domingo, 7 de septiembre de 2014

Frenesí 07º - El animal de mi vida


Médico - [Lanza una llave]

Yoite - [La coge al vuelo]

Yukino - [Que tiene al último detrás y ha visto planear la llave por encima de su hombro, boquiabierta]

M - Cierra.

Yoite - [Cierra la puerta]

Y - [Peligro, peligro] No quiero hablar con vosotros.

Yoite - [Devuelve la llave] ...

M - [Se la guarda en los pantalones con una sonrisa maquiavélica]

Y - [Mucho peligro. Y ella está herida. Lo suficientemente herida como para que sus ojos estén desorbitados ahora mismo. ¡Fenris!]

Fenris - [Desvía la mirada]

Y - Dejadme en paz u os juro que hago uso de la sombrilla...

Fenris y Yoite - ... [Eso es obviamente una menti...]

Y - ¿Pero es que no os basta con verme agitar la cabeza? ¡Que no quiero hablar con vosotros! ¡Ni un cerrojo más ni una llave menos quebrantará mi voluntad, voto a tal! [¿Pirata?]

M - [Se le acerca]

Y - [No retrocede] Contigo quiero hablar menos que con nadie. =_=

M - [Tortazo con la mano abierta]

Y - [Choca contra la pared y revota en el suelo. Por tonta]

M - Esto por lo de "incompetente emocional".

Y - [Temblando] ¿Pero tú no te habías pasado al maltrato psicológico?

Fenris - [Paso colérico]

Y - [Mano arriba, tiesa: "detente"] Te van a salir úlceras, corazón mío.

Fenris - ¡Estás herida!

Y - ¡Y me ha pegado, oooh! Vaya cosa. Si tuvieras que preocuparte por cada herida que me abren, provenga de la mano de quien provenga, te pasarías el día en tensión permanente. Porque ibas a partirle la cara, ¿no? ¿No? ¿¡Qué te ha dicho este condenado?! [Mano a la mejilla sangrante] ¡Aaaaay! Hacedor, era de los que derraman sangre... Tenemos que hablar muy seriamente de tus problemas para dominar las demostraciones de amor, exmarido, que estoy comprometida y no contigo. Pero ahora no. Me duele la boca.

M - Je. Te espero en el salón. [Gira sobre sus talones y adiós, adiós]

Y - ¡ALISTAIR!

Mabari - [Entra corriendo en escena]

Y - [Le arranca una botella del collar sin miramientos y se la bebe]

Yoite - . . .

Y - [Se queda quietecita, quietecita tumbada boca arriba en el suelo, con los ojos cerrados y las manos sobre el estómago] Sí, como un San Bernardo.

M - [Sigue caminando lentamente]

Yoite - ......

Y - Una poción supone la diferencia entre la vida y la muerte. Literalmente, qué curioso.

M - [El salón no está tan lejos]

Yoite - ..........

Y - Puedes acariciarlo.

M - [Se está recreando]

Yoite - [Acariciando al perro]

Mabari jadeante - [A Alistair le gusta]

M - [Qué gozada dar la espalda, por el amor de las nubes]

Fenris - [Se acerca a Yukino] No me des estos sustos.

Y - ¡Ahh, reconoces los sustos cuando te los dan! ¿Qué tal si practicas, flor mía, e intentas reconocerlos cuando los propinas?

Fenris - Tenemos que hablar.

Y - No. [Abre los ojos] Ya estoy curada.

M - [Para en seco]

¡La distracción definitiva!

Mariposas - [Atacando a los ojos]

Fenris y Yoite - [Se cubren, ¡aaaah!]

Y - [Corre]

Fenris - ¡Hawke!

Y - [Sigue corriendo] ¡No te atrevas a indignarte!

M - [Alza la voz] Escaleras.

Fenris - ¿Adónde te piensas que vas? [Le toca el hombro]

M - [Contempla la mano que ahí se posa con suficiencia, como si del insecto nº4 se tratase] Qué.

Fenris - ¿Crees que me voy a fiar de ti para encontrar a Hawke?

M - Reserva el melodrama para cuando ella esté presente, perro faldero.

Fenris - Cuánta valentía. [Escupe]

M - Si supones una amenaza para los no magos.

Fenris - [Su rostro invade el espacio vital entre ambos] No solo mato magos.

M y Fenris - [Se miran a los ojos]

Yoite - ... [Se encamina peldaños arriba]

Y - [Liada con manos, brazos y una pierna con su respectivo pie contra una ventana muy bien cerrada, la muy]

Yoite - [Apunta]

Ventana - [Estalla en pedazos]

Y - ¡Iaaaah! [Se corta, cae]

Ventana - [Sube al acristalado cielo de las vitrinas]

Y - [Se incorpora, se corta, intenta salir por esa nueva obertura]

Fenris - [Que acaba de subir como una exhalación con un sobresalto y el pecho bombeando] ¿¡Qué demonios ha pasado?!

Yoite y Y - [Forcejeando]

M - [Subiendo como un señor] Je. Buen trabajo.

Fenris - Hawke, estas compañías...

Y - ¡No es un mago! ¡No lo toques! ¡Bastante herido está ya por dentro!

M - Por ti.

Y - ¡Cállate!

Fenris - ¡Ya está bien! [La coge por las piernas]

Y - [Agarrada al alféizar con uñas y manos ensangrentadas] ¡Nooo!

Fenris - ¡Hawke!

Y - ¡No tires! ¡Dadme un respiro! El martes pasado estuve a punto de morir, ¿es que estar al borde de la muerte no significa nada?

M - Para ti.

Yoite - ... [Silencio elocuente como siempre]

M - Distracciones.

Y - ¡Nada de distracciones! El día 2 de septiembre, a las cuatro de la madrugada, cuando la gente sensata como yo duerme a pierna suelta y sueña con inde... en fin, qué más dará con qué soñara, no me acuerdo. Esa noche rocé la muerte.

Quizá deba precisar que duermo rodeada de estantes llenos. Acumulo muchas cosas desde la infancia (sobre todo libros y peluches). En la pared que da al cabecero de mi cama, junto a la ventana y el escritorio, hay tres estantes de madera medianamente gruesa que antes estaban llenos de mangas, libros y peluches otakus y que ahora solo lo están de un puñado de libros y los susodichos peluches. En la de la derecha, la que da contra la completa longitud de mi humilde lecho, hay sobre mí un estante igual de largo de la misma madera un tanto gruesa que pesa lo suyo.

Dicho estante rebosa de casi todos los peluches de mi infancia, los que no están sobre mi cama. Me encantan los peluches. Es un poco raro estar aquí describiendo mi cuarto mientras me agarro con todas mis fuerzas a esta mala ventana, pero es lo que hay, no hay fotos que valgan. Volvamos a lo primordial... Recordad: cuatro de la madrugada, yo felizmente durmiente. Al grano.

Se me cayó encima.

¡Qué forma de despertarse! El estante cedió y esa gruesa tabla cayó sobre mí con todo su alto contenido en peluches que, quizá habría de avergonzarme admitir, desbordaban polvo. Y uso el pretérito perfecto porque después del accidente me pasé la tarde solucionando ese horror para mi padre (que es alérgico al polvo) con la aspiradora. Debí limpiarlos hace años, pero qué queréis, era una tarea titánica.

Cayó, me dio en una pierna (menos mal), me sobresaltó y me llenó la habitación de una lluvia de polvo procedente de la gruesa capa de los peluches. Como no podía moverme, pedí socorro. Y ahí estuve un rato: "¡Socorro, socooorro!". Hasta que al fin mi hermano, el único apto en acústica de la casa después de servidora y que más adelante aseguró que eran unos socorros desganados, vino y me rescataron. Si me llega a dar en la cabeza, ahora estaría bajo tierra y mi familia traumatizada perdida. No habrían encontrado mi cuerpo hasta mediodía, que es cuando vuelven todos a casa. ¡Qué triste!

M - Sobreviviste.

Y - Una experiencia cercana a la muerte más, ¿verdad? Y la verdad es que no es la primera vez que me ocurre, hará diez o doce o quizá catorce años también se me cayó encima ese estante, aquella vez con libros varios, pero sin polvo. También me dio en la pierna. No habrá tercena: me han quitado ese trozo de madera. Ahora mi cuarto parece más grande. ¡Deja de tirar de míii!

Fenris - ¿Te vas a quedar ahí, mirando? ¿Eso es lo que te gusta?

M - Descarado.

Y - [Afloja sin querer]

Fenris - [Tirón final (coronado por el ¡aaarr! por parte de la chica)]

M y Yoite - [Aplausos]

Y - ¡Nooo! [Pataleando en sus brazos] ¡No pienso enfrentarme a esta realidaaaad!

Dieciocho minutos de forzoso forcejeo después...

Nada puede perturbarme...

Y - No estoy sentada en el sillón de MI salón situado junto a MI chimenea, como tampoco estoy junto a un exmarido que se cree con derecho a utilizar MI casa, a rodearme con tres de MIS sillones ante el fuego y sin lugar a dudas a extorsionar a MI primer gran amor para tenderme una trampa con la que envenenar el afecto de MI elfo enamorado. Tampoco el susodicho exmarido ha gastado en cuatro copas el vino que tengo única y exclusivamente para MI acosado actual. El odio nooo me corroe, las venas nooo me hierven ni me deshacen las entrañas por dentro...

Fenris - ¿¡Cómo que tu primer gran amor?!

Y - Ah, maldita sea...

M - Vas a hablar.

Y - Tengo motivos de sobra para rechazar esa genial idea que habéis tenido, que no pensado, porque para pensar hace falta sensatez e inteligencia y claro está que alguna de las dos os falla. Estoy en contra del suicidio cuando tienes por quién vivir, gracias. Además, ¿de qué querríais hablar vosotros?

M - No lo sabes.

Y - Borra esa cara de arrogancia suma o quizá de satisfacción perversa, absurdo exmarido: en realidad me hago una idea. No por nada hay en esta sala los tres grandes amores de mi vida y una única persona que me ama. Uno siente una sana indiferencia postraumática hacia mí, otro o me odia o está despechado, el último me quiere.

Tú... tú lo que quieres es que ese presente se convierta en otro pretérito imperfecto más. ¡Eso pretendes, despechado! Porque no creo que queráis charlar alegremente sobre los paseos que me he pegado con Bestia Parda y su perra en celo, Happy.

Yoite - ...

Y - Sí, hay más perros. A finales de julio tuve el placer de pasear con la susodicha perra de Bestia Parda (mm, suena mal), que en ese momento era una perra en celo. En fin, pude comprobar en carne propia y de primera mano lo apropiado del insulto. Esta perrita que antes era tan huraña, que mordía a la primera de cambio, que se escondía de mí, que era tan inaccesible, de repente me quería y se me arrimaba como si fuera una fogata en mitad del Polo Norte. Sumisa, meneando el rabo a velocidad de miniventilador y colocándolo en una incómoda posición estratégica que permitía el libre acceso a... ¿cómo explicarle a una perrita que aunque fueras un macho lo vuestro sería imposible?

Yoite - . . .

Y - Curiosamente, pese a que después superó el celo y hormonas y mundo volvieron a la armoniosa normalidad infecunda, Happy continúo y continúa queriéndome. Supongo que las atenciones que le prodigas a un perro nunca caen en saco roto y, una vez te acepta como individuo fiable, te identifica como tal para siempre. También se me puede aplicar a mí.

Yoite - ........

Y - Por eso adoro tus profundas intervenciones, mi adora...

Fenris - [Ejem]

Y - ...do...

Fenris - [EJEM]

Y - Yoite. Sabes perfectamente qué teclas tocar para presionarme, qué gesto impertérrito de otro gesto impertérrito abre las puertas de mi corazón y mi boca. Pero, ¿de qué te sirve? ¿Qué se esconde detrás de tantas atenciones por tu parte?

Yoite - . . . . . .

Y - ¡Qué taimado eres! [Lágrimas] ¡Y qué cruel!

Fenris y Yoite - [Respingo]

Y - ¡Qué hipócrita! [Cubre sus ojos con las manos] ¡Cuando tú me has traído aquí, cuándo...!

Fenris - [Se le levanta, posa la mano en el cabecero del sillón e inclina hacia ella] Si quieres que los eche, dímelo y está hecho.

Y - ¡Y tú no seas tan bueno!

Fenris - [Se aparta]

M - Je. Problemas en el paraíso.

Y - ¡Calla! [Vuelta a Fenris] ¡Ya has hecho migas con el hombre al que se supone que más odias sin ser mago, ya me has abandonado en prisión sin garantías! No te equivoques. Sé por qué te has dejado guiar por el Diablo. [Señala]

M - [Señalado] Soy una serpiente.

Y - ¡Creías que podía soportarlo, me has tomado por valiente! Pues oye, puedo soportar mucho más. Por lo menos aprovecha el impulso y trátame mal, con un poquito de sangre salpicando por aquí y por allá, arañazos en la columna...

Fenris - ¡No sé qué quieres!

M - Yo sí.

¡Qué salida más absurda!

Fenris - [Voz baja, vibrante, amenazadora] Te la estás jugando.

M - Gano.

Y - ¡Error, error, error! No albergo ¡el más mínimo! deseo. Ju, ahora soy completamente inmune a tus encantos... delante de Fenris...

M - Por eso sangras.

Y - Mis fosas nasales y yo no estamos de acuerdo en todo. ¿D-dónde está tu camisa...? ¡Ha huido...! ¡Qué envidia...!

M - Tiemblas.

Fenris - [Se está poniendo negro]

Y - Una reacción humana perfectamente sana y normal, producida por un cuerpo humano sano y normal.

M - Y el cerebro.

Y - No es tan normal, pero no te hagas ideas equivocadas, bravucón engreído: no es por ti. Es... Yoite del alma mía, ¿me harías el gran favor de ir a la cocina y servirte una porción gigante de lo que te apetezca?

Yoite - ...

Y - ¡Ah...! O eso o me estrangulas. Lo que más rabia te dé.

Yoite - [Se levanta]

Y - [Espera a que se vaya... ¡ya!] Es... ¡por mi amado!

Fenris - [Se echan a sus brazos] Oh, Hawke.

Y - Te deseo. *^*

Fenris - [Un poquito contento] Después.

Y - Te deseo en este mismo momento, explícitamente y sin censura. [Sus manos navegan por la coraza de hierro, una por el peto, otra por el espaldar. El cuerpo se contonea ligeramente. La cabeza sencillamente se restriega contra él] Te deseo respaldada por el romance~.

Fenris - [Un pocazo] Hawke, hay gente.

Y - Las lectoras aprueban que te desee en este mismo momento, explícitamente y sin censura, respaldada por el romance, porque también te desean, respaldan el romance y quieren verlo. [Ojos decididamente convencidos mirando fijamente ojos como platos] Testigos de nuestro amor.

Fenris - [¿Lectoras?] ¡Estás loca!

M - [Risas]

Y - [No existe, no existe, no existe, no existe, no existe, no existe, no existe, no existe...]

M - No te conoce.

Y - Tienes dos opciones: ser mío o hacerme tuya.

Fenris - Hawke, ni siquiera sabes de qué quiero que hablemos.

Y - ¿Lo ves? ¡Te estoy dando dos opciones! [Pegada a él como una segunda piel] Cómo me gusta el libre albedrío.

M - [Cruzándose de piernas] No sabe nada.

Y - No sé si me estás insultando o insinuando algo. [¡Alerta!] ¿Quizá me he equivocado? ¿Quizá no quieres traumatizarme aún más?

Yoite - [Vuelve con un bol enorme de sorbete de limón y una cuchara grande]

Y - [Separándose en el acto]

Fenris - [Se ensombrece]

Yoite - [Se sienta]

Y - [Sudor] Casualidad, blanco de mis huesos... ¡me separo porque pienso en lo que ha dicho, luego existo!

Yoite - ... [Cucharón a la boca]

Y - La verdad es que no te haría falta tanto esfuerzo.

Yoite - [Mastica, mastica]

Y - [Ruborizada] ¡No digas esas cosas delante de a quien soy fiel! ≧ロ≦

Yoite - ¡...!

Fenris - ...¿¡es un código?!

Yoite - N...

Y - ¿Quizá, simple y llanamente, ambos tenéis curiosidad por descubrir qué diferencia al elfo de mis pupilas de vosotros? ¿El acosado 3.0, nuevo y mejorado? Sí, ¡eso tiene sentido! Quizá, en realidad, esto no es más que una feliz coincidencia.

Yoite - [Resignación, ñom ñom]

M - [Juntando los dedos de ambas manos maquinalmente]

Y - Solo ansiabais, porque ansiar es la palabra, conocerlo, y habéis aprovechado que me he metido en medio para disimular. [Carita esperanzada] ¡Eso puedo solucionarlo! Podría. La verdad es que no lo sé. ¿No basta con verlo para saberlo? Y resulta incómodo comparar a Yoite con mi Fenris.

M - "A Yoite".

Y - [Se vuelve a sentar] Mantengo lo dicho. 눈ヘ눈

Fenris - [La imita] Es en ocasiones como esta cuando comprendo tu cantidad de... "amigos".

Y - ¿Cómo podría describirte, punta de mis orejas? ¿Cómo transmitir el mensaje de tu belleza por dentro y por fuera? Eres inefable por definición. Tú anegas los sentidos, eres sugerente a vista, oído, olfato, tacto... [Se muerde una comisura] Gusto.

Fenris - [Inspira profundamente, santa paciencia y santo autocontrol]

Y - [Colorada] Puede que deba limitarme a frivolidades: digamos que incluso en cuestión de dobladores, os supera. No por la calidad de la voz, sino por el doblador en sí.

Gideon Emery... ಡ౪ಡ

Y - Que un hombre así tenga tu voz... [Se tapa la nariz] Salta a la vista que no se puede comparar ni con la mujer que dobla a Yoite ni con el hombre de avanzada edad de aquel en el que se basa mi exmarido, me temo. [Da uso a un pañuelo cada vez menos blanco disimuladamente] Mi fanatismo se colma por sí solo con detalles tales.

Yoite - Yuki.

Y - Quer... ¿sí, Yoite?

Yoite - No queremos saberlo.

Y - ¿No?

Yoite - No.

Y - P-pe-pero, ¿y qué pasa con Fenris?

Yoite - Me cae bien.

M - Es un peón.

Y - Pero entonces, Fenris no debería de querer... ¡ah, estás celoso! Oooh~♥. Si es que mira que presentarme con Yoite herida y demacrada después de salir del Cadalso...

Fenris sombrío - ¿Qué hacías con él?

Y - ¿Quieres que te pregunte lo mismo?

Fenris - No sé a qué te refieres.

Y - ¿Qué hacías con mi exmarido mientras yo me pudría en la cárcel? No es que te lo eche en cara, pero sinceramente, ¿adónde ha ido a parar la enemistad homicida? ¿Qué pasa? ¿Es un "guerrero digno" y de repente ya sois amiguitos del alma?

Fenris - Es que no sé que pretendes, Hawke. A veces creo que intentas volverme loco de remate por todos los medios.

Y - ...¿si lo hiciera, me pegarías?

Fenris - ¡No!

Y - ¿Pero me empotrarías contra la pared?

Fenris - ¡No pienso hablar de esto delante de tus exnovios!

Y - Pff.

M - Je.

Yoite - [Ñom, ñom]

Fenris - No sé que decirte ahora mismo.

M - Maleducada.

Fenris - Eso está bien, gracias.

Y - ¡No le agradezcas nada, no es tu colega! Ah. Ay, Hacedor mío. ¡Este es tu plan!

M - Te vuelves loca sola.

Y - Y eso te encanta, ¿no?

M - No lo niego.

Y - Haz lo que quieras.

M - Valiente.

Y - Eres como un niño malicioso que se esconde de su madre tras un arbusto para oírla gritar de sufrimiento un par de horas hasta que te encuentre. [Cosa que por cierto ha hecho ella] Solo quieres causar problemas, me da igual. No me duele.

M - Claro.

Y - Yo sé lo que es el verdadero dolor... En fin, creo que ha llegado el momento. Ha pasado el tiempo, y tarde o temprano tenía que contarlo. Mi perro ha muerto.

Presentes - ...

Y - No... No son necesarios los pésames, aunque los agradezco. Fue la peor experiencia de mi vida, el peor día de mi vida, mi primera pérdida verdadera. Mis dos abuelos, paterno y materno, fallecieron cuando yo era pequeña, pero lo cierto es que no lo sentí. No estaba apegada a ellos. Lo sentí por mis padres, me dio un poco de pena, pero ni punto de comparación con lo que me destrozó la pérdida de mi niño. Jamás en mi vida he sentido tanto dolor. Jamás en mi vida querré repetirlo.

El primer mes no podía hablar de él. Los recuerdos me dolían como un cuchillo clavado en el paladar. No podía siquiera oír hablar de él sin echarme a llorar en el baño, en mi cuarto, bajo mi pelo... Hasta la calle, el ascensor, el paso de cebra me destrozaban. Simplemente no podía soportarlo. Todo me recordaba a él. Sin embargo, el tiempo todo lo cura, y ya no me duele como me dolió entonces. Es el momento de contarlo.


Y - Ocurrió el 18 de junio, día de mi santo y día de abdicación del rey don Juan Carlos I. Todo se juntó para que no lo olvide jamás, aunque no habría hecho falta. Mi Popi tenía dieciséis años y medio, casi diecisiete, cuando nos dejó. Sabíamos desde hacía mucho que ese momento llegaría. Le dolían los huesos por la artritis, se caía constantemente y le costaba tantísimo levantarse que muchas veces se quedaba horas esperando a no ser que fuésemos a ayudarlo, porque las patas traseras no le respondían. Se orinada y defecaba en casa, por invalidez. Incluso así lo paseábamos para que calentase los músculos... tuve problemas con algunos vecinos. Juro por Dios que los habría estrangulado.

Unos días antes ya apenas comía ni bebía. Le dolía tanto todo que no podía ni beber. Estaba sufriendo demasiado y fuimos a sacrificarlo. Mi padre dijo que debimos hacerlo el año pasado, que lo hicimos sufrir de más. No lo sé. Estoy de acuerdo con él en que lo que hicimos fue un regalo. Fuimos al veterinario, él le puso una sobredosis de anestesia y murió en paz. Sin dolor, sin conocimiento. Tranquilo. Movió su cola antes de expirar. Envidio una muerte así.

Yo estaba convencida de que lo tenía asumido. Era tan estúpida que creía que por haber llorado meses antes no lloraría cuando ocurriera, que no sentiría nada. Me desmoroné de camino al veterinario. Ese camino fue un calvario. Era demasiado largo, tuvimos que cogerlo en brazos varias veces. Pensaba que no lloraría y fui la primera en hacerlo. Íbamos mi hermano, mi madre y yo. Mi padre se ausentó hasta que llegamos al veterinario. Una parte de mí no lo ha perdonado.

Una vez abierto el grifo ya no pude cerrarlo. Sabía que era lo correcto, pero incluso así gimotee durante todo el trayecto, el proceso, la vuelta y el resto de la tarde y de la noche. Creo que gasté dos paquetes de pañuelos. Luego me subió la fiebre y tuve que guardar cama.

Fue como si me arrancaran algo de dentro, muy dentro de mí. Me dolía hasta respirar. Pensé que no valía la pena. Por mi mente pasaron muchas cosas, casi todas relacionadas con escapar de la realidad. Me habría drogado o herido con tal de no sentir lo que sentía. Incluso pensé en... pero yo no soy tan egoísta.

Era mentira, y lo sabía. Sí que valía la pena. Todos estos años de felicidad, cada uno de los diecisiete años de dicha que pasé a su lado, amándolo y siendo correspondida, merecen todo sufrimiento.

Y la felicidad acabó volviendo... en forma de una gata de seis semanas.

Mi gata Nina, la minina.

Desde el principio, siempre he sabido que yo ya no soy capaz de vivir sin una mascota. No puedo ver los rincones, antes ocupados, vacíos. No tener de quién ocuparme, por quién preocuparme. El primer día fue especialmente duro. Ni siquiera tenía motivos para levantarme, no había a quien pasear. Fue una suerte bajar a Andalucía justo después de que aquello ocurriera, porque cambié de aires y rutina y no tuve que soportar esos rincones. Pensaba mucho en él, pero por lo menos no siempre estuve triste. Tampoco estuve siempre contenta. A veces estaba ambas cosas.

Cuando volvimos, una o dos semanas después, comenzamos nuestra épica búsqueda de una gata a la que adoptar. Siempre quise tener un gato, desde pequeñita, pero teníamos al Popi y con Popi era más que suficiente. Ahora que tengo una, puedo asegurar y aseguro sin el más mínimo atisbo de duda lo que siempre he sabido: que los perros le dan mil vueltas a los gatos. Pero aún así la quiero mucho y ya no me imagino la vida sin ella.

Me enorgullece informaros de que me encargué yo, personalmente, de la adopción. Y fue un infierno. Queríamos un cachorro para educarlo nosotros, pero ¡qué demanda hay de gato joven, madre del Hacedor! Llamé a muchos teléfonos, incluso apalabré dos gatas, pero fueron intentos fallidos. Una ya estaba adoptada y por lo visto nos pasaron la foto por error. Con la otra, que hasta contaba con una trágica historia de fondo (seguramente inventada) sobre cómo un perro callejero mató a su madre y ella se quedó huérfana, hubo un problema con la incompetente de la protectora, que por cierto era una cría, como aquel que dice.

No obstante, al parecer el dicho de a la tercera va la vencida contiene en su gramática una verdad como un templo, porque cuando estábamos a punto de tirar la toalla y, con la cabeza gacha, nos internamos en las tiendas de animales en busca de gatos de raza (mi preferida, por cierto, es el Ragdoll o Muñeca de Trapo), el Destino nos iluminó con su suerte. 

Dio la casualidad de que uno de los dependientes de la tienda que hay cerca de casa de mi abuela, un homosexual muy simpático, tenía dos gatas que habían parido recientemente y que, como no eran de raza, iban a dar en adopción a los cachorros. No podíamos llevarnos un cachorro inmediatamente porque al parecer eran unos recién nacidos que vieron la luz por primera vez la semana de San Juan. Como si fueran la reencarnación de mi niño.

Nos pasó fotografías y vimos una monada de camada de ocho gatitos fruto del cruce de un gato persa con un par de gatas europeas. La verdad es que todos parecen europeos, pero en fin, son preciosos. La mayoría eran machos atrigados naranjas, divinos, pero había uno atigrado gris (que se lo quedaban ellos), otra gata negra parcheada con blanco y quizá algún color más de ojos azules y... mi gata. 

La más pequeña de la camada, delgada y delicada. Una gata carey/tortuga, ese tipo de gatas de tres colores (que por lo visto todas son gatas porque el gen carey no se transmite a los machos), cuyo pelaje u odias o amas. Yo la amé, aunque confieso que fue nuestra segunda opción porque nos fijamos primero en su hermana. Quizá porque era más grande, parecía un macho y mi madre casi que prefería un macho (porque la operación de las hembras es más complicada).

La vi, por primera vez, en la parte de atrás del coche de la pareja de Borja, el dependiente. En una caja de cartón grande con sus siete revoltosos hermanos. Dos dormían, uno no dejaba de escaparse y casi todos se pisaban unos a otros y no tenían piedad con los que dormían. Ella me miró con sus ojazos azul grisáceo que ahora son verdes. Yo, que llevaba en brazos al hermano naranja que había llevado la susodicha pareja de Borja a la tienda, hermano que ya me había clavado las uñas en el pecho, alargué una mano, un dedo, para tocarla. Le acaricié la barbilla y ella cerró los ojos.

Inmediatamente devolví a su hermano a las manos de su dueño provisional y la cogí en brazos a ella. Se me agarraba con las uñas. No maulló apenas. Me sentí tan aceptada. Cuando quise despegármela para ver a su hermana, no fui capaz. Literalmente. Estaba cosida a mi vestido verde. De modo que continué en la misma postura. Vi a sus hermanos, pero no la solté. ¡Era tan pequeñita! Las fotos no le hacen justicia. Ahora, en cambio, está grande y hermosa, con una bonita barriguita que me llena de alegría.

Me costó muchísimo decidirme porque quería llevármelos a todos, pero por suerte ya la habíamos escogido a ella y la teníamos reservada, así que finalmente la coloqué en el que ahora es su transportín y añadí dentro la pelota que nos regaló la pareja de Borja, que olía a sus hermanos y a su antiguo hogar. Luego llegó mi madre y soltó: "¿Y seguro que no queremos un macho?". ¡Maldición!

Tiempo después, en una de las muchas consultas de la veterinaria, esta nos aseguró que a las gatas carey o las amas o las odias, que a bastante gente no le agradan por su asimetría, que mi gata era la que menos posibilidades tenía (pues mira, fue la primera adoptada) y hasta confesó que a ella no le gustaban las carey. Yo, ¡shock! ¡Pero si mi gata es preciosa! Y va mi madre y añade: "La verdad es que a mí al principio me pareció fea". Y yo ¡hhh! ¿¡Pero qué es esto?! ¿¡Las luces de esta consulta incitan a la confesión atroz?! ¡Madre mía, nunca mejor dicho, cómo pudiste...!

En fin. La espera se me hizo eterna, pero el 1 de agosto, cuando tenía solo seis semanas de edad, adoptamos a mi Nina. No, en realidad, adopté a mi Nina. Soy su dueña oficial y legal. Ella es lo primero que es verdaderamente mío, está a mi nombre de forma legal y vinculante. Y me esfuerzo cada día por estar a la altura y ser una buena dueña. La cepillo, le corto las uñas, la mimo, le pongo la comida y el agua, le limpio el arenero, la llevo al veterinario muy asiduamente... e incluso me he leído un montón de manuales de cabo a rabo.

Este fue y sigue siendo mi preferido. XD

También fue decisión mía tenerla tan entrecomilladamente "pronto". Veréis, por lo visto cuando les hicieron la prueba de leucemia y un chequeo completo a los gatitos en la tienda en que trabaja Borja (lo diré a riesgo de hacer publicidad gratuita: Animals&Cia), les diagnosticaron un hongo en la piel. Nunca sabremos si Nina se contagió realmente, pero iban a encargarse ellos de cuidar a los gatos mientras los trataban, y les pregunté si podíamos llevárnosla y tratarla nosotros. Pudimos.

El 1 de agosto, como ya he dicho, después de dos intentos fallidos, decepciones, semanas de búsqueda infructuosa y pura desesperación, adoptamos a la cabra loca de mi gata Nina. Las dos primeras noches a duras penas dormimos, ya que buscaba compañía y tanto mi padre y mi madre como yo tuvimos que ponérnosla al pecho para que durmiera ronroneante. Confieso que esos primeros días estuve navegando en un mar de depresión y arrepentimiento, echaba mucho de menos a mi perro y creía que me había equivocado. Pero en seguida se hizo la reina de la casa e hizo y hace con nosotros lo que quiere (me costó apuntarme esto con ella jugueteando en mi regazo y trepando por todas partes). 

Ahora, se espera por lo menos hasta las siete para despertarme con los maullidos, cada vez más potentes, y jugar con mis manos y mis pies. Tengo arañazos por todos el cuerpo, sobre todo en las extremidades. Arañazos proporcionales a la cantidad de tiempo que paso con ella. ¡Me muerde, lame y araña mucho! Y no porque no me quiera, que no se separa de mí, sino porque es una tigresa jugando y un peligro para la humanidad y para trabajar en cualquier cosa. No puedo barrer, ni hacer la cama ni limpiar los baños sin que ella asome la cabeza por ahí y se interponga en mi misión. ¡Y ahora llega a todas partes! ¡No puedo hacer los baños sin miedo a que se meta dentro del inodoro!

Pero no puedo, es inevitable consentirla en todo. Me cuesta separarme de ella o interponer una puerta entre ambas. Mfm, aunque no le ocurre con todo el mundo. Mi Nina, a quien mi padre llama "gata de bruja"... La primera vez que fue al veterinario volvió temblando y suaaave como el algodón de azúcar rosa. Mi padre dice que esta, en casa, se dijo: "Estos son míos, ¡puedo hacer lo que quiera con ellos!". Y el shock con la bruta de la veterinaria fue un trago difícil de pasar por la garganta felina.

A veces pienso en mi niño. Pero, quizá gracias a mi Nina, quizá gracias al tiempo, quizá un poco gracias a todo, ya no lo hago siempre con dolor, sino con cariño. Aunque he de confesar que desde el 18 de junio he vuelto a convertirme en una llorona. Me alegro mucho de volver a ser feliz, la tristeza es un sentimiento asqueroso.

Fenris - ¡Solo quería saber más cosas sobre ti!

Y - ...eso es muy dulce.

Fenris - Tú lo sabes todo. Conoces incluso la cantidad exacta de azúcar que lleva mi sangre.

Y - Es importante estar bien informada... =﹃= [Acoso nivel Dios Yukino]

Fenris - Quiero estar a tu nivel.

Y - Fenris. [Salta del sillón y, antes de que nadie pueda hacer nada por impedirlo, se arrodilla ante el elfo sentado. Entrelaza su mano con las suyas y la restriega contra su rostro] Fenris, Fenris, Fenris. [Se abraza a él] ¡Quieres ser mi acosador!

Fenris - ¡No!

Yoite - ... [Ahora quiere palomitas]

Y - ¡Soy tan feliz! [Los ojos le hacen chiribitas y lo estrecha entre sus brazos. Luego se aparta mínimamente de su cuello para ver su bellísima boca] No obstante, amor mío, deberías saber que no necesitas a nadie más que a mí para saber cosas sobre Hawke. ¡No hay nadie mejor! De hecho, si alguien que puede informarte peor que Yoite, que ya es decir...

Yoite - [El helado ha volado] ...

Y - ¡Es ÉL! ¡Por el amor de Andraste, no puedes dejarte llevar así y recurrir a mi exmarido! Te habrá contado mil mentiras, habrá usado un millón de venenos para doblegar la inquebrantable confianza que he... digo, ¡hemos! erigido entre ambos...

Fenris - Mil mentiras.

Y - O mil verdades, pero verdades subjetivas al fin y al cabo, verdades que según la perspectiva pueden llegar a ser... permisibles... ¡y a mí no me importa que mates a los magos!

Fenris - Entonces, ¿qué pasa?

Y - ¡Quiere destruir mi flamante relación contigo!

M - Si quisiera.

Y - ¿Qué? Si quisieras, ¿qué?

M - Una palabra.

Y - ¿Te bastaría una palabra?

M - Cuatro.

Y - [Apuntándolo con el índice] Todo cobra sentido: ¡cómo ibas a resistirte a este pozo sin fondo de locuacidad!

M - Yukino. Es. Una. Maga.

Hay un gusano escarbando mi tímpano.

Y - El insulto internacionalmente aceptado es "bruja".

M - Yukino. Es. Una. Maga.

Y - Si intentas convertirte en mentiroso compulsivo, esta es una forma deplorable de iniciarte.

M - Eres una maga.

Fenris - No te creo.

Y - ¡Porque no lo soy!

M - La has visto hacer magia.

Fenris - Solo invoca cosas poco recomendables.

Y - Como tu compañía, querido exesposo.

M - Puede convertirse en un perro.

Fenris - No te creo.

Y - [Callada como una muerta]

Fenris - ¿Hawke?

Y - Técnicamente, no es cierto.

M - Puede convertirse en una diosa loba.

Fenris - Te creo menos todavía.


Y - [¡Ataque de entradas lobunas al azar!] ¡Ja! ¡No sabe leer tanto!

Fenris - ¡¿Qué pasa?!

Yoite - Yuki.

Y - ...me da mala espina, pero, ¿qué?

Yoite - Por favor, conviértete en un perro.

Y - [Cara de la imagen] La manipulación de mi exesposo te ha hecho caer muy bajo.

Yoite - [Sin aliento (exceso de palabras)] ...

Y - No soy tan tonta.

M - [En pie] Te acariciará.

Y - Muy, muy bajo.

Yoite - [Aliento recobrado] Tiene derecho a saberlo...

Y - No me vengas con esas. ¿Qué te ha prometido? ¿La localización de Miharu? [Rostro en sombras] Te ha mentido.

Fenris - No voy a hacer buenas migas con esta "gente", Hawke.

Y - Lo sé, no sé por qué me preocupo.

Fenris y Y - [Se abrazan]

M - [Le rompe una botella a la cabeza]

Y - ¡AY! [Mojándole todo el cráneo, el cuero cabelludo, la melena, la espalda...]

Fenris - ¡Hawke!

Y - [¡La espalda se le arquea sola...!]

Fenris - ¡Hawke! ¡Hawke!, ¿qué te pasa?

Y - ¡Aaaah...!

MiCENSURADO.

Fenris - [Shock]

Y - [Shock canino]

Fenris - [Shock perpetuo]

Y - [Los nervios le agitan el rabo]

Fenris - [Le da la espalda]

Y - ¡No! [Paso, orejas gachas] ¡No soy una bruja! No cambio a más formas, solo es... un estado.

Fenris - [Gira el perfil muy lentamente...] Hawke...

Y - ¿Acaso me has visto alguna vez juguetear con los elementos, ojear el Velo, tener problemas de poder? ¡Jamás he lanzado un conjuro! ¡Soy una guerrera! Ahh... si... si supieras lo que es un videojuego todo sería mucho más fácil...

Fenris - [Infinito desprecio en la mirada] Ni siquiera puedo mirarte a los ojos.

Y - [Se descompone]

M - Je. [Tras el éxito, se larga]

Y - ¿¡Por qué has participado?! ¡Yoite!

Yoite - ...

Y - [Llora/Aúlla]

Yoite - [La acaricia]

Y - ಥ﹏ಥ [...es un consuelo]

Rato de caricias por compasión más tarde...
¡Toc, toc!
TOC, TOC. 
¡TOCOTOCOTOC!

Y - [Se arrastra hasta la puerta... y la abre]

Aveline y Yui - [Ante ella]

Y - [Entorna los ojos] ¿Yui...?

Aveline - Te lo devuelvo. [Lo empuja dentro, cierra ella misma y se marcha con viento fresco]

Y - ¡Yui!

Yui - [Sonrisa cansada] ¡Yuki-sen!

¡Abrazo furtivo!

Y - ¡Eres un hombre estupendo! ಥ_ಥ

Yui - [Lagrimeando por contagio] ¿¡Yuki-sen?! ಥロಥ

7 comentarios:

  1. ¡Siiii! ¡ya está el frenesí! ¡gracias y hola, Yuki-chan! ^ω^

    ¿Uh? ¿Yoite colaborando con los otros dos (pero sobre todo con D.M.) en lugar de su apatía característica y atractiva? esto me huele mal =-= .....

    ¿La sombrilla? ¿que, piensas hacer lo mismo que con cierto sombrerero que yo conozco? XD

    ¿Ah? ¿se ha enterado? -ya sé que lo había imaginado venir, pero...- pero si este nunca lee nada, y me llegó a convencer de que era el menos informado de tus andanzas en este tu Otaku Hen (me pregunto que le habrá dado por leer, que vio su pie de foto...) *se siente tanto orgullosa, tanto culpable* ^w^U.

    Awww Fenriiis~ .... sé que no quieres que se exalte -y trate de matar al in...médico- pero reprimir instintos asesinos tampoco es bueno para la salud.... ¡hay que dejarlo ser! XD

    ¡Ju! menuda técnica de distracción... ¡me gusta! XD
    ¡Ajam! así que ellos no se llevan tan bien que digamos... ¬ᴗ¬ *hay esperanzas*....... ja ja ja tenía que ser Yoite ... ¡si parece el adulto del lugar! XD

    ¡Oh! vaya, eso si que es peligroso... ¿Como está tu pierna? lo mas probable es que morada.... ¡Peluches asesinos, esta anécdota lo tiene todo! XD en cualquier caso "nota mental, no poner repisas cerca de mi cama" XD han echo bien en quitarla, podría volver a caerse sinó.... ¡Lo importante es que sigues viva! ^ᴥ^ XD

    No se como sentirme respecto a que hayan dado un aplauso colectivo... pero hay que reconocer la fuerza y persistencia de Fenris (y tuya) XD

    Yuki-chan si sigues así a la que le van a salir úlceras es a ti ^ω^U
    Ja ja, las perritas en celo son extremadamente cariñosas, me alegro que hayas echo una nueva amiga perruna ^ᴗ^

    Jo jo ¡Yoite si que sabe como provocarte! XD

    ggggg *reprime risa* Siii, si claro Yuki-chan *sarcasmo mezclado con diversión* ¿Que de raro tiene? nada, es perfectamente normal XD

    ¡que buena forma de deshacerte de Yoite para que no escuche! XD

    ¡Aprobamos! ^ω^, ¡Respaldamos! ^¬^, ¿uh? ¿Queremos ver? *recibe miradas de "sígueme la corriente" (amenazantes?) y aclara su garganta* es decir ¡Queremos, queremos ver! >/////< XD

    Con todo respeto señor "Don incompetente emocional": tú tampoco la conoces Ò.Ó

    ¡Dios!, digo, ¡Hacedor mío! ¿ese es el doblador? es demasiado guapo =¬=... ¡y se llama Gideon! *se siente cual fangirl* *sangrado nasal* ^////^

    ResponderEliminar
  2. Y continúo
    Hah, Fenris celoso ¬ᴗ¬, no debes agradecer al enemigo declarado de tu amada si no quieres que se enfade contigo, tontito XD

    Ah... bien creo que es sano que te desahogues escribiéndolo aquí; ya se que no son necesarias mis condolencias, pero de todas maneras te las quería dar apropiadamente: Lo lamento mucho ÓÒ.
    Entiendo lo que es perder algo muy preciado que ha estado la vida de uno prácticamente desde el comienzo. Lo entiendo, al igual que entiendo -y no te culpo por ello- lo que es haber confiado vanamente en la preparación mental para lo que se avecina; a mí me pasó igual cuando me dijeron que iban a dormir a las cachorras de 6 meses que se habían estado quedando en mi casa (eran hijas de la perra de una tía mía las tres), y aunque estoy segura de que yo no pasaba de los 10 años, quería ser fuerte y estar para ellas cuando llegara el momento.... yo también fui dejando un rastro húmedo durante básicamente todo el trayecto de ida.... Ese caso terminó bien pero recuerdo el sentimiento ... ÓÒ .... no me gusta ...... ¡Pero bueno! que no hay que deprimirse ^ᴥ^ ..... Tu gatita es una monada, es muy linda y seguro que también la consienten un montón, siempre ,me han gustado los gatos, pero por desgracia en casa están terminantemente prohibidos, no se, quizá algún día tenga una (por ahora me dedico a extrañar a mi mascota que está lejos, junto con el resto de mi familia) .... Me ha encantado ese libro tuyo ¡me hace gracia! ^ω^..... No te preocupes,
    Yuki-chan, si me lo preguntas, creo que esa gatita ha tenido suerte de caer con los dueños que tiene ^ᴗ^

    Esta clase de momento tierno es taaaaan ^////^..... creo que me va a causar caries (pero en buena onda ¿eh?) XD

    Y ahí va el otro a arruinar el momento....
    ¡¿Aaaaaahhh?! ¿maga? no puedo creer a lo que ha recurrido... -¡Ajá! vacío legal, si eres una diosa loba no puedes ser una bruja, sino una deidad (date cuenta)-
    ¡¿Yoite?! te me has caído ¡me has decepcionado! ser cómplice de esto....
    ¡¿¡¿¡¿por qué te has transformado?!?!?! no ... ÓÒ no... esto es malo.... esta vez ese se ha pasado de cruel T_T

    ¡¡¡¡Yuuuiiiiii!!!! que alegría verte ^.^; ¡que reencuentro más oportuno!, él es en leal incondicional oficial ^ω^

    Bueno, Yuki-chan, supongo que no te dejaras derrotar (y darle gusto al inepto enemigo declarado ese) (si, así es estoy enojada =n=*) tan fácilmente... ¡Y que se verá en -quizá- frenesíes venideros! si que ¡animo! ¡animo! que yo te espero por aquí~ =ω=
    ¡Hasta luego! ~♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola y gracias a ti, Yami-chan! ¡Esta vez has batido tu propio récord! XD

      Debo decir en su defensa que en realidad sigue siendo indiferente y apático. Simplemente se ha dejado llevar... XD

      Miento como una bellaca cuando se tercia, o mejor dicho cuando mis tres acosados se reúnen contra mí. XD

      Desde que nos divorciamos, comenzó a interesarse por leer lo que le atañía... ¡pero qué error más grande, Yami-chan, el peor informado con diferencia es Fenris! XD

      Estoy convencida de que matar a un médico es malísimo para la salud. XD Por otra parte, ¡no quiero que mis acosados se maten entre ellos! Tampoco quiero que se unan contra mí, pero digo yo que debe de haber un punto intermedio... XD

      ¿Dónde está mi pulgar arriba para acompañar ese "me gusta"? XD
      GRACIAS al cielo. XD
      ¡Y es el más joven! XD

      Sorprendentemente estoy perfecta, ¡de verdad que no me puedo creer la suerte que tengo!
      [Ruborizada] ¡Gracias! Se cae cada diez años, la muy canalla, pero una de estas me quedo tiesa. XD

      El estrés es mi más fiel acompañante en este mi Otaku Hen. XD
      ¡Viva el celo! XD

      Era un "..." tan provocativo... >^<

      Así me gusta, que estemos de acuerdo con lo que es la normalidad. XD

      También doy gracias por el agujero negro de su estómago y su metabolismo rápido. XD

      ¿Lo ves, Fenris? ¡Yami-chan me apoya, me respalda y quiere ver! XD

      ¿Verdad que es increíblemente atractivo? La primera vez que lo vi poco más y me desmayo. ¡Cómo puede tener un cuerpo acorde con una voz tan sensual! >¬< Al contrario que los dobladores japoneses, no me ha decepcionado, sino que me ha sorprendido muy muy muuuy gratamente. XD

      Creo que a mis grandes amores les gusta hacerme enfadar. Por lo menos a 2 de 3. XD

      Tu pésame siempre será bien recibido, Yami-chan. Sencillamente no quería poneros a todas tristes ni que los comentarios se centraran en eso, por eso he dicho que no hacían falta.
      Dios mío, ¿solo 6 meses? ¿Estaban enfermas las pobres? Lo siento mucho...

      Sí, mi gata es la más consentida de la casa. Cuando tenga hijos serán unos malcriados, está claro. XD
      ¿Oh? ¿Cómo, estás lejos de tu familia ahora?
      ¡Muchas gracias! ¡Tienes una opinión tan buena de mí...! Una gata feliz sí que es, y espero que lo siga siendo.

      ¡Maldición! ¿Soy una cursi? ¿He escrito cursilerías? ¡Y yo que intento siempre lo contrario...! XD

      He causado una gran conmoción. XD
      Pero es que en el mundo de Fenris no hay dioses paganos que valgan. Además, ¿no sería aún peor para el romance que yo fuera una diosa para él? A ver si se va a poner a sacrificarme ardillas... XD
      Bueno, bueno, Yoite ha sido más espectador que cómplice, tampoco la tomes con él... XD
      ¡Por la botella! La botella y su líquido es la clave... ¿de dónde la ha sacado? De cierto enemigo mío. XD
      Me encanta que empatices tanto conmigo. TwT

      ¡Por fin ha salido de la cárcel! XD

      ¡Por supuesto que no! ¡Fenris estará enfadado, pero en el fondo me sigue amando! Voy a reconquistarlo... Muajaja... =w=*
      Se verá -sin duda- en frenesíes venideros. Creo que esta es la saga de entradas con anécdotas más entrelazada y cohesionada de la historia de Otaku Hen, la entrada anterior siempre está intrínsecamente relacionada con la anterior. Espero no equivocarme si afirmo que una puede empezar por el 1 y seguir por el 7 enterándose muy bien de todo y con ganas de seguir leyendo más frenesíes a ver qué pasa. XD

      ¡Eso ánimos me animan! Valga la redundancia. ¡Este frenesí es un éxito rotundo, SÍII! ¡Hasta más ver, mi querida Yami-chan! XD

      Eliminar
    2. Ja ja ja siii lo séee, fue como que comencé a escribir y luego no me dejaban publicar por exceso de caracteres ^w^U XD

      Ja ja ja, vale, pero en honor a la verdad debo decir que estabas casada con él cuando le atribuí esa cualidad..... luego apareció Fenris y se llevó la corona XD

      Bueno, si no es el médico que te trata *mente perversa maquinando* ..... Efectivamente, hay un punto intermedio, solo que tus acosados son muy intensos XD

      O.O cierto, perdón... *levanta ambos pulgares* ¡mee guuusta! XD
      ¡Exacto! ¡Eso mismo pensaba yo!, ironía presente XD

      En verdad es un alivio, eres una suertuda ^w^... no hay por que ^.^ .... ¿Entonces tienes una “tabla periodica"? (chiste malo) XD

      La elocuencia de Yoite provoca a muchas (sobre todo si son como Yukino que hablan morse/leen entre líneas) XD

      Ja ja ja, y con el plus de que le gustan los postres y golosinas en general XD

      En efecto, cuando vi su foto casi que babeo XD, además de que justo acababa de leerme los comics de Scot Pilgrim- cuando leí su nombre -no se por que la verdad- me exaltó y casi grito de la emoción; este Gideon es muucho, muuuucho más atractivo que el del cómic *baba* >////<

      mmmmm.... Quizá les hace tanta gracia tu cara de enojo como a mi la que me imagino ^w^, no sé, yo solo digo XD

      No fue eso, sucede que quien tenía la última palabra sobre el futuro de las perritas era mi tía, y ella decidió que como no podía llevárselas a las cuatro (contando a la madre) puesss...... Afortunadamente la hija del veterinario al que acudimos se opuso y nos ofreció buscarles dueño, al final pudimos darlas en adopción; todavía recuerdo que casi todo el camino de ida fui llorando, y regresé a casa sonriente ^.^

      La mascotas suelen ser engreídas (yo también consentía mucho a mi perrita... creo que mi padre aún mas que yo XD). ^ ^
      Sip, de hecho, desde marzo de éste año vivo con la familia de mi mamá (bueno en realidad es un poco complicado explicar con detalle) en Lima para estudiar mi carrera (e ingresar a la universidad si puedo), mientras que mis padres, mi Hermanito y mi mascota están en provincia por motivos de trabajo. ^w^ (extraño a mi monga T_T XD).
      Nada mas es logico: cualquiera que describa con tanto afecto a su mascota debe ser un buen dueño ^w^..... yo creo que lo será, Yuki-chan. ^ ^

      Ja ja ja, por una vez una dosis de dulzura deshacemuelas no hace daño. XD

      Diosa loba... solo para aprovechar la afirmación del despechado... ja ja ja mejor que te sacrifique magos, con el sería casi volver a la rutina. XD

      ¡Buf! Yoite, superaré esta decepción que me has causado con el tiempo, del médico me espero casi de todo pero de ti.... solo digamos que te prefiero pasivo =_=.
      ¡Aja! ¡Sabía que ese frasco tenía algún tipo de poción! Es lo que yo decía “médico con ayuda no vale".......=_=*
      Apoyo moral hasta el fin. TwT

      Siiii... bueno.... en teoría lo han echado de ésta XD

      ¡Esa es la actitud! *puño al cielo* ¡de vuelta al ataque! XD
      Muy cierto, sobre todo con ganas de seguir leyendo y enterarse como van tus andanzas

      Entonces misión cumplida~ ^u^
      ¡Hasta luego, Yuki-chan! ~♪

      Eliminar
  3. ¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡¡No!! ¡Es el séptimo Frenesí, que me acaba de caer del cielo!
    Bueno, bueno, ¿y ahora qué hago yo con tantos tomates?... ¿A alguien de por aquí le gusta el gazpacho? Lo que había en la bolsa negra de Yamiko-san no sería aceite por casualidad, ¿no?

    Mentira claramente. No puedes apalear a ninguno de los tres grandes amores de tu vida como si fueran piñatas... Bueno, al Médico tal vez, pero a los otros dos NO.

    ¿El Médico se entera de lo que se escribe en su pie de foto? Bondad graciosa...

    Me imagino la cara de situación de Yoite cuando tiene ganas de acariciar a un perro y me entra la risa floja, ¿por qué será?

    Oh, Dios, Yoite está por encima de las peleas melodramáticas y corre (¿Corre? Más bien anda a paso lento...) raudo a tu encuentro... O a lo mejor le da pereza intervenir, que el pobre se cansa fácilmente.

    ¿Yoite es feliz con tus desgracias o con las contestaciones ingeniosas del Médico? Por supuesto, doy gracias al cielo de que mi diosa particular no haya muerto aplastada por una estantería llena de peluches suicidas, pero debes reconocer que el masoquismo y la temeridad te llevan por el camino de la muerte inminente. No deberías sorprenderte.

    Una foto de tu cuarto habría sido interesante. Jum, ahora tengo ganas de verlo.

    Las intervenciones de Yoite siempre están cargadas de una labia magistral...

    ... Tengo la ligera sensación de que un día entraré aquí y me toparé con algo hentai. ¿Lo deseo? ¿Lo respaldo? Quién sabe.

    ¡Oh, Dios mío, Yoite ha dicho cuatro frases seguidas! ¡¡CUATRO!! *grito fangirl interno* Madre mía, me extraña que no se haya quedado sin aliento.

    ¿Vas a volver loco a Fenris? ¿Acaso quieres ser la Alicia de su vida?

    Bueno, yo en su día ya te di mis condolencias, pero lo repito: lamento que tuvieras que pasar por algo como eso. Después de tantos años juntos... Me sigo sintiendo un poco mal por haber metido el dedo en la llaga en su día...
    Lo bueno es que, después de mi metedura de pata, el nombre no se me olvida *repite mentalmente "Popi, Popi, Popi"*.

    Jajaja, me imagino la conversación entre tu madre y la veterinaria sobre lo fea que les parecía tu gata contigo allí presente. ¡Un aura oscura salvaje ha aparecido alrededor de Yukino!
    ¿Instrucciones de manejo, solución de averías, consejos y mantenimiento? Hija, parece el manual de un coche en lugar del de un gato.

    ¡Miente! ¡Quiere ser tu acosador! ¡De ahí a vigilarte con un par de prismáticos, un paso hay! ¡¡UN PASO HAY!!

    Apoyo a Yamiko-san con lo de deidad canina. Puedo testificar a tu favor, tengo un armario dedicado expresamente a ti. ¡No sigas preguntándote qué a pasado con tu camiseta preferida, tu cepillo de dientes o tus notas de sexto de primaria, que lo tengo todo yo! Necesito material para los rituales...
    Me pregunto dónde estará la línea entre feligresa y acosadora.

    ¿Qué? ¿YOITE? ¿¿YOITE?? ¿¡POR QUÉEEE!? ¡¡TE RETIRO AHORA MISMO EL PERMISO PARA JUGUETEAR CON MIS SENTIMIENTOS!! ¡¡¡NO PUEDES PONERME EN ESTE COMPROMISO!!! Y Yoite, ¿por qué tenías que hacerlo? *Señala con el índice* ¡Tú ya no eres nadie para mí, Yoite, no eres nad...! ¡Bueno, sigues siendo alguien, pero sólo porque eres monísimo acariciando perros! ¡¡Sólo por esooo!! *Se va corriendo a la esquina para llorar tranquila.*

    No, si al final el hombre de tu vida va a ser Yui. ¿Quién te conoce mejor que él?

    Oh, maldita sea, también quiero ver el desenlace de esto, pero me parece que esta vez te harás más de rogar... Bueno, pues espero tu próxima entrada (me apunto a eso del análisis vocaloid de la segunda audiencia del juicio) y ardo en deseos por saber cómo te las ingeniarás para recuperar el amor de Fenris.
    ¡Hasta otra!

    ... ¿Pero sería mucho pedir que dejes de jugar con mis sentimientos por Yoite? Mira que me pones en un aprieto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era necesario evitar la tomatina. ¡Yo me apunto al gazpacho colectivo! XD

      ¡Tengo derecho a tirarme un farol, Alice-chan! Figuradamente, quiero decir. XD <- chiste malo
      Nop, ni siquiera le haría daño a mi exmarido con una sombrilla. A él quiero hacerle daño con las manos. XD

      La mayoría de mis personajes originales se saltan la cuarta barrera y se enteran de lo que se cuece por este mi Otaku Hen, era inevitable que hubiera consecuencias a mi descaro. XD
      ¿Bondad graciosa? Esa sí que es una interjección interesante. XD

      Sinceramente, Yoite no se ríe nunca. Bueno, miento, a veces se obra un milagro con el malvado de Miharu y se ríe a pleno pulmón, pero eso una vez en la vida. ¡Apenas sonríe, y cuando lo hace es un acontecimiento único e inigualable comparable al cometa Halley! XD
      Fue un error por mi parte que ya he corregido. La verdad sea dicha, no me esperaba que comentaseis las dos antes de corregirlo. Yo loca de contenta por vuestros comentarios, pero como ayer no pude hacerlo... XD
      Medio contestando a tu pregunta, a Yoite le gustan los perros, ¡y todavía más acariciarlos! Pruebas visuales en el manga. Compartimos esa debilidad. u¬ù
      (La parrafada que me ha llevado solo esto, a este paso la respuesta no me cabe)

      ¡100 puntos, ha sido a paso lento! Efectivamente, Yoite está por encima de ese par de dos y sus situaciones tensas. XD

      Detecto una fijación por Yoite y sus acciones destacable, que no alarmante... XD
      ¡Eh, mi masoquismo no tiene la culpa de que se me caigan estantes rebosantes de peluches encima mientras duermo! XD

      ¡Tarde, ya está como nuevo y no hay estante de mil peluches de por medio! Aunque peluches sigue habiendo muchos. XD

      A semejante afirmación solo puedo añadir: "...". XD

      Teniendo en cuenta que censuro hasta las palabrotas, lo veo difícil. Pero a más fanservice no te digo que no, que últimamente lo estoy poniendo. Si tiene aceptación... XD
      En este caso concreto, mi intento de seducción tenía fines únicamente disuasorios (de hablar) y evasivos. XD

      ¡Pero cortas! XD ¡Lo suficientemente escuetas como para conservar la garganta!

      ¡No pretendo volverlo loco! Solo... explorar mis posibilidades... XD

      Te lo agradezco, y te pido que no te preocupes, la muerte forma parte de la vida y sé que la de mi niño fue feliz y satisfactoria. O por lo menos lo espero. En cuanto a lo de meter el dedo en la llaga, ¡no te reconcomas! Fue sin malicia ninguna, no te lo tengo en cuenta. Además, ya había pasado un tiempo, no es como si me lo hubieras dicho el mismo día en que lo perdí. ^^
      Algo bueno tiene. XD Y te diré más: si no llegas a decirme nada aquel día, quizá no lo hubiera explicado todo en esta entrada. Era necesario que alguien me lo hiciera decir, y fuiste tú, amiga mía.

      Todavía me hago cruces de que se atrevieran a hacerlo en frente de mis narices. Si se salvaron fue porque estaba patidifusa perdida. XD
      Ahí está la gracia. XD Todo el libro es así, pero no obstante es increíblemente informativo. *^*

      ¡OJALÁ HAYA UN PASO! XDD
      Curiosamente tengo una tira cómica sobre eso...

      Empiezo a sospechar que queréis que esto acabe en los juzgados. XD
      ¿¡Las tenías tú?! ¿¡Tienes idea de lo MUCHO que he necesitado esas notas e mi vida?! XD
      Ahora en serio (no), ¿planeas invocarme como si fuera un Alicia? XD
      ¿Siendo miii feligresa? Probablemente la línea ni exista, pequeño saltamontes. XD

      [Mano arriba] ¡Calma y sosiego, señoritas! XD
      Tampoco es para tanto, no ha sido él el que me ha tirado esa botella encima ni obligado a convertirme en diosa loba. Él solo... digamos que ha apoyado a mi exmarido por el honor de la verdad y algún que otro motivo más que ya se verá. Yo, lo perdono. XD
      ¡Vuelve Alice, vuelveeeeeee! XD [Estira el brazo en tu dirección]

      Mf. Yui me acepta y aceptaría sea como se y fuera como fuera. Pero lamentablemente mi corazón pertenece a estos tres hombres. T^T

      Intentaré todo lo contrario. XD
      ¡Ves, tú también te enteras de todo, como mi exmarido! XD
      Fenris me sigue amando, pero está enfadado y se siente engañado. Pero me sigue amando. Me sigue... =﹏=

      Solo diré que hasta otra~... XD

      Eliminar
    2. ¿Eh? ¿Pero que ven mis ojos? Alice-san me ha mencionado en su comentario... ¡wiiiiii! felicidad~♪ ^w^

      Ja ja ja, no te preocupes, Alice-chan, si es por el gazpacho colectivo, ¡yo te compro el aceite! XD

      ¡Ya somos dos! Que lindo es ser respaldada ^w^ XD ..... O.o ¿como las conseguiste?, pero si es para los rituales quizá también necesites un peluche, con confianza que las feligresas tienen privilegios acosativo-legales .... ¿no es cierto, Yuki-chan? Ja ja ja XD

      ¿Ves Yoite? has herido sus sentimientos T.T, tranquila, Alice-chan yo se que fue sin querer queriendo: Yoite se deja llevar con relativa facilidad *pone voz tranquilizadora* estoy segura que tiene una razón para lo que hizo ^w^ (espero ^w^U).

      Yui ♥ XD ¡es un precioso perro!, es increíblemente incondicional XD

      Tal parece que ya tengo compañera de expectativas ¡yo tambien quiero saber cual será la táctica recupera Fenris de Yuki-chan! XD

      Ja ja, ¡Alice-chan está entre la espada y la pared! (que sea la diosa y el galán) XD

      ¡Muchas gracias por mencionarme Alice-chan! ¡Hasta la próxima!~ ^w^

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas