domingo, 20 de octubre de 2013

Apuesta 08ª - Sociabilidad olvidada


Yukino - [Aparentando una seriedad que no acaba de tener básicamente porque necesita llenarse los pulmones a base de jadear, con el rostro perlado de sudor] Vamos a repasar lo que recuerdo hasta ahora.

Nánana - [Que se ha convertido en su mochila] ¿Un resumen?

El gato G - [Que se ha convertido en el complemento de su diestra] ¿Te parece buen momento?

Y - Es habitual en los videojuegos en general. ¡Es difícil acordarse de la trama principal cuando llevas tiempo sin jugar o te has ido de aventuras secundarias para subir de nivel! [Resopla] ¿Cómo voy a recordar si no dónde dejé medio muerto al jefe final y cuáles son las instrucciones para comer melocotones?

Enemigo Versado en Plataformas - ¿¡Te quieres comer a Peach?!

¿Tú no?

Enemigo muy grande, por cierto - ¿¡Qué te hace pensar eso?!

Y - ¿Para qué secuestrarla si no?

Nánana - No, no, no es a ella a quien buscamos, señorita "minina".

Y - [Ni caso] Eres una tortuga gigante sospechosamente parecida a alguien que yo me sé, ¿me vas a decir que no era tu intención comértela?

Enemigo estupefacto - ¡Yo soy su fan!

Y - Un zoofílico es lo que eres.

G - ¿Podrías no confraternizar con el enemigo? El padre de tus futuros hijos es un gato celoso.

Nánana - [Asomando la cabeza por uno de los hombros de Yukino] No creo que esto cuente como "confraternizar", señor padre de familia numerosa.

G - Y estoy casi seguro de que las princesas no constituyen una dieta adecuada para ningún embarazo en vísperas.

Y - ¿Insinúas que los príncipes son más nutritivos?

Enemigo fácil de distraer - ¡Se mueven más!

Nánana - Yo no lo creo. Estoy completamente en contra, ¿entendido?

Y - Sin rodeos: una hermosa mañana, desperté bajo el frondoso árbol de una incómoda colina muy poco cuidada. Allí me percaté de que mis puntos de vida no estaban todo lo intactos que podrían haber estado, así como de que tenía puntos de vida y un nombre pululando sobre mi cabeza junto a los susodichos. Poco después supe que probablemente me había llevado un golpe en la cabeza que habría desencadenado mi pérdida de memoria. Qué cliché.

Nánana - [Gran sonrisa] ¡Vaya! Una heroína amnésica no debería admitir esas cosas.

Enemigo decepcionado - ¿Y no quieres hablar más sobre princesas? [Se sienta]

Y - Una vez comprobado que otro golpe no me salvaría de ir desmemoriada por la vida y me haría e hizo más mal que bien, me topé con un castor carpintero que no sabía nada de robles. Gracias a él "¡Yukino obtuvo un billete de tren!" que me llevó a su respectiva estación.

G - En la que conociste al padre de nuestros doce futuros hijos.

Y - Y me atacó un pelirrojo obsesionado con que soy la peor de las desgracias que en el mundo han acaecido, del que G se encargó con un solo ataque.

Nánana - Ah~, no lo desmientes.

G - ¡¿Sigues insistiendo en que lo ataqué yo?!

Y - Tras enterrarlo en el cementerio del pueblo al que nos llevó ese billete caído del entrecomillado "carpintero" que no sabía nada de robles, cepillé a este gato que tengo agarrado por el lomo una y mil veces hasta que tres caballeros me obligaron a dejar de hacerlo.

Nánana - Realmente te irrita que no supiera nada de robles, ¿verdad?

G - ¡Yo sí que sé algo!

Y - Nos condujeron a rastras por un castillo no muy ostentoso, por decirlo suavemente, y allí conocí a un rey que sin conocerme de nada me encomendó la clásica misión de rescatar a una princesa, cuya recompensa era satisfacerme un deseo.

Debo decir que los reyes de hoy en día no tienen ningún sentido de la decencia y los modales. ¡Qué desfachatez! ¿A ti te parece normal que un completo desconocido deposite todas sus esperanzas y expectativas en el primer don nadie que pasa, sin más ni más, únicamente porque dicho don nadie se haya a dado a conocer por salir medianamente indemne y chamuscado de un pequeño e insignificante combate a muerte en medio de una estación de tren que se vio envuelta en llamas, acosada por una serpiente de fuego y reducida a cenizas a medida que llegaba el último tren que vería? Sin mencionar lo que luego ocurriera con la iglesia, que con eso yo no tuve ¡nada! que ver. ¿No podrían ponerse en nuestro lugar? ¡Pues no! Él como mucho se limita a decirte: "¡Será fácil! O al menos es lo que te digo para que lo hagas".

Pero por lo menos no le saldrá gratis, ya que después conocí al príncipe a mi espalda, un héroe cuyo fuerte debe de ser la inteligencia, porque ha resultado ser mucho menos atlético de lo que aparentaba. [El príncipe repentinamente pesa más...] Exactamente, enemigo, no es necesario que me sigas mirando así: esa misma noche cené con su majestad y le informé de que me cobraría ese deseo con un hijo a cambio de otro. Se puso hecho un basilisco.

Enemigo metido en la historia - ¿¡Qué?!

Y - Sí, ¿te lo puedes creer? Y mira que le pedí su mano con toda la corrección y he cargado con él como un eucalipto carga con su koala desde que dimos dos pasos fuera del castillo. ¡Esta condición física de la nobleza deja mucho que desear!

Enemigo alterado - ¿¡Pero no quieres recobrar tus recuerdos?!

Y - Qué curioso, el histérico del rey me preguntó lo mismo gritando como un poseso. ¡Lo normal es que quiera mi memoria! ¡Lo normal es que quiera acabar con esto! ¡Jumf! Una no puede vivir en el pasado, menos aún si carece de él.

Enemigo muy interesado - ¿Y G qué? ¿¡Qué hizo G?! [Ya ha perdido el norte]

G - La madre de mis hijos bien puede tener el pasatiempo de ser reina.

Enemigo - Pero... pero... ¿y el príncipe qué?

Y - ¿Quién? ¿Este príncipe de mi espalda carente de resistencia física que me ha obligado a atarle las piernas a mi cintura para poder maniobrar sin que se me caiga si te decides atacarme? Nada: aquí tanto el príncipe como su opinión ni pinchan ni cortan.

Nánana - [Esbozando una sonrisa tirante] Es tan amable por tu parte tener la deferencia de tener en cuenta que no soy un hombre...

Y - Fue muy chocante para mí saber que el príncipe tenía aspiraciones transexuales. =^=

Nánana - ¡Oh, pero qué cachorrita tan obtusa!

Y - Pero ni me importó ni me importa, porque de todas formas no es un príncipe tradicional a lo que yo aspiro. =w=*

Un deseo normal y poco peculiar.

Y - A la mañana siguiente partimos amparados por los ruidosos llantos y sollozos del padre sobreprotector que resultó ser su majestad. Y aquí estamos, en el empedrado, frío, pero bien iluminado nivel 0 de la mazmorra de esta torre que presupongo pertenece al coleccionista de princesas, ¿o quizá del casero de todo secuestrador de la alta alcurnia?, frente al primer jefe de pasillo que eres tú, a quien prefiero contar un cuento a arriesgarme a perder HP tontamente. No te diré cómo entramos. ¿Te ha gustado la historia?

Enemigo - Me ha dejado con ganas de más...

Y - ¿Sí? ¡Pues qué bien! [¡PAF!]

G - ¡Ay!

Enemigo - [Chichón emergiendo] ¿Eh?

Y - [¡PAF, PAF, PAF, PAF, PAF, PAF, PATAPAF!]

G - ¡Aaaaaahhh!

Enemigo - ¡Aaaaaay! [Atrapando el arma gatuna de un zarpado] ¡Mi cara!

Y - [Corriendo hacia un rincón]

G y el Enemigo - [Mirándose el uno al otro]

Nánana - [Cuchillo a la carta]

G - ¡¡¡MIAAAAAAAAAAHH!!! [Arañándole el rostro como un poseso]

Enemigo - ¡Ah ah ah ah AAAAH!

Nánana - [Se lo pasa a su montura]

Y - [Corta una cuerda]

¡Clon clon clon clon clon!
CATÓN.

Enemigo - [Inconsciente como mínimo bajo la ahora antigua araña del techo]

Y - Me encantan las mazmorras bien iluminadas. [Apagando las velas con los dedos antes de que se produzca otro incendio]

G - . . . . . .

Y - [Se acerca, se agacha, le ofrece paja. ¿Paja?] "Yukino ha entregado una hierba medicinal".

G - ...¡jum!

Y - "No hay respuesta. Solo es un cadáver".

G - ¡OYE!

Y - ¡Mira quien renace de entre las tablas de madera! [Cogiéndolo en brazos, sacudiéndole los escombros y ea, ea, ea...] ¡Muy bien, cosita! ¡Ya suponía yo que eras lo suficientemente pequeño como para que no te pasara nada!

G - ¿Suponías? ¿¡Suponías?!

Y - Quiero decir, ¡pero por supuesto que lo sabía...!

G - ¡Eres terrible! ¡Esto es maltrato animal!

Y - [Risitas] Eso solo cuenta cuando es una persona humana la que lo hace.

G - Acepto tus disculpas, pero que no se repita.

Nánana - Soy del parecer de que seríais una pareja muy bien avenida.

G y Y - ¡Tú del matrimonio no te libras!

Nánana - [Sonrisa tirante] Mm, ¿el señor gato también?

G - A los niños no debe faltarles ningún capricho.

Nánana - [Ladea la cabeza] Qué impertinentes interesados~.

Y - Me ha quedado claro que por la mazmorra no hay ninguna princesa. ¿Subimos al 1er nivel de la torre?

Nivel 1

Y - ¡Qué bonitos son los primeros niveles! ¿Debería describirlo? Un pasillo de mullida alfombra roja con ribetes dorados que nuestros pies pisan con gusto, paredes rojas con estampados de oro, candelabros negros, cuadros que corroboran la obsesión del dueño con el rojo y el oro. Y todo conduce, señala e insta a entrar en una fastuosa habitación cuya gigantesca puerta de dos hojas de madera abiertas de par en par...

Contra este no me enfrento.

Y - [Quieta parada]

Nánana - [Extrayendo un cuaderno y un lápiz de Dios sabe dónde]

Ulquiorra - [Se gira... y la observa]

¡-110 puntos de vida!

Y - [Tambaleante, ruborizada y sangrante] Mi HP... =﹏=

G - ¿¡Pero qué ha pasado?! ¡Si ni te ha tocado! [Patalea en el aire, todavía en sus brazos] ¿A qué esperas? ¡Ataca! Sin usarme, a ser posible.

Y - Eh... es que...

Ulquiorra - Me has hecho esperar.

Y - ¡Es que lo he hecho esperar! [Se le cae el gato]

G - ¡AH!

Y - ¡No sabes cuánto lo siento! [Desatándose a doña príncipe, se agacha para dejarla en suelo y, acto seguido, acercarse dando brincos a ese hombre tan llamativo] ¿Cómo podría compensarte? ¿Cogiéndote de la mano? ¿Encerrando esta preciosa mano cetrina tuya entre mis zarpas? ¿Conociéndonos mejor...?

Nánana - [Arrastrándose sonriente y a gatas hacia un rincón, donde se sienta y se coloca. ¡Lápiz preparado!] Estaba segura de que esto sucedería. [Risillas]

G - Pues esto es indignante.

Ulquiorra - No te me quedes mirando, muchacha.

Y - ¡Denegado! ¿Eres un enemigo común? No me digas que eres un enemigo común, porque no me lo creo.

G - [Entretenido en incorporarse] Y esta hembra muy intensa...

Y - [Ojillos centelleantes] ¿Quieres aparearte conmigo?

Nánana - [Mano libre a la mejilla] ¡Uaaaaaah!

G - ¡¿De quién has aprendido eso?!

Nánana - [Como un tomate] ¡Uaaaaaah!

G - ¿¡Y a este qué le pasa?!

Ulquiorra - Arrodíllate.

Y - ...¿eh?

Ulquiorra - No te lo repetiré ni una sola vez, muchacha.

Y - ¿A-aquí? =///=

Nánana - ¡Uah! ¡Uah! ¡Uah! [Cubriéndose los ojos con esa mano de dedos entreabiertos] ¡Uaaaah!

G - [Ahora es él quien da saltitos, y a su alrededor y echando humo] ¡No lo permitas! ¡No pienso permitirlo!

Y - Hay tres opciones, mi querido gato: arrodillarse, no arrodillarse y dar volteretas hasta salir por esa ventana de allí. La opción idónea o menos humillante es... ¿saltar?

Ulquiorra - Sentada.

Y - [Sentada]

G - [Asombrado]

Nánana - [Decepcionada]

Ulquiorra - [Ojea la ventana. Cuánta luz] Es de día. [Su ojo se desvía... y la mira]

Nánana - [Rayón sobre el folio]

¿Uh?

Ulquiorra - [Eso está mejor]

G - ¡!

Y - Me siento rara... ¿será un déjà vu?

G - ⊙0⊙

Y - ¿Estás bien?

G - ¿¡Qué te ha pasado?!

Y - ¿A mí?

G - ¡Eres un perro!

Y - ¡Eres un gato!

G - ¡Eres un perro e incluso mueves el rabo!

Y - [Gruñido] Siempre he sido una perrita muy alegre, no sé de qué te sorprendes a estas alturas.

G - ¡Qué dices! ¿¡Me has engañado?!

Y - ¿Has perdido la cabeza? Si desde aquel primer momento en el que nos conocimos te dejé claro que formo parte de la familia de los cánidos, más concretamente de los lobos. Y ni falta que hacía, ¡salta a la vista!

G - Tú... [¡Nánana!] ¡Tú...!

Nánana - [Le dedica una porción generosa de su sempiterna sonrisa]

G - ¡Ahora no podrás aparearte conmigo...! [Huye entre maullidos]

Y - ¡Pero adónde vas!

Ulquiorra - Presta atención, muchacha.

Y - Ah, sí. [Ha perdido completamente el interés] ¿Y tú eras...?

Ulquiorra - Sube al ascensor y aprieta el número siete. No aprietes ni el cuatro ni el seis.

Y - ¿¡Había un ascensor?!

Ulquiorra - No aprietes ni el cuatro ni el seis.

Y - Ah. [Dispuesta a explorar el ascensor] Gracias por el consejo.

Nánana - [Subiéndose a su lomo]

Y - ¡Oh, es un ascensor antiguo, negro, de rejilla!

Ulquiorra - No aprietes ni el cuatro ni el seis.

Se cierran las puertas

Y - Aprieta el cuatro, y luego el seis y el siete.

Nánana - ¿Y así no eres tú quien los aprieta? Señorita cachorrita, ¡no esperaba menos de ti!

Y - Para empezar es físicamente imposible que sea yo quien los apriete. =^=

¡Bienvenidas al...! 
Nivel 4

Sombra de Sombrero - Un buen marido ni permite que su mujer frecuente sabandijas de tu calaña, ni se expone a frecuentarlas.

Ace de Corazones - ¿No te lo crees?

SS - Por supuesto que me lo creo: esa mala mujer es capaz de todo.

Ace de ♥² - ¡Ja, ja, ja! No sé cuál de los dos es peor.

Y - ¿De quién estarán hablando esos dos hombres que nos dan la espalda?

Nánana - [Dibujando apoyada sobre su lomo] De alguien que comete fechorías positivas.

Y - ¿Hay fechorías positivas?

Nánana - Sí. Como instar al exhibicionismo parcial. [Su montura mueve las orejas] ¿Has olvidado lo que es? ¿Te gustaría rememorarlo?

Y - [Agitando el rabo]

Nánana - Mm... podría dibujártelo.

Ascensor - [Decide cerrar y marcharse]

Ace y SS - ¡Ah!/¡! [Se dan la vuelta]

SS - Conque te dignas a aparecer. ¿Eres consciente de la posición en la que te encuentras ahora mismo gracias a tu comportamiento, señorita? ¿No debería proceder a destrozarte los juguetes por esto?

Y - ¿Quién eres tú? ¿Por qué todo el mundo me conoce?

SS - Jumf. Fingir no te librará del castigo.

Y - ¿Quieres que te muerda?

SS - Chica malísima...

Y - ¡Quieres que te muerda!

Ace - ¡No bromea!

SS - No insinúes lo que no puedas asegurar, advenedizo.

Nánana - [Sonrisa de satisfacción] ¿Me estaría entrometiendo yo si lo corroborara de su parte, buen señor?

SS - Jumf. [Sonrisa petulante] Tu indiscreción revela lo bajo de tu condición.

Nánana - [Sonrisa de insatisfacción] Por qué me molestaré...

Y - ¡No me dejéis fuera de la conversación!

SS - [...¿pero y si es cierto?]

Un escalofrío acaba de recorrerme toda el alma. o^o···

Y - Me rehúso a pensar siquiera en que tengo un marido tan ridículo. Y de otra especie. Y que me llama "señorita" en lugar de "cariño". ¿¡Y me estás diciendo que me pasa a menudo?!

SS - [Sonrisa de oreja a oreja] Es por beber tanto té.

Y - ¡¡No quiero ser esa persona!!

SS - No permito que mi esposa revele sus colmillos en público.

Y - Voy a limitarme ignorarte. [Paseándose por la sala, dando poderosos golpes con sus caninas patas]

Ascensor - [Llena la sala con un ¡ding! ♪]

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¿Y de mí? ¿De mí qué piensas?

SS - Tampoco permito que a mi bravucona mujer nadie salvo mi persona le merezca opinión alguna.

Y - [Husmeando por aquí, por allá]

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - [Intentando concentrarse en husmear por aquí y por allá]

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - [Intentando enérgicamente comportarse como una bestia común]

Ace - ¡Ja, ja, ja!

Y - [Gruñe]

3... 2... 1...

G - [Aparece entre las puertas del ascensor en el momento justo]

Nánana - [De bruces en el suelo] ¡Ah! Ha vuelto el señor gato.

G - No puedo abandonarla, de una forma u otra será la madre de mis hijos...

Nánana - Mm, realmente tienes ganas de ser padre.

G - ¿Qué ha pasado en mi ausencia?

Nánana - La señorita cachorrita ha dado un salto de improvisto, ha hundido sus colmillos en el cráneo de aquel hombre admirable y se ha quedado suspendida en el aire. [Se masajea la espalda] ¡Qué daño me ha hecho!

G - ¿Y a "aquel hombre" solo se le ha ocurrido jugar a correr como un poseso para ver si se cae sola?

Nánana - [Sonrosada] Si tiene esas preferencias...

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¡Es un cepo vivo!

Y - [Aprieta la mandíbula entre ¡grrs, grrrs!]

SS - [Fumándose un puro apoyado en la pared]

G - Alguien está disfrutando del espectáculo. ¡Suelta eso! ¡No sabes dónde ha estado!

Y - ⊙^⊙ [Escupe]

Ace - ¡Ja, ja, ja! [Tendido y medio inerte bajo el peso del cuerpo lobuno] Por una vez que logras reducirme...

G - Ven aquí, bonita.

Y - [Acercándose alegremente] ¡Has vuelto! ¡No me esperaba que regresaras!

G - Tampoco me esperaba yo grandes cambios. No te recordaba tan agresiva cuando me fui.

Y - [Se tumba para quedar a su altura y, ya que está, se revuelca un par de veces sobre el suelo para demostrarle su contento] Instinto básico, amigo mío: tenía que erradicar la amenaza. Y la irritación. [Agita la cola] ¿Nos vamos?

Nánana - ¡Rápido! [Ya está apretando botones]

SS - [¡Aj! ¡Se ha distraído!] ¡No te muevas...!

¡Bienvenidos al...!
Nivel 6

Deberíamos de haber subido directamente al siete.

Y - Abreviando: no me acuerdo de ti.

Médico - Lo sé.

Y - ¡Vaya! ¡Pues ya sabes más que la mayoría! ¿También me dedicarás perlas como los demás individuos de intachable educación?

M - Irritante.

Y - [Orejas gachas] Tal y como suponía, ni en mis mejores sueños me podría haber encontrado a "conocidos" más aduladores.

M - Si tu problema son los recuerdos, yo te los devolveré.

Y - No estoy segura de quererlos...

G - Por eso te repito que dediques tus esfuerzos a construir tu nueva vida sobre cimientos sólidos y familiares...

Y - Que no, que doce hijos me parecen demasiados.

G - ¿Once?

Y - ¡No somos de la misma especie!

G - Nadie es perfecto.

M - Tú.

Nánana - Sí. [Cuaderno en ristre]

M - [Señala a la amnésica]

Nánana - [Círculo sobre el papel]

Y - [Humana] ¡!

G - ¡!

Y - Uh. [Cae de rodillas] ¿No era un perro hace un momento? ¿Un perro blanco y enorme? ¿Un perro... precioso? ¡Ah...! ¡Mi cabeza...!

M - [Bofetón]

Y - ¡Ay!

M - [Patada]

Y - ¡Aich!

M - [Pisotón]

Y - ¡¡Para!! [Le muerde el tobillo]

M - ¡!

Y - [Escupe ropa y lo (o más bien se) aparta de un puntapié (por el impulso)] ¡Basta ya!

M - [Anonadado]

Y - ¿¡Me has tomado por una masoquista?! [Huyendo a gatas hacia el ascensor] ¡Déjame en paz!

M - [Un poquito feliz] Je. [Se cierne sobre ella]

Y - ¡Iiiiiiiiiih!

CENSURADO

¿¡Censurado?! ¡Censurado a medias!

M - [Marchándose]

Y - ¿A ti te parece bonito? ¿¡A ti te parece bonito hacerme esto?! ¡Mírame, aquí tendida sobre la mullida alfombra roja que forra los suelos de todos los niveles de esta puñetera torre, fundiéndome con su color como lo hacía momentos antes en una irrepetible oportunidad el desgraciado de Ace! ¿¡Te das cuenta de lo que he desperdiciado?! ¡Y mi marido ahí, recordándole a mis huesos lo que mi cabeza había desoído gracias a ti, mientras me mirabas atentamente! ¡Se ha ido hecho una furia! O quizá no. Es un sádico.

¡Da igual, el caso es que no doy crédito al acto tan despreciable de que has sido capaz! Pero no te hace falta que te lo reiteren, ¿verdad que no? ¡No nos has quitado ojo! ¿Te has divertido? ¿Ha sido divertido ponerme en esta tesitura? ¿¡Eh?! ¡¡Nánana!!

Nánana - [Sonrisa tirante] ¿Hasta del nombre te acuerdas? ¡Lástima!

Y - Y yo como una tonta tomándote por una amiga... a ti... ¡Bruja!

Un G salpicado de fluidos vitales - Amiga. [Encarándose a la dibujante] ¿Quién o qué anchoas eres tú?

Ese fondo carece de sentido.

Nánana - [Sonrisa encantadora] Como tú de sentido común.

Y - Bueno, todos carecemos de algo, como tú de entrañas. ¡Eres una mala persona!

Nánana - Qué benévola eres prejuzgándome con tal facilidad antes de recuperarte como es debido de la amnesia.

Y - ¡Amnesia a la que me has inducido! ¿¡Pero tú qué...?! [Frunce el ceño] Iiigh, necesito una aspirina...

Nánana - Tranquila, tranquila.

Y - ¿¡Cómo me puedes sonreír con semejante desfachatez?! ¡Desvergonzada!

Nánana - Cuando te acuerdes nos reiremos de todo esto~.

Y - Yo no estoy tan segura, ¡porque me acuerdo de todo y tú no tienes perdón de Dios ni mucho menos de mí!

Nánana - Mm... ¿seguro?

Y - ¡Las cosas están peor que nunca! ¡Y declaro que la situación se está poniendo imposible!

En el porvenir de la siguiente entrada de Nivel Desafío...

  Y - Oh, por Dios, pero qué increíblemente femenina.

Aparece la princesa.

Y - Con compañías como la tuya, definitivamente prefiero quedarme sola. =_=

Nánana - Ah~, pero todo cuanto he hecho y jugado con tu mente ha sido por hacerte un favor~.

Y - ¡Me da igual! ¿¡Tienes idea de cuántas entradas tengo pendientes por la bromita de la saga amnésica?!

8 comentarios:

  1. jajajaja pobrecita sabria que esto pasaría
    me encanto la imagen de si un príncipe montado en un caballo blanco desearía que se cayera.
    que habia en los otros niveles? no mejor olvidalo ya lo veo vnir solo tuve que pensar a aoi y kao y ya basto. En serio el sombrerero tu marido? ultimamente lo veo en todas partes.
    el momento que vi a la princesa fue como ( deja caer su cabeza en su nuevecito escritorio) ohhh la princesa tiene el rompecabezas del milenio o es mi imaginacion?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero haber conseguido satisfacer tus expectativas, Eve-kohai. Sé que estabas esperando esta entrada desde hace tiempo. XD

      ¿De veras? ¡Pues hacía tiempo que no salía! En fin, él siempre insiste en esta obsesión suya de domarme con el matrimonio, no es de extrañar que quiera aprovecharse de mi amnesia. XD

      ¿Quiere decir eso que te he dejado con una gran intriga o te refieres a...? ¿Otra cosa? XD

      Eliminar
    2. mmm... quieres decir que estoy tan sorprendida que tuve que golpearme la cara contra el escritorio, (eso que no soy masoquista. Inner: no te lo creas esta en estado de negacion a esta chica le gusta los yandares y diabolik lovers, yo: callate inner! no es verdad, hablando del masoquismo porque te hiciste masoquista debe haber na razon que ahora no recuerdas y por eso ahora no eres M.)
      Bueno.. luego de hechar a mi Inner debo decir que definitivamente de haber una razon para tu M porque debe haber explicacio alguna para que no se halla acabado el mundo, un mundo sin yukino M no es un mundo XD. me a quedado una duda te casras con nanana y que pasa con G me agrada el gatito, pero... a menos que se volviera un sexi humano con orejitas de gato y que diga nya a cada frase que termina, bueno imaginacion no te lleves mi alma que la necesito.
      ultima pregunta, puedo apostar mi alma (al diablo, digo a mi inner) de que el jefe final sera Fernis. Hablando de acosados donde esta yoite, quiero ver a Yoite. Se tira al piso y hace beriche.
      hoy estoy muy exijente, pero te dijo yukino que puedes hacer lo que se te cante la gana, aunuq e seria raro si no hay M, pues eso el lo que yo hao en mi blog.

      Eliminar
    3. ¡Gracias por la información Inner! Menos mal, estaba hasta el moño de estar rodeada de sádicas que no compartiesen conmigo mis poco saludables aficiones. XD

      ¡Oh, esa es una fantástica pregunta, Eve-kohai, que estaré encantada de contestarte! Aunque la respuesta es bastante sencilla: me convertí en una M redomada porque me enamoré de un buen puñado de S redomados. Aunque la razón principal por la que me convertí en M, y esto lo habrás notado a lo largo de tus lecturas en Otaku Hen, fue por pura supervivencia: me hacen tanto daño, que si quería continuar con mi oficio de acosadora mi cuerpo tenía que adaptarse y sobreponerse a la fuerza. XD

      ¡No pienso casarme con Nánana ni por todo el oro del mundo! Eso solo eran aspiraciones monárquicas que una tiene cuando está amnésica perdida... XD
      En cuanto al gato G... no tengo pensado convertirlo en un hombre, pero la idea del "nyan-nyan" me agrada. ¡Fanservice, fanservice para todas! XD

      ¡Acabarás perdiendo tu alma con tanta apuesta! Si bien me encanta que te la juegues tanto. XDD

      Bien, he de decirte para tranquilizarte y por el bien de esa imaginación tuya tan desbordante que pronto aparecerán tanto Yoite como mi marido, mis no tan actuales acosados. Pero no será en esta sección, gracias a Dios y mi teclado (de verdad que estoy cansada de la saga amnésica, y ahora que he recuperado la memoria me puedo quedar tranquila y dejaros con el suspense una temporada mientras pongo en orden las entradas y nace una nueva saga... relacionada exactamente con lo que te estás imaginando: ¡mis acosados!). XD

      ¡Y no te preocupes por ser exigente, me encanta que me pidas cosas! ¡Yo estoy aquí para darle al público (y a mí misma) lo que quiere, y pocas comentadoras lo hacen! ≧^≦

      Eliminar
  2. ¡Oh, oh, un resumen!
    ¿Y qué pasa con las misiones? ¡En todos los juegos hay misiones! ¿Por qué no has tenido que recoger monedas o ayudar al herrero? ¿¡Por qué!?

    Creo que yo tampoco sé nada sobre robles...¿vale el saber que son árboles?...¿No? Entonces no sé nada de nada.

    ¿Uh? ¿No eres humana? ¿Y que rayos eres entonces?

    Creía que Makoto había acabado con tu HP...¿De dónde sacas tanto? ¿Es que el HP crece de los árboles (de los robles, preferiblemente)?... ¿¡Sí!? ¿¿Y ME ENTERO AHORA??
    Si te recuperas tan rápidamente, ciertamente no eres humana...

    ¿¡Cómo puedes ser tan desconsiderada!? ¡¡Que te estaba esperando!!

    ¿¡Eras un lobo desde el principio!?... ¿Y cómo has podido coger a un gato en brazos?

    ¡Oh, estrellas invitadas! *Aplausos* ¡Y menudas estrellas!
    ¡¡Y G hace una entrada triunfal!! *Más y más aplausos de programa de entrevistas*

    Espera, ¿qué? ¿¿Qué?? ¿¡QUÉEEEEE!? ¿¿Ya no eres masoquista?? ¡No es posible! Incluso aunque pierdas la memoria, ¡el masoquismo permanece en ti, no puedes deshacerte de él como si fuera un kleenex usado!... ¿¡Me quedo sola en el lado del gusto por los golpes!? ¡Yo creí que entre tú y yo había algo especial! ¡¡Creía que eramos compañeras de palizas!! ¡Oh, tú ya no eres nadie para mí! ¡¡¡No eres NADIE!!! *Se va al rinconcito a llorar, pañuelo en mano*

    Después de esto, no sé ni por qué voy a tener la educación de despedirme, pero supongo que mi "hasta otra" es ya una costumbre de estos larguísimos comentarios míos.
    ¡Jum, qué remedio!
    ¡Hasta otra! *Agita el pañuelo*



    Pero sigues sin ser nadie...


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He pasado de ser tu diosa particular a no ser absolutamente nadie. Esto sí que es degradarse. XD

      Me encanta cómo te sorprendes por todo. XD
      Bien, solo por ser tú te perdono no saber nada de robles. ¡Y porque no eres carpintera! XD

      Quizá debas repasarte un poco esta sección, Alice-chan de mi corazón, porque ¡me estás mezclando las cosas! Las entrevistas son una cosa y Nivel Desafío otra y mi HP en casa caso tiene una capacidad distinta (gracias a las pociones), aunque todo esté interrelacionado en este mi blog (cosa que intento disminuir para no liaros más de la cuenta). XD

      Y por eso los robles se han convertido en mi árbol preferido. ¡¿Cómo lo has descubierto?! XD

      No, pero si ya viste mi cuerpo en la Apuesta 07ª... Nánana ha manipulado mi memoria para que así lo crea, ¡no te dejes engañar por mi perspectiva amnésica, por mi mente manipulada...! XD

      No, si en realidad son personajes recurrentes en esta sección (mis personajes originales de Otaku Hen). ¡Ay, nunca sé si estás de broma perpetua! XD

      눈_눈
      Oh, pero qué bromista... Espera. ¿Lo dices en serio? ¿S-sigo sin ser nadie pese a haber recuperado la memoria? ¡Soy masoquista! ¡Y sádica de vez en cuando! ¡Soy maso...! ¿¡ADÓNDE VAS?! [Alarga la mano en pos de su ¿ex?hermana] ¡Esperaaa! ;w;

      [Chasqueando un látigo envuelta en un aura de venganza despechada] ¿Y qué tal cambiar esa despedida por una bienvenida que estimule tu lado M? *^*

      Eliminar
  3. Ya que estoy degradándote, ¿debería volver a llamarte Yuki-san? Me lo pensaré.
    No te preocupes, que tu altar sigue ahí, soy demasiado perezosa como para desmontarlo...

    Ciertamente se me sorprende fácilmente... para que te hagas una idea, soy como el niño del anuncio de Limón y Nada, una auténtica fan de los palos.
    Me iría a la Wikipedia y te soltaría una parrafada sobre los robles para que pensaras que sí se algo...pero creo que no eres tan estúpida y te darías cuenta, así que agradezco tu perdón.

    Mea culpa, olvidé que las diferentes secciones no están TAN relacionadas.
    Aún así has sobrevivido a cuatro partes de esa entrevista MakoHaru tan fanservicial, así que mantengo lo dicho: ¿de dónde porras sacas tanto HP? ¡No hay robles suficientes en el mundo para abastecerte!

    ¡Y nunca lo sabrás! ¡¡Ja ja ja!! Agradéceselo a la gran expresividad de mis comentarios tan carentes de emoticonos. ¿Debería empezar a escribir "XD" para que sepas cuándo estoy de guasa?

    Oh, no intentes arreglarlo ahora, ¡el daño ya está hecho! Aunque fuera por unos minutos, ¡¡me dejaste sola en el lado masoquista (que ya de por sí suele estar vacío)!! Lo siento Yukino, pero no estoy preparada para perdonarte. Adiós. *Salida dramática*.

    ...
    ...
    ...¿Eh? ¿De dónde has sacado un látigo? ¿¡Por qué yo no tengo uno!? ¡¡Exijo estar en igualdad de condiciones!! ¡¡¡Lo exijo!!!

    Me pensaré lo de la bienvenida, pero de momento voy a respetar las tradiciones.
    ¡Hasta otra, Yuki-san! (Creo que después de esto, no puedo degradarte más)

    ...
    Ahora que lo pienso, si yo te degrado, ¿volveré a ser la señorita anónima para ti? Ah, supongo que no lo sabré hasta que respondas...¿o no me responderás? Porque eso ya sería el súmmum de la degradación.
    Bueno, confío en que no eres capaz de ignorarme...¿Que por qué no?...Pues no se me ocurre una buena razón para que no me ignores...¿Que soy adorable?
    ¿Yo no me había despedido ya? Si es que me voy por las ramas y nadie me para...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Me vas a hacer llorar!! XD
      Bendita sea tu santa pereza. Oh, ¿pero cómo fuiste capaz de montármelo si te tiene poseída ese demonio perezoso? XD

      ¡Ya sé qué regalarte para navidad! XD
      Me siento tan emocionada por que no me consideres estúpida, exadoradora del alma mía... XD

      Uy, uy, ¿detecto cierto tonillo de hostilidad hacia mis palabras? XD
      ¡Pero si hay un tiempo entre entrevista y entrevista que me permite recuperarme! La gran pregunta es, ¿cómo has sobrevivido tú a todas ellas? Porque eso de quedarse sin pinzas antes que sin sangre me sorprende en grado sumo. XDD

      Esa maldad malévola... ¡me gusta! Pero por favor, escribe como quieras y haz lo que debas. La verdad es que me encanta cómo escribes. ¡Y no lo digo de guasa! XD

      [Persecución dramática]
      ¡Oh, pero pronto estarás preparada para perdonarme, porque voy a proporcionarte todo lo que una verdadera M desea! Tengo todo el equipo listo: un látigo, un cepo, un barranco embarrado...

      ¡Pero qué me dices! ¿¡Igualdad de condiciones?! ¡Tú no eres una M en toda regla! XD

      ¿¡La señorita anónima eras tú?!
      Qué puedo decir, la mejor razón que tienes para que te responda es que no puedo resistirme a tus [adorables] provocaciones. XD

      ¡Hasta otra, mi quizá poco agradecida, voluble pero adorable comentadora que se va por las ramas si nadie la para! XD

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas