jueves, 14 de enero de 2010

Delirio 1º - De vuelta a la escuela

He pillado un catarro del copón (estoy hecha mistos), y el trabajo me tiene agotada, ¡así que, sumimasen por la tardanza!

He aquí otra nueva saga: Delirios. Aquí explicaré, mediante mis conversaciones con UvaAsesina Atragantadora de Nochevieja, mis peripecias.
Usaré muchas cebollas, probablemente, así que disculpad las molestias, y permitid que os aclare que las cebollas de UvaAsesina serán las de la izquierda, mientras que las mías serán las de la derecha. Nada más que añadir a parte de que suelo empezar yo la conversación, aunque sea con una cebolla (¡hai, soy fan de onionhead! ¡el caso es que son tan monas!), ¡así que no os perdáis!

- ...

- ...

- ...........

- ¿?

-¡............................! - (gran dolor y griterío cansado reprimido).

- Ojalá fuese Nochevieja...

- ...

- ¿Qué te ocurre, Yukinomivíctima? Estás para el arrastre.

- Es que el Lunes empecé a trabajar...

- ¡Oh! ¿Ya trabajas?

- Si, pero no te hagas ilusiones. Me deja agotada, ¡pero solo es hasta Junio!
- *sollozo uvil*

- Supongo que te preguntarás cual es ese trabajo que hace que me descuide de mis deberes bachilleriles.

- Me pregunto cual es la motivación que tienes para inventarte palabras.

- ¿¡Por qué tanto odio?!

- Vale, vale, gomen... - ¡SE LE HA PEGADO (doble cebolla en estado de shock)! - ¿Cual es tu trabajo?

- Soy monitora-profesora-ayudantedeprofesora de P3.

- ¿¡?! - ¿emoción contenida?

- Hai... (hincho pecho)

- ¡Espera! ¡Después de haber investigado tus emails y tus humanoconversaciones, he deducido que solo lo llaman P3 aquí! El resto de España (y del mundo) no tiene ni idea de lo que hablas, ¡explicalo! ¡Y deja de meterme cebollas a cada oportunidad! ¡Soy una FRUTA (enemiga de las verduras y de las Yukino Daidogis en Nochevieja)!
- ¿¡Por qué tanto odio?!

- ¡Qué lo expliques, o te haré zumo!

- OwO -(inimaginable cebolla...)- Pues no es más que Parvulario 3. ¡Trabajo con niños de 3 años, los Lunes y Jueves de 3 a 5:15 p.m! ¡Y son muy monos (pero agotadores)!

- Bien, bien, te has explicado (aunque con algunas mayúsculas innecesarias). Ahora explicame tus aventuras.

- Preparate porque será una parrafada de las cuatro intensas horas de esta semana, llena de apasionantes onionheads... - *Cojo muuuucho aire*
SE RECOMIENDA USAR EL ZOOM
- Todo empezó cuando Usagi Chairo y yo fuimos, el lunes, a nuestro nuevo trabajo. Llegamos y encontramos a una señora recortando colas para algun animal de cartón. Tuvimos que ayudarla. Acabamos con las manos llenas de tinta (y a Usagi Chairo le durarón un par de días, ¡ju, ju y ju!). Finalmente, después de 30 proiductivos minutos, llegaron las profesoras y, tras una larga discusión sobre quién eramos y que haciamos allí (nos habían olvidado por completo, qué detalle), acabamos dando un tour por las tres clases. Yo me quedé en la primera que nos presentaron, els Esquirols (ardillas), y Usagi Chairo, casualmente dandome la razón y siguiendo su destino, acabó en la clase del Conills (conejos, ¡jo, jo, y jo!) . ¡Soy un ESQUIROL (y ella una conilla)!Bueno, entonces conocí a mis superiores, Pilar (que se encarga de las comidas y siestas) y la profesora. Y...a...HUGO...

Y es que es el primer nombre que me aprendí, el del niño revoltoso. ¡Y para que yo recuerde un nombre...!

Bueno, empezó la profesora presentandome a todos los niños. Habían incluso un Peter y un Brian (OwO). Nada más ver a HUGO, mi instinto se activó (mis sentidos otakus nunca fallan). Pero mejor resumir, que no acabaré nunca.

El caso es que sacaron el peluche de una ardilla (que HUGO dijo que si le metías el dedo te mordía, y cuando acabó la clase lo comprové, y... ¡NO TENÍA BOCA! ¡Mentiroso! T^T) y me contaron todo lo que sabían de las ardillas mientras algunos niños me miraban fijamente hasta que los pillaba, ahasta que me cansé y me miraron todo el rato.

Después de eso empezaron a jugar. Como Niños de los Puzles me intimidaban (no me hablaban aunque les suplicase de rodillas [ojo, para estar a su altura literalemente] y solo me miraban con fijación, me fui donde estaba HUGO, jugando con muchos niños a cocinitas. Que. Cosa. Más. Mona. ¡Aaaaargh, y yo adoro todo lo mono!

Me puse a jugar con ellos, sorprendida de la grandisima cantidad de vasos de plástico que había en la mesita. Al cabo de un rato en el que me gane a dos niñas negritas/morenitas (y monisimas, también... chiquitinas... como me gustan las cosas chicas...), llamadas Sheila y Andrea (ahora lo sé, primero solo conocía a HUGO), cogiendo una cuchara y moviendola rápidamente en una carcajeante competición de remover rápido y hacer que bebes, HUGO emopezó, por alguna razón a tirarme vasos de plástico a la cabeza.

Bueno, los tiraba al aire, ¡pero casi todos en mi dirección!

Luego, cuando recogiamos, me dió con una bata en la cara y casi tira la cocinita de juguete tamaño niño de 3-4 años. T-T

En fin, yo estaba lo bastante preocupada por una niña que echaba de menos a su padre como para hacer caso a HUGO, al que cale bastante rápido, que quiere toda mi atención, vete a saber por qué. Quizás fue un aviso tipo "Si no me haces caso te torturaré más que una uva".

A la hora de merendar ayudé a todos con sus plátanos (repartiéndolos y abriéndolos). Primero pregunté a una de las Andreas "¿te ayudo?", y de repente saltaron todos con "¡A MÍ TAMBIÉN!", alargando la mano con el plátano adorablemente, cuando la profe me dijo "¿Tienes que ayudarlos a todos". Le faltó decir "¡Alma de cántaro!".

Entonces les di de beber a todos los que querían, y llegó un niño que se pasó media hora con el vaso medio lleno y sin inclinar la cabeza. Y mira que se lo dije. Entonces apreté la fuente (porqué él no tenía fuerza, claro) y llenó el vaso hasta desbordarlo... y cuando fue a beber... ¡inclinó la cabeza y se le cayó toda encima!

Le quité la bata mojada inmediatamente, y descubrí que era una niña. O_O
(otro despiste que apuntar a la lista...)

Finalmente les quite a todos las batas (no fue para comprovar nada, no), les puse las chaquetas, ¡y a casita falta gente!

Como esas primeras horas de mi estreno fueron muy intensas, resumiré lo que ha pasado hoy, todo lo que pueda.

Usagi Chairo llegó tarde, así que subí primero a despertar a los niños de la siesta (por primera vez, el lunes no pudimos porque ibamos perdiiiidas). Vi a HUGO. Ay, me había pasado todos los días hablando de él y pensando en él. Es que me ve y me sonríe. Y me dice cosas (que no entiendo). Y ha dicho mi nombre muchas veces hoy. Y me he sentido TAN feliz de que él y algunos niños me recordaran... ¡Al final es mi preferido! >^<

Al final de curso acabaré diciéndole: "¡Hugo, acuérdate de mí y saludame cuendo me veas! ¡Y cuando tengas 20 años, recuerda que me gustan jovencitos!". XD

¡Es broma, eh! ¡No soy una acosadora de niños adorables! ¡No soy una asaltacunas! =w=*

Bueno, después de unas 3 canciones, de que les pusiese a todos la bata (me siento medio-madre) y de que saltásemos como locos, fuimos a la clase, leímos un cuento donde salía un tiburón enooorme desplegable (todos gritando dramáticamente). Entonces empezaron a pinchar unas orejas (vease el día 1, lunes, cuando Usagi Chairo y yo recortabamos y dibujabamos colas y ella orejas) de algun animal. Yo ayudé a los que pinchaban toda la cartulina y luego a todos para sacar las orejas. Hugo y yo nos miramos mucho. Andreas también. Hice cosquillas a Manuel (¡ya me sé muchos nombres! ¡Uauh!). No he parado. Ains. Amor maternal on.

Luego, con la plástelina (adiós, suela de mis botines nuevos. No vuelvo a traer zapatos a las clases: ¡Hola, bambas!), me pusé con Hugo y compañía (ahora me hablan todos, ¡les caigo bien! ¡VIVA!), que dijo que le gustaba pegar (¿¡QUÉ?! >o<), y al final todos me enredaron para que les hiciese bolitas. Se me da bien ser manipulada por jovencitos (e itas). No sé decirles que no. -.-

Por fin, llegó la hora de la foto de Zoe, la cumpleañera de 4 años, y el pastel. Eran dos. Y puso lacasitos. ¡Y yo comí! OwO

No me lo esperaba, la verdad. Le dije a mi superior, "¿En serio?". Y encima me trajeron otro trozo (rebosante de lacasitos) de otro niño cumpleañero de la clase dels Ratonlins (ratones). Ñam.

Los lacasitos acabé por repartirlos entre algunos de los niños. A Hugo de los primeros, claro. Y es que me bebí su zumo. ¡Y de piña! ¡GLUP! Cada vez me cae mejor este crio. ¡Es que él decía que picaba y que no quería más! ¡Le pregunté si podía y me dijo que sí, y además, no iba a tirar un rico zumo de piña medio lleno!

El día acabó de forma estupenda (solo llevo dos días y ya me llevo genial con ellos... ¡aaaah, suspirosuspirante! >w<), sacándoles las batas, poniéndoles las chaquetas y mochilas, y persiguiendo juguetonamente (corre que te pillo) a Manuel para ponerle la chaqueta. ¡Me costó atraparle, así que le hice cosquillas en la barriguita!

Cuando volví a casa, al igual que la otra vez, necesité mis cuatro horas de descanso en el sofá. Que agotamiento... ¡Pero me siento TAN aceptada! TwT

Y esas son mis peripecias de esta semana.

¿Qué, fueron, o no fueron unas 4 horas intensas?

- (estado catatónico sin cebollas).

- Lo mejor de todo es que, ¡mira que casualidad!, tengo que hacer un "diario" de mis aventuras P3ales, así que aprovecharé lo que he escrito en Otaku hen. ¡La semana que viene más! ^w^

- *rendición uvil*
- ¡Ja, ja, ja!

5 comentarios:

  1. Que guay poder estar cn niños pequeños>o<
    Deben ser una kawaiosidad andante*^*
    A mi tambien me encantan los niños pequeños^^, te sientes como si volvieses a ser una críaxD

    ResponderEliminar
  2. Que lindooooo!!!
    Me gusta ,jajaja!!
    Por fin pude leer el primero!!^^

    ResponderEliminar
  3. Buf, cuantísimo tiempo hace de eso. XD

    Me alegro que por fin la gente empiece a leer las entradas base antiguas. =///= <- eufória

    La verdad es que he mejorado muchísimo. Dios, cómo podía hacer tantas faltas hace tan solo un año, más o menos. T///T*

    ResponderEliminar
  4. Madre, ¿y toooodo eso en cuatro horas? Me he cansado hasta yo, que estoy tumbada en el sofá de mi casa xD

    HUGO (xD) me recuerda a mi hermano de pequeño. Barbarito, le llamaban :3

    ¡Y la uva, es la uva! *^* Me la esperaba más malvada y parlanchina, la verdad, pero supongo que estando tú es difícil explayarse xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GUAU, esto sí que es comentar. ¿Dónde has estado estos cuatro años? Aunque me alegro de que hayas venido ahora cuando más te necesitaba, ¡oh, comentadora mesías!, porque así tienes mucho por leer. XD

      Ese nombre... suena a premonición. XD

      ¿Insinúas que soy parlanchina? ¿Parlanchina yo? ¡Con lo calladíiiisima que soy...! XD

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas