miércoles, 6 de noviembre de 2013

Ensoñación 23ª - Fin de una era


AngelYukino - [Traqueteo]

 YukinoDemonio - [Traqueteo, traqueteo]

Yuno-dono - [Supervisando]

Locura - [Rodando por el suelo]

Yukino - [Ññññam]

UvaAsesina Atragantadora - [Glub glub]

Y - [Ñam, ñam~]

UA - [¡Glub glub glub!]

Aoi - Obviamente al ama se le ha olvidado invitar al imprescindible Aoi a esta fiesta.

Y - [Ñamam] Aoi, ¡a ti quería yo verte!

Aoi - ¡Obviamente has sido bendecida con la revelación de tu veneración en consideración del gran, mayúsculo y colosal...! Espera, ¿qué haces?

Y - Me froto las manos, me carcajeo como una pirada.

Y devoro uvas azules.

Aoi - ¿Por qué no me estás besando los pies?

Y - Ah, ¿quieres que te describa la situación?

Aoi - El venerable Aoi quiere que le beses los pies.

Y - ¡Pues yo te la describo! Dos quintos de mis personalidades están empaquetando todo lo que no esté sujeto al suelo en esta casa y trasteando con cajas y maletas, mi yo eficiente lo supervisa todo, mi yo inútil rueda por el suelo, mi yo deprimente hace mucho que está desaparecida en combate y, mientras tanto, la yo original se entretiene comiendo uvas sentada en uno de los dos sillones que rodean la mesita de té mientras consuela, con la mano libre de tenedores, la cabeza de un desmotivado Yui arrodillado en el suelo que llora y llora y sigue llorando sobre su regazo.

Yui - ¡Ahora que te he recuperado no quiero que te vayas! ╥﹏╥

Y - Por última vez: nos vamos todos. =_=

Aoi - [Altivo] Al misericordioso Aoi no le importa lo más mínimo el lacrimoso destino del minúsculo, desdeñable e insignificante Yui en comparación con mi importante grandeza.

Yui - [Hunde la cabeza]

Aoi - ¡Infame!

Y - [Ea, ea] La susodicha mesita no hace honor a su nombre, porque sobre ella únicamente hay tres pajitas destrozadas. Junto a mí, en el sillón gemelo, se encuentra bebiendo mosto la más caníbal de las uvas. ¿Sabes lo que es el mosto? Es. Zumo. De uva.

UA - Σ°□°||| [Escupe]

Yd - [Se seca] Por otra parte, Yukino-sama, ¿está segura de querer continuar con la mudanza? =w=

Yui - ¿¡Por qué nos tenemos que mudar?! [Apretándole la cintura con esos dos brazos de hierro]

Y - ¡A-a-aaahfgh! ¡No tan fuerte! Uf... ¿A qué vienen esas preguntas ahora? ¡Te estás adelantando!

Yd - Conociéndola, mejor que no le dé pie a dejarlo para el final de la entrada. [Guardándose el pañuelo] Repito: ¿está segura? Perderemos a nuestro tétrico vecino... oh, pero qué digo. =w=*

Y - ¡Más a nuestro favor!

Aoi - ¡Ama! ¡No te resistas a tus menos recónditos instintos!

Y - ¿Que quieres que te describa cómo me como las uvas? ¡Ah~, esas ansias por saber! [Cruza las piernas, se reclina en el respaldo del sillón y alza el tenedor] La técnica devoradora de uvas es sencilla a la par que cómoda. Mírame bien. [Pestañea] El primer paso es pinchar la uva más muda e indefensa del plato... al pincharla, el zumo gotea por la piel, resbalando hasta manchar el recipiente... te la llevas a la boca, a continuación la besas, le lames la herida, empujas el tenedor... [Ojea el sillón contiguo] Presionas suavemente los labios, seguidamente los sustituyes por los dientes y, finalmente, muerdes, masticas y tragas. [ÑAM]

UA - Su... cia... ¡DE... SAL... MADA!

Aoi - [Colorado] ¡Bésame los pies! ¡Bésame los pies ahora mismo!

Y - ¿Sabes que he empezado el tercer año de universidad? Realmente hacía siglos que la amnesia me impedía escribir una Ensoñación. ¡Incluso estoy inmersa en la temporada baja e inicial de exámenes parciales y ya he hecho uno de ellos! Mis nuevas asignaturas son Retórica y Estilística Latinas, Romanticismo, Historia del Español, Literatura y Pensamiento del Siglo XX y Pragmática.

Mi favorita es la primera, odio Historia del Español con casi todo mi fervor y el citado primer examen que he tenido pertenece a la penúltima. ¡Fue horrible! De todos los tipos de controles posibles, la profesora fue a escoger precisamente el modelo del texto ciego, es decir, un fragmento de texto sin nombre del autor ni título de la obra. ¡El peor! ¿Te haces una idea de lo estresante que resulta? ¡Iiiiif! ¡Es insoportable! En cuanto me lo pusieron delante y lo leí, dirigí inmediatamente esa mirada trastornada mía a mi amiga y colega Candy y le susurré más alto de lo debido: "¿¡La Deshumanicación [Del Arte, de Ortega y Gasset]?!". A lo que ella respondió cabeceando compasivamente, justo antes de que la profesora nos advirtiera de que penalizaría los cuchicheos con un suspenso: "La Deshumanicación".

En este primer examen ¡¡he sacado un 10!! Todo el mundo me odia. No sé cómo ha podido ocurrir, salí del aula hecha un lío y sin saber ni cómo me había ido, dudé en todo momento del título de la obra, insegura de mí... ¿un milagro? Un milagro.

Aoi - ¡Ama! ¡Al gran Aoi le aburren esas cosas!

Y - Pues te cuento cómo arriesgué mi vida saliendo un... un...

Yui - Sábado del cercano verano pasado, principios de septiembre. ╥^╥

Y - ¡Eso! ¡Un sábado! Muy bien, Yui, muy bien. Eres un acosador ¡muy! considerado.

Yui - [Llora más fuerte]

Y - Qué disgusto tiene...

UA - ¿Y te extraña? Pasa las veinticuatro horas contigo. Usurpándome el protagonismo que un día fue mío...

Yd - ¿Acaso te ilusionas con que lo merecieras siquiera? La única razón por la que Yukino-sama tolera tu presencia es para introducir el fin de otra sección de anécdotas. Y ni de eso has sido capaz. =w=**

UA - Y-y-yo... ¡YO...!

Yd - ¿"Tú" sabes hacer algo que no sea dar voces? Oh, por supuesto. Dar pena. =w=***

UA - ¡¡YUKI!!

Yd - Para ti Yukino. =w=*

UA - ¡DESGRACIADA! ¡Si alguien tiene que arrastrarme por el fango, has de ser tú y no uno de tus alter egos quien lo haga! ¿¡Hasta la dignidad de plantarte cara me quieres arrebatar?! ¡Villana sin corazón! ¡Ven aquí y hazme caso por una vez, préstame la atención que merezco! ¡¡Deja de lado tus fechorías cinco minutos!!

Yd - Yukino-sama está ocupada. =w=

Aoi - [La está cogiendo por el hombro]

Y - [Lo está mirando a los ojos, esbozando una sonrisa de suficiencia]

Yui - [Está en medio]

Y - Te contaré cómo arriesgué mi vida un sábado del cercano verano pasado montada en el viejo coche que Bestia Parda ha heredado de su padre~.

¡Cosa que valió la pena solo por conseguir esta fotografía a hurtadillas de las dos! 
Como os podréis imaginar, la conductora es Bestia Parda y la copiloto Smille. Como aclaración innecesaria pero poco repetida, os diré que la primera es peruana y la segunda, china.

Y - ¡Cuesta tantísimo hacerles fotos a mis amigas! Siempre se esconden, se cubren el rostro con la capucha o el flequillo o la melena o el pie o lo que sea, me amenazan con destrozarme el móvil y la integridad física... ¡y yo no soy ni tan rápida ni tan habilidosa como para fotografiar y huir de los proyectiles de sus zapatos a la vez! Sin embargo, el viaje automovilístico me permitió preservar móvil, cuerpo y orgullo, dado que me ha quedado tan discreta que incluso protejo su identidad a la par que le doy una idea a las lectoras de cómo son sin necesidad de que caigan sobre mí las represalias... Más de la cuenta. ¡Ja, ja, ja!

Bien, bien, bien. El año pasado Bestia Parda comenzó a estudiar para sacarse el carnet de conducir y atropellar en lugar de ser atropellada y aprobó el examen teórico. Este verano comenzó día tras día con las veinte prácticas previas al restante que habrás deducido a horas intempestivas, hasta que finalmente le tocó examinarse. ¿Resultado? Suspenso. Normal, era la primera vez que se presentaba. Mi hermano no aprobó hasta la cuarta. O la quinta. O la sexta. No sé, ¡dejé de contar!

El caso es que a pesar del desaliento que le acarreó el resultado, ya tenía coche y quería aprovecharlo, por lo que un buen sábado de principios de septiembre nos fuimos a la aventura metiéndonos en él para ir a La Maquinista, el centro comercial al aire libre de tiendas, cines, recreativos, restaurantes tanto de comida rápida como lenta y ocio en general que hay cerca de nuestro barrio. ¡Nos perdimos! Pero he de admitir que Bestia Parda conduce de maravilla. El único fallo...

La velada transcurrió sin incidentes hasta que llegó la hora de volver a casa. Casi nos quedamos tiradas.

El coche se había quedado abierto. ¡Bestia Parda se había olvidado de cerrar el coche! Y el desgraciado del coche no arrancaba de ninguna de las maneras. Nuestra chófer metía la llave, le daba al acelerador y ¡bum! ¡Bote, bote, bote! ¡Un cuarto de hora estuvimos allí intentándolo todo! Llamamos al dueño original, terminamos por aceptar la ayuda de un buen joven adulto que nos daba mala espina (desesperación máxima) mientras el susodicho dueño original venía a socorrernos, empujamos el maldito coche entre las tres... ¡Y pesaba, y pesaba! Que si la batería, que si la gasolina... Smille y yo hasta llegamos a pensar simultáneamente que alguien le habría colocado una bomba. ¡Y seguía pesando...!

Obstáculos no obstante, tuvimos suerte y la inspiración divina terminó por recordarle a Bestia Parda que ese flamante vehículo tan nuevo, tan actual y tan moderno tenía un truco para arrancar. Arrancamos y fuimos en busca de su padre y su hermana, que llevaban un rato largo viniendo de camino y no era de recibo dejarlos ahí.

Esa misma noche se me informó de que si la policía te pilla conduciendo sin carnet, el conductor va a la cárcel y los acompañantes reciben una multa desorbitada...

Aoi - [Sosteniendo un depresivo Yui por encima de la cabeza] Ama...

Y - ¿Quieres más? En tal caso te detallaré cómo arriesgué ligeramente mi vida social torturando a mi buen amigo y compañero Héctor delante (y con ayuda de) la pelirroja. Un buen día, a diez minutos de comenzar una de mis clases, me encontré a Héctor sentado en las escaleras junto a una desconocida amiga suya de pelirroja pelambrera rizada. Nada más verlos y, sobre todo, verla, no pude resistirme. Sonriendo sin cesar, perversa de mí, le pregunté sin más: "¿Verdad que Héctor toca mucho?".

Héctor anonadado, ella riéndose y asintiendo, yo arremetiendo con lo traumatizada que tenía a Candy con su manía de tocar a las mujeres gráficamente, con todo lujo de detalles y mil y un gestos. Héctor con los ojos abiertos, la pelirroja desternillándose de risa y admitiendo en exclusiva que la primera vez que le tocó la rodilla tras una sola semana de haberse conocido la dejó descolocada. Héctor mirando en todas direcciones, ella todo risas y yo venga que: "¡Pues Candy...! ¡A Candy me la tiene traumatizada! La pilló desprevenida cogiéndole de las manos cuando estaba preocupada por un examen en ciernes, le dio un golpecito en la frente para saludarla el día menos pensado... ¡y a mí me toca la cabeza, las rodillas, los hombros...!". Aunque no me quejo lo más mínimo por lo que a mi parte de tocamientos inofensivos respecta. XD

¡Cuánto sufrió el pobre!

Y hablando de escaleras, ¿te cuento también cómo mis vecinos arriesgaron su vida haciéndome la mía imposible a la hora de pasear a mi perro? Los muy decidieron porque sí y sin venir a cuento despilfarrar el dinero comunitario colocándole al ascensor una inutilidad de palanca cuya única función era conseguir que la puerta del susodicho pesara más que el coche de Bestia Parda e impedir que las ancianitas del edificio pudieran abrirla solas (una en particular, si no la ayudaban, se pasaba la mañana arriba y abajo encerrada ahí dentro =w=lll), supuestamente para que cerrara mejor. ¿Antes no cerraba sobradamente bien? Para sus majestades, no. ¿Cuál fue el resultado final? ¡La palanca impedía que se cerrara! No solo eso, ¡¡había que empujar la puerta desde fuera con toda la fuerza de que los músculos son capaces para que el ascensor hiciera honor a su nombre!! ¡AAAAARR!

Si solo hubiese sido eso no me habría importado, pero es que el capricho se puso a inutilizar el invento antiescaleras ¡justo! cuando yo iba a pasear a mi anciano perro de quince años físicamente incapaz de subir a pie ni de soportar que lo lleve en brazos tres pisos de escalones seguidos sin revolverse y ponernos en peligro a ambos. A las ocho la mañana del fin de semana. Con los hombres de la casa profundamente dormidos. Sin ayuda.

Pero por mucho que me pasara la mañana acordándome de toda la familia de todo vecino que se me pasara por la cabeza, como cuando me pongo me pongo y siempre cumplo con mi deber, ¡paseé a mi perro! Bajé hasta la planta baja corriendo, empujé la puerta para que funcionara la máquina, pulsé el segundo piso, volví a empujar la puerta, volví a subir entresuelo, primero y segundo, abrí mi puerta, cogí a mi perro, nos metimos dentro, paseamos, volvimos al punto de partida, apreté la puerta, la abrí, metí a mi perro dentro, pulsé el segundo piso, corrí como una jadeante condenada hasta este para que mi perro no me echara en falta llegando antes y ¡¡victoria!!

Eso se repitió TRES veces...

Aoi - [Lanza el estorbo al balcón]

Yui - [Grito ininteligible]

Aoi - [Cierra las puertas y la mayoría de las ventanas]

Y - ¿No es suficiente? Entonces permíteme narrarte la breve y fotografiadísima historia de cómo las tres de siempre no arriesgamos nuestra vida yéndonos de picnic al Parque de la Ciutadella por primera vez sin bicicleta. Era una mañana de verano en la que todo parece achicharrarte cuerpo, alma y tuétano de los huesos, una mañana, o mejor dicho día entero, en el que se había decidido ir de picnic a un parque con lago en el que poder remar en barca. La comida estaba a cargo de Bestia Parda la cocinera, la bebida venía de mano de Smille la camarera y yo aportaba la merienda, un par de toallas en las que sentarnos y quizá algo más.

En un primer momento fuimos a un parque recomendado por la cocinera que resultó, primero, estar cerrado, y segundo, no ser ni lo suficientemente grande ni íntimo. ¡Fracaso! De modo que decidimos ir al Parque de la Ciutadella y en cuanto encontramos un hueco a la sombra, colocamos mi improvisado mantel sobre la hierba, nos sentamos y comimos al aire libre. Claudia había hecho pollo picante con arroz y una ensalada cuyo aliño provocó la catástrofe más húmeda imaginable en el estropicio que horas antes había sido su mochila, y para mí, cocinó especialmente la primera tortilla de patata de su vida. ¡Fue tan conmovedor! Era delgaducha pero bella~☆. Al principio me supo a gloria.

Luego nos absorbió la imperiosa necesidad de fotografiarlo todo y, al llegar la tarde y con ello la pereza, nos montamos en una barca de remos del lago repleto de ocas, patos y alguna que otra esporádica gaviota y aprovechamos tanto el tiempo que en lugar de la media hora por la que habíamos pagado, estuvimos una entera. El dueño nos regañó, pero no nos cobró de más. ¡Magnífico!

Que sepas que nada más coger los remos le cogí el truco y fui la campeona declarada, ¡la experta! Bestia Parda y Smille también terminaron cogiéndole el tranquillo, ¡pero no fue lo mismo!

¡Qué bellos recuerdos!

Aoi - ¡¡Ama!!

Y - ¡Af! ¿No te habías olvidado de eso? ¿¡No era tu nueva pasión el exhibicionismo público?!

Aoi - ¡¡Bésame los pies!!

Y - ¡¡Estoy ocupa...!!

Tric, tric, tric, tric

Aoi - [Exhibiendo su orgullo]

Y - [Lluvia de botones de prendas de todo tipo aterrizando en su pelo] 눈_눈

¡Bang!

Ace de Corazones - [Que hace su entrada estelar empuñando una humeante pistola] ¡Ja, ja, ja! ¡Hay que tener valor para dejarme de lado habiendo fiesta!

Sombra de Sombrero - [Que echa humo] ¡Devuélvemela!

Y - [Manchada de pólvora] 눈ヘ눈···

Yd - [De puntitas, con las manos alrededor de la boca y una de las orejas de un indecentemente acuclillado Aoi]

Aoi - [Le susurran algo]

¡Uva voladora!

UA - [¡Surca los cielos entre cristales rotos!] ¡Aaaaaaaaaaaah!

Yd - [Aplaude]

Aoi - [Se contonea]

SS - [Alarmado] ¿Qué es esto...? ¡Mujer criminal...!

Ace de ♥² - ¡Ja, ja, ja! [¡Bang, bang, bang! a diestro y siniestro]

Locura - [Rodando hasta debajo del sillón]

AY y YD - [Metiéndose cada una en una caja]

Locura - [De ahí no se mueve]

Yui - [Buaaa que te buaaa en el balcón]

Y - [Fastidiada] 눈言눈

Presentes que saben a qué atenerse - ¡!

13 minutos de religiosa censura más tarde...

¿Gas mortífero?
Si esto no es más que un inofensivo fondo ambiental...

Y - [Abriendo de par en par puertas y ventanas, balcón incluido]

Yd - [Respirando atropelladamente]

Yui - [Se le ha pasado el disgusto]

Y - [Cogiendo en brazos algunos cuerpos, echando a otros a patadas poco figuradas]

Yd - [Le facilita el trabajo sujetándole alguna que otra puerta y algún que otro cubo de basura]

Y - [Soltando a Aoi en un sillón]

Aoi - [Cuerpo tal y como ha caído, brazos padeciendo espasmos, cabeza hacia atrás en el respaldo] °□° [Hecho polvo]

Y - [Se quita la máscara]

Yui - [La observa]

Y - [Se arregla]

Yui - [La contempla]

Y - [Se peina]

Yd - [Le trae dos vestidos] Recomiendo el negro. =w=*

Y - Hum. [Se cambia]

Yui - [Se ruboriza] ...¿puedo pasar?

Ni se te ocurra pasar del umbral.

Yui - ¿¡Por qué Aoi puede estar ahí y yo no?!

Y - ¡Porque todo empieza y acaba con él!

Aoi - ¡Exacto! [Resucitando como las momias: con los brazos abiertos] ¡Abraza la senda de Aoi, mi ama, comenzando por conocer los prodigios del glorioso Aoi en el sentido bíblico!

Y - [Golpe seco de cepillo]

Aoi - [K.O]

Y - ¡Nada de despertarse de golpe!

Yui - ¡No entiendo nada!

Y - Esta es la última entrada de Ensoñaciones Demenciales, y en la primera entrada fue él mi acompañante. ¿A estas alturas no crees que continuaré respetando la circularidad o simetría relativa de mis secciones? Aunque no siempre pueda... Ha durado tres entradas más que sus dos antecesoras. Sorprendente, ¿verdad? No me hagas pucheros...

♪ ¡Ding dong~! ♫

Y - ¡Voy~♪!

Yui - ¿Vas a dejar de hacer entradas de anécdotas?

Yd - [Risas muy mal disimuladas]

Yui - Hoy estás muy sádica. Toda tú.

Y - No, Yui, me sería imposible. Primero vendrá un Especial, después, la nueva sección de anécdotas.

Yukimi - ¡Ya entro yo!

Yui - ¿Yukimi?

Yukimi - ¿Acosador de la pequeña acosadora?

Y - [Desaparece]

Yui - ¿Adónde vas?

Y - [Vuelve con Yoite en brazos]

Yukimi - ¡Princesita!

Yoite - ......

Y - [Apretujándolo] ¡Yo también te echaré de menos!

Yukimi - Bueno, bueno, ¿lo vas a dejar en el suelo o me harás llevarlo a mí también?

Yoite - . . .

Y - Cuídamelo mucho mientras no esté, ¿vale? Y enséñale fotos nuestras cada cinco minutos, ¿de acuerdo, suegro?

Yukimi - ¿¡Suegr...?!

Y - ¡Siempre serás mi suegro! [Permitiendo que Yoite pise el suelo para lanzarse en los brazos de su suegro] ¿Lo ves? El narrador está de acuerdo. Por mucho que ahora esté tan enamorada como para renunciar al común de los hombres y parcialmente a mi pasión por mis príncipes 2D, ¡no tendré otro suegro que no seas tú!

Yukimi - ¡Dios Santo! ¿Cómo ha avanzado la relación?

Yoite - [Saliendo por esa puerta]

Yukimi - [Le revuelve el pelo a Yukino, la mira con simpatía y lo sigue] No dejes que esas obsesiones te calienten la cabeza más de la cuenta, pequeña acosadora. [Cierra la puerta tras de sí]

Médico - Alborotadora.

Y - [Dulce sonrisa, mejillas arreboladas, ojos de miel] Marido.

M - [Shock]

Los espectadores Yui y Yd - [¿Ni cariño, ni tesoro, ni cielito con pajaritos, ni rosa de pitiminí, ni videojuego de mi consola?]

Y - ¿Te apetece venir conmigo a tomar algo?

M - No.

Y - Te espero fuera~.

M - Je.

Varios minutos después...

¡Empieza el juego!

Y - La última cita. [Pestañea] ¿Por qué no bebes?

M - Pretendes emborracharme.

Y - ¿No es refrescante hacerme caso para variar?

M - Tienes algo que decirme.

Y - [Sonríe]

M - [Bebe]

Y - Quiero el divorcio. ♥

M - [Se atraganta]

10 comentarios:

  1. Esto es.... es indignante y muy bueno al mismo tiempo. Primero estoy con un dolor de espalda que ni te cuento pero igual saque fuerzas para leerlo todo, por un lado por fin se mas o menos como es bestia parda siempre tuve esa curiosidad por saber como era, me haz engañado vilmente, yo aca bajo la lluvia protestando para que apareciera Yoite y tu me lo pones y 5 minutos me lo sacas, por otra parte estaba yo comiendo una milanesa con papas hervidas cuando derepente leo quiero el divorcio, mi reaccion la misma que el medico pero peor que u que ir por agua, esto es por Fenris verdad? logro desplazarlo del acosado actual y ahora te mudas para estar cerca de el y te divorcias para acosarlo lobrmente no es asi?? Nueva era, nuevo marido, nuevos personajes? Yui me inserto a duda si te vas a un lugar muy lejano en donde no podras ver a otros? nos quedamos sin Reino pero... solo espero que si te vas esos dos no te sigan o te encuentren por un tiempo. Tambien pense en la posibilidad de que te mudaras antes que bestia parda y smille vinieran por ti. Ya en serio a donde te mudas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa primera frase tuya es muy potente. XD

      ¡No te he engañado, Eve-kohai! Nunca dije cuánto iba a salir. XD
      ¡No, no, no, no me mates ni te atragantes de nuevo! Porque, por otra parte, Yoite volverá a salir en el Especial de Divorcio que sigue a esta última Ensoñación. ówò
      Por favor, no me digas que te he defraudado... QwQ

      Tus deducciones van ¡muy! bien encaminadas, Eve-kohai de mi corazón. Sabía que algún día alguien repararía en el significado de mis títulos. ¡Estoy emocionada! TwT
      No obstante, hum... ¿debería decírtelo, debería aclarártelo antes de tiempo...? ¡Bueno, te lo mereces! Tómatelo como un premio a tu lealtad como lectora y a tu demostración tan grata como constante de lo interesada que has estado con las últimas entradas. o>w<o
      La revelación es... ¡No es que no vaya a poder ver a los otros! Me alejo de algunos, intento perder de vista a otros, a más de uno me los llevo conmigo... pero realmente, teniendo en cuenta la personalidad de la mayoría de los personajes y, en concreto, de los acosadores de esta acosadora que soy, ¡no es que goce de la posibilidad de separarme de ellos! XD

      Además, sería un desperdicio no utilizar a mis personajes originales. XD

      Ese, mi querida kohai, es un secreto que solo será revelado en cuanto publique la primera entrada de la nueva sección de anécdotas. XD
      ¡Tranquila, no falta mucho! Vendrá después del Especial. *^* [Decidida]

      Eliminar
  2. Bueno me conformo con saber de que algunos que seguirán apareciendo. Al dialo la licenciatura en letras yo sere detective privado XD que triste la ultima ensoñacion lo primero que me lei en este blog (a parte de la traduccion de dl) fue todas las ensoñaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No me has aclarado si te he defraudado...! ΣQwQlll

      ¡Ostras! ¿También eres de letras como yo? OwO
      Oh, espera, vas a cambiar y a evolucionar a Eve Holmes. XD

      Je, je, ¿y te han gustado? Es bonito saber por qué sección empezaste. Me estoy emocionando un poquito... ¡pero no te preocupes! El fin de las Ensoñaciones realmente solo supone un cambio de aires, de localización espacial y tal. Al fin y al cabo, continuaré contando mis anécdotas en estas entradas que mezclan realidad y ficción. XD

      Eliminar
  3. no ste año termino y ya me anote en la uni ehh.. no tanto por lo ultimo.. jjajajja. esto lo voy arecordar por el resto de la existencia de este blog. Por cierto segire con mi demanda de Yoite Y Quiero ver a Fenris. Quiero saber como es es que yo nose como bajarme el uego sin decir que si me vicio con algo mas estare todo el verano estudiando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh, felicidades!
      ¿Qué es lo que vas a recordar? XD
      Jo, jo, jo, se hace esperar y desear. XD

      Eliminar
    2. recordare el dia en que yukino-sempai le pidio el divorcio al Doctor Medico, asi como el dia que lo rechazo

      Eliminar
    3. ¡Oh, sí! Fecha histórica y decisiva en la historia de Otaku Hen. XD

      Eliminar
  4. ¿Mudanza? ¿Divorcio? ¡¿Que está pasando aquí?! ....En Shock... ._. ¡Ahhh! Una noticia demasiado inesperada, ¿cómo que divorcio? TTwTT No entiendo que está pasando… ¡y lo has dejado en suspenso! El solo imaginar la cara del Medico hace que me dé un ataque de risa…pero bueno, espero que actualices pronto porque esto está como de telenovela…. ¡Cuánto drama! O:

    Atte: Yukina (quien ha cambiado su nickname al nombre verdadero)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muajaja, lo que hay que hacer para que comentéis... De acuerdo, no ha sido por eso, pero ¡sabía! que acabaríais todas más sorprendidas que un búho mirando de hito en hito. XD
      ¡Jo, jo, jo, el suspense es lo mío...! Después de la comedia. XD

      ¡Menos mal que me lo has aclarado, Yu-chan! Ahora no sé cómo llamarte... XD

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas