viernes, 4 de mayo de 2012

03er Mundo Paralelo - Injustificable

Hace muuucho tiempo, pero más o menos este mismo año, escribí en la sección de anécdotas (las Ensoñaciones) sobre un texto de evaluación de Gramática Normativa que me trajo más quebraderos de cabeza de lo que cabía esperar.

No se trata de un mundo paralelo como el primero y el segundo que lo preceden ya que no pude colar mi otakismo desmesurado en una redacción académica de tamaña importancia y con un tema tan marcado, pero en su día prometí publicarlo una vez estuviera segura de que no repercutiría en la nota del mismo. Puesto que me costó varias visitas al despacho del profesor alemán que impartía la clase con tanta gracia e ironía, surgió en mí el querer mostrárselo a mis lectores más fieles, curiosos o sencillamente con más tiempo libre.

La evaluación de control y redacción han quedado resumidas en un 8,2 y aunque la publiqué a estas alturas no pasará nada, de modo que ¡aquí está!

¡Debo aclarar que lo importante, más que el contenido, es la forma de la redacción! Os preguntaréis por qué, quizá. ¡Bueno! En textos académicos en los que te juegas un 45% de la nota global como lo es este, lo más prudente es adecuarse a lo que te piden y, si se puede, al gusto del profesor. Por lo tanto, no es toméis lo que vais a leer como mi opinión personal e intransferible.

¡Primero, la versión primera!

Sin justificación

¿Justifica una situación de crisis económica los recortes en las prestaciones sociales básicas? Cuando escuchamos una pregunta como esta, la respuesta es siempre la misma: no.

Existen diversas opiniones al respecto. Hay quienes afirman que, si bien no se trata de algo completamente justificable, es inevitable "apretarse el cinturón" cuando un país intenta atravesar una crisis y que podemos prescindir de algún que otro lujo social, y quienes al encontrarse más afectados por la situación manifiestan su disconformidad.

Ahora bien, nadie acepta bajo ningún concepto los recortes en algo tan indispensable como la sanidad pública o la educación. Si pensamos en el Estado como en un árbol, ambos elementos son el tronco que sustenta todo lo demás. Si se corta el tronco, el árbol se muere. Si no se lo alimenta y cuida, se seca.

En el caso particular de España, resulta bochornoso cómo los políticos se dedican a echarse la culpa los unos a los otros para preservar su poder e intentar distraer la atención del saqueo al que el Gobierno somete al 90% de la población. No buscan una solución a la crisis o una forma de sobrellevarla sin afectar a la mayoría: buscan el medio de explotar al máximo su posición mientras marchitan las hojas de nuestra nación.

Como podemos ver, una recesión económica no justifica de ningún modo este ahogo a los servicios básicos, tan necesarios para la población, el alma del país. Salvo para los que no les afecta personalmente.

* * *

Me quedó un tanto literaria con el símil de la planta, cuya idea tiene origen en mi señora madre, por no hablar de lo rimbombante y ligeramente agresivo del texto en general. Me quedó con una sensación bastante fuerte, y es que me gusta darle (y sobre todo acabar con) un tono dramático.

Ahora veamos qué conservé de esta primera versión tras hablar dos veces con el profesor:

Injustificable

Recientemente, el mundo ha sufrido una crisis global. En el caso particular de España, esta situación se ve acentuada debido al estallido de la burbuja inmobiliaria, y los recortes están a la orden del día. ¿Significa eso que una crisis justifica los recortes en los servicios básicos? Cuando se escucha una pregunta como esta, la respuesta es siempre la misma: no.

Existen diversas opiniones al respecto. Hay quienes afirman que, si bien no se trata de algo completamente justificable, es inevitable tomar medidas de austeridad cuando un país atraviesa una crisis y que se puede prescindir de algún que otro lujo social, y quienes al encontrarse más afectados por la situación manifiestan su disconformidad.
Ahora bien, nadie acepta bajo ningún concepto los recortes en algo tan indispensable como la sanidad pública o la educación. Autoridades como el Conseller Boi Ruiz aseguran que son necesarios para salvar ambos servicios, pues, en caso de que no se realizaran, colapsarían. Pero tales recortes responden, en realidad, a intereses particulares en lugar de generales.

Resulta bochornoso comprobar cómo siempre pagan los mismos cuando se podría reducir el déficit a través de la reversión de las políticas regresivas de estos últimos tiempos o haciendo impuestos finalistas para sanidad grabando el tabaco y el alcohol (que tienen los impuestos más bajos de la Unión Europea). Sin embargo, ninguna de estas alternativas se está considerando.

Si España tuviera las mismas políticas fiscales que, por ejemplo, Suecia, ingresaría 200.000 millones de euros más de lo que ingresa ahora. Cantidad más que suficiente para evitar los recortes de gasto social.

En conclusión, una recesión económica no justifica de ningún modo este ahogo a los servicios básicos, menos aún cuando puede reducirse mediante las alternativas expuestas. Salvo para los que no les afecta personalmente.

* * *

Ni el título quedó. XD

Si os fijáis, solo se conservan pequeños fragmentos, la estructura y el tono de ataque medio dramático que tanto me gusta para darle el toque de impacto al texto. Me encanta la estructura, ¡es tan estable! También se ve más clara la supuesta opinión del autor, cosa importante en escritos de esta clase.

Ahí queda un buen ejemplo de redacción académica con temática, ay Señor, de crisis económica. Pero se puede utilizar el mismo esquema para cualquier texto argumentativo. ¡Qué bien!

¡Lo lamento, esta vez no han habido imágenes! Alguna vez tenía que pasar.

2 comentarios:

  1. Conservaba mis expectativas por este informe. Al fin te dignaste a compartirlo. XDDD

    Me gusto la primera versión. Me gusta la metáfora que incluye. Es agradable a la vista e incluso muy gráfica. Me gusta que sea incluso tan simple la idea original. Lo digo porque el segundo texto parece un informe periodístico. XD

    La segunda versión es más detallada, pero no tan agradable como la primera.
    Es muy buena, me gusta incluso que tengas soluciones positivas para aplicar que no incluyan la clásica salida, ajuste.
    Me gustan esas citas a las autoridades y tu opinión.

    En fin, coincido en que una a salida a la crisis no son los ajustes a los servicios. No obstante, en los gobiernos de derecha los que salen perjudicados siempre son los pueblos...

    Insisto en que me gustó la primera versión. Jajaja, de verdad que las dos versiones son muy buenas. Felicitaciones~ XDD

    ResponderEliminar
  2. Estaba esperando el momento propicio (y desesperado). XD

    Siempre he preferido lo literario a los simples hechos, ¡pero la estructura se conserva! Me alegro de que te haya gustado mi sencillez estilística, lo cierto es que solo de pensar en política e introducirme en berenjenales semejantes algo dentro de mí que prefiere evitar los problemas se cierra... ¡y grita! XD

    Era necesario que así fuera para alzanzar una buena nota. XD
    Oh, ¿realmente? Bueno, cogí un poco de esto y aquello más la mención a las autoridades que siempre es necesaria como argumento a favor. El equilibrio también es patente, estoy bastante orgullosa. ¡Me alegro de que te haya gustado, he intentado ser lo más consisa posible (no como cierto compañero mío... XD)!
    Realmente no era una opinión muy libre, ¡cómo me van a parecer bien ciertos recortes! Además, el espacio era muy limitado, por lo que todo está perfectamente calculado para no pasarme. ¡Es como un juego en el que te juegas la nota! XD

    Oh, por Dios, no empecemos con lo de derecha e izquierdas, que al fin y al cabo acaban siendo como cierto plato español (moros y cristianos, que viene a ser lentejas con arroz XD) y acaban siendo todos los mismos por radicales que sean. Yo por lo menos veo muchos más fallos por la parte de izquierdas que, por ahora, por al de derechas. Claro que tampoco sé demasiado de política y prefiero no meterme. XD

    ¡Gracias! ¿Qué, crees que sirve de ejemplo para otros? XD

    ResponderEliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas