martes, 13 de agosto de 2013

Ensoñación 22ª - Argumentos


Yukino - No lo echo de menos.

Yui - ¡Acabo de volver del hospital en el que me dejaste en el Viaje 05 con el cráneo tan vendado que parece un casco, dame un respiro!

Y - Como a los comentadores, tampoco los echo de menos.

Yui - Olvídate de esa mentira tan descarada y salúdame apropiadamente, mi lacrimosa sensei.

Y - Bienvenido seas.

Yui - Bien hallado me siento, más o menos. ¿Cómo estás llevando el calor?

Y - Perfectamente, ¿no me ves? Repentinamente y de un mes para otro, el verano se ha convertido en un verdadero verano con la temperatura que se espera del verano. Ahora que ya estoy en Barcelona y no vamos a la playa a diario, dicha temperatura carece de otro sentido para mí que el empecinamiento que tienen las nubes por molestarme. ¡Ay, señor, llévatelas pronto!

Yui - Ajá. Y por eso tienes a un San Bernardo encima, para sobrellevar el calor.

Y porque es el mejor amigo del hombre.

Kao - ¡Guauf!

Yui - [Grito ahogado]

Kao - Yuklino-san quiere que diga ¡guauf!

Y - Buena chica. [Frotándole la cabeza]

Kao - Purrrr...

Y - Perro malo.

Yui - [Nervios a flor de piel] ¡Me escandaliza que después de lo que le pasó a tu perro estés con uno!

Y - Ese era ese y este es este.

Yui - ¡Pero este es la bruja de...!

Y - Un respeto a los San Bernardos: ¡si tuviera quince años menos podría montarme en uno y conquistar el viejo oeste!

Yui - [Exasperación suma] Yuki-sen, me tienes muy poco contento...

Y - No estoy para sermones, Yui. Tengo una cita.

Yui - ¿T-tienes citas? ¿¡Con quién?!

Y - Pues últimamente he salido mucho en bicicleta con Bestia Parda. Al igual que el año pasado, nada más volver a casa o más bien un par de días después del viaje de doce horas en coche de rigor que hay entre Algeciras y Barcelona, esta amiga del alma mía ya estaba dispuesta a quemar conmigo toda esa vigorizante energía de la que está repleta. Me llevó contra las cuerdas de mi resistencia física con un paseo en bici de dos horas seguido por una visita de última hora a la piscina natural que (aunque pueda parecer paradójico) han construido en la playa por la que siempre pasamos con nuestros cacharros. El agua de allí está saladísima.

Fuimos allí con las bicis a mojarnos los pies, a ella la iluminó la bombilla de las ideas espontáneas y yo... yo últimamente me apunto a un bombardeo. Más aún desde que rechacé la invitación a ir de pesca de estas dos amigas tan recurrentes en mis anécdotas e hicieron de todo menos pescar. ¿Sabes lo que hicieron? ¡Se fueron de pesca sin cebo! Se puede hacer eso si tienes un anzuelo con camuflaje, pero ellas no tenían ni eso: desnudo estaba el anzuelo. Smille no paraba de replicarle a esta despreocupada e impulsiva amiga nuestra que si se creía que era no sé qué personaje mitológico chino a cuyo anzuelo sin cebo los peces se sacrificaban con gusto (por alguna razón mi subconsciente más superficial pensó que debía de ser bellísimo para que los peces quisieran suicidarse por él).

Yukipersonalidades a coro - Esa no fui yo.

Y - Pero fueron a divertirse de pesca de todas formas y allí estuvieron varias horas hasta que Smille, en su turno con la caña de pescar de Bestia Parda (porque solo habían traído una, para más inri), notó que el sedal pesaba más. En aquel instante la susodicha volvió a pensar en aquel personaje mitológico chino, concretamente en que ella era su reencarnación (y por alguna razón mi personalidad más descarada pensó que debía de ser un bruto salvajísimo para que los peces prefirieran suicidarse en sus anzuelos a ser pescados limpiamente).

AngelYukino y YukinoDemonio - ^º^ Esa fue una de nosotras. ó^ó

Y - ¿Y qué pescó? Yo te diré lo que pescó, porque es algo que la perseguirá toda la vida: un preservativo. Y lo peor de todo fue... que luego pescó otro. [Pfffjj...] ¡Ja, ja, ja, ja! ¡Eso acabó con todas las expectativas que le quedaban! No obstante, mientras la pobrecilla se ofuscaba pensando en voz alta sobre en qué estaría pensando esa pareja hiperactiva que no tenía remilgos en hacerlo en la playa pero sí la delicadeza de usar protección, a Bestia Parda le sobraban ganas de marcha y en cuanto vio que había unos cuantos cangrejillos tan pequeños como sus manos entre las piedras de la costa, se arrancó las bambas (para quién no sepa que es esto, zapatillas de deporte) y ¡se puso a perseguirlos!

Al principio, incluso los que estaban a un metro de distancia huían. Según Smille, por el aura de muerte que irradiaba la cangrejicida que, cuando minutos antes su compañera la acusaba de que era normal que huyeran despavoridos porque se los quería comer, había declarado, y cito textualmente: "¡No me los quiero comer...! Solo los quiero matar.". Sin embargo, justo cuando habían optado por "pescar" lo único que no podía correr, nadar ni, en resumen, escapar (los caracoles de mar)... atraparon a dos pobres cangrejos sin duda con tantos instintos suicidas como mi yo depresiva y su fijación por las ventanas.

En este punto de la historia hasta yo comencé a pensar que alguna de las dos estaba bendecida por el dichoso personaje mitológico chino (del que mi conciencia más razonable no pensó nada por esta vez).

Yuno-dono - Esa fui yo. =w=*

Y - Pese a todos los instintos de aniquilación de una de ellas, terminaron por devolver a las aguas cuanto habían atrapado milagrosamente tras ver los arrumacos de dos felices gatos. Esa sensibilidad no se corresponde con el trozo de pan de Bestia Parda, de modo que no cabe duda de que se dejó convencer porque tampoco sabía qué hacer con ese marisco que tanto le desagrada al paladar.

En fin, como iba diciendo antes de esta pausa para insertar una anécdota en medio de otra, volvimos a casa para ponernos los bikinis y, haciendo gala de una sensatez de la que Bestia Parda para estas cosas carece, la insté a que fuéramos en metro y tranvía y conseguí convencerla gracias a la suerte que me ampara. Volvimos a nuestra meta principal tras mucho sufrimiento con las tarjetas de metro en el tranvía, porque sin percatarnos nos habíamos quedado sin viajes (consumí la sensatez con el anterior esfuerzo por convencerla), y con el plus de su hermana y una amiga de la misma. No me entusiasmó tener que estar pendiente de las niñas, pero en el fondo me dio igual, dado que lo que realmente deseaba era nadar hasta cansarme.

Logré mi objetivo en menos que canta un gallo y de inmediato lo sustituí por la misión sagrada de incordiar a ese pato mareado que chapoteaba ante mis pícaros ojos. Bestia Parda no solo resultó ser una de esas personas que no soportan hundir la cabeza bajo el agua, sino que encima apenas sabía nadar. Conseguía flotar, pero a duros esfuerzos avanzaba medio palmo en el tiempo que empleaba yo en dar dos vueltas completas a esa piscina dividida en dos rectángulos. ¡Mua ja ja ja ja jaaa!

La ataqué.

Sin previo aviso comenzaba a bucear a su alrededor, daba vueltas como un tiburón, acechándola. Le echaba agua a la cara, la salpicaba y salpicaba, le entraba por la nariz, se ponía negra, chillaba por el escozor nasal amplificado por esa agua llena de sal y ¡ja, ja, ja, ja, ja...! Lo mejor de todo era cuando me iba acercando paulatinamente, saboreando los segundos, ella chapoteaba en vano, tratando de escapar lamentablemente sin conseguir moverse ni un ápice, y veía cómo en su rostro se exteriorizaba un horror que crecía exponencialmente, así como la impotencia que la atenazaba. Y luego la abrazaba y se hundía bajo el peso extra. ¡Ahh, esos momentos inolvidables!

Tras todo este derroche de energía volvimos a casa felizmente exhaustas. Especialmente yo, que había logrado ser testigo de cómo la atlética pantera se hundía, nunca mejor dicho, fuera de su elemento.

Yui - [Crispado] ¡No me refería a eso!

Y - Toma.

Yui - [Ha obtenido un vaso de agua] Oh. Gracias.

Y - Pues también he salido con Smille. De hecho, durante mi segundo día en Barcelona fui directa con Bestia Parda a irrumpir en su morada, para verlas a ambas. A lo largo de aquella semana de mediados de julio nuestra anfitriona (de nombre), pobrecita ella, todavía estaba inmersa en los exámenes de recuperación. Le habían quedado nueve, por lo que estaba totalmente histérica (no te preocupes, se las apañó para aprobar la mitad).

Como no podía ser de otra forma, tal situación provocó que, piadosas de nosotras, fuéramos a molestarla ayudarla a estudiar. Ese día, además, descubrimos que vendían granizados de limón en el supermercado por un precio escandalosamente asequible y nos sobrehidratamos. Bebe.

Yui - [Bebiendo]

Y - Pero lo más importante en el sentido cómico del que en principio carece la palabra fue que le enseñé mi nuevo sujetador blanco a Smille poco después de entrar y más tarde a Bestia Parda.

Yui - [Escupe]

Y - [Secándose la cara con un trapo] No me arrepiento de nada. [¡Aj!] Gracias al escote ajustable formado por dos piezas de mi vestido lila que los lectores más fieles ya conocen de sobra, efectué ese movimiento sorpresa tan de improviso que a la primera casi le da algo, si bien la segunda me ignoró olímpicamente. ¡Qué desfachatez! ¡La reacción de Smille fue mil veces mejor! A la par que daba signos de darle un infarto, me gritaba: "¿¡Y la vergüenza?! ¿¡Se la comió el perro?!".

Yui - ¿¡Que hiciste qué?!

Y - Ah. Por motivos que dilucidaré más adelante y no contigo, me había abastecido de nueva ropa interior y de baño, concretamente de tres sostenes y tres bikinis nuevos... y les prometí que se los enseñaría. Cumplo lo que prometo. =^=

Hablando de promesas cumplidas que ayudan a todos y cada uno de los mortales relacionados con ellas, a petición expresa de mi mejor amiga asiática, le he proporcionado a la susodicha mis servicios para un videojuego BL Doujin que está en ciernes. Y encantada de la vida, he de decir. He aquí una muestra de los resultados:

Bad Ending 01 - Muerte sin piel ni huesos
(Sí, yo también creía que solo faltaba la cabeza)

Y - Tal y como acabo de mencionar, se trata de un videojuego de amor entre hombres basado en un videojuego de rol online chino que no jugaremos jamás en occidente. Dicho amor es shonen ai (lástima), se centra básicamente en el suspense, la intriga y el dolor de barriga, y me enorgullezco de ser capaz de afirmar que he sido y estoy siendo de gran ayuda en la elaboración de la trama, así como de que voy a tener un lugar especial en los créditos (y único, porque a parte de Smille y de mí, no hay más productores, escritores ni colaboradores). Tiene pensado y jura que podrá mi verdadero nombre, al que yo añado el epígrafe de "una española que jamás leerá esto".

Resumidamente, el argumento que he llegado a aprenderme como la palma de mi mano gira en torno a un médico (S) que despierta tras DOS días de conmoción cerebral en un bosque y se percata de que ha perdido la memoria. Para intentar recuperarla, explora el bosque (o no, depende de las opciones que escojas) y encuentra una cabaña en la que habita un fantasma que te conoce y otro está formado por las almas en pena de muchos otros fantasmas que en vida murieron fatal, al que yo he bautizado Super Monstruo Fantasma.

Si eres capaz de avanzar lo suficiente en la historia sin morirte, cosa poco probable, descubres que la cabaña pertenecía al que apodamos Dueño Raro, un científico loco que secuestraba a todo aquel que se perdía en el bosque de la montaña y... ¡hecatombe! Que el protagonista era ni más ni menos que ese chiflado a causa del amor y de su deseo de estudiar las artes oscuras con la ciencia experimental (¡paradoja!) para revivirlo. Dicho amante, ¡paro cardíaco!, resulta ser precisamente el fantasma que te conoce, personaje que muere (sin parar) en el videojuego original.

Ya que por naturaleza propia me inclino a la comedia, me era imposible no bromear y hacerla reír con cada una de las situaciones. Especialmente con la imperiosa necesidad de BAÑAR al protagonista después de pasar dos días completos inconsciente, no hace falta que aclare el por qué. ¿Eh? ¿¡Cómo que sí?! Bien: consecuencias físiológicas. De la misma forma, bromeo muchísimo a costa del científico loco al que ha convertido al médico. Por ejemplo, fingía escandalizarme por que ese desgraciado se dedicara a secuestrar a Heidis perdidas por el bosque, y con ello seguía con Pedro, abuelitos y Cla... Bueno, con Clara no me escandalizaba porque jamás me cayó bien esa cría.

Podría hacer una parodia de su videojuego solo con eso, el Super Monstruo Fantasma, el tema de los secuestros de Heidis y los finales. ¡Me lo pone tan fácil!

¿Quieres que te especifique cómo ayudé argumentalmente a Smille? [No le importa la respuesta] Le presté mis servicios aumentando la lógica del juego, tanto en lo que a la formación y destrucción del Super Monstruo Fantasma que intenta matar al médico de todas las formas posibles respecta como en una explicación plausible al hecho de que el fantasma, pese a ser incorpóreo, tenga la capacidad de tocarlo. Fabriqué nuevas escenas en las que se pudiera desarrollar algo de romanticismo bajo un halo de misterio y terror dominados por una serie de almas en pena procedentes del Super Monstruo Fantasma. La convencí (aunque todavía estoy en ello por los detalles) de que incluyera un extra desbloqueable enteramente yaoi. E incluso me inventé más finales y maticé otros ya existentes. Mayoritariamente, bad endings.

Smille está obsesionada con matar a su protagonista de todas las formas posibles (solo hace falta ver esta imagen que ella misma ha editado con photoshop hasta dejarla como está: un original). Lo mata de hambre, ahogado, devorado por pirañas de agua de un lago de la Antigua China (no hay explicación lógica posible, pero a la porra: Smille quiere a esas pirañas mutantes) hasta tal punto que solo resta de él su armadura (Bad Ending 01), asesinado por el Super Monstruo Fantasma, asesinado por Heidi, asesinado por su amante... Sí, estos dos últimos son de mi cosecha. ¡Y uno se incluirá!

Supongo que ya he hablado suficiente sobre el juego y mi colaboración.

Se puede decir que hemos aprovechado el verano, porque nos vemos muy a menudo. No obstante, comienzo a temer que Bestia Parda no quiera volver a llevarme de paseo en bici con ella, puesto que hace una semana y media padecí un golpe de calor terrible a mitad de camino, debido sin duda a ese estúpido sol de justicia que nos aplastaba. Poco más y no lo cuento.

Es realmente desagradable sentirte atrapada en ti misma y no poder escapar de esa sensación de ahogo, si bien la gente se vuelve considerablemente amable cuando creen que te estás muriendo. Un extranjero incluso me ofreció una botella de agua fría, que yo tuve la majadería de rechazar porque en ese momento solo cabía en mi embotada mente que estaba harta de beber. La pobre Bestia Parda creía a pies juntillas que me moría allí mismo.

¡Qué tensión destilaba su rostro! Ahí estábamos nosotras, sin móvil, sin tarjeta de metro, casi sin dinero: desesperadas. Cada vez le preocupaba más tener que dar explicaciones a mis señores padres y cargar con un cadáver sobre su consciencia.

Pero al final me repuse, volvimos a montar y sobreviví... ¡Deja de brincar cada vez que abro la boca!

Yui - [Muy crispado] ¡Yuki-sensei!

Kao - Si Yukino-san prefiere desvariar con sus anécdotas que prestarte oídos, entonces aprende a ignorarte a ti mismo, infame.

Y - [Carraspea]

Kao - ¡Guaf!

Y - Bien, bien. [Frotando orejas]

Yui - [Crispadísimo] Y hoy ¿¡con quién?!

Y - Con un personaje original de Otaku Hen.

Yui - ¡Eso ya lo sé!

Y - Que hace tiempo que no salía.

Yui - [Depresión] En ocasiones, salir siempre es una cruz... ╥﹏╥

Y - ¡Y en bici...!

Yui - ¿En bici?

Y - En bici. [...] Ejemjem. [¡Oh, sí!]

♪ ¡Bici~☆! ♫

Quiero verlo sudar.

Yui - Qué cosa tan recargada acabas de hacer.

Y - ¿Yo? [Agarra a la San Bernardo de Kao] ¡Si todavía no he empezado! [Y la levanta sobre su cabeza]

Yui - [Horror]

Y - [Lanzamiento de San Bernardo]

Kao - [Pataleando en el aire] ¡Otra vez no, otra vez no, otra vez no, otra vez no, otra vez no, otra vez no!

¡PAF!

Yui y Kao - [Dolientes] ¡Aaaagh...!

Y - [Aplausos] ¡Unas volteretas aéreas estupendas! [Y corre y sube la persiana y se tira por la ventana] ¡Salto de fe!

Yui - ¿¡Qué?! ¡No, espera! ¡¡No hay paja!!

Segundo ¡PAF!

Yui y Kao - ¡¡Yuki-sen!!/¡Yukino-san! [Al borde de despeñarse por esa ventana criminal con tal de asomarse]

Y - [Ensangrentada, sonriente, saludando con la mano y montando en bici. Vaya, hay una bici] ¡Hasta más ver!

Yui - [Temblando de los pies a la cabeza, apoyándose como puede a la ventana a la que se aferra] Vas a acabar conmigo... [Y con sus rodillas, que apenas lo sostienen]

Mientras tanto, ahí abajo, 
en la acera de los ¡PAF!...

Y - Qué satisfecha estoy conmigo ahora mismo. [Suspiro de satisfacción]

RL - Llegas tarde.

Y - ¿Tú crees? ¿Pese a que al tiempo que he ahorrado con la técnica de arrojarme por la ventana? ¡Pues date más prisa!

RL - [La mira]

Y - [Lo observa]

RL - [Le ata una cuerda al manillar sin dejar de mirarla]

Y - [Lo contempla...] ¿Nos vamos?

RL - [La mira caminando hacia atrás, deja de mirarla y entra elegantemente en un Audi negro]

Y - ¡Oye! ¡Era en bicicleta!

RL - [Arranca]

Mi sentido no-arácnido me indica que esto me da mala espina.

¡BRUUUUUUUUM!

Y - ¡AAAAAAAAAAAAAAAH...!

RL - [A 150 por hora. ¿Será suficiente?]

Y - ¿¡Qué diablos...?! ¡Desgraciado! ¡Esta no es forma de hacer ejercicio! ¡Mis pedales se han vuelto locos, en lo único en lo que me puedo entretener es en mantener el equilibrio! Y no es fácil, porque voy dando bandazos y ¡iiiih! [Pin piripín pi pi piii~♪] Oh, mi móvil. A ver si puedo hacer equilibrios con una mano... ¡mm! ¿Diga?

RL del otro lado del auricular - Ju.

Y - Esto es por el error de haber destrozado tu coche "accidentalmente" un par de veces en los Especiales, ¿verdad?

RL - La venganza es un plato que se sirve frío.

Y - Pues te voy a decir una cosa: ¡tampoco es para tanto! De hecho, hasta puede considerarse, no, lo ¡considero! divertido. Únicamente tengo que preocuparme por estabilizar...

RL - [Volantazo]

Y - ¡Uaaaaaaaaaaaaaah!

RL - [Muerto de risa. Por dentro]

Y - Vale, después de darme de patadas contra las paredes, la vitrina y el carrito de macetas de esa desdichada floristería poseída por el agarrotamiento repentino de mi espina dorsal, la intensa sensación de un ascendiente nudo en el estómago y la bilis escalando por mi garganta, valoro el nivel de tu vendetta bajo un nuevo prisma. Casi pierdo el artefacto infernal por el que me comunico contigo, ¡oh, demonio! ¿Te cuento las anécdotas de mis vacaciones?

RL - Como si dispusiera de opciones.

Y - La primera semana que pasé en Algeciras prácticamente me moría de frío. ¡Cosa horrible, yo que solo me había traído un montón de vestidos propios del pleno verano y un único y solitario pantalón vaquero que me vi obligada a atesorar con todo el amor a la temperatura corporal estable de mi corazón! Hubo incluso una tarde en la que me tapé con mantas para echarme una siesta. Sí, a veces estoy de un perezoso...

No era precisamente la temperatura idónea para ir a la playa a diario, como habíamos planeado, de modo que durante esa semana nos dedicamos a pasear, visitar a la familia (y en especial, en lo que a mí respecta, a sus mascotas) y a explorar territorios inexplorados de esa pequeña ciudad costera. Deambulábamos sobre todo por el paseo marítimo, en el que me convertí en toda una fotógrafa debido a una de las peticiones de Smille en vísperas de mi marcha. Quería fotografías del lugar y me abastecí de ellas para proporcionárselas a mi regreso. Bestia Parda no me hizo petición alguna, pero las compartí también con ella de todas formas y lo volvería hacer aunque me suplicara que por todos los santos la dejara en paz ¡como no hace nuuunca!

Debo decir que, de las dos, Bestia Parda fue con diferencia la que más me conmovió a pocos días de mi marcha. Fue increíble, inesperado, ¡chocante! ¡Adoptó un comportamiento inusitado de todo punto! La pantera se puso monísima, me dedicó buenas palabras, prometió y cumplió hablar conmigo cuanto hiciera falta mientras estuviera allí si me bendecía la suerte y atrapaba algo de wifi.

Continuando, en el paseo marítimo me topé varios días seguidos con una cachorrita de Bulldog francesa simpatiquísima, al contrario que su dueña, que cada vez que me veía se tendía en el suelo a esperar mi cercanía y acto seguido, una vez percibía que la correa no se lo impediría, se arrojaba a mis pies, me dedicaba mil monerías y se frotaba contra mí hasta que segundos después extendía mis dedos sobre ella. Era completamente negra, salvo por su pequeña panza blanca.

Pude corroborar que su juventud era máxima, que tendría unos pocos meses, ya que se desvivía por mordisquearme los dedos y sus colmillos, lejos de hacerme daño, a duras penas me hacía cosquillas. Puesto que con los perros soy la mar de solícita, le facilitaba la labor gustosa, entregando mis manos.

RL - [Volantazo]

Y - ¡Iiiih! ¿¡Qué pasa, no te gustan los perros?! ¡No me voy a creer que fuera por la curva! De acuerdo, pasemos a otra cosa. Por ejemplo, uno de los más bien escasos momentos en los que me sentí halagada por el sexo opuesto. ¡Un camarero rubio flirteó conmigo!

Estaba yo cenando con mis padres en un restaurante denominado Lisarrán, en el que los camareros pasan mesa por mesa con bandejas llenas de diferentes tapas que van cambiando por tandas, para que los clientes las vean y cojan si las eligen. Un restaurante que me encanta y que desgraciadamente visitamos como mucho un par de veces al año.

Íbamos por el postre y el camarero rubio trajo crepes y tarta de chocolate. Mi señora madre estaba entretenida con ese primer postre de crepes de chocolate que nos ofrecía y yo me las miré fijamente mientras se decidían. Crepes rellenas de chocolate y con sirope de más chocolate por encima. Pensé automáticamente en mi "bestial" amiga a cientos de kilómetros, como siempre me sucede con cualquier alimento que incluya el chocolate que la enloquece (es decir, ¡todo! tipo de chocolate).

Entonces fijé mi vista en el camarero y exclamé con ilusión: "¡Yo también quiero!", cosa que desencadenó que el susodicho iniciara la sorna y el flirteo delante de mis mismísimos padres. ¡Pero no se trató nada escandaloso! Me dedicó una sonrisa socarrona y me comunicó con el simple movimiento de su cabeza: "¡No, no!". Y yo: "¡Porfaaa...!".

Creí que allí acabaría todo, pero luego volvió con más pastelillos de chocolate y otras bandejas, se me acercó por detrás y me las puso ante las narices y los ojos para tentarme un rato largo. Me colmó de atenciones. ¡Y esa es la historia!

RL - Otra.

Y - En cuanto llegó el primer fin de semana ahí abajo, la temperatura local aumentó los grados suficientes para visitar mi playa favorita: Bolonia. O eso creíamos. El levante era tan fuerte que los granos de arena se levantaban del suelo como un espíritu errante y malévolo que se clavaba en la piel como agujas de una mala enfermera. Por lo que optamos por la segunda favorita: La Alcaidesa. Un calor abrasador, un agua fría sembrada de enormes olas que negaban a los bañistas todo segundo de descanso, arena negra cubierta por un manto de bellas piedrecillas relucientes. Y sin viento. ¡Me encanta!

Las olas gigantescas dan mucha vida a la natación. Recuerdo como si fuera hoy mi primer baño del año entre esas agitadas aguas. No tenía un segundo para respirar, cada tanda de olas sucesivas, asesinas, me obligaba a sumergirme en el agua para sobrevivir y evitar que me arrastrasen. Me encanta sumergirme, bucear y nadar, ¡pero por Dios, no daba para coger aire! Casi me ahogo. Y ese manto de piedrecillas me iba a hacer un daño enorme cuando quisiera salir.

Esperé a que alguien viniera a rescatarme, pero como no venía, terminé por propulsarme entre la corriente al estilo mariposa. La ola rompió conmigo dentro. Casi me descoyunto. Y encima tuve que dar un paseo hasta la sombrilla que me pertenecía porque la corriente me había llevado francamente lejos. Poco más y no lo cuento, pero me lo pasé genial escuchando berrear después a mi señor padre medio ahogado y quejarse del "pececillo" de su hija. ¡Qué bellos recuerdos!

El segundo día de playa en La Alcaidesa se reprodujeron las mismas olas de la misma magnitud como conejos, lo cual me satisfizo muchísimo porque solucionó de un golpe (de ola) el problema de superar el shock del agua fría. Lamentablemente, el bikini que llevaba no había sido concebido a prueba de la violencia marina (uy, juego de palabras con mi auténtico nombre). Ejem. Sí. Errr... ¡Cof, cof! ¡Qué vergüenza! Evadirlo no me lleva a ninguna parte: durante los embarazosos microsegundos en los que me arrolló la dichosa ola y me zambullí en el agua, le enseñé el trasero a toda la playa. Y eso me llevó a tomar una resolución fatal. *^*

Resolución: me compré tres bikinis nuevos.

RL - Otra.

Y - Una noche de cena abundante en otro restaurante de tapas (aprovechamos las vacaciones de muchas formas. La gastronómica, entre las primeras), paseábamos mis padres y yo cerca del ático de mi tía Lali. A medida que nos aproximábamos a la luz de su edificio por la empinada cuesta que formaba la calle, una de muchas en Algeciras, a mi jadeante progenitor se le ocurrían detalles como llamar a su hermana por teléfono para saludarla.

Su sonido llenó el solitario cuarto del quinto piso... y ella cogió el teléfono. La jadeante voz de mi cansado padre tras subir la cuesta llenó el auricular... y ella se tensó. De repente, oyó lo siguiente por boca del mismo: "Sé que estás en casa. Veo luz en tu balcón".

¡Qué bote pegó!

Y ella, toda asustaba, le inquirió al interlocutor: "¿¡Quién es?!". ¡Tú hermano Miguel!

Dicen que de tal palo tal astilla. Vista y recordada la anécdota, es fácil concluir que la sabiduría popular acierta. XD

RL - Otra.

Y - Errr... el quinto día de playa tuve la fortuna de contemplar una familia numerosa de tortugas galápago al completo en el río estancado que prácticamente desemboca en el paradisíaco mar de Bolonia. ¡Todo gracias a la casualidad de que aparcáramos en la zona más cercana a las dunas!

RL - Ju, voy a frenar.

Y - [Sombra de muerte] No lo hagas.

¡BRRRUAAAAM!
¡BRUTÁN!
¡¡ÑIIIIIIIiiiIIIIIIIII!!
CAPUM

Y - [Boca arriba sobre el asfalto, repleta de rasguñones y morados] Mi bicicleta ha pasado a mejor vida ascendiendo al paraíso de los vehículos sin motor de dos ruedas generalmente iguales y estoy en unas condiciones inmejorables: estamos en paz.

RL - [La mira]

Y - [Lo mira] O quizá me debes una.

RL - [La mira]

Y - [Se cansa] ¿Satisfecho?

RL - [La sigue mirando]

Y - Esto es eterno.

Reino de Lobos - Te invito a una sopa.

¡Sopa...!

Horas de mucha sopa después, de vuelta o más bien "devuelta" a casa...

Y - [Hecha un guiñapo] No me ha animado mucho esta escapada al universo de la sopa. Creo que me tenderé en el suelo a abrazarme a un San Bernardo como si no hubiera mañana cuatro horitas más o hasta que me duerma, sea el que sea, lo sea o solo lo parezca...

Kao - [Falso San Bernardo acudiendo con el rabo en torbellino] ¡Guauf, Yukino-san!

Médico - Te empeñas en deprimirte.

Y - [Ya tumbada y abrazada de brazos y piernas, a más no poder] Buenas noches, cariño. Ahora no te puedo atender. Si dejas un mensaje te atenderé después de seis o siete llamadas.

M - Todo por ese... ese...

Yui - Ace.

M - ¿Ace?

Yui - [Asiente] Ace.

Y - ¡Ace, Ace, Ace! ¡Ya me harta tanto Ace! ¡Otro nombre! ¡Otro hombre!

Yui - Muy bien.

Y - ¿Muy bien?

Yui - [Dirigiéndose a cierta puerta camuflada] Sé lo que necesitas.

Y - ¿Lo sabes?

Yui - Sé que me voy a arrepentir. [Abre esa puerta]

Y - ¡Sabes demasiado!

Yui - [Desaparece]

M y Y - [Pasan los segundos...]

Y - Hace buen tiempo hoy, ¿verdad, cariño?

M - No hables.

M y Y - [Pasan los minutos...]

Y - Cuanto más tiempo pasa, más espléndido te vuelves ante mis ojos.

M - Silencio.

M y Y - [Pasan más minutos...]

Y - No sé por qué coges ese paraguas, pero a tu mano y a ti os sienta inesperadamente bien. Todo te sienta bien. ♥

M - [Paraguazo]

Y - ¡Aich! [¡Pum, pam pom! y a besar el suelo]

Yui - ¿¡Es que no puedo dejaros ni un minuto solos?!

M - Ha vuelto.

Y - [Incorporándose a toda prisa] ¡Obviamente! ¿No vislumbras siquiera la pasional descarga eléctrica que inunda la sala en cuanto nos encontramos marido y mujer?

Yui - No empieces a divagar, Yuki-sensei.

Y - No siempre es una descarga eléctrica de rayos y centellas positiva, pero estar presente, lo está.

Yui - Escúchame bien. Te he... [Demacrado] Te he traído a Yoite.

Yoite - [Saliendo de detrás de él] ...

M - [Tenso]

Y - ¡...!

Yoite - . . .

Y - ¡. . .!

Yoite - ..............

Y - ¡.....! [Ya empiezan]

Visión de Yukino

Un ángel acaba de caer del cielo. *^*

Y - ¡Y qué daño tienes que haberte hecho!

Yoite - [Sin saber cómo, en brazos de Yukino]

Y - Vámonos a un rincón oscuro donde puedas recuperarte... =¬=

M - [Sacándole brillo a las tonfas] Afronta las consecuencias, insecto.

Kao - ["Las consecuencias" ya se han adelantado y le están mordiendo el cráneo, suspendidas en el aire por la fuerza de sus colmillos]

Yui - Es por su bien. [Hecho una fuente, nuevamente] Es por su bien: lo tenga que venir, que venga. ╥﹏╥

14 comentarios:

  1. ¡Hola, Yuki-chii! Wow, pero que maravillosas vacaciones has tenido xD Se nota que te la pasaste muy bien... Ja ja ja, uhmm...hasta me imagine al camarero rubio (Con una bandeja de postres, todo un sueño) En fin, y se que se siente que te arrastre la corriente del agua en una playa...y que nadie vaya a tu rescate xD
    Jo, me ha pasado demasiadas veces y de pura suerte sigo viva ¡Hay que tener mas cuidado!

    Bueno, en otras noticias...te deje un premio en mi blog y no se si ya lo tengas ¡eh! Pero ahí esta de todas maneras n_n

    ¡Nos vemos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Madre mía, un comentario! XD

      ¡Ya me has alegrado el día, Yu-chan! XD
      Debo decir que era un camarero la mar de guapo, con su barbita rubia a juego y unos ojos claros muy risueños. XD
      ¡Y qué frustración esperar en vano! ¿Dónde están los vigilantes de la playa cuando se los necesita? XD
      ¡Eso, Yu-chan, hace demasiado poco que te conozco para que desaparezcas por muerte fortuita entre las marismas y las piedrecillas que adornan y endurecen la arena! XD

      ¡Guau! ¿Otro más? ¡Muchas gracias, Yu-chan! Yo te he ido dejando todos los que me han ido concediendo desde que te conozco, así que échale un ojo a la sección de Premios. XD

      ¡Nos vemos! >w<o

      Eliminar
  2. -Se arrastra por el suelo-

    Hola querida Yuki-chan...

    Al fin termino mi primera semana de clases, fue muy cool pero me canse mucho.

    Hace poco fue mi cumple y todo mi grupo me canto "Las mañanitas".

    Ahahaha, que bueno que alla contigo ya el verano ya es verano veraniego.

    @_@ Te pido me perdones por no escribirte, ando muy cansada y para colmo de males, una tia esta en el hospital.

    Cuidate mucho, e intentare comentar un poco mas~. Por mientras dedicate a ver Free! Maldito Haru XD...

    Oh... Yoite?!

    Bye bye Yuki-chan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Kiri-chan! Me pillas a punto de tirarme por una ventana. XD

      ¿Sí? Jum, ¡todavía eres muy pequeña (y remarco la palabra XD) para tener tanta falta de energías! ¿Te ha ido bien esa semana cool? ¡No te olvides de contarme lo que has hecho!

      ¡Guau! ¿Ya has cumplido un año más? ¡Felicidades! ¿Cuántos tirones de orejas te debo, 17? XD
      ¡Qué clase más amigable tienes! XD

      Uy, eso es malo. ¿Es grave?

      A mi Haru me tiene el corazón robado. *¬*

      ¡Bye bye, mi exhausta Kiri-chan!

      Eliminar
  3. ¡N-No te tires, ya regrese!

    Creo que mi falta de energía y de entusiasmo se debe principalmente a que durante mi niñez conviví con mas adultos que con niños de mi edad, hay veces en las que me leerás escribiendo "Soy demasiado vieja para esto" o "Una persona de mi edad no debería hacer esto otro".

    Todo fue fantástico en esta semana de clases anterior, ¡no se ni como expresarme! En primer lugar, nos dijeron que como nos estábamos educando para ser maestros, ya deberíamos considerarnos como uno. *O* Fue lo máximo imaginarme como la "maestra Diana" en vez de solo "Kiri-sama, la gran diosa creadora del universo".

    En si no fue nada interesante, solo estuve en clases y conocí a mis maestros, pero muchos tenían una gran chispa para hacer sus clases lindas y entretenidas.

    Pero déjame contarte que hoy me di cuenta de que una maestra me trolleo, era la maestra de "Panorama actual de la educación básica en México". Cuando tuvimos la primera clase con ella nos tomo desprevenidos porque ella suele usar mucho material didáctico y con ello también cosas como lapices de colores, tijeras, entre otros.

    Y en la siguiente clase también usamos los mismos materiales, por lo que me hice una idea muy clara de que íbamos a tener que usar muy a menudo esos objetos en clase. Así que para la clase de hoy prepare mi lapicera con tijeras, pegamento, lapices, plumas y un montón de cosas mas.

    "¡Esta vez no me va agarrar en curva, profe!" pensé.

    Pero ayer no usamos nada de lo que yo traje... Usamos popotes para crear una pequeña maqueta de una escuela... ¡Casi lloro de la decepción!

    También hicimos la semana pasada una maquetita de una escuela en la clase de "Observación y análisis de la practica educativa", pero en esta clase fue mas interesante porque la maestra Juanita nos entrego un sobre sellado junto con un rotafolio enorme, ahí debíamos hacer la escuela con lo que nos tocara, a mi equipo le tocaron palitos de esos que usan los doctores para revisar la garganta.

    Me divertí mucho porque debíamos dar una exposición corta de nuestra escuela y como yo fui, por así decirlo, la arquitecta, les dije a todos que mi escuela estaba situada en un espacio ficticio de gran tamaño donde su diseño futurista y enormes cantidades de fondo monetario ficticio le permitían cubrir todas las necesidades de los alumnos. Hasta teníamos una puerta de alta tecnología que transportaba a los alumnos desde la entrada hasta el auditorio que estaba cerca de las aulas. (Esto de la puerta fue una broma porque la puerta del auditorio nos quedo fea y se estaba cayendo).

    Y pues eso Yuki-chan, fue algunas de las cosas que hice esta semana pasada.

    Sip, ya tengo 17, ya casi soy legal... Nooo... ¡Ya me siento muy vieja como para envejecer de verdad! Aun así, se burlaron de mi el segundo día de clases en el salón por ser una de las mas jóvenes diciendo que "A mi me habían sacado esa mañana de la cuna y luego me mandaron a la escuela".

    Es que mi salón tiene gente de todas las edades, en su mayoría son jóvenes como yo, pero tenemos a dos hermanas de una iglesia, a un criminologo, a una maestra de preescolar ¡y un tipo que solo sabemos que trabaja pero nadie sabe que hace!

    Ese Haru es un desmadre como decimos por acá. Y Makoto... Yo solo se que quiero tener 50 hijos con Makoto.

    Esas fueron mis aventuras por ahora, luego te contare mas.

    XD Y ya te pasare un par de fotitos que saque, una donde estamos haciendo la primera maqueta, y otra donde estamos haciendo la segunda.

    ¡Bye bye, Yuki-chan! Tu no debes estar nada cansada por tener ahí a Yoite, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero... ¿y la ventana? ¡¡La ventana también necesita amor!! XD

      ¿Tú también sufres el síndrome de Vejez Adelantada? ¡Ay, mi pequeña hermana ancianita! XD [Abrazo virtual]

      Me parece que te han degradado con ese título, profe ex diosa conejil. XD

      ¡Oh, malvada maestra! ¡Seguro que te ha fijado como su blanco! ¡Ay, Diana de dianas, valga la redundancia, creo que quiere que tengas más peso en tu... ¿mochila? y que esos hombros tuyos se hundan más si cabe, acercándote al suelo! XD [Quizá ha desvariado demasiado]

      Si ese edificio ficticio llega a construirse, todos tus alumnos serán gordos. XD

      ¡Parece que te lo has pasado bien! Eso es buena señal, significa que has escogido una buena carrera. XD
      ¿Pero no eres muy joven para estar ya en la uni? ò^o
      Algo se me escapa... =^=···

      Es verdad, ¡eres jovencísima! Si tú te sientes vieja, yo que tengo 20... me siento difunta. XD
      Esa ventana cada vez es más atractiva. *^*

      Guau, sí que os lleváis bien que todos os conocéis. ¿Y cuántos sois? XD

      ¡Vas a morir en el parto 25! owo

      ¡Ostras! ¿Q-quieres enseñarme fotos tuyas? ⊙0⊙
      No sabía que nuestra relación de amistad había avanzado hasta tal nivel confianza (y no me quejo). =///=
      O quizá sea que eres muy abierta. XD
      ¡Mmm, quiero ver ese edificio ficticio y ultra moderno, al estilo Enterprise! XD

      ¡Tú lo has dicho, lo que estoy (y voy a gritarlo) es ACTIVA! XD
      ¡Bye bye, Kiri-chan! ¡Tus desvencijados huesos de conejo violeta y tú estáis muy mayores para todo esto! XD

      Eliminar
  4. ¡¡¡La ventana no necesita amor, necesita que la rompas menos!!!

    -Recibe el abrazo- No entiendo porque envejezco, soy demasiado genial para esas cosas...

    ¡MUAJAJA! Me temo que te equivocas, eso significa que ademas de ser la diosa creadora del mundo también soy maestra lo cual me hace super genial.

    Ahaha, en realidad, solo tengo cuatro clases diarias, lo único que pone peso a mi mochila son las cuatro libretas diarias, la lapicera, mi cepillo dental junto con la pasta y mi cartera con el dinerito. (LOL, creo que ya notaste que a los mexicanos nos gusta mucho usar diminutivos).

    Noooo, ¡me asegure de crear áreas especificas para la educación física de los alumnos!

    Mmmm, bueno, aquí tenemos seis años de primaria, tres de secundaria, dos o tres de preparatoria y usualmente los chicos pasan a la facultad de su elección. En mi caso, me fui
    a una escuela Normal de maestros.

    -Se pone frente la ventana- ¡Aléjate de la ventana!

    ¡Somos 40 personas en total en mi salón! Pero algunos son algo molestos. Mi escuela tiene valores religiosos, pero esos se ven afuera de clases, en los eventos a los que te invitan a ir. Pero algunos se aprovechan de que la escuela es de ese tipo para dar mensajes religiosos, ¡y eso esta mal!

    Según el articulo 3ro de la Constitución Mexicana, la educación debe ser obligatoria, laica y gratuita, y nada de eso cumplen, en especial en el sentido laico.

    Ahahaha, mientras tenga un hijo con el seré feliz XD.

    Ya veré por donde te envió las fotos! Bueno, en ninguna salgo yo, pero en una se ven mis pies... XD Mis pies son muy frágiles y se lastiman con facilidad, asi que aproveche que la maestra no estaba viendo y me quite los zapatos. Soy tan ruda, me quito los zapatos en clase!

    -Se toma la espalda como una anciana- Si... ¡ESTOS VIEJOS HUESOS!

    ¡Bye bye, mi activa amiga Yuki-chan!

    Oh, le hable a mi madre de ti. Ella dijo "Mmm... Dile que un día de estos iras a su casa a molestarla".
    Ahahah XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es precisamente ella quien se rompe. XD

      [Muerta de risa] Es verdad, ¡eres demasiado genial! Y comestible... =¬=
      Yo puedo hacer que dejes de envejecer. Con una cuchara. *¬*

      ¡Uah! ¡Pluriempleada! XDD

      ¿De veras? ¡Pero ya llevas cosas...! XD
      La envida me corroe, yo estoy seis horas... =_=
      Ja, ja, ¡pues tú usas poquitos! XD

      ¡Eso, ahora mátamelos a correr por los pasillos! XD

      ¡Ah, ya veo! Aquí ahora tenemos 6 de primaria, tres de secundaria, tres de bachiller y luego la universidad, pero cuando yo estudiaba hice 6 de primaria, cuatro de secundaria y dos de bachillerato. Mucha gente murió en bachiller. XD
      ¿La mayúscula en lo de la escuela Normal es por algo? XD

      ¡Oh, Kiri-chan! [Emocionada] ¡Tú también quieres darle amor a la ventana! >w<o

      Sí, pero tú ya no estás en lo que se considera educación obligatoria, ¿no? ¿Vuestra preparatoria es obligatoria?
      Otra cosa que no entiendo es que, si se trata de una escuela religiosa, ¿cómo va a ser laica la educación? o^o?
      Pero bueno, me agrada verte tan rebelde ante la injusticia de la propagación clerical ilícita de esos compañeros molestos. XD

      Uf, yo también quiero tener hijos con Haru. Y Makoto. Y muchos otros, a decir verdad. XD
      ¿¡Qué hay que hacer para conseguir lo imposible?! ¡Kiri-chan, usa tus poderes de conejo! XD

      Bueno, tú ya sabes cómo soy. XD
      ¡Oh, estaré encantada de ver tus frágiles pies descalzos! XD

      Te regalaré una faja terapéutica virtual para tu próximo cumpleaños. XD

      ¡Bye bye, mi pequeña Kiri-chan con huesos con años de conejo! ¿Por cuántos se multiplicarán? XD

      ¿¡Oh?! ¡Qué le habrás dicho! XD
      Me sorprendería que hicieras un viaje tan largo, y más aún que me encontraras en España. Por lo menos sabes que vivo en Barcelona, Cataluña. XD

      Eliminar
  5. Tampoco tienes que romperte tu...

    ¡ALEJA LAS CUCHARAS DE MI! ¡Y-YA NO SOY DE GELATINA!

    ¡Oh si! Bueno, como chiste mexicano, en vez de "pluriempleada" seria "Todologa" porque "De todo hacemos". Por eso las madres usualmente son llamadas Todologas porque no solo se encargan de la casa sino de otro montón de cosas.

    Ya veo, ya veo. Bueno, en mi escuela las horas de clase duran aproximadamente 120 minutos. XD Yo tampoco me la llevo fácil, entro a las 2:00pm y salgo a las 8:00pm cuando todo esta oscuro y feo... En especial en esa área que es el centro de la ciudad.

    Ahaha, ¡no! Es que las áreas de deportes y las áreas verdes están algo alejadas pero tenemos un comedor por si tienen hambre, y solo servimos comida saludable.

    D: Actualmente, muchos compañeros en la facultad están muriéndose, y apenas acaban de empezar el primer semestre de como 8 o 12 según su carrera. Sipi, aquí en México llamamos "Escuelas Normales" a las escuelas para maestros, por eso son llamadas también "Normales para Maestros".

    Quiero proteger a la ventana de tu amor...

    No, solo la educación básica (preescolar, primaria y secundaria) es obligatoria y gratuita, pero en todos los niveles es laica.
    Lo que es el nivel de preparatoria y la universidad ya es opción personal y se cobra.
    Sucede que aunque la escuela tenga valores religiosos, durante las clases no se permite hablar de temas religiosos, otra cosa distinta ya es que tengamos una clase donde precisamente nos enseñen la pedagogía Lasallista del fundador de la escuela, Juan Bautista de La Salle.

    Eso ya es muy diferente porque en la clase de "Pedagogía Lasallista" solo nos enseñan a educar mediante el método Lasallista con algunos comentarios sobre como la religión estuvo involucrada.

    Los eventos religiosos se hacen afuera de las aulas, no son obligatorios y te invitan a ir pero tu calificación no se ve afectada si vas o no vas. Esto principalmente por el hecho de que no deja de ser una escuela y hay alumnos de diferentes religiones, seria algo muy ofensivos si los obligaran a realizar actos que no son acordes a sus creencias.

    Lo peor fue cuando una chica me dijo que porque siendo yo atea usaba la frase "Oh, dios mio", le explique que para mi era una simple frase y que suelo usarla desde muy joven. Ella creo que se ofendió y comenzó a decirme que no creía en Darwin y que todo en la naturaleza podía ser comestible y utilizable por el hombre por obra de dios.

    Y bueno, yo respeto todas las creencias del mundo, pero no te me vas a venir a plantar enfrente insultando lo que yo creo. Por suerte, me pude controlar de decirle un buen par de cosas. Ademas, ¿a que quería llegar con todo eso? ¿que "abriera los ojos" y me fuera por el camino del Señor? ¡Alguna vez cuando fui muy joven, influenciada por mi madre si creí pero ahora es distinto! Y hasta eso, mis padres respetan mis decisiones.

    Lo siento Yuki-chan, mis poderes se ven desviados por esos enormes músculos...

    Oh, mis pobres pies, todavía tienen ampollas. Y hablando de golpes, mi madre casi se muere cuando vio que tenia un moretón en mi rodilla izquierda, yo nunca supe cuando me lo hice.

    No lo se, pero espero que no se multipliquen demasiado...

    ¡¡Bye bye, Yuki-chan!! XD En un rato me iré a la escuela así que debo comer algo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No se puede tener todo en esta vida! XD

      ¿Prefieres un tenedor? XD

      ¡Ja, ja, ja, qué palabra tan adecuada! Es verdad, nadie hace más que una madre. Quizá por ello la gran mayoría de mis amigas no quieren tener hijos ni borrachas. ¡Yo, en cambio...! Estoy como tú cuando pasabas por tu fase de reloj biológico sonando anticipadamente. XD

      ¿¡Ah?! ¿¡Me has hecho trampa?! En mi caso duran hora y media, pero el número de clases acostumbra a ser 4 también. ¡Estamos igualadas! XD
      Uh, horario nocturno. ¿Y las farolas, no te llevas ninguna bajo tu fuerte brazo de conejo divino? XD

      ¡Qué raro! ¿Tantos hay en la carrera de profesor para que se hayan convertido en normales? ¡Aquí la llamamos Magisterio (carrera de profesorado para primaria)!XD

      Demonios, ¿¡la ventana no se merece mi amor?! ¡AH! ¡Eres mi rival! o0ó*

      ¡Ahh, ahora lo entiendo! Muy buena explicación, Kiri-chan, ¡te doy un 10! Te veo futuro enseñando en las aulas. XD

      Ja, ja, ja, te entiendo perfectamente. Te pasa como a mí con el "oh, Dios mío". XD
      Hay gente que se agarra a cualquier tontería técnica para "abrirte los ojos" y criticarte.
      Yo, por ejemplo, una vez tuve que soportar a un tío mío muy controlador y agonías al que por lo visto le molestaba que afirmara ser atea y empezó a sermonearme y decirme que en tal caso no iba a poder ver muchas obras de arte cristianas, así como edificios, etc. Me lo quedé mirando, con ganas de espetarle: "¿y esa es tu razón para pertenecer a una religión? ¡Qué acto de fe!". A ver, soy atea, no anticlerial. No odio ninguna religión, sencillamente no creo. Como si me fueran a negar la entrada a la Capilla Sixtina.

      Tch, los músculos siempre se interponen entre nuestros sueños y nosotras. XD

      ¿Tan horrible era la herida para que tu madre gritara al verla? XD

      ¡Bye bye, Kiri-chan! ¡Espero que hayas comido mucho, o por lo menos lo necesario! XD

      Eliminar
  6. hola yuki-sempai!! volvi milagrosamente luego de ser atacada por muchas pruebas tuve tiempo de leerlo. En serio tuviste una cita con reino? ohhhh yui te trajo a yoite, por alguna razon eso me hace muy feliz!! (cofcofmedicocelosocofcof) estoy un poco perdida tuy el medico sigen casados porq recuerdo q el sombrerero los divorcio. pobre yukino muriendote de calor a mi no me gusta porq no puedo hacer nada con el en cambio con el frio te abrigas y ya esta, aca argetina estamos en terminando el invierno pero en el verano solo helados derritiéndose bajo el sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eve-kohai! ¿Te han ido bien los exámenes? XD
      ¡No, yo misma rompí ese papelajo infernal! Y roto, no tiene ningún valor fiscal. Este hombre no se libra de mí. XD
      Opino lo mismo, ¡el calor es horrible! Por mucho que te abaniques... XD

      Eliminar
    2. y.. podria decirce q si, estoy completamente aliviada. amo q ames a ese hombre por cierto me parece perfecto que yoite aparesca hace mucho que no le veia y recuerdo como lo acosabas era tan lindo, disfrasada de perro me dio mucha risa no se lo esperaba.

      Eliminar
    3. Ja, ja, ja, ¡hace tanto de eso! Debo admitir que he mejorado mucho en mis entradas desde aquel entonces. Aunque, por otra parte, en aquel entonces no me importaba tanto la falta de comentarios o lecturas y escribía sin parar de todas formas. Ahora "me da tal depresión que me tiro por la ventana y lógicamente publico menos". XD

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas