sábado, 20 de abril de 2013

Profesor y chica rebelde -Primera audiencia del juicio-

No puedo resistirme. Definitivamente no puedo. ¡No puedo! ¡No puedooooo!

Y como no puedo, ni pienso intentarlo. ¡Oh, lo sé! ¡Sé muy bien lo que pensáis! ¡Rebasa el límite de esto, lo otro y lo de más allá! ¡Esta mujer es una ociosa, una indisciplinada! ¡Debería haber publicado otra entrada antes que sucumbir a la tentación! Hum... para sucumbir habría que oponer resistencia primero.

¿Y cuál es el motivo de esta semi-voluntaria caída al paraíso sin fondo de oscura neblina? Ju, ju, ju, jo, jo, ¡JA, JA...!

¡Nada más ni nada menos que un Len adulto, profesor y perturbadoramente sádico! Por cuya versión del título de la canción que protagoniza no termino de decantarme. ¿Court of First Instance -Riot Girl and Teacher-? ¿Sensei to Shoujo Soudou -Daiisshin Kouhan-? ¿Profesor y chica rebelde -Primera audiencia del juicio-? ¡Hum, iré alternándolos!

¡En efecto, señoras, señoritas y quizá una minoría de señores, el tema yandere vuelve con una fuerza sobrecogedora de mano de la atractiva carnalidad de uno de nuestros vocaloids favoritos, cosa que me ha permitido redescubrirlo una vez más! ¡Ah, ese Len de ojos rojos...!

Bien, bien, bien. En primer lugar y antes de que comience a desvariar (¿¡cómo que ya lo he hecho?!), tal y como he hecho anteriormente con la definición de tsundere, es necesario que dedique una pequeña parte de la introducción a la explicación previa para aquellos lectores que desconozcan el término que esclarezco a continuación o que lo hayan olvidado y les dé pereza buscarlo en entradas pasadas: los yandere (yanderekko) se definen en las palabras yanderu ("enfermo") y deredere ("amoroso"), es decir, literalmente: "enfermos de amor". Esta clase de personajes son, en un principio, el clásico ejemplo de una persona tímida, inocente, quizás algo ingenua e intensamente amorosa.

Conforme avanza la trama en la que se desenvuelven acostumbran desarrollar un sentimiento amoroso profundo hacia algún otro personaje, pero por algún motivo (por ejemplo, la aparición de un rival o el descubrimiento de que no son correspondidos), este desemboca en la imposibilidad de satisfacer este sentimiento de amor y adoración. Se destruye, cosa que desencadena en su mente un trauma psicológico permanente que les hace enloquecer de forma gradual, hasta llevarlos al extremo de cometer actos propios de un comportamiento psicótico, como lo son el homicidio y el suicidio.

Teniendo esta alegría en mente y sin adelantar nada más para mantener así el suspense, ¡dentro canción y la facilidad que os facilito ya de forma ritual para verlo a lo grande si se quiere: Sensei to Shoujo Soudou - Daiisshin Kouhan-!

Profesor y chica rebelde 
-Primera audiencia del juicio-

video
¡Impactante!

Salvo por algunas interferencias fruto del contacto del español con el inglés y otras faltas de tecleo, ¡la traducción está la mar de bien!

Los que hayáis estado leyendo cada una de las entradas de la Colección, posiblemente habréis notado que acostumbro a ponerme de parte de la mujer por personaje ausente que sea cuando las vicisitudes musicales de la trama lo requieren. Sin embargo... en esta ocasión me es imposible. Si esto no fuera 2D ni estuviese Len-sensei de ojos rojos de por medio otro gallo cantaría, ¡pero poniéndome en estas tesituras...! Y no, no es por que la muy desgraciada tenga a su alcance un profesor extra moe, adulto y por encima de todo perturbadoramente sádico a su alcance y no lo aproveche como dicta corazón, razón y el mismísimo sentido común, ¡no...! Bueno, quizá haya influido. ¡El caso es que lo único que suscita este apoteósico final en mi corazoncito maltrecho por el fanservice que se me presenta es la necesidad de abrazar a Len y no soltarlo nunca! ╥w╥

Esta rítmica melodía tan pegadiza y que, junto a la letra, tan bien expresa la introspección psicológica de una mente perturbada que gradualmente cae en la locura hasta quebrarse por completo ha captado el interés de una amplia mayoría de fans, incluida una servidora. Debido al título numérico y la parte final de la canción, se sospecha la posibilidad de que esta sea la primera de una nueva saga vocaloid. En lo que a ese tema respecta, no me decanto ni a favor ni en contra de dicha sospecha: bien puede ser correcta como incorrecta. El tiempo lo dirá.

Sin más dilación que la de manifestar que esta canción puede y a la vez no puede dividirse en tres partes, ya que la segunda es extremadamente corta y más parece entrelazar primera y tercera, por lo que prescindiré de divisiones explícitas, ¡vamos con la interpretación!

Alguien disponía de un educador envidiable...

Érase que Len era un joven e indiscutiblemente diligente profesor de un instituto japonés. Las frases iniciales indican que dicho instituto puede tratarse de un internado femenino, de señoritas, lo cual proporciona una considerable cantidad de tiempo con las alumnas ahí "confinadas". Una de ellas recibió especial atención, de tal forma que consiguió que se enamorara de la susodicha. Sin embargo, como podemos advertir a partir de los treinta segundos hasta los cuarenta y nueve, a pesar de sus intenciones de esperar a que el ángel (o pájaro enjaulado) creciera hasta llegar a su madurez, ella no tenía planeado secundar una espera a sus ojos innecesaria. Por ello "el pasado es, por así decirlo, irónico y efímero".

Cabe pensar que profesor y adolescente se correspondían y habían comenzado una relación de lo más pura, así como destacar tanto el libro en el que Len pone por escrito sus sentimientos con un bolígrafo rojo (un color muy simbólico para un sádico) como el verdadero significado de calificar a la jovencita anónima como "chica rebelde".

El diario, llamémoslo así, al que se alude constantemente a lo largo de toda la canción es posiblemente un diario conjunto con el que ambos amantes compartían confidencias y que posibilitaba la consecución de esa relación ilícita ya sea porque en él planeaban dónde, cómo y cuándo encontrarse en secreto como por lo anterior, lo que favorece que ahondaran en el conocimiento que tenían del otro y profundizaran su noviazgo prohibido. Sin embargo, como veremos más tarde, este diario conjunto se convierte en uno individual en el que Len continúa anotando sus desbordantes sentimientos e incluso quizá, más tarde todavía, en prueba contundente del crimen. El hecho de que originalmente fuera un diario conjunto explica que en las anotaciones que escribe con tesón confluyan pensamientos de nuestro protagonista rubio con otros que más parecen frases articuladas por la muchacha.

En cuanto a ella, no se trata de una chica rebelde per se, sino que hace referencia a la desobediencia de que hace gala para con Len. En primer lugar, demostrando su iniciativa más que probablemente lo persuade con insistencia para que romper esa rígida norma de espera a la par que su voluntad, cosa fácil de comprender teniendo en cuenta quién es su profesor, y en segundo, tercero y cuarto... el intento por huir de esta relación que traspasa su concepto de aceptable.

Dado que las preferencias, los ideales de Len, sean ideales de mujer, sean ideales en lo que se refiere al acto amatorio, tienen las tendencias que tienen, resulta natural que la chica se asustase y quisiera echarse atrás. Puede que la informara de ello él mismo o puede que ella lo descubriese mediante aquel diario o gracias a anotaciones de páginas arrancadas, suponiendo que no fuera un diario individual desde el principio. Este era uno de los mayores temores de nuestro educador, así como la razón de que no quisiera tocarla hasta que creciera y adquiriera algo más de madurez, no fuera que perdiese el control: que lo descubriese antes de tiempo y se escapara. ¡Alejarse de él...! Eso jamás.

La inseguridad de la muchacha provoca un hundimiento moral en nuestra maravilla de pedagogo. Es posible que su preciosa novia se estremeciera y retirara su cuerpo con un espasmo cuando él quiso intentar tocarla o cogerla de un brazo con suavidad para tranquilizarla con sus palabras, recién descubierto su gusto sádico o más bien posesivo en extremo, ya que no atisbo en esta canción mayor rastro de sadismo que las cuerdas, los castigos y su subsiguiente actitud mandona (abusiva, pero mandona al fin y al cabo) y, por otra parte, tanto hablar de pájaros enjaulados y cuerdas y "debería temer la libertad" es sustento más que suficiente para esta conjetura mía. Sinceramente, podría haber sido mucho peor, este es un sadismo hasta cierto punto agradable. Por supuesto, una cosa no quita la otra: sádico y posesivo compaginan muy bien juntos.

Esto lo volvió loco y, en el ardor del momento, lo dio todo por perdido, se vio incapaz de alcanzar su corazón y decidió que, ya que no podía tener su alma, ya que lo había perdido todo... de perdidos al río. Ahí se desarrolla en cuestión de segundos la obsesión cuyo germen evidentemente había anidado mucho antes en su psique. Es en este fragmento del primer minuto en el que la voz de la chica anónima cobra una individualidad clara por primera vez para preguntar: "No lo entiendo, ¿por qué...?". Porque ha dejado de comprenderlo. ¡Muy mal hecho!

Asimismo, es plausible que el interés de Len por la alumna en cuestión desembocara en una obsesión desde el principio, pero, no obstante, creo firmemente por las razones ya mencionadas que en un primer momento el amor fue correspondido y que, posteriormente, ella no mentía al declararle su amor. Cosa diferente es que pretendiera enamorarla, lavarle la mente para prepararla y, una vez se hubiera comido su alma y sus alas de pájaro enjaulado hubieran crecido por completo de forma que fuera incapaz de aspirar o siquiera querer o añorar la libertad que supone remontar el vuelo, hacerla suya. 

En tal caso, lo que habría descubierto la muchacha habría sido bastante peor que meras tendencias carnales. Otra hipótesis más remota es que ella fuera la última de una larga serie de conquistas entre el alumnado y, al percatarse de que con este otro tipo de descubrimiento fatal se convertiría en la única que escapara de sus garras, él se obsesionara de veras con ella. Pero no creo que este sea el caso porque un yandere no acostumbra a ser mujeriego y en este caso de obsesión amorosa la sinceridad de su afecto se hace patente por sí sola desde el inicio. El verdadero amor podrá ser enfermo, pero nunca infiel ni mucho menos un mero capricho de alguien con el orgullo roto.

La falta de comprensión por parte de esta alumna conflictiva nos conduce a la conversación de formación educativa y al consecuente ciclo completo de enseñanza.

Deshojó la flor.

No es realmente necesario que dilucide lo que ocurrió en ese ciclo completo de enseñanza ni explicite las amonestaciones de este asombroso profesor, ¿verdad? ¿¡Verdad?! ¡Brilla con luz propia! Todos sabemos qué sucedió entre las cuatro paredes de esa aula vacía del minuto 2:23 al 2:36.

Dado que el principal problema radica en que esta chica tan amada no acepta el lado sádico de sensei y este cree firmemente que la verdadera naturaleza de las personas cambia en un instante (cosa que, a su vez, se puede aplicar a él), concluye por dedicar su tiempo a enseñarle su mundo e instruirla en lo que el susodicho contiene. A pesar de que ella asegura amarlo, esto no basta: continuará siendo una mentira hasta que aprenda no solo a aceptar esta faceta suya, sino a quererla, necesitarla, ¡no poder vivir sin ella!

¡De repente, un repentino giro de acontecimientos! La denuncia.

La envidia no me corroe del todo.

En esta parte final confluyen elementos predictivos y un tiempo impreciso e interconectado. Las primeras frases sobre un fondo del color del papel oficial son los cargos que se le imputan (el bautismo viene a aludir lo anterior: la introducción de la chica en su mundo). Len empieza a gritar al mismo tiempo que se tapa los oídos, de la misma forma que, si no todos hemos hecho alguna vez en nuestra vida, sí lo hemos visto en repetidas ocasiones. Rompe el bolígrafo rojo en el frenesí de la escritura, su contenido (si bien esto no se ve) se derrama. Todo se le escapa de las manos.

Podemos ver de nuevo la importancia que cobra el diario anteriormente conjunto con la aparición de este junto con las palabras "yo soy el único que puede entenderte". La frustración que conlleva la falta de comprensión por parte contraria y los infructuosos resultados de sus clases privadas, que no han hecho más que destrozarla por dentro y alejarla de él, va en aumento. ¡Se desbordan sus sentimientos! Su desesperación se expresa a la perfección desde el cuarto minuto, en especial con las peticiones que dirige a esta mujer que quiere hasta la locura más literal.

A pesar de todo, ella testifica en el juicio contra él. Él es un sádico, pero ella también es una sádica psicológica que lo hunde en la desesperanza. Ahora es él el que está atado, ¡qué justicia poética tan demoledora!

No obstante, Len pronuncia las palabras que suscitan las sospechas de futuras canciones venideras que formen una nueva saga que se inicia con esta: "Este juego acaba de empezar. Te daré más". ¡Esto es esperanza!

Al final, inadvertidamente, me he puesto bastante de su parte. Hum... ¡Dentro el lucero rojo de esta noche oscura, con nosotros, Len!

¡Alegre y dicharachero!

Len - ¡MASTER!

Y, que lleva una soga de última generación en las manos - [La sordera ataca de nuevo] Cómo te gusta privarme de mis sentidos... =¬=

Len - ¡No hay derecho! ¡No hay derecho! No es algo yaoi, obsceno, incestuoso ni delirante, no me han convertido en un nazi ni me han manipulado para encarnar a un sirviente estúpido, ¡pero van y me transforman en un profesor perturbado y criminal con tendencias sadomasoquistas!

Y - ¡Has subido de nivel!

Len - ¡No paran de degradarme!

Y - Por otra parte, ¡es tan inusual verte emparejado con una anónima en lugar de con tu hermana! Chocante, chocante. ¡Y más raro aún es que Miku no esté de por medio induciendo a este fracaso amoroso! ¡Rarísimo! [La soga hace ¡chas, chas!] Aunque ese cabello tan largo y separado...

Len - [Percatándose finalmente de las cosas importantes] Master, suelta esa cuerda.

Y - Cógelo. *^*

Kaito - ¡Atrapa~do!

Len - [Brazos arriba bien sujetos] ¿Qué? ¿¡Cómo?! ¡¿Por qué?!

Y - Porque Kaito es un lacayo estupendo en cuanto descubres lo fácil que es comprarlo.

Kaito - Ah~. Es por esto que tienes menos visitas.

Y - [Derramando lágrimas] ¿Es necesario que urges en la herida?

Kaito - Sí~.

Y - ¿A que te quedas sin postre helado? [Atando a Len de pies y manos]

Kaito - Incluso así~.

Y - ¡Pues ya de perdidos al río! [Al sillón, con los brazos abiertos y una gran determinación]

Len - [Descolocado]

Kaito - [Subiéndolo al regazo de la master]

Y - [Envolviéndolo con esos brazos a ojos cerrados]

Len - [Disgustado] ¿¡Qué demonios pre...?!

Y - [Con una cara de absoluta complacencia que se restriega contra él] Gozar de la satisfacción del momento abrazándote como la doncella que eres y no dejándote ¡nunca!

Len - ¡NO...!

Kaito y Y - [Sordos]

Len - ¡...lo soy!

Y - ¿No? Demuéstrame tu virilidad fuera de estas canciones que me empañan el alma de morbosos sentimientos.

Len - ...¿cómo?

Y - Err... ¡eres tú quien tiene que buscar y descifrar el modo!

Kaito - Con una guitarra~.

Len y Y - ¿Una guitarra?

Kaito - [Guitarra en mano] Una guita~rra.

Len y Y - [Mirándose fijamente el uno al otro] ...

¡Eléctrica despedida!
¡Espero que volváis a leerme!

4 comentarios:

  1. ¡Me encanto! >w< -Otra obsecionada que stalkea tu blog anonimamente pero que al menos evita que te lances por una ventana(?)-

    Eeen fin, entre coger la pc o los deberes... Me ha fascinado tu punto de vista sobre esta canción de vocaloid xD Realmente nunca la habia escuchado antes (mas bien acostumbrada a la apariencia Tsundere/shota de Len u///u) Solo pasaba una palabra en mi cabeza: YANDERE. Aaah~ estoy mal con este tipo de personajes y sus "Es por que te amo" (Gracias drama cd's por aumentar mis obseciones... Pero no me arrepiento xD)

    Me gusto la transcicion de la historia: de pasar al profesor que se sintió atraido a su alumna hasta el comienzo de su obseción/amor enfermizo, ahogandose al punto de quererla absolutamente para el donde ella solo puede mirar, oir y sentirle solo el, pero sin importarle que la esta destruyendo poco a poco con su manera de "amarla". (Y como decirle no a un sexy-sensei-megane-Len-kun >///<)

    No se si soy solo yo pero en la parte que dice "Entonces al menos se mi muñeca" me recordo tanto a Kanato de DiaLovers e.e

    Espero con muchas ansias tu proxima entrada Yukino-san, besos~







    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida seas, obsesionada anónima! Aunque mis deseos de tirarme por la ventana no se han disipado por completo... XD

      Me alegro de que no te arrepientas, ¡cuantas más partidarias tenga el yandere, mejor que mejor!
      ¡Gracias! Oh, bueno, importarle sí que le importa, pero dado que no la puede tener de otra manera, se resigna a hacerla suya aunque sea solo por vía física. XD
      ¡Eso digo yo! ¿¡Cómo se le ocurre negarse?! ¡Si no le hubiera temido en ningún momento la cosa no habría acabado tan mal! XD

      ¡Ja, ja! Dudo que nadie que conozca a Kanato y haya leído mi traducción no lo recuerde en ese momento. XDD

      Uy, ¡qué presión! Espero no decepcionar a nadie. XD

      Eliminar
  2. hola yukino-sempai!! ccmo estas? estuve leyendo tu entrada y me paso lo mismo q a vos al principio de la cancion aparece len y dije la alumna es rin y no aparece dos mechones de pelo y dije *tomando leche paraluedo escupirla* wtf! miku y no no es ella es una chica de pelo negro sospecho que es Kaai Yuki, nose quizas soy influenciada de los rumores de q es pareja Hiyama Kiyoteru, un vocaloid q tiene mas pinta de profe.
    por ultimo, un dia mi cabecita se le ocurrio (de loca q es) leerse todo el blog asi que encontraras uno q otro comentarios mios por antiguos post pero la razon de esto es q queria saber como entraron a u vida yui aoi ace ss y el medico, ademas q vi muchas personalidade tuyas y tambien lei el epico momento en q rechazaste al medico xDDDD me encanto te aplaudi en ese mmento
    bueno con esto me despido sigue asi yuki-sempai q yo te apoyare

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Eve-¿kohai?! ¡Hacía tiempo que no te veía!

      No, mujer, ¡que Kaji Yuki tiene ocho años! No es nadie, no es más que una anónima como tantas otras.

      ¿De veras? Pero será de hace tiempo, ¿no? Porque en mi lista de comentarios recientes no tengo nada tuyo aparte de este del 24. OwO
      Pero muchas gracias, Eve-san. XD

      ¡Ja, ja, ja, ese fue uno de mis grandes momentos de sangre! De veras que mi amante esposo me asesinará salvajemente el día menos pensado. XD ¡Te doy las gracias por tus aplausos! Y, por supuesto, por el apoyo. ^º^

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas