cuanto a mí, puedes encontrarme fácilmente en facebook. ^w^

      ¡Ja, ja! ¿Quieres ser mi acosadora? ¡Extraña acosadora la que pide permiso! Me siento halagada. XD
      ¡Gracias a ti, Nimeria-san! XD

      Eliminar
  12. De las anécdotas me gustaron las que hablan sobre los regalos navideños, aquella en la que con tus amigas juntabas caramelos y tus maravillosas notas. Esta vez son historias muy viejas, señorita… XD
    La entrada en general es tan ingeniosa como siempre. De verdad, es muy divertida. XD
    Me gusta cuando Yui entra todo exaltado y patea la puerta. ¡Qué desesperación! Sos desesperante… Supongo que ya lo sabes… ^w^
    Cuando SS te complació en todo lo que querías y también cuando te despojo de la compañía del perrito porque intimaban mucho. Eso es demasiado gracioso. XD No se puede negar que si SS no fue tan celoso, sería un gran marido. XD
    Me gusta también cuando te concede un unísono con él. ¡Es tan accesible! XD
    Los perros guardianes de SS son feroces. Es una imagen temible. XD De paso, cada vez que leo algo de lo que dice SS no puedo dejar de reír. Es que está muy loco y me gusta su locura. Es completamente irracional. XD
    También me gustó la parte en la que abrazas al sorprendido gran Aoi. XD Jaja, es tan tonto, se cree todo lo que pasa… XD
    Oh, y el perro solitario que sabe tocar el botón es lo mejor de todo. XDD
    La parte en la que Aoi está flotando en el charco. La parte en la que Yui quiere que saltes para que él te tome entre sus brazos (que es muy romántica, por cierto) y cuando caes al estanque quedando completamente mojada. XD Es genial, aunque es una lástima que Yui no haya podido cumplir con lo que imaginaba. XDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba esperando a que salieran las notas y entre eso y que tenía mucho por escribir... se me acumularon las anécdotas. XD

      ¡Me alegra que te haya gustado! Oh, querida, ¡pero si te encanta ver sufrir a Yui! XD

      Un SS que no fuera posesivo hasta la demencia es tan inconcebible como una yo que no sea una acosadora. XD
      Siempre se balancea entre el límite de lo dadivoso y lo intransigente. XD
      Sí, ¿¡pero a que son monos?! XD
      Es más posesivo que Kanato. XDD

      En esta ocasión, más que su hermosa estupidez, lo que ha entrado en juego es su magnífico ego. ¡Es tan grande que es imposible que lo abrace por cualquier otra razón que no sea que haya caído en sus redes! XD
      Ese perro estaba entrenado para distraerme... ¿te gustó la parte en la que SS tira a Aoi por la ventana? XD

      Debo admitir que Yui es muy romántico... y que Aoi flota muy pero que muy bien. XD
      Yui, como la vida, nunca pierde la esperanza. XD

      Eliminar
  13. de verdad has puesto eso de que me destrozaste la vida?!?!?! y lo de los bebés también era necesario!?!?!? T_T.
    Bueeeno estoy comentando una de tus entradas!! YAY!! ya se que no comento nunca pero me da paaaalo aun asi las leo mientras espero a que esten listas otras... cosas xD
    Molan tus historias, sigues asi xD mmm... solo una cosa, no me estes repitiendo a cada momento que te he comentado el blog cuando quedemos ¬¬"
    En fin nos vemos el viernes :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uah! ¡Bestia Parda! OwO

      ¿Todavía no te has percatado de que siempre cumplo con lo que prometo? ¡Lo de "¡al blog que vas!" es un contrato vinculante! XD
      Por otra parte, no hace falta añadir que eres una parte importante de mi vida. =^=*
      Me pregunto qué serán esas cosas. XD

      Soy incapaz de acatar semejante orden: estoy tan emocionada... XD
      ¡Sin falta! XD

      Eliminar
  14. ¡¿ME SIGUES?! Eso significa que me sigues desde que naci...?

    Ahora soy yo quien lamenta no haberte contestado. Estoy en examenes y estoy dando lo mejor de mi, hasta ahora he aprobado los tres que llevo.

    Solo me faltan dos, pero no dejare de esforzarme!

    Holas, Yuki-chan~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejaré que un velo de misterio proporcione un interés extra a nuestra pacífica relación. XD

      No te preocupes, yo he caído enferma de la peor forma posible... ayer y antes de ayer estaba tan febril y hecha polvo que no podía apenas respirar, mucho menos moverme. Por suerte, hoy estoy más recuperada.

      ¡Felicidades! ¿Ya has sabido tus notas? ¡Qué rápidos, me das una envidia! XD

      ¡Ánimo, Kiri-chan! ¡Y muchos saludos! XD

      Eliminar
  15. ¡Yuuuki-chaaaaan!
    Aprobe todos mis examenes!

    Estoy tan feliz, no me desvele en vano estudiando. Siempre he dicho que el esfuerzo todo lo puede.

    Eso significa que si me sigues desde que naci, eh...?

    Sipi, las suben a la pagina de la preparatoria el mismo dia. Antes se tardaban mas tiempo, pero ahora parece que les pico el mosquito de la eficiencia~.

    Holas holas, Yuki-chan~

    ResponderEliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas