sábado, 1 de febrero de 2014

Frenesí 03º - Gente pequeña


Yukino y Fenris - [En el sofá del televisado cuarto secreto, el uno sentado y la otra recostada en su costado, viendo la escena más romántica y luminosa de Enredados]

Y - [Cogiéndole la mano y jugando con los dedos entrelazados, cariñosona toda ella] Yo también veo en ti la luz.

Fenris - [Alucinando en colores]

Y - Aunque en ocasiones preferiría ver la positiva oscuridad de las tinieblas.

Fenris - Es... como teatro mágico...

Y - ¿Te vas a quejar ahora, cuando ya llevamos más de sesenta minutos de película? Fenris. ¡Eh, Fenris! ¡Mundo mío!

Fenris - [Embebido con la pantalla] Me encanta seguirte.

Y - Yo tengo sentimientos encontrados al respecto como acosadora profesional que soy, ¿pero qué tiene eso que ver?

Fenris - Pídemelo, y está hecho.

Y - Espera, esas son tus frases preestablecidas. [Frunce el ceño] ¿Has entrado en modo diálogo aleatorio?

Fenris - Soy tuyo.

Y - Esto es indignante. 눈¬눈; [Pero le sangra la nariz y le lloran los ojos]

Sombra de Sombrero - Casi tanto como tu comportamiento diario, señorita.

Y - [¡Bote!] ¿¡Cómo has entrado?!

SS - [Los mocasines resuenan a medida que se acerca] Un buen marido conoce hasta el más ínfimo recoveco por el que una mala mujer puede escapar o esconderse.

Y - Fenris, ahora mismo vuelvo.

Fenris - ¿Sí, amiga mía?

Y - [Salta del sofá] ¡Esta es una propiedad privada! [Corretea hasta la puerta de la que apenas se ha apartado dos pasos el intruso y se planta muy erguida ante él, con los brazos en jarras] ¡Fuera de aquí! ¡Intento crear ambiente!

SS - ¿? [Baja la mirada] ¡!

Y - ¡Jum!

SS - ...

Y - ¡Jum, jum!

SS - . . . . . .

Y - ¿Te ha poseído el espíritu del morse de Yoite?

SS - ¿¡Ya ha tenido hijos?!

Y - ¿¡Qué?!

SS - Niña... [Arrodillándose y asiéndola por los hombros] Pequeña señorita, ¿dónde está tu madre?

Y - [Este ha perdido por completo compostura y cordura al mismo tiempo] ¿¡Estás loco?!

SS - ¡No estoy loco!

Y - ¡No es lo demuestras!

SS - ¡No estoy loco! ¡Tu madre está loca!

Y - ¿Qué...? [Comprendiendo lo que ocurre] ...ohh~.

Si consigo controlarme, esto puede llegar a ser extremadamente divertido.

Y - ¡Mamá! ¡Mamá, socorro! ¡Mamiiii!

SS - [¡Oh, no!] ¡No te asustes!

Y - [Revolviéndose y pataleando] ¡Un ladrón! ¡Un ladrón, un ladrón, un ladrón...!

SS - ¡Eres tan escandalosa como tu madre! [Intentando taparle la boca]

Y - [Muerde]

SS - ¡Gh!

Y - ¡MAMÁAAAAA!

SS - [Nervioso] ¡Gritar está terminantemente prohibido! [Susurros, susurros] Si dejas de chillar y te portas bien, te compraré los caramelos que quieras.

Y - ...¿de qué sabor?

SS - [Sonrisa forzada] Del que quieras.

Y - No quiero caramelos.

SS - ¡Te daré lo que tú quieras!

Y - ¡Quiero tortitas!

SS - [Suspiro] Las tendrás.

Y - ¡Caseras!

SS - Contrataré a alguien.

Y - ¡Quiero que me las hagas tú!

SS - [Larga aspiración física (de aire) y mental (de paciencia)]

¡El plan ha sido un éxito!

Y - [Corta, pincha, come] Ha sacado un 9,75 de nota final en Literatura y Pensamiento del siglo XX, un 8 en Historia de la Lengua, un 8,75 en Romanticismo y algo en Pragmática.

SS - [De harina hasta las cejas] No consiento que hables con la boca llena.

Y - ¿Quién eres tú, a todo esto...? [Mastica, mastica, ¡traga!] ...¿para mandarme nada?

SS - [Muy digno] Tu futuro padrastro.

Y - [Estallido de carcajadas]

SS - ¡Jumf! Considérate afortunada por que la labor de educarte como es debido no conste entre los cometidos de un futuro buen cónyuge, pequeña indisciplinada.

Y - [Las risotadas solo cesan para refrescar la garganta a base de leche] ¡Glup, glup, glup!

SS - [Enciendiéndose un cigarro] ¿Qué más ha hecho "mamá" que sea digno de contarse, jovencita?

Y - Mi madre, "señor", además de hacer cosas, deja que le ocurran otras. Por ejemplo, el día 7 de diciembre del pasado 2013 recibió 967 visitas en un solo día. ¡Fue un acontecimiento importante! El 24 del mismo mes y año, día de Nochebuena, salió a pasear al perro como cada mañana, una joven desconocida se le acercó cuando estaba a punto de cruzar y, a continuación, ¡se produjo la primera vez en la que le pidieron una dirección y supo darla! Se trataba del parque de la Pegaso, paradero que en su caso sería pecado ignorar.

A la mañana siguiente, día de Navidad, volvió a salir a pasear al perro a la hora acostumbrada y presenció un extraño fenómeno meteorológico: nada más pisar la calle, se puso a llover lo suficiente para mojar la acera... e inmediatamente después paró de repente. Mamá está convencida que de que las nubes han tramado un complejo complot contra su persona.

Y otro día, en una clase de Práctica...

SS - Pragmática.

Y - Lo que sea.

SS - [Sonrisilla de barbilla alzada y mirada llena de inconfundible sensación de superioridad] Antes lo has dicho bien.

Y - [Tic en ceja infantil] Tú estás fumando delante de una impresionable niña pequeña, don chimenea. No es que seas un gran ejemplo de virtud.

SS - [Separándose un poco para inhalar y expulsar el humo] Prosigue, señorita resabidilla: reprimiré el impulso de envolverte entre la negra niebla.

Y - Estaba mamá en aquella clase corrigiendo ejercicios cuando, al resolver uno de ellos, ¡se escuchó un "MIAAAU" exagerado!

SS - Maullido.

Y - Al principio pensó que se trataba de un tono de móvil, pero al recordar que esa era la universidad de los gatos y por mucho que fuera un cuarto piso bien podrían oírse los auténticos maullidos de los felinos concluyó que debía de proceder de la verdadera garganta de un verdadero gato. [Mordisco a la merienda] Entonces la profesora demostró no ser mucho mayor a su generación cuando dijo: "¡Qué es esto! ¡Cada vez que resolvemos un ejercicio muere un gatito!".

Después de clase su amigo y compañero José se despidió de ella dándole un sorprendentemente beso en la sien izquierda que la dejó conmocionada.

SS - [Ataque de tos]

Y - No, espera. ¡Me he equivocado!

SS - ¡Jumf! Como cabía suponer. [Otra calada]

Y - Se lo dio después de la clase de Romanticismo... ¡Qué curioso! [Sonríe radiante ante sus atónitos ojos] Y luego José repitió otro día, dejándola nuevamente conmocionada.

SS - [Segundo ataque de tos]

Y - ¿Te doy? [Le aproxima un tenedor con un buen pedazo de tortita pinchado a la boca en un despliegue de generosidad retorcida]

SS - [Lo muerde y lo engulle y bebe del vaso que le cede antes de que la muerte pierda el tiempo con él por un mero atragantamiento] ¿Tienes conocimiento de algún otro episodio trascendental en la vida de mi mujer?

Y - No conozco a tu mujer.

SS - No cabe duda de que como hija de tu madre precisas la paternidad para enderezarte, y con urgencia.

Y - Pues... la profesora de Romanticismo, el último día de clases, hizo por lo visto como algunos presentadores de televisión y repartió entre el alumnado un montón de gruesos libros de tapa dura cuya edición había coordinado la susodicha. Eran un compendio de las obras de las mujeres escritoras de todas las épocas, divididas en varios volúmenes.

La época del que ahora es nuestro iba del Romanticismo al Modernismo. A mamá le gustó al instante, por sus tendencias feministas, ¡pero era tan enorme! ¡Y pesaba tanto! No le cabía ni en la enormidad de su bolso, de modo que hubo de terminar cansándose el brazo todo el día, trasladándolo de un rincón a otro, hasta que finalmente pudo darle acogida en nuestras estanterías.

Me contó que antes de que acabara del todo esa clase, la profesora, una aparentemente amable viejecita que debía de tener entre cincuenta y sesenta años, tirando a elegante en el vestir, rubia y peinada con la permanente que acostumbran a tener las ancianas a las que comienza a escasearle el pelo, les hizo saber lo siguiente: que no quería despedirse y que se esfumaran todos a la francesa, que quería estrecharnos la mano a cada uno. Cabe suponer que pretendía dar cierta impresión de cercanía que no consiguió. A ella le pareció un gesto bastante pretencioso e hipócrita.

Si te preguntas el porqué, se debe principalmente a que mientras hacía cola para satisfacer el capricho de la educadora vio que una de sus compañeras le pedía que le firmara el libro. Y pensó, "Bueno, ya que estamos". ¡Como los treinta y nueve alumnos restantes! El resultado fue que, quizás debido a que se arrepintió de haber firmado el primero, la despidió y le firmó el libro con la mayor frialdad. Quedó como una falsa.

Ace de Corazones - ¡La falsedad, eso que tú no has conocido nunca!

Y - ¡Como la ironía! Pero ¿a qué viene eso? ¡Si yo siempre soy muy sincera, dechado de franqueza! [Salta de la silla para ir a recibirlo] ¿Cuándo has llegado? [Miradita al sombrerero. Pérfida y amplia sonrisa] ¡Papá!

SS - [Rompe el cigarro] ¿¡Q...?!

Ace de ♥² - ¿Oh? ¡Oh! [Con la niña abrazada a las piernas] ¡Ja, ja, ja, ja! ¡Ja, ja, ja! ¡Ja, ja, ja!

Y - ¡Ji, ji, ji, ji, ji!

Ace - [Cogiéndola en brazos] ¡Ja, ja, ja, ja, ja!

Y - ¡Ji, ji, ji!

Ace - ¡Ja, ja, ja, ja, ja!

Y - Ay, dulce Hacedor, cada vez que me ves con esta recién adquira estatura te entran unos ataques de risa de índole contagiosa...

SS - [Boquiabierto] Tú eres ella.

Y - ¡Bingo! [Risas] ¡Yo soy yo misma! [Más risas] ¿La broma de la paternidad ha sido demasiado, la gota que colma el vaso? ¡Incluso así no sé cómo te ha podido durar tanto el engaño! [Muerta de risa] ¿No te ha extrañado ni un poco mi forma de hablar? ¿Pensabas que asistías al poder de la genética?

SS - [Anonadado]

Y - Supongo que querrás que te explique cómo pasó. Venga, ¡que te lo contaré! [Portazo escuchado] Fenris se movía con el grácil salvajismo de un animal enjaulado en un lugar oscuro, revuelto y polvoriento de cuyas señas no quiero acordarme. Aparentaba buscarme... Llegó a mí cuando quise llegar yo a él...

Debido a las consecuencias del último Frenesí
hará una semana...

Fenris - ¡Hawke! ¡Hawke!

Y - ¡Fenris! ¡Por fin te encuentro!

Fenris - ¡Hawke! [Tose polvo] ¿¡Dónde estás?!

Y - ¡Aquí abajo!

¡Soy yo!

Fenris - ...¿Hawke?

Y - ¡Qué alto eres!

Fenris - ¿¡Qué te ha pasado?!

Y - Lo hizo un mago.

Fenris - [Mudo]

Y - [Abrazadita a su cintura] Este es el módico precio con el que he tenido que canjear tu paradero. ¡Me ha costado literalmente tanto llegar hasta ti!

Fenris - ...la magia estropea todo lo que toca.

Y así se quedó

Y - Y así me quedé. Pensé que el efecto Peter Pan acabaría remitiendo, pero pasa el tiempo y sigo siendo pequeña. =^=

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - ¿Dónde está el sombrero?

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - ¡No habrá entrado donde yo me sé...! Ay, que me temo que sí. ¡Ace, bájame! ¡Al suelo! ¡Bájame! ¿No me bajas? ¡Está bien, está bien, no aprietes más! ¡Ace, en esa dirección!

Ace - ¡Ja, ja, ja! [Trotando hacia esa dirección]

Y - Debes de ser el personaje con menos diálogo de la historia de Otaku Hen.

Ace - ¡Qué me dices del bebé!

Y - No metas al rorro de Lucifer en esto: ¡es un secundario!

Mientras tanto, en esa dirección...

SS - [Con los codos apoyados en cierto sofá] Escoge el filme. Ahora, baja la pestaña y pulsa "OK". No, la diestra no, la siniestra. Exacto. [Malintencionada risilla] Se te da bien obedecer.

Fenris - [Fascinado] Comprendo.

SS - Jumf, no está mal para un ordinario siervo a la fuga.

Fenris - [A lo suyo] Por fin la magia sirve para algo bueno.

Y - ¡No es magia, sino ciencia!

Fenris - Hawke.

SS - [Gesto de maníaco] Llegas tarde.

Y - ¡Fenris, si se te ha acabado la película me llamas y te pongo otra! ¿¡Qué haces aceptando consejos que no sean míos?! ¡Qué te tengo dicho!

Fenris - ¡Hawke!

Y - Y no digo que no me encante que me llames la atención ahora sí ahora también con mi apellido dragonageiano, ¿pero no podrías variar de cuando en cuando?

SS - Al parecer no soy el único incapaz de pronunciar tu nombre.

Y - ¡Cállate!

Fenris - Prefiero valerme por mí mismo, Hawke.

Y - No... No existe absolutamente ninguna necesidad de que aprendas tales menesteres. ¡Necesítame siempre!

Ace - ¡Deja volar al polluelo!

Y - ¡Suéltame, Ace!

Ace - [La suelta]

Y - ¡Aaaah! [¡PAF!]

SS - ¿No sería adecuado que pulsaras ese botón que he tenido la deferencia de mostrarte?

Y - ¿¡Pero qué has escogido?! [Levanta una frente magullada casi toda ella] ¡No! ¡No...!

Fenris - [¡Pip!]

Pantalla - [Monocromática locomotora humeante y monstruosa engullendo cada píxel]

Fenris - ¡!

¡¡NOOOOOOO!!

Y - [Abatida a cuatro patas en el suelo] Es la tercera que pierdo... ಥロಥ

Fenris - ¡Esta cosa es demoníaca!

Y - Mundo mío, no sigas por ahí, o me portaré como una cría...

Ace - ¡Ya lo pareces!

Y - ¡Pero no quiero que se extienda el parecido! Aparentar once años es del todo contraproducente en una relación amorosa sin lolicon alguno. Además, los efectos secundarios crecen por momentos: me distraigo fácilmente, me canso mucho y cuando llegan las nueve de la noche me duermo por los rincones.

SS - Jumf. Advierto una única novedad considerable.

Ace - ¡El aumento de sueño!

Y - He perdido parcialmente el interés hacia CENSURADO. 눈ヘ눈

Ace y SS - [No se lo creen]

Y - ¡No puedo seguir así! Esto hay que resolverlo ¡ya!

Fenris - Te apoyo en esto.

Y - Hay que ir a ver a Anders.

Fenris - Ya no te apoyo.

Y - ¡Pero hay que ir!

Fenris - ¡No voy a acompañarte para que veas ese mago! Si quieres ir: ve tú sola.

Y - ¡Pero si me sigues siempre! Espera, no querrás ver otra película, ¿verdad? No funcionará, la magia se ha esfumado.

Fenris - ...incluso así me quedo.

Y - Entonces espérame y échame de menos. =^=

Fenris - Ten cuidado. [Se arrodilla] La ley no existe en un lugar como ese.

Y - [Están a la misma altura... morritos~♥]

Fenris - ¡No pienso besarte mientras parezcas una niña de diez años!

Y - Y es por esa misma crisis por lo que esto no puede esperar. ¡Jum! ¡Seguidme, chicos! =_=*

¡La siguieron!

Y - No me puedo creer que te haya cedido el mapa...

Ace - ¡No me puedo creer que te hayas perdido!

SS - No puedo creer que te haya permitido hacernos pisar este lodazal. Este ordinario estercolero no es si no una infección ponzoñosa para el cuerpo.

Y - No tienes por qué escoltarme, ¡puedes dar media vuelta cuando quieras!

SS - ¿Y dejarte a solas con otro hombre más? No correré ese riesgo.

Ace - ¡No le hace falta estar a solas para correr el riesgo!

SS - Jumf, qué mujer tan pérfida...

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - ¿¡Os habéis puesto de acuerdo para faltarme?!

Ace - Necesitamos entretenimiento. ¡No habernos perdido!

Y - Habré recorrido el camino a la clínica de Anders un millón de veces, ¡nunca pensé que nos perderíamos! Sé que tendríamos que torcer a la izquierda en el primer desagüe del alcantarillado que desemboca por aquí... ¿o era el tercero? ¿El quinto? Lo siento, pero es que la Ciudad Oscura es laberíntica como ella sola.

SS - Tienes experiencia en perder a los hombres.

Y - ¡Aj, esto es peor que cuando intenté cortarme el pelo! [¡Una anécdota salvaje ha aparecido!] Sufrí una discusión terrible sobre cortarme este cabello mío unos centímetros para sanearlo, ¿sabéis? Porque aunque ya me llegaba casi a mitad de espalda y hacía falta, como mi cabello ya no es mío, sino de Smille, tuve que negociar, negociar y renegociar con ella para que me permitiera un ligero corte de puntas.

A decir verdad, yo no ni siquiera había sopesado la idea de cortar por lo no tan sano. La bombilla se le encendió a mi señora madre. ¡En vano le expliqué que este pelo no me pertenece ya, porque Smille se ha apropiado de él por los derechos de autora que ostenta la que me dio la orden, más que el consejo, de dejármelo bien largo insistentemente hasta llegar a ser lo suficientemente cargante como para que me rindiera! ¡En vano le pedí permiso a Smille para cortar, pues me lo prohibió categóricamente! Incluso puso un máximo de centímetros que cercenar (cinco) y se ofreció a ejercer ella misma de peluquera conmigo.

Al final me lo corté a escondidas, fugándome a la peluquería.

¡Uh, hemos llegado!

Ace - ¡Milagro!

Este que veis entre mis piernas es Anders.

SS - Ese juego de palabras es prueba más que suficiente de cuán acertado resulta no dejarte sola.

Y - ¡Qué culpa tendré yo de que haya quedado en esa posición estratégica!

Ace - ¡Ah! ¿No has posado?

Y - ...Anders es un mago apóstata del tipo sanador. También es un exguardia gris que huyó de su orden y, como yo, llegó aquí como refugiado fereldano. Alberga dentro de sí un espíritu procedente del Velo llamado Justicia que, dado que se fundió en cuerpo, alma y pensamientos con su anfitrión (Anders considera que los pensamientos del espíritu son los suyos, ya que no puede diferenciarlos) y el dichoso mago está obsesionado con la opresión que sufren los de su clase, se ha visto contaminado por la ira del que describo y cuando más cuando menos se convierte en el espíritu de la Venganza. Tiene una clínica para los más necesitados, que es esta que veis: el corazón de la Ciudad Oscura, cloaca de desperdicios humanos. En más de un sentido.

Al principio (los dos primeros actos) es un hombre muy agradable, afectuoso y sensible. Tenía un gato llamado Saltarín que se vio obligado a regalar porque sus compañeros decían que lo convertía en un blando (sospecho que por eso huyó de la orden XD), y desde entonces no deja de añorarlo. Adora los gatos tanto o más que Sebastian, que ya es decir, siempre me ha tratado con deferencia y es un compañero ingenioso y hasta divertido cuando se lo propone. Una vez bromeé con que si tendría que abrirme las venas y bailar desnuda para pasar desapercibida entre los magos de sangre, y él soltó: "Pagaría por ver eso".

Sin embargo, así como Fenris siente un odio atroz hacia los magos, Anders es todo lo contrario. Siente una obsesión malsana hacia la situación de los magos y hacia su meta de liberarlos a todos y a él del maltrato templario, que sean aceptados por la sociedad y bla bla bla. Su idea de la justicia es muy cerrada, y eso lo convierte en un cretino. 눈ヘ눈 

SS - [Repentinamente interesado] Raro es que consideres a un hombre digno de tu rechazo.

Y - Que no seas tú.

SS - Jumf.

Y - Y me tiene harta con sus manifiestos. ¡Tengo manifiestos suyos por toda la casa! En mi cuarto, en mi diario, en dos de las chimeneas, entre las cartas del correo... ¡Qué pare de escribir, por lo que más quiera!

En fin, como iba diciendo, la cerrazón de su mente lo convierte en un cretino más de una vez. Al contrario que Fenris, para quien soy lo primero, quien aunque no esté de acuerdo con mis ideas se adapta, se amolda, es capaz de abrirse, de sacrificar las suyas por mi bien y por su amor y lealtad hacia mí, al igual que casi todo el resto de mis fieles compañeros, todo lo que le importa a Anders es su preciosa misión.

Y si tiene que pasar por encima de mí y hacer una estupidez con la que me ponga en una encrucijada y tenga que pasar por el tormento de elegir entre él y otro compañero, entre su muerte y su vida, ¡no pasa nada! ¡Por mucho que ese acto despreciable solo siempre el caos y la desesperación y la muerte de inocentes porque es un caradura...! Me estáis mirando fijamente. Muy fijamente. No es estoy despechada, ¡no estoy despechada!

En conclusión, que sería un hombre muy bueno y muy atento de no ser un "magic nazi" corroído por las circunstancias. Se lleva fatal con Fenris (lo cual era de esperar: son agua y aceite). ¡Ah, sí! ¡Originalmente es pelirrojo, de un pelirrojo suave, pero el mío es moreno y con barba de dos días! Más masculino.

Ace - ¡Ja, ja, ja, cómo cambias de tema!

Y - ¡Tendré que introducíroslo! [Paso decido al frente] ¡Anders!

Anders - ¿Hawke? [Se gira] Sigues siendo pequeña.

Y - Hola, Anders.

Anders - [Pose dramática] ¡Por favor, no me provoques más!

Ace y SS - [Sorprendidos]

Y - No os sorprendáis tanto: él es así. =_=

Anders - ¡No me provoques más!

Y - [Suspira] Lo intento...

Anders - ¡No puedo estar contigo!

Y - ...con todas mis fuerzas. =﹏=lll

Anders - No podemos estar juntos: acabaría haciéndote daño. [Dramatismo+++] Y eso me mataría.

Ace - ¡Tranquilo, amigo! ¡Eso le encanta!

Y - [Codazo]

Ace - ¡Ja, ja, ja, qué cosquilleo en la espinilla!

Y - ¡Desgraciado!

SS - Otro que cae entre tus redes. Qué chica tan malvada y profesional te estás volviendo...

Y - No es por quitarme méritos, ¡pero esto no es es culpa mía! [Señalando al mago] ¡Es lo que os iba a explicar a continuación! ¡Es humanamente IMPOSIBLE y con mayúsculas bien gordas no conquistar a Anders sin ganarse su odio y rivalidad! ¿¡Creéis que no lo he intentado?! ¡Este tío es lo más parecido a un Yui del Dragon Age 2! ¡Con un "hola" basta, con un saludo basta! ¡Es más fácil que la tabla del 1! ¡¡Y es masoquista!! Dejadle hablar de su gato Saltarín, ¡dejadle discutir con mi perro! ¡Dice que no soporta esa demostración de afecto tan abierta, que preferiría que lo ignorase hasta que quisiera algo y luego... se sentara en su rostro! ¡Ni yo llego a tal grado!

Anders - ¿Has venido a verme?

Y - [Inspira profundamente] Sí...

Si es que ni insultándolo. ╥w╥

Anders - [Conmovido] Hacía mucho que no me visitabas.

Y - ¡Es que no quería provocarte!

Ace - ¡Tocado!

Y - Bromas a parte, en realidad he venido a tu consulta para consultarte este problemilla que salta a la vista...

Anders - ¿Quiénes te acompañan?

Y - Ah... son mis amigos, Ace y el sombrerero. [Señalándolos con la mano abierta]

Anders - No sabía que tuvieras tantos amigos. Tal y como cabría esperar de la popularidad de la campeona de Kirwall, supongo. [Ofrece su mano]

Ace - [Se la estrecha]

Y - [Mmm, una educación inesperada] Supongo que te sorprenderá que tenga algunos que desconozcas.

SS - [La rechaza] Esta señorita tiene muchos amigos.

Y - [Mirándolo mal] Quizá demasiados.

Anders - ¿Has venido a contarme otra de tus historias de fantasía?

Y - Oh. Bueno. Si ese es tu deseo... [Lo que para él es fantasía para ella son anécdotas reales] Érase que había llegado la noche de Nochevieja, con sus característicos manjares de celebración. La mesa estaba puesta, la mesa estaba engalanada, la mesa estaba repleta de tentaciones. Y mi hermano y yo nos encontrábamos con un excelente estado de ánimo. De modo que actuamos como ninjas ¡y nos fuimos comiendo cosas de la cena antes de que empezara!

En un principio yo no pretendía llevar a cabo esta chiquillada, pero mi hermano, que por cierto tiene cuatro años más que yo, ¡no me taches solo a mí de infantil!, empezó a revolotear a mi alrededor en el cuarto de los trastos, donde estaba escribiendo la última entrada de diciembre, y a pasarme discretamente patatas de churrería, trozos de fuet, jamón, contrabando, para volver a desparecer por el pasillo acto seguido y volver e irse y volver...

Me uní a él.

Espiábamos escondidos entre las sombras que proporcionaba la hora y el zapatero del final del pasillo, nos lanzábamos al ataque en cuanto había vía libre, la comida comenzaba a menguar... Hasta que mi padre fue al pasillo en el que nos escondíamos y exclamé: "¡Uy, me ha visto!", y cuando quise darme cuenta mi hermano había desaparecido y estaba sentado en mi silla frente al ordenador, todo disimulo. ¡El muy traidor!

Apenas tuve tiempo de reaccionar cuando mi padre se plantó ante mí, ajeno a todo, y aún podría haberme salvado de no ser por mis risillas, risas, risotadas. Tuve que confesar... Y mi progenitor se burló de mí lo que restó de año.

Pero esa semipenosa situación se enmendó diez minutos después de Año Nuevo, cuando felicité a mis amigas el festejo y Bestia Parda fue dulcísima con mi persona, haciéndome saber que me aprecia. Es vergonzoso, pero esta chica consigue que me emocione con pocas palabras, palabras simples y trilladas que no esperaba oír dirigidas a mí, como que no cambie nunca, que me quieren así.

SS - [Cortando esa irritante confraternidad] De modo que este hervidero de escoria y maldad es su hábitat natural. ¿Derrochas el valioso tiempo que podrías invertir junto a mí con semejante calaña, señorita?

Anders - La "Subciudad", como algunos la llaman, es el hogar de los enfermos, los locos, los criminales e incluso de los muertos, pues es donde los asesinos y los sepultureros perezosos se deshacen de sus cadáveres. Es el único lugar en el que puede existir esta clínica clandestina y en el que puedo sanar a los marginados de la ciudad, como los refugiados fereldanos como Hawke y yo, por ponerte un ejemplo. ¿Cuántas vidas salva el excelso caballero de la lengua viperina, Hawke?

Y - ¡Ninguna!

SS - Ni falta que me hace. A las vidas que tanto aseguras salvar, deslenguado, ¿les sirve de mucho entre estas mohosas paredes?

Ace - ¿Eres "ferrera"?

Y - En el juego, sí. Y ¡chsss!, que quiero ver el enfrentamiento. *^*

SS - [Gélida sonrisa] Concibo al menos una docena de sitios más selectos que este nido de inmundicia. La pocilga del granjero, por ejemplo.

Anders - Entonces probablemente te asombrará saber que esta zona es de las más caras de Kirkwall. Solo te digo que la mitad de los residentes son tuertos.

SS - Valiente socarronería viniendo de un muerto de hambre. [Altivez en cada gesto] Pese a ello, es innegable la importancia de este lugar que con tanto ahínco defiendes.

Anders - De modo que tu ceguera no llega a tanto.

SS - Por supuesto: toda ciudad precisa de un desagüe.

Y - ¡Bueno, ya basta, chicos! [Si bien tiembla de gozo psíquico, si bien su espina dorsal se retuerce, recorrida por un placentero escalofrío] ¿Tú no sabrás cómo lograr que deje de ser pequeña, Anders?

Anders - No es el tipo de magia que acostumbro...

Y - No me obligues a hacerlo, Anders...

Anders - [Dramatismo reforzado] ¿Vuelves a provocarme?

Y - ¡Pero de otra manera!

¡Chantaje emocional!

Y - Si no me lo dices, ¡no te daré este gato! ¡Y cuando me vaya le pegaré una patada al primer mago que vea!

Anders - ¡Debes encontrar al mago que te hizo esto y obligarlo a invertir el hechizo!

Y - ¿Ves como no era tan difícil? [Le lanza el gato] Sospecho que este es el principio de otra saga de entradas... [Contempla el horizonte inexistente]

Anders - [Emocionado con el gato] Te voy a llamar ¡Saltarín DESTRUCTOR DE TEMPLARIOS!

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me encanto la broma que le hiciste al sombrerero con esa anécdota y haciéndole creer que Ace es tu papá. Porque tu y Ace *se detiene a imaginarlo* JAJAJAJAJA.
    Esto me hizo acordar a un manga en donde la prota se vuelve una peque y para volver a la normalidad necesitaba el beso del hombre que la ame de verdad ya sea una nen o una mujer, tambien me recuerda otro llamado Merupuri, solo que era el chico.
    Por alguna razon Anders me da penita cuando veo su rostro en la foto que pusiste. EL GATITO O,O es tan adorable y que pinta Kao aqui? celos de mascotas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eve-kohai querida, eres la única comentadora que me queda! XD

      ¡Me alegro muchísimo de que te haya gustado! Y de que le haya gustado a alguien. Estoy muy orgullosa de este Frenesí, me ha quedado infinitamente mejor que los dos primeros, ¿verdad? XD

      ¡Vaya, los besos lo arreglan todo! Aunque en mi caso... Merupuri me lo leí, pero del otro no tengo ni idea. XD

      ¿Ah, sí? Pues está emocionado... Creo que es una de las mejores capturas de imágenes que le he hecho. Por cierto, ¿qué te parece, te gusta cómo lo he plasmado? XD

      ¡El gatito es Kao! Pero parece que nadie lo entiende, así que he decidido eliminar esas dos frases. XD

      Eliminar
    2. entonces no es el gatito que quería tener hijos contigo o ese gatito era Kao. De verdad que estoy confundida.

      Eliminar
    3. ¿Gatito? ¡No, ese era un perro! XD

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas