domingo, 1 de febrero de 2015

Reseña: Fantasy Kareshi Vol.02 Capitán Garfio


El mes de los enamorados es un momento para relajarse y dejarse llevar por ¡la pasión! ¡La dulzura! ¡El chocolate! ¡La diabetes! Si te pasas con lo penúltimo. ¿Y qué es lo que reúne y amontona y acumula todas esas virtudes y más? ¡Un buen Talk CD! Claro que sí, ¡no acepto vuestra fase de negación!

Porque el vicio me llama y no me resisto, porque pretendo contaminaros para que os pase lo mismo, tras la lujuriosa reseña de Futago to Watashi no (Sleepy) Night y la distendida Fantasy Kareshi Vol.01 Peter Pan ¡traaaaigo...! ¡La orgullosa reseña del Talk CD FANTASY KARESHI! Segundo volumen, la continuación: versión del capitán Garfio. Creeríais que era una errata o que me repito más que el ajo, ¡pero no!

Más adulto pero para todos los públicos, este volumen pertenece a ese tipo de CD Dramas que imitan en cierta medida las decisiones típicas de una novela visual. En algunos esta decisión es simplemente escoger un audio u otro para elegir a uno de los protagonistas (al final los acabas escuchando todos), en otros añaden good endings, normal endings y bad endings (se ceban en estos últimos). En ocasiones también true endings, el "final verdadero", canónico, que puede ser o muy muy bueno o catastrófico.

En este caso, la colección Fantasy Kareshi ha optado por brindarnos una versión alternativa del mundo de Peter Pan desde la perspectiva del popular capitán Garfio, de forma que se repite la aventura desde otro ángulo, como si fuera una realidad alternativa en la que Wendy no se queda con Peter. Suele ocurrir cuando uno de los personajes obtiene muchos seguidores. 

Tal y como hice la última vez y la anterior, haré un "pequeño" (¡jo, jo, jo!) resumen del argumento y sus partes emocionantes, hablaré de los dobladores y su interpretación, la calidad del audio en sí, su tema, sus elementos principales y tal vez también los secundarios, así como lo que podéis esperar de y encontrar en él. ¡No necesariamente en ese orden ni explícitamente!

¡La información básica va primero, por propio derecho!

Mmm~, mi capitán...

Título: Fantasy Kareshi~Dive into Fairy Story~Vol.2 Captain・Hook from 『Peter Pan』

Dobladores (seiyuus): Suwabe Junichi como Capitán Garfio, Shimono Hiro como Peter Pan y Nojima Kenji como Katari (el narrador). Se sigue sin saber quién dobla al señor Smee, ni mucho menos a los piratas extra. Esos desdichados no les importan a nadie.

Duración: 00:55:53.

Audio 3D: De uso leve, pero sí.

Nº de CDs: Cuatro hasta la fecha.

Clasificación: -18.

¿Dónde? ¿¡Dónde?!: Lo podéis encontrar en... Another Side of World.

Sinopsis de mi puño y letra:

Has fantaseado con sumergirte en un cuento de hadas. Has disfrutado de la pasión y el romanticismo de uno de los héroes más mágicos de tu infancia. ¿Pero acaso eso ha sido suficiente? ¡No, no, no, me dice tu corazón! Peter Pan no es suficiente ni por asomo, ¡quieres más! ¡Más emoción!

¡Así que vamos a dejar que te secuestren, encerrarte a merced de una tripulación exclusivamente masculina que no ha visto una mujer desde que se separaron de sus madres y traumatizarte a base de espadas y sangre caliente vertida a borbotones gracias al enfoque del capitán Garfio! ¡Adrenalina! :D


¿Harta de sentirte como una asaltacunas persiguiendo al niño que nunca crece? ¡Pasa de ser atacante a "víctima" con el gran, el inigualable, el mayúsculo, el RUBIO y JOVEN capitán Garfio renovado!

Para bien o para mal, las continuaciones están marcadas. Todo segundo volumen (y subsiguientes) están sujetos al éxito o fracaso de aquel que abrió la colección. Todo el mundo se pregunta, ¿estará a la altura del primero? ¿Lo superará? ¿Valdrá la pena que invierta o desperdicie mi tiempo vital en él? Partimos de una información previa que nos determina. Hemos conocido al capitán y al Peter que ofrece esta colección, nos han proporcionado una idea preconcebida.

Es por ello que una buena segunda parte o nueva versión es aquella que combina lo conocido y lo desconocido. ¿Qué cambiará y qué seguirá igual? ¿Habrá digievolución? ¡Veámoslo!

Comencemos con el irónico pequeño resumen (rubio Garfio) de lo que ocurre track tras track por el que sé que suspiráis, así como también sospecho que si todavía estáis leyendo esta reseña (o comenzando) es precisamente por ella. ¡Eh, por mí perfecto! Una se esfuerza en contentaros. Encontraréis mis humildes opiniones sobre el tratamiento del sonido y del argumento diseminadas por... por todas partes, la verdad. Es sin querer evitarlo inevitable.

El principio por el principio: el track 1 se inicia del mismo modo que su primer volumen, pero en versión reducida. Versión reducida que dura once minutazos, pero reducida al fin y al cabo. ¡Volvemos a encarnar a Wendy la Muda y esta vuelve a llegar a Nunca Jamás gracias al chantaje emocional y secuestro desde el punto de vista legal por parte Peter! No obstante, en esta ocasión todo será bastante diferente, porque esta presuntamente breve introducción nos deja donde terminamos en el track nº3 del Fantasy Kareshi de Peter: los brazos del capitán.

Ahora de forma más elaborada, puesto que la escena incluye una escueta representación del amargo día a día del pirata rubiales y, además, no se reduce a que Garfio coja a la señorita entre sus bellas extremidades musculadas, sino que hace que toda la tripulación se gane el sueldo seguramente imaginario que cobran participando en el rescate de Wendy, quien no pierde la oportunidad de volver a interpretar una vez más el papel: ¿es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No, es otro de los ligues patosos de Peter Pan que no ha aprendido a volar! Ni a esquivar bolas de hierro.

El capitán del barco se nos presenta bebiendo (chinchines toscos de vasos de cristal por aquí y por allá) en el que es su reino, hasta que aparece su obsesión malsana entre las nubes y ¡cañones fuera! ¡Bu-bu-bu-buuuuum! Pero si os pensáis que va a haber la más mínima acción os equivocáis sobremanera, porque estos lobos de mar atisban las faldas del camisón de Wendy y pierden sus objetivos de vista.

Bueno, vale, seré sincera: un mínimo de acción sí qué hay. ¿Y quién se fija en ella? Teniendo en cuenta las sensuales amenazas del capitán y que esta introductoria decena de minutos finaliza con la alentadora pronunciación adulta del nombre de Wendy por parte del susodicho, quien se alegra ostensiblemente de haber encontrado una mujer en Nunca Jamás (que no sea ni india ni sirena), a la porra que sea una menor... bastante es ya que haya reparado en el ¿pobre? Peter recibiendo cañonazos mientras tanto hasta ser derribado y lanzado al agua con tal de quitarlo de en medio.

¿Que si Wendy se resiste? ¡Por supuesto! ¡Por decoro! ¡Y hasta quería, y recalco el quería, rescatar a Peter! Pero da igual, no está en condiciones ni de ofrecer resistencia, pobre chiquilla.

El track 2 continúa alentando a la oyente mediante el adecuado rechinar de la puerta que se interpone entre la libertad y la niña. Ñiii. Aparece el exquisito Garfio, que estropea la escena abriendo la boca para pavonearse y soltar que Peter no la rescatará, que si tal que si cual, Peter arriba, Peter abajo, bla bla bla, Smee interrumpe para apoyar dichos argumentos, el muy pelota, Garfio lo echa porque obviamente es un incordiante obstáculo en su incipiente intento de seducción y acoso, lo cual se confirma inmediatamente después, cuando su mano derecha (¡JA, JA, JA!) sale por la puerta... y acto seguido comienza a bromear sobre los besos de la muchacha. ¿Aún no te han dado tu primer beso, chata?

Lamentablemente, la conversación tira por unos derroteros inesperados porque el señor solo sabe hablar de Peter. Peter, Peter, Peter. Peter mientras se pasea por la habitación con el tac, tac, tac de sus botas, Peter cuando suena el piano de la musiquita de ambiente, Peter en los múltiples momentos en los que el hombre que debería comportarse como un pirata salvaje de una santa vez se acerca, inspira el aroma de mujer que emana de Wendy (podríamos fingir que simple y llanamente respira, pero NO: la olfatea a base de bien) y luego se aleja, y se vuelve a acercar, y se aleja, se acerca, se aleja, se acerca. Peter hasta en la sopa.

¡Deja de hablarme de Peter! ¡Estás más obsesionado con él que yo! Entre eso, los susurros al oído, las risas, que si me crees, que si no, que si Wendy es adorable y eso acarrea unas consecuencias (¡pues quién lo iba a decir, si la tensión sexual se la lleva Peter!), no me extraña que la pequeña heroína se harte y lo aparte de un buen empujón acústico. Lo cual no sirve absolutamente para nada, porque él se limita a soltar cuatro risotadas, a aconsejarle que no se preocupe y a largarse con viento fresco sin apenas hacer chirriar la puerta. En fin.

A partir del track 3 comienzan los primeros contactos superficiales con la tripulación y, de forma mucho menos superficial, con el siempre cautivador y un poco frustrante capitán. ¡Empezando por un corto intercambio de palabras entre el señor Smee y ella para enseguida dar paso a este último, que demuestra ser poco menos que un acaparador, por no decir posesivo! Hay que pasar tiempo juntos, sí señor. ¿Cenamos? Cenamos. A la luz de las velas.

Smee sirve la cena privada, Garfio se regodea, juro por Dios que me lo imagino desabrochándose un par de botones de esa piratesca camisa blanca como quien no quiere la cosa, pero no tarda en resurgir el tema de Peter. Wendy hace gala de su inteligencia ignorándolo y poniéndose a comer. Cubierto aquí, patosa seducción del corsario allá, Wendy pasando, Garfio impresionado. No obstante, si bien se esfuerza en desdeñarlo, el narrador nos informa del viraje sentimental que opera su corazoncito hacia el síndrome de Estocolmo.

Suelta con estrépito el cubierto y ¡hala, otra vez Peter! Para estar fuera del mapa se repite más que el ajo. Aunque esta vez se lo mienta de forma muy distinta... Es en este audio donde comienza a advertirse menos obsesión preocupante al más puro estilo GarfioxPeter (o viceversa) y más celos. Abiertos, maldisimulados y positivísimos. Este bucanero es un poco tsundere. "Eh, ¿me tienes miedo? ¿¡Que no?! Wendy...".

¡Y se desata el amor! Él la abraza y la toca con un bonito ruido de ropa, le hace confidencias al oído (otra vez) con pasión. El narrador nos incordia amablemente para confirmar el despertar del amor mutuo entre captor y víctima. ¡No me digas! Garfio cuenta su triste historia de manco con el tranquilizador sonido del agua del mar de fondo. Y va la tripulación y los molesta (¡estaban espiando!). Obviamente es una gran afrenta a la intimidad, así que, con todo el apoyo de los sonidos especiales, Garfio impone su autoridad a golpe de espada y de un estupendo tono de voz serio.

Los amenaza (o mejor dicho advierte, que quien avisa no es traidor) de muerte, desenvaina, les pone la punzante arma blanca al cuello ¡y mata a uno! ¡Le corta el cuello y se oye hasta la sangre borboteando! Luego se lleva a Wendy (en shock) a rastras como si nada.

En el track nº4... Santo cielo, ¿¡solo voy por el cuarto?! Pues me quedan como cinco páginas. Explicaciones de esa violencia tan traumática y poco apropiada en presencia infantil mientras vuelven a comer, cosa que dejan en seguida para que Garfio pueda pasearse por la sala a la par que habla. Pues lo maté por esto y aquello, ¿qué más da? En este mundo funcionan así las cosas. La traición no se perdona, la insubordinación, menos. Soy un pirata, ¿qué esperabas? No me importa si ello conlleva la soledad, ¿entendido? Como tampoco me importa si siego una vida como cien.

Wendy, determinada, le suelta: ¿y si fuera ella? ¿Tampoco le importaría? Coge el cuchillo de mantequilla. Garfio: ¡PARA! Se le echa encima y la abraza y se lo confiesa todo y más. Lo que hay que hacer para que le hagan caso a una en esta puñetera estrella. El rubio corsario asegura... que no se la devolverá a Peter.

El narrador cumple su función en el track 5 narrando la felicidad romántica de Wendy en su nuevo hogar sobre las olas. Al parecer eso de ir cercenando gargantas cuando se tercia (salpicándola de sangre a ella en el proceso) es una pequeña e insignificante manía que prefiere no tener en cuenta, mira tú qué liberal.

A continuación, un tripulante anónimo saca la cabeza, luego otro, luego Smee y, para cerrar el audio, Garfio, que viene a poner orden y ahuyentarlos, posesivo, posesivo. Se trata de un dialoguillo sin importancia destinado a mostrar cómo todos esos hombretones están medio locos por ella (piratas idealizados, señoras) y lo bien que se lleva la buenaza con ellos, así como también prepara el terreno para el...

¡Track 6! El capitán entra en el camarote en busca de su Wendy y ¡se encuentra una sorpresita! Le ha hecho un precioso regalito casero. Gracias, gracias. Wendy da un paso. ¡Para, por favor! Wendy tropieza, se le cae encima por accideeeente. ¡Cuidado! Wendy prosigue con el audaz ataque y ¡patapaf! Acaban juntos y revueltos sobre cierto mueble maravilloso. Entonces la musiquista salvaje vuelve a hacer acto de presencia mientras Garfio inspira y se pone tierno y suspira y se pone tierno. ¡No eso era lo que quería! Wendy. Sin embargo, vale la pena: es en este momento cuando POR FIN se declara con todas las letras.

Melancólico y azucarado, entona sus sentimientos con impecable dicción enternecedora. Wendy se derrite, mis tímpanos siguen su ejemplo. Ella ha cambiado su vida, cómo no la va a cambiar, si le ha caído literalmente una mujer del cielo en esa atestada estrella que adolece de una evidente superpoblación masculina...Y entra Smee.

Sin cambiar un ápice el tono ni abandonar los ojos de Wendy, lo condena a muerte. ¡Da mucho miedo, pero no hay tiempo para eso! ¡PETER viene al rescate! Ya iba siendo hora, se ha tomado su tiempo. Garfio, solemne, justo antes de entablar la batalla final, coge las manos de Wendy entre las suyas (digo yo) y le jura: "No te preocupes, no permitiré que nos separen. Esta es una batalla eterna que...". ¿Sufres amnesia selectiva? Es muy conveniente esto de pasar por alto que la ha secuestrado, aprisionado al principio en contra de su voluntad y, por mucho síndrome de Estocolmo que tenga la niña, ¿¡me estás diciendo que pretendes cargarte a su amigo y se lo sueltas como si tal cosa?!

Track 7: ¡LA BATALLA FINAAAL! Solo dura tres minutos y veinte segundos, ¡pero es epiquísima! ¡Qué música! ¡Qué tensión! ¡Qué espadazos cortando el aire! Ahí está el valeroso Peter, luchando a brazo partido para encontrar a Wendy, cargándose a media tripulación con su cuchillito (¡inútiles!), dando pasos por la cubierta, corriendo, lanzando un grito desesperado. Ahí Wendy, y Peter corre como nadie a su lado. Ahí Garfio, que se interpone.

Este último aparece ufano, haciendo uso del maltrato psicológico con el pobre héroe. ¡Zas, zas! ¡Duelo! ¡Hala! ¡Despoja a Peter de su cuchillo! ¡Peter, no...! Garfio: "Dame a Wendy, estamos enamorados". Peter: "¡NOOOOOOOO!" (no lo grita, pero casi, casi. XD). Negación absoluta.

Por suerte, antes de que se desmadre del todo el asunto Wendy hace acto de santurrona (y menos mal) y confiesa la verdad al que podría estar a punto de morir: que se ha enamorado perdidamente de ese pirata secuestrador, asesino y probablemente asaltacunas durante el tiempo que ha tardado en venir a rescatarla. Peter a cuadros, pobrecito Peter. ¿¡Me estás diciendo que es culpa mía?! Si no llega a ser porque la otra asaltacunas Campanilla lo convence (porque le interesa), él no concluye con ese triste "Sayonara, Wendy".

En el track 8 Garfio y Wendy celebran la discutible victoria interpretando la escena más famosa de Titanic, contemplando la puesta de sol abrazaditos. De nuevo es ella quien toma la iniciativa y se le echa encima para, por primera vez en ¡¡ocho!! largos tracks, ¡conseguir el primer beso del CD! El narrador no se hace de rogar y aprovecha para brindarnos el "fueron felices y comieron perdices".

Finalmente, en el track 9... Como era imposible que nadie se conformara con que el primer beso fuera el único, se nos regala este extra de diferentes momentos del nuevo día a día de Wendy y su capitán. La primera parte: una mañana con él. En la cama. Por supuesto, todo está demasiado censurado como para que el mueble tenga alguna función interesante, pero es bonito de todas formas. Muchos piropos, agradecimientos, y besuqueo mañanero~♥.

Lo mejor, sin duda, es la segunda parte, ¡el momento culminante! En el que de nuevo Wendy, la heroína más activa de todos los tiempos, lo ataca, lo besa... ¡y él se deja llevar! Final feliz con mucho amor y la frase estelar: Hontoni, arigato ("De verdad, gracias"). Ya decía yo que estaba muy necesitado. XD

¡Mis resúmenes son cada vez más y más cortos!

La banda sonora y sonidos especiales mantiene el nivel de su predecesora, y en algunos momentos la supera. La escena del combate final es incluso mejor, si cabe: rebosa detalles y está muy bien estructurada y sincronizada. De nuevo, el gran coprotagonista auditivo es el barco pirata y este recibe toda la atención que merece como tal: podemos imaginarnos el entorno con gran viveza, si bien en ocasiones todo se vuelve algo vago para dar una sensación de sueño.

La madera de la cubierta se hace presente sin descanso gracias a las botas de todos y cada uno de los tripulantes (esperemos que esté en buen estado, realmente cruje mucho), el océano ruge armoniosamente contra la proa, la popa y lo que haga falta, las puertas se abren y se cierran de forma continua para coincidir con los cambios de escena y la entrada y salida de los personajes, el viento sopla con fuerza cada vez que Peter sale a escena, los platos y los cubiertos tintinean, Campanilla centellea... Y la música de fondo aparece y desaparece en los momentos oportunos para crear ambiente, ya sea romántico o pura acción. En definitiva, es el compañero ideal para los actores de voz.

En cuanto a la interpretación de los dobladores, ha sido tan satisfactoria como inesperada. Ya en el primer volumen Suwabe Junichi el Suave hacía honor al sobrenombre que me inventé para él, ¡pero lo que no me podía esperar era que su papel diese un giro tan dramático a un contraste tan marcado! A pesar de las apariencias, el capitán Garfio es un tsundere timidísimo que usa la seducción como arma para ahuyentar a Wendy y que se asusta ante la idea de tocar siquiera a esa criatura o sentir algo por ella cuando dicha arma de doble filo se vuelve en su contra.

Se presenta ufano y muy seguro de sí mismo, de su brutalidad, de su sangre fría, pero evoluciona a un caballero inseguro, que teme aspirar a ser correspondido y ni tan solo se atreve a dar un paso ni tocarla sin su consentimiento manifiesto (lo cual es un punto a su favor, teniendo en cuenta que Wendy es-un-a-me-nor). Si bien mata a un tripulante e intenta eliminar a su rival por el camino. Un cambio demasiado drástico habría sido inverosímil: si amas a un pirata sanguinario, atente a las consecuencias. Tendrá una sola mano, pero también un garfio afilado que hace maravillas y una espada reluciente.

Shimono y Suwabe mantienen la magnífica sintonización que caracterizó el primer volumen, pero en este la temática obliga a virar hacia otro rumbo. Peter queda eclipsado por completo por el protagonismo absoluto del capitán, así como eliminado. Es... es insultante que Smee salga más que el archienemigo del seductor. Sin embargo, este hecho se compensa por la mención continua del enemigo ausente, acción que lo convierte en un fantasma que asiste y participa hasta cierto punto en la relación. Solo aparece estrictamente en carne y hueso en dos audios, pero está presente hasta el final. ¡Lo que me lleva a la temática!

Un nuevo amante conlleva una nueva temática: Peter giraba en torno al beso y el nombre de Wendy, Garfio lo hace en torno al nombre de Peter y la obsesión. La obsesión es el centro de todo este mundo: la de Smee y la tripulación es complacer a su capitán por la cuenta que les trae, la de Peter rescatar a Wendy, si el cocodrilo del clásico estuviese presente la suya sería el cuerpo del corsario (como todo hijo de vecino con ojos en la cara), y la de Garfio es, primeramente, Peter, y a medida que pasan los minutos y evoluciona, salpicado de la autoridad como capitán pirata, su obsesión pasa a ser Wendy.

Esto puede observarse en la reiterada pronunciación del nombre de Peter con mínimas variaciones (al final le guarda un rencor tremendo, y hasta celos maldisimulados), así como en las puntuales ocasiones en que emite el de Wendy. La primera vez lo articula con fiereza, como si fuera el talón de Aquiles de su enemigo mortal que ha caído en sus manos cual oportunidad irrepetible para propinarle la estocada fatal. La última, como si ella fuera el universo entero, el mar, la paz.

¿Lo mejor? Diría que la interpretación de Suwabe y su bien trabajada evolución psicológica, así como el bien planteado proceso de enamoramiento que no consiste en verse y copular como locos, sino en conocerse, odiarse al principio por motivos obvios y luego sufrir un estupendo síndrome de Estocolmo que ayuda mucho. Sería lo correcto y lo más profesional. Pero lo que más me ha gustado han sido las escenas de violencia. XD

¡Jo! ¡Es que...! ¿Habéis escuchado la sangre del único asesinato que se lleva a cabo y la escena del combate final? ¡Es sublime, trepidante y emocionante! ¡Zas, zas, entre Garfio y Peter Pan! Me ha gustado incluso más que todas las frasesillas de amor y pasión del capitán, y eso que se supone que son lo más demandado. Jemjem, digamos, profesionalmente hablando, que lo mejor de este Talk CD es su banda sonora y sonidos especiales.

¿Lo peor? La triste despedida de Peter Pan. No porque sea inverosímil o esté mal hecha, sino por el aprecio personal que le tengo desde su primer volumen. ¡Me da pena! Su derrota es de lo más injusta y desconsiderada, encima que viene a rescatarla con todo el ardor de su cuchillito multiusos, ¡y su rendición por el bien de Wendy, ya...! Ni que esta fuera el soldado Ryan, por favor.

Sin embargo, este es un detalle puramente subjetivo como todo en esta vida, pasemos a verdaderos fallos y pequeñas molestias.

Cabe señalar, ante todo, la ausencia del cocodrilo que probó el sabor de Garfio y se obsesionó con la idea de comérselo entero (¡qué desperdicio, ese tema tenía chicha!) y la tripulación. ¡Aj! ¡Son insufribles! ¿Y se supone que Wendy tiene que aprender a convivir con ellos ¡para siempre?! Prefiero tirarme de cabeza a las fauces del cocodrilo inexistente, gracias.

Por lo demás, he echado un poco en falta algún que otro cambio de escenario. En Peter Pan disfrutamos de una amplia gama de los susodichos; en Capitán Garfio, después del viaje introductorio de Londres a Nunca Jamás caemos directamente en el barco ¡y no volvemos a salir de ahí! Si a eso le sumamos la compañía mayoritaria, resulta claustrofóbico.

Por otra parte, ¿qué pasa con la cantidad de besos por CD de esta colección? ¿Los miden con cuentagotas o qué?

¡En conclusión!, el segundo volumen arriba con fuerza al puerto de nuestros oídos e inspira lo suficiente como para pasarse el día con metáforas náuticas y no volver a ver al malo maloso de la película de Disney con los mismos ojos. Si te satisfizo su primera parte o simplemente adoras a los bucaneros, sin duda disfrutarás de esta nueva versión del capitán Garfio joven y guapo. ¡A no ser que le tengas tirria a este pirata!

9/10

De momento, es la nota más baja que he puesto... ¿Puntuaciones muy altas? No es por benevolencia, ¡es que analizo las mejores! Cuando haces la reseña de tus volúmenes favoritos, esto es inevitable, pero por lo menos en mi caso puedo asegurar que no se trata de una exageración inducida por la opinión personal. ¡Al fin y al cabo me parto el cráneo para ofreceros los mil argumentos que sostienen este sobresaliente! Está en vuestra mano considerar si os parecen válidos o no.

¡Espero que os haya gustado la reseña!

6 comentarios:

  1. Madre mía, media hora y sigo leyendo xDD En mi opinión, no creo que me guste este CD, Peter es y siempre seré mi primer amor platónico, y no ayuda el hecho de que Suwabe sea Garfio (notese que no me gusta mucbo ese seiyuu... xD) De todas formas, gracias por la reseña, me he reído mucho, y me he podido imaginar el CD sin tener que escucharlo xD ^^
    (Otra cosa en contra de que escuche este CD, es la sangre y violencia... nunca me han gustado u.u')
    De nuevo, gracias! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja, ja, ja! Si es que me enrollo más que las persianas, ¿verdad? XD
      ¡Oh, pero es una violencia muy artística! XD
      Pero es cierto. Ante eso no hay nada que hacer, si no te gustan ni el doblador ni su personaje... me alegro de que por lo menos te haya sacado unas risas. ¡Solo por eso ya vale la pena el esfuerzo! Mmm, ¿cuál debería ser la siguiente reseña?
      ¡Gracias a ti por tu pronto comentario! ^^

      Eliminar
  2. ¡¡¡Yeeeeiii!!! Ya llegué a la reseña de Fantasy Kareshi ¡¡Wiiii!! *pequeños aplausos* XD

    Aaaahhhh~ no tienes idea de lo que me ha costado conseguir este CD.... parece que el archivo cargado en la página habitual tenía problemas y ¡Arrrrrg! Me estresé, pero lo conseguí ^w^

    Me encantan tus sinopsis, nada más les falta la musiquita de fondo y se vuelve el próximo hit promocional ^w^ XD
    A veces, al leer tu opinión personal, siento que leo una intro de suspenso para enganchar a la gente, bonito detalle el de la ironía por cierto XD

    Hmmm tengo que admitir que es un gran CD, totalmente ha valido la pena el esfuerzo para escucharlo, ¡Dios! ¡Hay tantas cosas que me gustan de éste! la voz de Katari es muy relajante, y éste Garfio remasterizado es taaaan =¬=.... y las escenas de batalla y la música de fondo *.*… Tienes razón con Garfio; yo pienso que lo atractivo de este personaje es poder ver su evolución desde que se lo conoce, aunque desde el principio es caballeroso y tiene una forma de cambiar de tono dependiendo de con quien habla, que como mínimo me hace sonreír XD
    Una de mis partes favoritas es cuando todos los piratas se le van acumulando a Wendy hasta que aparece –el posesivo de– Garfio en modo serio, la reacción de la tripulación me mata XD

    Me ha gustado mucho, también me parece que es un buen cambio que la prota tenga la iniciativa (¡girlpower! XD) ^w^

    Bien Yuki-chan sólo me queda comentarte sobre mi éxito obteniendo los últimos CDs de la colección (se ambientan en “Hansel y Gretel” por cierto), decirte que tu especial de escarcha no va a quedar sin comentarios ^w^ y que como prometí explicaciones en otros comentarios comenzaré estos preguntando si tu uvaasesina puede hacer un pequeño cameo en mi proyecto *ojos de cachorrito**junta manos**voz de petición patentada ON* pooorfaaaa~ ѲᴥѲ
    ¡Nos (¿vemos?) leemos XD! ~♪

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Síiii, Yami-chaaan! XD

      ¡Pero no hace falta que te escuches el CD para leerte la reseña, mujer! XD
      La verdad es que cuesta un poco conseguir algunos CDs, ¡me ha costado más hacerme con el par de Hansel y Gretel...! Pero ha valido la pena, porque son ge-nia-les. Ya haré la reseña.

      Oh, ¿en serio? Qué encanto... porque lo dices sin segundas, ¿¡no?! XD
      ¿Y la gente se engancha? ¡Porque entonces funciona! XD

      ¡¡La batalla es lo mejooooor!! Y el asesinato también está muy bien. XD
      Me alegro de que te haya gustado tanto Garfio. ¡Eres de las mías! Aunque raro sería que no nos gustase algo de estos discos. A parte de la tripulación. ¡Qué incordio! XD

      Curiosamente en esta colección las protagonistas son muy activas. ¿Quizá sea porque son niñas y más temerarias?

      ¡Gracias por decírmelo! Cuando leí tu comentario me puse manos a la obra y estoy gratamente sorprendida y muy satisfecha. Esta colección es oro puro.

      ¿Proyecto? ¿Qué clase de proyecto? Bueno, no es que me haga especial gracia, pero tampoco puedo evitarlo. Si pusieras las referencias de dónde proviene ese personaje original, te lo agradecería. XD
      No... ¡me mires así! [Cae de rodillas ante tanta monosidad]
      ¡Eso espero! ¡Que te vaya muy bien, Yami-chan! XD

      Eliminar
  3. waaaa me encanta suwabe jamas lo imagine como garfield,ni que pudiera gustarme jajaja osea tenia una imagen muy diferente xD
    Muchisismas gracias por la traduccion fue muy bueno y lo disfrute mucho,SALUDOS :D

    ResponderEliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas