domingo, 23 de febrero de 2014

Deseo 06º - Renegociarlo


Yukino - ¿Me llamas atrevida y me tachas de sinvergüenza para arriba cuándo eres tú el que osa e insiste en oprimirme de forma tan rastrera?

Sombra de Sombrero - ¡Jumf! ¿Acaso no forma parte de tus gustos dicho pasatiempo?

Y - ...ese es otro tema que en este momento se convierte en lo de menos. ¿Quién te crees que eres para mandarme?

SS - Uno de tus mayores, uno de tus profesores, tu benefactor, tu futuro cónyuge...

Y - Nada más que un desecho demente.

SS - Ciertamente, sería más apropiado estimarme como parte de lo que esta panda de mentecatos se digna a apodar "profesorado". Por otra parte, no he sido yo el encargado de escoger este decadente colegio, sino una insensata mujer...

Y - ¡Claro! ¡Si fuera por ti, toda educación que recibiera vendría de tu mano, fuera mágica o no! ¡Una farsa de educación en el hogar!

SS - Esa habría sido una elección acertada, señorita. Digna de una mente sensata. Tanto, que serías incapaz de tomarla por propia iniciativa.

Y - Yo siempre escogeré la libertad.

SS - ¿Te ha servido de algo? [Cierra de un portazo y echa la llave]

Y - ¡No! ΣŎロŎ||| [Abalanzándose (y haciéndose un daño tremendo) contra la puerta cerrada] ¡No me encierres más! ¿¡Con qué autoridad...?!

SS - Con la que me confiere mi posición, mi conciencia y esa burla de tutor que te han asignado.

Y - ¡Vaya pretexto! ¡Ese vago permitiría que un lobo devorase a su alumnado con tal de ahorrarse impartir una clase! [Aporrea la puerta] ¿Tú no te ibas a limitar a tenerme vigilada, como la malísima mujer que soy?

SS - Ahora no eres más que una niña.

Y - Escasa diferencia.

SS - De nada sirve la vigilancia si no va acompañada por la férrea disciplina que tú precisas a expuertas.

Y - ¡Pero qué imagen retorcida tienes tú de la disciplina! No me digas que soy una cría y como tal has de tratarme, porque me tratando igual que siempre. ¿Estás sonriéndote? ¡Estás sonriéndote, lo presiento! No... no irás a dejarme aquí mismo, ¿verdad? Jamás creí que te diría esto a ti, pero, ¡no me dejes!

SS - Jumf, ¿lo ves? [Soberbio] Ya comienza a dar sus frutos.

Y - ¿¡Vas a dejarme aquí sin más?! ¿¡Solo por querer cumplir con el propósito de esta sección?!

SS - [Levantando la voz] No permito que mi mujer frecuente rompehogares.

Y - ¡Pero tengo que encontrar a Alicia! ¿¡O es que quieres que me quede como una niña chica para siempre?!

SS - Vengo de otra época.

Y - ¡Pedófilo!

SS - Esperaré a que crezcas.

Y - ¡La diferencia de edad ya era más o menos amplia de por sí! ¡Sombrerero! ¡No puedes abandonarme en una habitación con puerta pero sin ventanas, con luz pero escasa, decorada pero con el rojo como color monocromático por toda decoración! ¿No sabes que el rojo incita al crimen? ¿No ves que impides cualquier alternativa a que alguien que no sea yo sea la víctima? ¿No presumes que tarde o temprano se me acabará el oxígeno? ¿Sombrerero? ¡¡VUELVE!!

¡Frús~, frús! 
¡Fras, fras~!

Y - ¿Qué diantres...? [Pega la oreja en la madera]

Compañero nº2 - ¿Ya se ha ido?

Compañero nº1 - ¡Ya se ha ido!

Nº2 - ¿Quién vigila?

Compañero nº4 - Yo vigilo. Creédme: es lo mejor.

Compañero nº3 - Entonces, ¡yo abriré la puerta!

Nº1 y Nº2 - ¡No!

Nº3 - ¿¡Por qué no?!

Compañero X - Quizá sería más fácil... llamar al profesor...

Nº1, Nº2 y Nº3 - ¡Eres un imbécil!

X - [Shock] ¿Pero no era Nº3 el imbécil?

Nº4 - Él es un estúpido de primera.

X - [Alicaído] Por lo menos me han ascendido de chivato a imbécil...

Nº3 - ¡Tengo que ser yo quién la libere! ¿No veis que tengo que demostrarle que no soy un mero secundario como vosotros?

Nº4 - Tú lo que quieres es impresionarla.

Nº3 - Oye, o dices verdades o vigilas si hay moros en la costa: las dos cosas, no.

Nº4 - Solo un secundario aseguraría que no somos capaces de hacer dos cosas a la vez. [O cierta mujer con tendencia al chiste fácil]

Nº3 - ¡Gufoixzafafff...!

Nº1 - Creo que nos estamos desviando del tema y de la misión...

Nº2 - ¡Basta! ¡Vamos a salvarla todos juntos, que no por nada es nuestra jefa!

Nº3 - No es que pretenda restregaros nada, chicos, pero he invertido mucho esfuerzo en esto. Incluso he tomado prestada una porción de la pólvora del profesor Ace y...

Nº1 y Nº2 - ¿¡Qué has hecho qué?!

Nº4 - Robar.

Nº3 - ¡Pues ahora no acabo la frase!

Y - 눈^눈··· [Despega la oreja]

Y así, después de jugarse a pares y a nones quién echaría la puerta abajo...
¡BUUUUM!

Clase - [Tosiendo entre el humo y el polvo]

¡A buenas horas!

Y - ¡Creía que me ibais a dejar toda la vida posando!

Alumnado patidifuso - ¿J-jefa...?

Y - Recordadme que jamás vuelva a interpretar el papel de doncella en apuros, sea voluntariamente o a la fuerza. ¡Con ese papel una se hace vieja esperando! O, en mi reciente caso corporal, crece y el problema principal se soluciona por sí solo.

Un sobresaltado Nº2 - Habla como ella... pero no lo parece...

Y - Sin lugar a dudas, es infinitamente mejor ser autosuficiente y convertirse en el príncipe salvador en vez de esperar y rezar por que te salven los desconocidos que quieren ser felices y comer codornices. ¡Matas dos pájaros de un tiro: te rescatas y haces ejercicio!

Nº4 - [En aparente calma. Aparente] Es ella.

Y - ¡Estáis muy desentrenados! ¡Voy a tener que prestar más atención a vuestra instrucción!

Nº1 - ¿¡Pero qué entrenamiento ni qué ocho cuartos?! ¿¡Qué te ha pasado?! ¿¡Por qué siempre te pasa algo?! ¿¡Es que no podemos tener ni un día de clase normal?!

Y - Lo normal es más bien aburrido... =^=

Nº1 - ¡No es verdad! ¡Las aventuras están sobrevaloradas! ¡Y son muy estresantes! [Con las manos en la cabeza] ¡Yo aspiro a la NORMALIDAAAAAAAD!

Y - [Abrazándose a su osito] Cuánto histerismo hay en el mundo...

X - ¿Quieres que avise a alguien?

Y - ¡No, no quiero avises a nadie!

X - Nadie quiere que avise a nadie...

Y - ¡El día que conozcas a Nadie, será el más feliz de tu vida! [Se levanta] Pero ante todo debo daros las gracias por restituirme el camino libre. ¡Lo habéis hecho bien, chicos! [...] ¿Cómo? ¿No aumenta el afecto?

Nº4 - Ya te tenemos afecto suficiente, jefa, no puede haber más.

Y - [Desconfiada] ¿Ya está al máximo?

X - Para Nº3, seguro.

Nº3 - [Que está mirándola fijamente] Está más atractiva que nunca.

[El síndrome de rechazo general hacia Nº3 ha evolucionado a rechazo supremo]

Y - ¿Un secundario consigue evoluciones y yo no? Esto es indignante. [¡Si es negativo!] E indignante.

Nº3 - ¡No soy un secundario! ¡Estoy harto de decírtelo!

Y - Y además mentiroso. [Se alisa la falda y se guarda el osito en un bolsillo] ¡Vámonos de aquí!

Nº1 - ¡Espera, espera, espera, ESPERA!

Y - [Ya está saliendo entre los escombros de la explosión] ¿Y tú qué quieres ahora?

Nº1 - ¡Una explicación es lo que quiero!

Nº2 - La verdad es que no estaría de más.

Y - Me niego.

Nº1 y Nº2 - ¿¡Qué?!

Y - Que me niego...

Nº1 y Nº2 - ¡No puedes negarte!

Y - ¡Ni vosotros hablar tanto al unísono sin planearlo antes, y no paráis! No, ¡me niego! ¡Me niego en redondo! ¡Si queréis una explicación, abrís el portátil y os leéis lo que toca!

Nº3 - Eso es mucho trabajo...

Y - Pues que os lo explique el narrador, que para eso está. Yo ahora estoy ocupada en encontrar...

Alicia - [Pasa volando como una saeta por el pasillo] ¡Ji, ji!

Y - ¡Alicia!

Nº1 y Nº2 - ¿¡Pero adónde vas ahora?! ¡Minijefaaa!

Nº4 - Seguramente el narrador será más amable. [¡Por supuesto!]

Nº1 y Nº2 - ¿¡De dónde sale esa voz...?!

En el Frenesí 03º, cierto mago transformó a nuestra heroína y escritora de este su Otaku Hen en una cosa...

¡Sigo siendo una cría!

¡Ha de enmendar tal situación!

Y - ¡Te he comprado caviar!

Alicia - ¡Te has acordado!

Y - ¡Me ha costado el sueldo, pero lo he hecho! ¡Ven, que te lo doy! [Traspié] ¡Detente, reflejo de mis espejos! Ya no soy tan apta como antes para jugar al gato y el ratón, ¡mis piernas no son todo lo largas que deberían! Gracias a ti, he de decir...

Alicia - ¿Se han acortado?

Y - [Jadeando] No me busques las cosquillas, morador del espejito, espejo mágico... que entre... las faldas... (¡af!) ¡llevo una calculadora con tu nombre...!

Alicia - ¡Para ajustar las cuentas!

Y - [Dulzona] ¿Y si paras? ¡Deja de hacerme correr inútilmente!

Alicia - ¡Sería hacer trampa!

Y - ¡No es verdad! ¡Solo quiero volver a ser una adulta! No, no, nada de "ji, jis", no me sonrías así mientras surcas el aire medianamente puro que nos rodea... ¿Que tengo, que volver a adivinar quién más eres tú entre el alumnado? ¿Te contentarías con que te dijera que quiero volver a ser lo que yo entiendo por adulta o con que te suplicase volver a la normalidad? ¡Sin duda es el módico precio idóneo para que me concedas tan nimia petición!

Alicia - [Tumbado boca arriba, con una sonrisa de oreja a oreja pintada en la cara, los brazos cruzados detrás de la cabeza y esta balanceándose justo por encima de la de Yukino, sin dejar de deslizarse por los pasillos y rozar paredes y techo a intervalos simétricos] ¿Tan pronto intentas jugar con los mayores?

Y - [Bonito juego de palabras] Más bien intento razonar con el estafador...

Alicia - Incluso si me reverenciaras hasta el punto de frotar la frente contra las baldosas y me permitieras presionarte el cuello con los mocasines que has de comprarme y tirarte del pelo hasta que las lágrimas te llenaran los ojos, ¡el precio seguiría siendo desmesuradamente bajo! ¿Te molesta ser una niña, Marinita?

Y - [Estirando brazo, mano, dedos y hasta uñas en un vano intento por alcanzarlo] ¡No me llames por mi nombre! [Únicamente le roza las hebras del cabello] ¡Aaaarrhhh! ¡Es que es un fastidio!

Alicia - ¡Ji, ji! [Dividiéndose]

Y - Oye, no te hace ninguna falta multiplicarte en Alicia 1, 2 y 3 para confundirme y despistarme, con tanto correr ya es más que suficiente... ₪^₪

Alicia múltiple - ¡Por eso te concedo los deseos!

Y - [El triple timbre de su voz es potente...] ¿Para qué? ¿Para volverme loca con las tácticas más que gastadas de un mal genio de la lámpara?

Alicia³ - ¡Me conoces!

Y - Lo suficiente como para saber que estás despechado.

Alicia³ - [Sonrisa sempiterna esfumándose] No, no lo estoy.

Y - Sí que lo estás y has de superarlo. ¡Pero no pasa nada! ¡Lo arreglaré!

Alicia³ - ¡Ji! [Vuelve a sonreír] ¿Tú, arreglar algo?

Y - ¡Te prometo que te mimaré, te compraré cosas bonitas, te alimentaré, te cepillaré y te acariciaré todos los días de mi vida!

Alicia³ - ¡El hechizo te ha afectado a la cabeza!

Y - "¿Qué no haría yo por ti?".

Alicia reajuntado - [Para en seco]

Y - [Se detiene con él, le extiende los brazos] ¿Te ha dado un vuelco al corazón~♥?

Alicia - Deja de destilar felicidad...

Y - ¡Ah, precioso, hacía tanto que no me dedicabas una frase realmente sincera en entonación y contenido! Eres un señorito con muchos antojos, antojos muy caros y variados, tantos como esos sentimientos que mal que bien escondes, pero no eres realmente difícil de satisfacer si se sabe agasajarte. Yo te quiero y tú me quieres, prenda mía, niña de mis ojos.

Alicia - ¿Soy un perro?

Y - Sé qué te inquieta, y sé darte calor para que olvides ese vacuo anhelo de venganza. Ven a mis brazos...

Alicia - ¡Qué fácil crees que soy!

Y - [Avanza a ojos cerrados]

Alicia - [Vuela]

Oh, qué sensación tan familiar siento en la piel que me envuelve el cráneo...

Alicia - ¡Y cómo me subestimas! [Se escabulle]

Una despavorida y congelada Y - [Carente de capacidad alguna para articular: "...¿exmarido?"]

Médico - Tú.

Profesor A - ¿Tú?

Y - [Recobrando las capacidades] ¡Tú!

Prof. A - ¿Yo?

Y - ¡Tú! ¡Alimaña, sabandija, mofa de los pedagogos del mundo entero! ¡Por tu culpa he estado atrapada en un buen aprieto! ¡Literalmente atrapada! Debería romperte cada hueso del cuerpo, retorcer y machacar cada astilla rota, ¡beberme tu insípida sangre de horchata...!

Prof. A - Cuánta energía...

M - [Agarrándola de ese brazo inquisidor que tanto señala] Grandes palabras.

Y - ¡Iiiiiiihhh! [Pataleando en el aire]

M - Pero tu aspecto general denota una total incapacidad para plantarle cara a una gallina.

Prof. A - [Sudoroso] Pasaré por alto en qué posición me deja ese comentario, enfermero... pero encárguese usted de esta niña que anda en malas compañías, si es tan amable. 

Y - ¡Pronto quieres escurrir el bulto como la rata que eres, vendido!

Prof. A - Así son los críos de hoy en día... un incordio. Meta a la chiquilla donde corresponda, cuando tenga un momento...

M - [Sonrisa maliciosa] Será un placer.

Y - ΣŎロŎ||| [Se teme lo peor]

Prof. A - [Se despide y se va] Adiós entonces, marcho ya.

M - Mocosa. [Cogiéndola en brazos como se coge en brazos a los niños: con ella abrazándose al apetecible torso cual inconsciente koala al eucalipto y él sujetándola. Pasa un brazo por su espalda, otro bajo el trasero...]

Y - [Temblorosa toda ella, temblorosa como una ardilla] ¡No me lleves a la enfermería! ¡Allí hay jeringuillas...! ಥロಥ

M - No lo haré.

Y - ¡Y seguramente también cuchillos! ¡Y utensilios varios! ¡Y plastilina! Y... y sábanas blancas que querrás teñir conmigo... [Sonrojándose por momentos]

M - Estás sana.

Y - ¡Y café hirviendo~! ≧ヘ≦

M - Je. Te pareces a alguien.

Y - Y... ¿qué? Espera, ¿no me vas a castigar?

M - No.

Y - ¿¡No me reconoces?!

M - No te conozco.

Y - [Indignada] ¡Eres un sinvergüenza!

M - Maleducada.

Y - Vas por ahí... cogiendo a otras del brazo y abrazándolas de esta manera... Con este cariño, esta calidez, esta delicadeza... ¿¡Tan fácil has sido siempre?! ¿¡Y yo rompiéndome los cuernos para nada?! ¡Pero serás...! [Intentando abofetearlo]

M - [Se la arranca del torso] Me suenas.

Y - No me digas que soy tu sombrerero porque no vivo, ¡no lo supero!

M - Cállate.

Y - Tampoco es que esté celosa ni niegue estarlo, ¡pero estoy más furiosa que cualquier otra cosa!

M - [La tira]

Y - [Grito ahogado con CATAPLOMF]

M - [Reprimiendo la carcajada]

Y - [Llorando un poquito] Eso está mejor. Pero no hagas nada más: en esta sociedad el maltrato infantil está muy mal visto... Tan mal visto como estas baldosas a las que desvío la mirada de unos ojos empañados por el agua que derrama la córnea; baldosas frías y emborronadas, baldosas que me hielan sien, mejilla, oreja, labio, baldosas heladas como la temperatura ambiente en contraste con el calor de este latente órgano cardíaco mío... Tan mal visto... [Ruborizándose un poquito] Quizá esté permitido que me pises un poquito~♥.

M - Eres su hija.

Y - [Esas pupilas tan acuosas como borrosas se fijan en él] Comienzas a ser cruel.

M - Je.

Y así...

Y - ≧ヘ≦~♥

¡CRASH!

M y Y - [Otra puerta que se va al garete] Incordio.

Ace de Corazones - ¡Aquí estás! [Esa carita solo manifiesta un infinito buen humor] ¡Ek! ¡Qué es esto!

SS - [Los ojos se le salen de las órbitas] ¿Qué estás haciendo?

Y - [Coloradísima] Nada...

SS - ¿¡Cómo te atreves?!

Ace de ♥² - ¡Atrevido!

Y - [Sonrisilla amedrentada] Estás exagerando...

SS - ¡Quítale las manos de encima de mi mujer!

Ace - ¡Quítaselas!

Y - ¡Deja de meter cizaña!

SS - Tú y yo. Fuera. ¡Ahora!

M - El insecto insiste en plantarme cara. Qué interesante.

Y - ¿Vuelve a ser un insecto?

M - Necia.

Y - [Este se apunta a un bombardeo] ¿¡Pero qué vais a hacer?!

SS - Claramente es mi deber imponer la autoridad que ostento por derecho.

Y - ¡No pierdas los estribos, que no es para tanto!

O quizá sí lo sea. =~=

Ace - ¡Hija mía!

Y - Ni lo intentes, Ace, ni esa broma funcionará con él a estas alturas, ni mi cuerpo tembloroso y desvalido será capaz de respaldarla con la más mínima credibilidad... Y hablando de cosas desvalidas, la puerta no estaba cerrada a cal y canto. Ni siquiera estaba cerrada, ¡estaba entornada! ¡Pero don Apariciones Estelares Dramáticas y compañía teníais que echarla abajo! Por favor, ten la decencia de hacer que parezca un accidente antes de que nos envíen la factura. =^=

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¡Parecías emocionada!

Y - Hipotéticamente hablando, todo el mundo se emociona cuando se reencuentra con sus presuntos examantes y revive de primera mano, alejada del mundanal ruido y del presunto amante actual por mucha euforia explosiva que se apodere del corazón con esa presunta actualidad, recuerdos tales como las escenas de amor extremo con sangre salpicando en una habitación cerrada.

¿A quién no le gusta imaginarse que los antiguos y memorables arrebatos amorosos proporcionan algo así como un derecho de propiedad perpetuo sobre la otra persona? ¡Influye muy positivamente en el estado de ánimo!

Ace - ¡Con esas pintas!

Y - Yo siempre soy digna de amor. Y estoy preparada para recibirlo. =^=

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¡Ja, ja, ja! ¿Arrebatos amorosos? ¡Ja, ja, ja, ja! ¡Tú lo que quieres es que me ría de ti para siempre!

Y - Sentimentalismos aparte, no me podré sentar en una temporada. Eh, ¿cómo es que siempre me encuentras si no eres capaz ni de seguir la dirección correcta para llegar al baño de una casa, que por cierto siempre está al fondo a la derecha?

Ace - ¡Misterio!

Y - ¡Intriga!

Ace y Y - ¡Dolor de barriga!

Y - ... [Avergonzada] No me vuelvas a incitar a esto sin público. =///=

Ace - ¡Quiero saberlo todo!

Y - Qué casualidad, ¡yo no quiero contarlo! ¿No ves que no es momento, que tendríamos que perseguirlos hasta el confín del mundo si hace falta antes de que se saquen los ojos?

Ace - ¡Desde cuándo te preocupa la violencia!

Y - Siempre me ha preocupado... especialmente cuando no va dirigida a mí, sino a lo que es mío. ¿Qué te he dicho sobre la sensación de propiedad perpetua? Ay, Dios, que oigo los balazos, ¡ah!

Ace - [Levantándola en volandas] ¡Cuéntamelo!

Y - ¡Ace, que esto es serio! [Patalea, patalea] ¡Bájame! ¡O llévame ahí!

Ace - ¡Cuéntamelo!

Y - [Patadón donde nunca da el sol, intento frustrado, patadón donde a veces alumbra el sol que es la boca del estómago. Presión] ¡Este es el peor abrazo que he recibido en semanas! ¡Anaconda asesina...! Hhhh...

Nº1 y Nº2 - [Asomándose simétricamente por la maltrecha puerta, el segundo con un walkie-talkie en mano] ¡Está aquí!/¡Código arcoiris, código arcoiris!

Y - [Se ahoga, boquea como el pez recién pescado que lucha miserablemente por su vida] No me aprietes... con más fuerza aún, ¡animal!

X - [Asomándose por la ventana... desde fuera] E-e-el profesor Ace... ¿tiene al profesor encima? [¿Será esta su oportunidad?] Solicito permiso para llamar a las autoridades competentes.

Y - [Se revuelve y se revuelve y ¡aj! en el aire y ¡ja, ja, jas! y ¡CATAPOM! de aterrizaje forzoso] Buf. Estupendo, ahora estás encima de mí. Qué mal tengo planeados estos ataques impulsivos...

Nº3 - [Asomándose por el techo. ¡Es un ninja!] ¿¡Quién está encima?!

Alicia - [Aparece] ¡Siempre están encima! [Desaparece]

Y - ¡Alicia! ¿¡Y el "ji, ji"?!

Nº3 - ¡De cualquier forma, no importa! Aquí no hay autoridades más competentes que nosotros. ¡A mi señal!

Nº2 - ¿Y quién te ha nombrado a ti segundo al mando?

Nº1 - ¡Eso, eso habría que votarlo!

Nº3 - ¿Qué votarlo ni qué botarlo? ¡Esto no es una democracia!

Y - ¡ALTO!

Clase - ¿Eh?

Nº3 - Je, je, minijefa, mira, sin ánimo de ofender, ¿no pretenderás darnos órdenes en tu estado, ni mucho menos en esta situación en la que claramente...?

Clase - [Risitas mal disimuladas]

Nº2 - Tiene razón: nosotros hemos venido de buena fe.

Nº1 - No seas desagradecida.

Nº2 - Ni que necesitásemos rescatarte por deber...

Nº1 - ¿No se te ha ocurrido que simplemente podríamos querer mirar?

Nº2 - O traerte los apuntes.

Nº1 - ¿Te haces una idea de los días que has faltado?

Nº2 - Y evitar más destrozos innecesarios.

Nº1 - Interferir podría costarnos el suspenso.

Nº3 - Y no es por quejarme, pero no puedo estar eternamente así colgado siendo humano y no una araña.

Y - ¡Cierra la boca!

Nº3 - [Cremallera]

Y - Chicos, esta es una conversación entre adultos.

Nº3 - [Abre la boca]

Y - [Mirada glacial sorprendentemente eficaz teniendo en cuenta que se halla tirada en el suelo, medio aplastada por el profesor de explosivos y haciendo tremendos esfuerzos por encerrar y aprovechar hasta el mismo final el oxígeno que le queda en el pecho]

Nº3 - [La cierra]

Y - Como adulta he tratado de ignoraros, pero si continuáis alborotando no os quedará más que una opción desagradable y censurada a la que acogeros. ¿Entendido?

Clase - ¡Pero porque queremos, minijefa!

Y - Y dejad de llamarme así. =_=

Clase - ¡Tu nivel de persuasión no llega a tanto, minijefa!

Y - Tch. [Cara a cara con Ace otra vez] Disculpa el paréntesis. Qué frío está el suelo y qué caliente estás tú. ¡Qué calor! Cuánto calor. En mi inmóvil interior. [Se le cierran los ojos] ¿Por dónde íbamos?

Ace - ¡Cuéntamelo!

Y - [A media voz, con la respiración entrecortada, el color por frente y mejillas y la pura angustia sembrada por la expresión facial] Eso, tú aprétale las muñecas a esta pobre criatura desvalida, inmovilízala impunemente, ¡aplasta sin remordimiento alguno sus pequeños pulmones con todo el peso de tu cuerpo e interrumpe su ya de por sí agitada respiración! Allá tú con tu popularidad. [El peso aumenta] Aaag... No sé... ni por qué me molesto en decir nada: te encanta verme envuelta en el más absoluto tormento.

Ace - ¡Me gusta!

Y - Tú ganas. [Desvía la mirada, ruborizada toda por motivos varios] Resumidamente, pasaron varias cosas cuando nos volvimos a encontrar, jugó conmigo, hubo un "Te mereces un castigo", yo le mordí en la cadera con toda la fuerza de voluntad de mi dentadura y... como habéis visto... me azotó.

Ace - ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja!

Y - Había que aprovechar esta apariencia de niña como fuera, ¿no es cierto? Mi trasero no volverá a ser el mismo. ¿Y ahora, me llevas?

Ace - ¡No sé!

Y - ...conque me quieres hacer usar medidas drásticas, ¿eh? =_=*

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - ¡Jum! Por mí perfecto. ¡Tú me has obligado, por ti desenvaino el arma secreta definitiva, ineludible e indetectable por el radar! Atente a las consecuencias: no podrás escapar a su influjo. Nadie puede. *^*

Porfaaaaaaa...

[El poder de persuasión de Yukino ha aumentado 87 puntos]

Nº3 - [88]

X - [89]

Nº1 - [90]

Nº2 y Nº4, que no ha abierto la boca pero ahí estaba - [91]

Ace - [Él es inmune] ¡Ja, ja, ja!

Y - Erm... Ejemf, ¿no sientes la imperiosa necesidad de cumplir con las peticiones que aún no he formulado ni de anticipar cada uno de mis deseos?

Ace - ¡No!

Y - ¿Ni de hacerme la merienda?

Ace - ¡Prefiero comerte a ti!

Y - ...no tienes corazón.

Ace - ¡No! Tengo un reloj.

Y - Quizá tú no. [Sonríe] Pero ellos sí.

Ace - ¡Los has detenido antes!

Y - ¡Porque son secundarios!

Nº3 - No, jefa. A un secundario no le latería tan salvajemente el corazón.

Nº1 y Nº2 - Ya estamos.

Nº3 - ¡Ni haría esto! [¡Purup pop tut pop!]

¡Bomba de humo!

Y y Ace - [Les lloran los ojos]

Y - ¡Ja! ¿Estás llorando? ¡Seguro que estás llorando! ¡Percibo cada una de tus lágrimas! Derrámalas, derrámalas sobre mí, que quien ríe última ríe mejor. ¡No veo, no veo, no veo una cosita, pero sé es húmeda y líquida!

Ace - [Se incorpora y desenvaina] No me hace falta ver.

Y - [Corre]

Nº1 y Nº2 - [Aprovechando la confusión para empujarlo] ¡Por favor, no nos suspendas!

Y - [¡Porrazo contra la pared!]

Ace - [La espada silva, corta el aire] ¡Haré más que eso!

Y - [Se arroja por la ventana]

¡Fiiiiiiu~!

Uf... ¡una rama roja!
¿Qué tendría ese humo?

Y - [Colgada de una mala rama, escupiendo hojas] ¡Puj! ¡Puj, puj! [Los ojos anegados en lágrimas] ¿Hemos vuelto al otoño? ¡Sí que me he pasado tiempo inactiva!

Niño - [Tiene hasta las orejas rojas] ¿Eres una suicida?

Y - ¡Hala, una rama que habla!

Niño - Eres una loca.

Y - [Se restriega los ojos con el dorso de la mano] Y tú un crío. ¿También consta de escuela primaria, este colegio? Es una caja de sorpresas.

Voz - ¡Lago!

¿Lago? - Tst. [Trepa]

Y - [Lo contempla, ensimismada] Si crece bien, será magnífico... 눈///눈

Voz - Si no bajas, no habrá merienda.

El futuro Magnífico - [Respingo]

Y - ¡Oh! ¡Ahí le duele!

Voz - ¿Eh? ¿Hay alguien más contigo?

Niño - [A viva voz] Estoy aquí por su culpa.

Y - ¿¡Ah?!

Voz - ¡Pues que baje contigo a dar explicaciones!

Y - ¡Claro, voy a tener yo la culpa! ¡Culpa a la persona que ha estado a punto de matarse al tirarse por la ventana, seguro que ha tenido tiempo de sobra para pervertir las mentes impresionables de los jóvenes de hoy!

Voz - ¡Lago Al Nado, tú y esa rezongona, abajo ahora mismo!

Y - ¡Pfff! ¿"Lago Al Nado"? ¿En esta escuela todos tienen nombre de indi...? O... ¡Alicia!

Lago Al Nado - ¡! [Le prenden de un pie]

Y - [Trepando (por su cuerpo) con la ilusión centelleante de una demente en las pupilas y la sonrisa fatalmente esculpida para la ocasión] ¡Te he encontrado! ¡Tú eres Alicia! ¡Vuélveme grande!

Lago - [Ya la tiene por todas las extremidades] ¡Ayuda...!

Y - ¡No te hagas de rogar...!

¡Segundo fiiiiiiu~!

Y - ¡Aich!

Lago - ¡Au!

Voz - ¡Oh!

Lago - ¡Iiiihhh! [Levantándose a toda prisa para esconderse tras las faldas de la figura a quien pertenece esa voz]

Y - ¡Aj! ¿Pero qué...? ¿Y el "chín"? ¿Y el tirorirorí? ¡Ni presentimiento del sonido de mi crujir de huesos ha habido! Esto es dramático.

Lago - [La mira con auténtico miedo]

Y - [Se sienta en la hierba, masajeándose los tobillos] ¿Me he equivocado? Esto es inaudito, más aún siendo como soy yo quien escribe. Y... creo que equivocarse conllevaba consecuencias poco buenas... [Los vivos captan su atención] Tú... eres una anciana. ¿Eres una profesora? ¿La profesora B? Aunque así sea, tenía entendido que era la única mujer en este recinto público. [Mirada salvaje] Me caes mal... ¡Ay!

Profesora B - [¡La ha cogido por la oreja!]

Lago - Uuuuh... [Dolor compartido]

Y - ¡Ay! ¡AY! ¡Ay, ay, ay, ay, ayyy!

Prof. B - Parece que tenemos una nueva alumna.

Y así, entre pitos y flautas...
Llegó a una colorida aula

Prof. B - [Sonriente como una aparente dulce ancianita] Y así es como hemos conseguido adquirir a nuestra primera niña en clase. Dadle la bienvenida, niños.

Niños - ¡Bienvenida!

Y - Bienvenida a tu reino de terror, lobo con piel de cordero. ¡Ay! ¡Ay, ay, ay! ¡Vale, vale, me portaré bien...! ¡Soy Yukino, vengo de muy lejos, de al norte de las montañas...!

Prof. B - [Palmada] Y ahora presentaros vosotros.

Y - ¡No! Eso lo hago yo, que más cantidad personajes originales acabaría por ser perjudicial: tú eres Mininº1, tú Mininº2, y así sucesivamente hasta llegar al de los cabellos de fuego. Qué mono eres~♥.

Lago - [Sudor]

Prof. B - Empezad a conoceros mejor. ¿Cuáles son tus aspiraciones, pequeña?

Y - ¡Quiero hacerme grande!

Mininº1 - ¿Quieres hacerte grande?

Lago - ¡No hables con ella!

Mininº1 - ¿Por qué no?

Lago - ¡Es peligrosísima!

Mininº1 - Es una niña. Las niñas son inofensivas por definición.

Y - No sé cómo reaccionar ante semejante comentario viniendo de un niño de once años.

Mininº2 - Nosotros sabemos cómo hacerte grande.

Y - ... [Los ojos le hacen chiribitas] ¿De verdad?

Mininº3 - ¡Lo aprendimos el otro día en clase!

Mininº1 - ¡Qué dices! ¡Fue el mes pasado!

Mininº4 - No todos tenemos la misma percepción del tiempo.

Mininº2 - ¿Quieres que te hagamos grande?

Y - ¡Sí! ¡Sí que quiero! ≧º≦

MiniNúmeros - ¡Vamos a mezclar líquidos!

Y - [Contemplándolos con toda la ilusión, las manos juntas al pecho]

Prof. B - Qué entusiasmados que están.

Y - Me sorprende que los dejes jugar con la alquimia. Uh, ¿eso que veo es una sonrisa siniestra, venerable anciana?

Lago - [Empieza a ponerse frenético]

MiniNúmeros - ¡Ya está!

Y - [Le han dado unos polvos púrpura] ¡Qué rápido! ¿Qué hago con esto?

Mininº2 - Tienes que espolvorearlo en algo y comértelo.

Mininº3 - ¡Toma! Te doy una de mis galletas "Cómeme".

Y - [Abrumada por el despliegue de generosidad sin mácula] Oh. Explícito. ¡Me la comeré con gusto!

Lago - Yo... yo no te lo recomiendo...

Prof. B - ¡Yo sí!

Y - [Mordiendo y masticando ya] ¿Mmfqué?

Prof. B - ¡Ji, ji!

Y - [Abre los ojos] ¿Eh? [Las uñas se ensanchan, los dedos se alargan, la palma crece, las migajas de la galleta parecen más que minúsculas de repente, los pies, las piernas, la cadera, la cintura, el pecho, el cuello, los brazos, la cabeza, ¡los huesos!] ¡Aj! ¡Ajj! ¡Ahhhhh!

Tendría que haber salido...

Gente cayéndose del 3er piso - ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHH!

Muchedumbre histérica del 2º piso - [Gritos por doquier] ¡Nos va a matar! ¡¡¡NOOOOOOOO!!!

Niños del 1er piso - ¡Yupiii~☆!

Y - ¡Lo siento! ¡Lo siento! [Lágrimas] Continuará...

2 comentarios:

  1. hola yuki-sempai!!

    Como haz estado? Yo ultimamente me he ocupado mucho, natacion, gym, la uni, que terminar la pokedex, que la beca, que you tue que tengo terminar gintama, que cuide a mi primo y que vamos a mundo marino. bueno y esos lo que me paso que en todo en este tiempo no pude comentar nada de nada.

    Aun sigues siendo pequeña, aunque eres adorable y si lo digo por el berrinche que le hiciste a Ace. Aun plasmada en mi imaginación de como Ace te hizo decir lo que te hizo el medico. Mi cara fue como esa ruborizada que dice omg.
    Me hubiera gustado ver la reacción del medico a la broma de la hija de Yukino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Eve-senpai! XD
      He estado bien, y por lo que puedo comprobar, pese a lo ocupada que has estado tú también. ¡Me alegro mucho! XD
      Mmm, el mundo marino... ¿un acuario, quizá?

      ¡Oh, pero ya no soy pequeña! ¡Ahora soy literalmente gigantesca y llevo una casa por vestido! XD
      ¡Jo, jo, jo! ¡Me encanta que te haya gustado! XD
      Creo que mi exmarido jamás habría caído. Al fin y al cabo sabe reconocerme siempre, aunque juegue conmigo de la forma más cruel. XD

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas