lunes, 9 de junio de 2014

Frenesí 05º - Gente condenada


Yukino - Vivo sin vivir en mí.

Aveline - Comprendo.

Y - No, no, no. Ni consigo, porque no vivo, ni pierdo, porque yo muero.

Avl - [Asiente, muy seria] De ahí las ojeras.

Y - Esto son secuelas de la dura vida estudiantil, ¡ves como no entiendes de la misa la media! Por eso he venido a verte, Aveline, tú que te cruzas de brazos y te apoyas en el marco de tu despacho de alto cargo, para que me comprendas de veras. Y porque me aburro. Me aburro. Me aburro. Me aburro.

Avl - [Asiente, aún más seria. Se da golpecitos con el índice en un brazo]

Y - ¡Cómo en Kirkwall me aburro! Más que nunca me aburro. Estoy muy aburrida.

Avl - [Asiente. Empieza a dar miedo]

Y - Quiero decir de todas las maneras lo aburrida que estoy.

Avl - Dulce Hacedor... [Se masajea el puente nasal]

Y - [Afligida] Todos ven en mi cara mi gran aburrimiento...

Avl - ¡Cierra la boca!

Y - ¡Aveline!

Avl - ¿Te crees que he nacido ayer? No lograrás distraerme con semejante cháchara, Hawke. Vas a decirme a qué has venido ahora. Aunque puedo imaginármelo.

Y - Estoy ocupada cerrando la boca.

Mabari - [Pasa corriendo por detrás]

Avl - [Arquea una ceja]

Y - ¿Vino tevinteriano, amiga mía? [Botella en mano y exposición al canto] ¡Rico, rico!

Yui - [Pasa volando y roza la espalda de Yukino en el ínterin]

Avl - [Contiene el aliento]

Y - ¡Mira este escudo verde como el trébol verde, como tus ojos y los míos! [Escudo armado y equipado]

Fenris - [Pasa frenando] Aveline. [Y se queda a su lado]

Y - [Contempla al elfo que se junta y ajunta con ella, colocado a su lado, hombro con hombro. ¡Adoración!]

Fenris - [Nada de contacto visual, ¡nada, nada!]

Avl - [Carraspea]

Y - [Suspira] Ignora estos ojos hambrientos.

Yui - [Planea a ras de suelo en dirección contraria] ¡Tiempo! ¡Más tiempo!

Y y Fenris - [Resoplan. Se acercan. Se sitúan estratégicamente en frente]

Avl - [Frunce el ceño y se mueve...] Lo sabía.

Y - [Se interpone] Fenris, cógele el brazo.

Fenris - [Obedece]

Avl - [Indignada] ¡Hawke!

Y - Dame un minuto. =_=

Fenris - Se te tiene que ocurrir algo.

Y - [Mano arriba] Dame diez segundos.

Fenris - ¡Ahora!

Y - ¡Dame dos segundos!

¡Concentración al rojo! 

Avl - [3... 2...]

Y - [Le sale humo por la boca]

Fenris - ¡Hawke!

Avl - [Desenvaina, se equipa el escudo, intenta dar unos pasos]

Y - [Se le echa encima] ¿Y cómo se encuentra tu esposo, aquel cuyo amor te ayudé a conseguir?

Avl - No me obligues a derribarte...

Y - Bueno, en cuya relación mi ayuda fue fundamental, imprescindible y decisiva sin duda alguna.

Avl - ¿Te importaría recordarme cómo llegaste a campeona?

Y - ¡Estuviste a punto de hacerme llevarle un burro y dos sacos de trigo a su madre como dote!

Fenris - [Risa discreta, disimulada con una educada tos]

Avl - ¡Muévete! [Zarandeándola]

Y - [Ni se inmuta] Por favor, estoy haciendo uso de todas las fuerzas que me da la experiencia abrazando en contra de la voluntad ajena. ¡Pero bueno, qué desconsiderada eres con las inocentes visitas! ¿Ocurre algo fuera de las tan comunes demostraciones de amistad profunda que te profeso?

Avl - Tú te piensas que estoy completamente ciega, ¿verdad?

Y - ¿Y tú, Fenris? ¿Tú estás ciego?

Fenris - Los sentidos nos engañan a todos.

Y - ¿Lo ves? ¡Vives engañada, Aveline!

Yui - [A toda pastilla pasillo abajo]

Anders - [Le pisa los talones]

Fenris y Y - [Se tapan los oídos y abren la boca]

¡BUUUUUM!

Avl, Fenris y Y - [¡Fiiiiiiiiiuuu! PATOM]

Aoi - [Galopa hacia la libertad, ¡oh, desnuda libertad!]

Avl - [Solo oye un piiiiiiiii]

Fenris y Y - [Se levantan a trompicones]

Y - [Agita la cabeza. Caen escombros]

Fenris - [La coge de la mano]

Fenris y Y - [¡Y corren, corren!]

Avl - ¡Cof, cof...! [Todavía sobre las baldosas, todavía le zumban los oídos] ¡Hawke! ¡Tu nivel estratégico es deplorable!

Yui - ¡Sensei! ¡Esto no es suficiente!

Y - [Sorda] ¿¡Qué?!

Fenris - [En una voz alta que pretendía ser baja] Aveline está llamando a la guardia.

Y - Te lo estás pasando bien, ¿eh? Vaya sonrisa.

Yui - ¡Distráela con tus anécdotas! ¡¡Distráela!!

Y - [Af, af, af] A mí también me gustan las aventuras...

Yui - ¡¡YUKI-SEN!!

Y - ¡Que no va a funcionar!

Yui - ¿¡Y qué hacemos?!

Y - ¡Modo flashback!


Hace tres días:

Buscaba soluciones simples.

Yui - [Se le caen las cacerolas, que estaban llenas]

Y - [Lo mira sin verlo. Se le han mojado los pies]

Yui - ¡Elfo! ¡Medicucho! ¡¡Alguien!!

Y - Me duele la cabeza...

Yui - [Baja la voz] Yukino Daidogi, suelta eso.

Y - Ese no es mi nombre.

Yui - Es verdad... [Se acerca despacio, despacio...] Es tu seudónimo...

Y - [Se encoge] No quiero. Déjame en paz. Los señores del universo no quieren tampoco...

Yui - ¿¡Te has comido algo que no haya cocinado yo?!

Y - Eres Yui.

Yui - Esta situación es más importante que yo. ಥ_ಥ

Y - No ha hecho falta. A nadie le hace falta. Ni a los muebles, ni a las cucharas, ni a las plantas ni al cabello, ni a las nubes que me miran con desprecio... Quizá sí a las grapadoras, porque las muy holgazanas trabajan pocas veces al año... ¡No te me acerques!

Yui - ¡Aaay!

Y - No estoy haciendo nada malo: he llegado a la conclusión lógica.

Yui - [Sangrando] ¡No, sensei! ¡Estás confundida!

Y - ¡Claro que estoy confundida! ¡Y perturbada! ¡Y lo que tú quieras! ¡Las neuronas que no he quemado con la venganza del profesorado que me arrebató cada hora de cada día de las equivocadamente esperadas vacaciones de Semana Santa o están traumatizadas por los exámenes finales o se han desactivado para todo lo que no sea memorizar!

Yui - ¡No, sensei, no!

Y - Vacaciones. Vacaciones. ¡Vacaciones! ¡Valientes vacaciones! ¡¡Yo no tengo vacaciones!! ¡En todo el espacio temporal disponible que tuve durante Semana Santa lo único que hice fue estudiar! ¿¡Tres trabajos para la vuelta?! ¡Así no hay quién disfrute! ¡AJ!

Y eso no fue lo peor: si bien entregué cada trabajo el día de entrega, solo pude terminar dos de tres cuando terminaron las seudovacaciones. Ahí estaba yo, inmersa hasta llenarme los pulmones de letras y ahogarme en el que espero sea el peor trabajo de mi carrera filológica, porque como la cosa empeore esa ventana me verá volar por última vez.

¿De qué trataba? De un análisis en profundidad de los rasgos lingüísticos de una carta de hace cuatrocientos años, de hacia 1610. Evolución del español medieval al español del Siglo de Oro. Y ahora vuelta a estudiar cada fenómeno evolutivo de la bella lengua de Cervantes para el examen junto con las otras dos potentes materias de literatura del Renacimiento y del "boom" hispanoamericano, todas juntas, todas a la vez. Qué crueldad. Se me va la vida.

Yui - Pero lo superarás...

Y - He perdido la noción del tiempo. No sé si es de día... o de noche... ¿Cuánto llevo despierta? ¿Cuánto dormida? ¿Días? ¿Semanas? ¿Siglos? Ya no sé dónde estoy, cómo estoy, cuándo estoy. Peor incluso: ya no sé ni quién soy. Mi padre ha leído una entrada de este mi Otaku Hen. [¿¡Qué?!] ¡Qué! Estaba escribiéndola... y simplemente se la encontró cuando quiso usar el navegador. La de Forbidden Love, más concretamente.

Tensa, le pregunté si lo había leído todo mientras me retorcía las manos que entrelazaba y desentrelazaba y el cielo se enladrillaba, pero a parte de afirmaciones varias, pese a mi improvisado ¡y nada evidente! interrogatorio de emergencia solo me dijo: "Qué bien escribe mi niña". Gracias al cielo despejado y a mi afilado cuchillo que no leyó otra, o no habría podido volver a mirarlo a la cara en una buena temporada.

¿Qué haces? ¡No es momento para ponerse limpiar!

Yui - ¡Ya vale! [¡Clonk!]

Y - [¡Puf!]

Yui - Tanta tontería, tanta tontería...

Hace dos días:

Estaba yo concentradísima...

Yui - [Barriendo alegremente, tararea una canción] ~♪

Y - La Teoría de la Relevancia... implica que la cortesía son cercitos fucsia... [Angustia] Pero Borges dice que la... realidad es una proyección mental... ¡Luego son cochinillos...!

Yui - [Le pone una manta encima]

Y - [Mastica la punta] Ñum, ñum~♥.

Yui - [Sigue barriendo y tarareando alegremente] ~♫

¡Tonfazo! 
lejano

Y - [Ojo asustado]

Yui - [Portazo de seguridad] =_=

Y - [Enfoca]

Nánana - [Sonriente como siempre]

Y - [Florece una sonrisilla irónica y el ojo restante, menos asustado, se une a la fiesta visual. Visión periférica ¡disponible!] Nánana.

Nánana - [Ya no tan sonriente] Imaginaba que lo primero que saldría de una boca tan refinada al despertar sería algo desagradable. ¡Ojalá~ hubiese apostado!

Y - [Aparta la mesa a puntapiés, da dos pasos de rodillas y se abalanza a ella (no hacia a ella, a ella)]

Nánana - ¡Oh! [Abre los brazos]

Y - ¡Shh! Estoy falta de cariño... [Aprieta] ¡Je, je, je! Si te me pones enfrente cuando abro uno y hasta dos ojos, ¿qué opción me dejas? Tengo la sensación de que se me ha quedado media libreta grabada en la mitad derecha de la cara. [Se frota contra la planicie del pecho ajeno] ¡Ni confirmes ni desmientas! ¿Qué hacías, hacerme compañía? ¡! [Dolor sordo. Se aparta como por ensalmo] ¡Aaaay!

Nánana - Pensaba que exclamarías: "¡Oooh~♥!".

Y - ¿¡Por quién me tomas?! ¡No sé qué me hace daño! Ah. A-a-aaauuu. ¡Grrr! [Ocupada agarrando algo suave y esponjoso que se emperra en mantenerse enredado en su coronilla] ¡Aaaaarr! [¡Arrancado!]

Kao periquito - Yukino-san disfrutaba de mejor compañía que la de una vil mujerzuela... [Picotazos]

Nánana - ¡Uy, pero qué animal tan encantador!

Y - ¡A ti solo te importa que te reconozcan como mujer! Ay. Ay, ay. ¡Ay! Un periquito. Claro, eres un adorable periquito blanco, ¿cómo voy a hacerte daño ni a deshacerme de ti? ¡Rastrera!

Kao - Yukino-san me obliga a recurrir a trucos zafios para refrescarle la memoria pese a que sabe bien lo impropio de una señorita que es malgastar el instinto asesino con el objetivo equivocado...

Nánana - No~. Una señorita llena sus cuadernos de hombres desnudos.

Y - ¡Ninguna de las dos es una señorita!

¡CRASH! 
en la cocina

Y - [Sudor] Antes has hablado de apuestas, ¿no? ¿Sabes que a mí también me encantan? No hay nada mejor que una apuesta inocente para empezar el día.

Nánana - Mm. De modo que anhelas añadir a tu hinchado expediente el diagnóstico de la ludopatía.

Y - De hecho, suelo pensar que podría ganarme la vida apostando de no ser porque no me atrevo a dar el salto. El otro día, ni más ni menos, durante nuestra última hora y media de Historia de la Lengua, le aposté un caramelo a mi compañera Claudia a que la profesora no continuaría con el temario de nuestra última clase, que estaba zanjado, y que se dedicaría únicamente del examen.

Tras algo de insistencia por mi parte y con el apoyo de José, ella terminó apostando, reticentemente, un paquete de pañuelos ¡entero! ¡Iba fuerte! Gané yo~☆. Estaba convencida de que jamás recibiría mi premio, pero el martes pasado, a la hora del examen final de Sociolingüística, cumplió sobradamente. Y ahora tengo un paquete de pañuelos.

Nánana - Señorita cachorrita, ¿no quieres hablar del ruido?

Y - ¡Ah, el último día de curso en Historia de la Lengua...! Fue una clase muy emotiva en la que la profesora nos conmovió a todos al leernos, medio avergonzada, un poema que nos había compuesto a todos. Excelsior, se titulaba, y versaba sobre nuestras latentes cualidades. A lo largo de los años, en mi extensa experiencia como estudiante, he asistido a mil clases en las que nos decían que éramos el peor grupo que le había tocado a X profesor en suerte. 

¡Ella no! ¡Todo lo contrario, para ella somos el mejor que ha tenido! Incluso bromeaba con que nos trajésemos el kit de supervivencia básico, porque no quería que algo tan magnífico y milagroso acabase nunca y no nos iba a dejar salir, ¡nos iba a secuestrar! Cuando salimos del aula, mi amiga Marta no lo dudó un segundo cuando me declaro: "Yo AMO a esta mujer. Le voy a pedir que se case conmigo". ¡Bromista! Ya está casada y tiene hijos.

Nánana - ¡No quieres!

Y - Pero no me extraña que se bufoneara, al fin y al cabo es encantadora. Muy simpática y buena educadora. Siempre he pensado que es muy elegante, ¿sabes? No es muy alta, pero sí esbelta y siempre va muy bien vestida y arreglada, con el cabello rubio impecable, flequillo incluido, a media melena. También se nota que le agradan sus piernas: durante la mayor parte del invierno iba con vestidos de lana y medias o, cuando no, con pantalones ceñidos o botas altas que las favorecieran. Yo por mi parte he tomado nota... ¡AH!

Kao - De las manos de Yukino-san brota espesa sangre caliente...

¡Clanc, popum, fiuuu y catatatatataaaa!
en la cocina...

Y - Y... y... ¿sabes que ese mismo día me dio un ataque de tos? Secuelas de la enfermedad que le contagié a... Fenris... [Congoja] Y dos días antes también. Me salté una clase inútil de Sociolingüística para estudiar (sí, he pecado) y fui hacia la biblioteca. Llegué. Coloqué todas mis cosas. Y va doña Garganta y empieza a picarme como una mala cosa. Y yo ahí, intentando controlarme. Y ella ahí, llevándome la contraria. Y yo luchando. Y ella importunándome, torturándome, angustiándome.

Fue algo tan escandaloso que no me quedó otra opción decente salvo levantarme y huir pies para qué os quiero para toser a gusto fuera. Me topé con mi compañera Isabel por el camino, ¡y qué alarma vi en su dulce rostro! Supongo que no debía de ofrecer un aspecto precisamente ideal en ese instante, tosiendo sin control, dando tumbos entre las estanterías rebosantes de libros con los ojos llorosos. ¡Pero llegué a mi destino! Di dos buenas tosidas y entonces...

Entonces me asaltó el miedo más que racional a que me robaran el bolso que había dejado desatendido en la larguísima mesa de la biblioteca general. Llena de gente. Estudiantes ensimismados y tan despistados como yo ¡o incluso más! ¡De modo que corrí, corrí como hacía casi una media hora como una media vida que no corría hasta mi sitio! Volví, volví...

Y no solo estaba todo en su sitio: había algo nuevo.

Alguien había dejado un caramelo de fresa en mi pequeña esquina de la concurrida mesa.

Me sentí tan conmovida por tan desinteresado acto de generosidad anónima que miré a un lado, miré al otro, miré hacia adelante y atrás y hasta al techo y tras ello examiné el caramelillo durante cinco minutos, sin saber muy bien qué hacer, antes de llevármelo a la boca.

Nánana - [Manos en las mejillas] La heroína está temblando, ¿qué será lo que la hace temblar?

Y - ¡Qué será lo que te pasa a ti por la cabeza!

Nánana - [¡Rubor!] La heroína está pálida como la misma Muerte, ¿qué será lo que la empalidece?

Y - ¿Eres una parodia de psicoanalista?

Nánana - [Entorna los ojos] La heroína está bañada en sudor frío, ¿qué será lo que...?

Y - [Crispada] ¿No tienes dibujos indecentes que hacer, mente sucia?

Nánana - Carezco modelos interesantes que mirar... [Ladea la cabeza] Modelos exhibicioni~stas.

Y - [Suspira] Yo también lo echo de menos.

Yui - ¿¡Qué?!

Y - Tú sigue barriendo, no vaya a ser que mi finca acabe pareciéndose a la mansión de... Fenris...

Kao - [Bebiendo sangre]

Y - ¿Debería preocuparme que hasta esto me recuerde a una anécdota? ¿O a Fenris?

Nánana - Mm... Creo que sería más conveniente que te preocupases por seguir tu instinto y hacer acto de presencia en la cocina.

¡De ninguna manera!

Y - ¡No quiero saber lo que está pasando en la cocina! ¿¡A quién se le ocurrió que la sabiduría nos haría libres?! ¡Si lo averigüara tendría que intervenir! ¡Saber cosas solo me llena de obligaciones!

Nánana - ¡Ah! ¿Quieres ser una idiota?

Y - ¡No!

Nánana - ¿Ya eres una idiota?

Y - ¿Estás jugando conmigo?

Kao - ¡Si Yukino-san quiere ser una idiota, entonces será una idiota!

¡Hay muchas cosas que no quiero!

Y - ¡¡Vosotras sois las idiotas!! O eso... o eso creo... [Consternación] No puedo pensar con claridad... ¡Yui!

Yui - [Ligera sombra de culpabilidad] En honor a la verdad, tampoco podías antes... =﹏=

Y - Yui, ¿me dejaste inconsciente con una cacerola? 눈-눈

Yui - ¡Necesitabas descansar!

Y - Pero no me preguntaste de dónde había salido tanta sangre...    눈^눈 [¿Decepción?]

Yui - No quiero saberlo. [Contundente]

Y - Jum... 눈言눈 [Desploma medio cuerpo en la mesa, resentida] Si por lo menos Aoi estuviese presente, nos proporcionaría un poco de alegre entretenimiento que los distrajese. Pero está en la cárcel por exhibicionismo.

Nánana - ¿Serías tan amable de repetir eso último, señorita cachorrita?

Y - Te brillan los ojos.

Nánana - Eres tan amable, heroína...

Y - Está en la cárcel por exhibicionismo.

Nánana - ¡Uaaaaah! [¡Arriba!] ¡Uaaah! [¡Sale corriendo!] ¡Uaaaaaah! [¡Por esa puerta!]

Y - ... [Abre la mano]

Kao - [Sale volando]

Y - [Cubre sus ojos] ¡Todo el mundo me deja!

Yui - ¡Yo no!

Y - [Gimotea muy fuerte]

Kao - [Volando en círculos] Yukino-san ha recuperado su buen gusto...

Yui - [Le frota los hombros] Cuéntame una anécdota, sensei, cuéntame una...

Y - No. =_=

Yui - ¿¡No?!

Y - No. Ha llegado la hora... de ir a la cocina. *^*

Y fue a la cocina

Médico - [Tiene un poco de sangre en la comisura de la boca]

Fenris - [Tiene los nudillos pelados]

Y - ¿Para qué me he esforzado en curaros a los dos, desagradecidos? =_= [Cierra de un estridente portazo] Exmarido: ni media palabra. Fenris, no voy a insultarte preguntándote ni qué has hecho con los puños de tu armadura, ni dónde están tus guanteletes ni si te has dejado provocar por este manipulador que tienes en frente, pero no me queda otro remedio suficiente para aplacar nuestra ira que el pedirte que nos dejes solos a él y a mí diez minutos. Cinco minutos. ¿Dos minutos? ¡Fenris, por el Hacedor, que estoy haciendo un esfuerzo para presentarme digna e imponente!

Fenris - ¡Estás completamente loca!

Y - [Radiante, toda luz] ¡Me has hablado! ♥

Fenris - [Suelta el cuello del enemigo, que tenía asido, ¡con gran frustración!]

M - Je.

Fenris - [Respingo crispado. Bufido colérico seguido del resplandor azulado de sus tatuajes]

Una alarmada Y - ¡Fenris!

Fenris - [Amago de puñetazo encarnizado que se extingue en un puño apretadísimo de nudillos en carne viva que se tensan, que se volverían blancos de tener la capacidad en la piel rota. Todo él es tensión acumulada]

Y - Fenris, exasperado del alma mía, temperamento de mis entretelas, me encantaría que fuera únicamente a mí a quien contemplas con tan suculenta intensidad, acaparar tus miradas todas en lugar de compartirlas a intervalos con mi exmarido, incluso aunque en dichos intervalos esas pupilas le disparen dardos de odio encendido al rojo vivo... 

¡Bah, a quién pretendo engañar! Podrías aplastarme con la fuerza visual del odio sordo e incandescente de un millar de hombres despechados, que yo lo absorbería como quien bebe el agua de un oasis en el desierto tras dos días sin beber ni gota. Pero nada, no es momento de ponernos empalagosos. Ah. ¡Ah! ¡No es momento! Y yo aquí con mis monólogos. ¡Si es que me distraes! Eres la distracción personificada, mundo mío~♥. [No es que ella haya perdido la capacidad de concentración a largo plazo, no]

Fenris - Entonces échale de casa.

Y - Qué guapo eres.

Fenris - [Le agarra el hombro] Querías curarlo: está curado.

Y - ... [Preocupación en el semblante] Puedes llevar a un burro al río, pero no puedes obligarlo a beber.

M - Si te atreves.

Y - ...... [Esperanza] ¿Como prenda de amor?

Fenris - [Se relaja notablemente]

Y - ¡Me sonríes! [Las arterias le van a mil]

M - Estoy presente.

Fenris - Eso depende. ¿Cuánto quieres poner a prueba esa suerte tuya?

Y - [Ensimismada] ¿Como prenda de obsesión, Fenris?

Fenris - Tú échalo.

M - Te encanta el camino fácil.

Y - Mm... déjame a solas con él. Tranquilo, lo máximo que podría pasar es que me dejara medio muerta.

M - Y no le importa.

Fenris - Así no me convences.

Y - ¿Me hace falta? ¿No confías en mí? ¡Claro que sí! Hasta cuando te enfadas conmigo sigues a mi lado, porque eres maravilloso.

Fenris - Y porque te he visto luchar contra un oso.

Y - Por lo menos no es un mago. Diez minutos...

Me aburro mucho en clase de Sociolingüística.

Y - [La puerta se ha cerrado de nuevo] Debo decir que me ha sorprendido tu pasividad. Y tu pasivoagresividad.

M - Aprendo de la mejor.

Y - Exquerido, en una cocina se pueden hacer muchas cosas. Mayormente, cocinar. Como yo, cuando hace un par de meses que ahora me parecen siglos hice, por primera vez, la cena para mi familia ¡yo solita! [Henchida de orgullo] Después de varias sesiones de entrenamiento, una noche en la que mi madre estaba particularmente cansada y sin ganas de echar nada en la sartén, llegó mi momento.

Cociné pechuga de pollo con limón, sal de ajo, perejil y pimienta molida bajo unas pocas directrices. Ahí estaba una servidora, a capa y espada con la sartén, enfrentándose con los fogones... También pelé cuatro zanahorias de acompañamiento. ¡Todo yo! [Inspira largamente para luego soltar el aire con una teatralidad casi mínima] Fue un acontecimiento histórico.

M - Divagas.

Y - No, esta vez quiero llegar a alguna parte con mis anécdotas. Como decía, la cocina es lugar útil donde los haya, en ella se puede cocinar, comer y... err, ¡encontrar comida! Como los bombones, por ejemplo. ¡El último día de clase! antes de Semana Santa (esa que está más bien maldita para todo estudiante que se precie), nuestra adorada profesora de Historia del Español trajo bombones Caja Roja, uno de dos pisos y el otro de uno. ¡Bombones de los buenos! ¿A quién le extraña que esta profe sea tan popular?

Eran para celebrar su cumpleaños, que caía el lunes siguiente. Más concretamente y casi según sus palabras textuales, el obsequio estaba destinado a compartirse para festejarlo con sus compañeros de trabajo, que éramos nosotros. Lo mejor fue que, como aquel día había un examen, faltó más de la mitad de la clase y cada uno de nosotros tocó al doble de bombones. La caja de dos pisos fue pasando por la primera fila, en la que mis amigos y yo siempre nos sentamos independientemente de la clase de la que se trate. Marta cogió dos, yo cogí uno. ¡Me arrepentí!

Llegó la segunda ronda hacia nosotras como por ensalmo, y cuando el par de chicos que había detrás de nosotras dos sostuvo la codiciada caja la milésima de segundo necesaria para atrapar un par de bombones, se la arrebaté y nos cernimos sobre ella justo a tiempo para engullir (y guardarnos para luego) los cuatro últimos chocolateados miembros de la caja de dos pisos. Estallaron las carcajadas en el aula, unas risas que no comprendí al principio... Luego supe que había dejado a los de la segunda fila sin segundo bombón de segunda ronda.

M - Descarada.

Y - Sí, sí. ¡También sirve para entregar regalos!

¡Este regalo!

Y - Lo cual me vino de perlas, ya que el cumpleaños de Bestia Parda se me vino encima como una leona voraz la misma terrorífica semana en la que se avecinaba el primer domingo de mayo, Día de la Madre. Me las compuse para hacerme con un regalo apropiado para ella, apañada de mí, lo envolví artísticamente en un bonito papel de regalo que adorné tal que así: [Señala la foto] Y fui muy dispuesta a entregárselo con toda la ilusión de mi corazón, pero me olvidé la bolsa en la que lo había puesto y tuve que ingeniármelas y volver con mi bestia particular, meterla en la cocina y, finalmente, ¡sorpresa! [¡Tará~♪!] Ni se inmutó. En cierto modo, no esperaba menos de ella.

¡O eso es lo que yo creía hasta tal punto que me lo apunté para escribirlo antes de entregárselo!

Contra todo pronóstico, le encantó. Se... ¡se...! [Se tapa la boca] ...emocionó. La cara que puso en aquel instante fue fantástica, como si me viera caer desde un tejado. Incluso me abrazó ¡fuertemente! Ella nunca, jamás, bajo ningún concepto me abraza por iniciativa propia. Sieeempre tengo que asfixiarla entre mis brazos a la fuerza... por partida doble. Casi, casi se me sale el corazón del pecho. Casi, casi, casi, ¡casi! se me saltan las lágrimas. ¿Qué regalo era? Un reloj negro que le sentaba como anillo al dedo. Justo cuando había renunciado a acertar con lo que le regalo voy y triunfo.

Por lo visto la suerte me acompaña o me acompañaba, porque para ella fue doblemente buena la sorpresa. Estaba atravesando una mala racha, y mi detalle adelantado por su vigésimo primer año de existencia sobre la faz de la Tierra la animó muchísimo. Me aseguró que por fin comprendía la alegría de la gente cuando le daban una sorpresa agradable, es decir, la dicha del regalo sorpresa, justo después de recriminarme que le hiciera un regalo de cumpleaños que la obligaba a corresponderme en el mío... y así me llegó al alma.

M - Llegas a ninguna parte.

Y - Pero en esta ocasión, la cocina me sirve a mí para una cosa distinta.

M - No.

Y - Estamos solos.

Todo lo solos que se puede estar en una casa llena a rebosar de acosadores con un nivel de camuflaje experto.

Y - Lo que significa que finalmente puedo decirte un par de cosas. [Mirada desafiante] ¿Tienes idea... de la cantidad de tiempo, energía y HP que he invertido y obviamente desperdiciado para arrancarte de los indecorosos brazos de la muerte?

M - [Sonrisa petulante] Sí.

Y - Comprendo que te halles en una encrucijada vital como personaje y quieras erigirte como el mayor antagonista de mi otakuheniana vida, pero si te interpones entre la felicidad y yo, o lo que es lo mismo, en la felicidad de Fenris, lo único que vas a conseguir es convertirte en un segundo sombrerero.

M - No. [Adiós sonrisa]

Y - Sí. [Se la ha robado] Solo te falta secuestrarme.

M - [Bofetón]

Y - ¡AH! [Al suelo]

M - [Patada]

Y - ¡ARGH!

M - [La agarra del flequillo como si quisiera arrancárselo de cuajo. La barbilla de la víctima apunta al techo en un vano intento de reducir el dolor]

Y - ¡No puedes pegarme, no puedes agarrarme, no puedes martirizarme ni castigarme! [Esos ojos de plato inyectados en sangre son o rabia o desesperación o todas las anteriores son válidas] ¡Tú y yo ya no somos marido y mujer!

M - Nunca aprendes.

Cuando una puerta se cierra, ¡no pongas los dedos!

Y - La imprudencia acostumbra a preceder a la calamidad...

M - Je. Prudente, tú.

Y - Pero no significa nada, ¿entendido? [Retrocede hasta dar con la pared. Procede a caminal cual cangrejo de río] Tendrás malas artes, pero poco más, "enemigo". Has conseguido que Fenris me aplique la ley del hielo, ¿y qué? No me duele... Juf, tú eras el emperador de los carámbanos. Puedo recuperarlo. Has sido testigo hace muy poco.

Pero me pica, que no carcome, la curiosidad: ¿qué le dijiste? ¿Alguna tontería como "Vaya, de modo que estás en su punto de mira. ¿Y cuántas sagas te ha dedicado? ¿Una sección? A mí me ha dedicado cada entrada durante TRES AÑOS. Pero felicidades, novato"? Lamentable.

M - Me conoces.

Y - ¡Te sorprende! [Busca el picaporte] Qué pena, no te ha servido de nada tanto malmeter. No eres más que un principiante desatando el caos: yo soy una experta. Podrás ser el sádico perfecto para masoquistas como yo, pero, ¿rival para mí? ¡Ja!

M - Acabo de empezar. [Paso]

Y - [¡Lo encuentra!] Lo único que necesito para la reconciliación total es una misión. [Y sale pies para qué os quiero]

¡Trastabilló hasta el recibidor...!

Nánana - [Y allí se tropezó (literalmente) con su cadáver]

Y - ¡No! [Cae de rodillas] ¡Mi aliada...!

Nánana - Ah~. [Girándose hasta quedar boca arriba] Cuánta diligencia en enterrarme.

Y - ¡Oh, estás viva! ¡A mis brazos!

Nánana - [En sus brazos, no queda otra que sujetarse a su cuello] ¿Me llevas a algún sitio indecente?

Y - Mira, estoy muy ocupada abriendo puertas a patadas y transportando en brazos a la alta chica poseedora de la resistencia física más escasa del universo (porque seguro que no has llegado ni a donde te encontré antes de desmayarte) mientras reprimo el impulso de dejarte atrás con tal de no romper dichas puertas de madera gruesa de roble, que por cierto son carísimas. No te contesto. Bueno, vale, ¡vamos a ver a liberar a Aoi!

Nánana - ¡Uaaah! [Emoción indisimulable. Tanto, que suelta un brazo para cubrirse una encendida mejilla] ¡Sabía que me acabarías llevando a un lugar indecente!

Y - ¡No lo hago por tus dibujos! Ni mucho menos por tu libido. Necesito una misión, importante o insignificante, la que sea. Y si Aoi vuelve a casa antes de Navidad, las tendré a expuertas.

Nánana - ¿No es rescatar a ese caballerete una misión en sí?

Y - ¡Qué va! Aveline es la capitana de la guardia de Kirkwall, y yo soy su mejor amiga. Fue el primer personaje al que conocí, nada más empezar el juego y comenzar la huida hacia esta ciudad. Nos la encontramos por el camino y unimos fuerzas. En aquel entonces estaba casada con un templario llamado Weasly que la dejó viuda en cuanto dimos dos pasos como grupo.

Tuvo que rematarlo ella misma, con sus propias manos, para que no sucumbiera de forma lenta y agónica. ¡Yo misma le dije que lo hiciera! Desde entonces somos mejores amigas. No es raro. ¡La capitana de la guardia y la campeona...! Y como tiene un ligero trauma psicológico plagado de culpabilidad por no haber sido capaz de proteger a su difunto esposo, es muy protectora con mi agradecida persona.

En parte gracias a nuestra relación, pero sobre todo por su personalidad fuerte, recta e intachable, ascendió al cargo de capitana de la guardia en cuestión de tres años, cuatro si contamos desde que llegamos juntas a la ciudad. Borró la mancha de la corrupción que había en su brigada antes de su ascenso e impone de manera efectiva el cumplimiento de la ley y el orden. Se preocupa muchísimo por las personas a su cargo y aún más por aquellos a quienes quiere.

Evidentemente, si soy yo quien se lo pide de buenos modos, accederá. No te preocupes, Aveline es la compañera más leal del juego. Su lema es: "Si pertenece a la familia, hay que protegerlo. Da igual que tenga tu sangre o no".

Hace un día:

¡De lo más accesible!

Avl - No.

Y - ¡Pero...!

Avl - NO.

Y - ¡Pero tu lema...!

Avl - NO. La amistad no tiene nada que ver con esto.

Y - Mi insufriblemente incorruptible capitana de la guardia... [Retirándose cabizbaja]

Avl - Espera un momento.

Y - [Volviéndose esperanzada. Los ojos le hacen chiribitas] ¿Sí?

Avl - Llévate a este descerebrado de mis celdas antes de que se haga daño. [Se la lanza]

Y - [La atrapa al vuelo] ¿¡Pero qué...?!

Nánana - [Se había colado] Creía que serían tan amables de dejarme dibujar...

Hacia medio día:

Y - Pues vamos a tener que arrancárselo por las malas. =^=

Yui - [Suspira] ¿Otro plan absurdo? ¿Con lo tranquilitos que estábamos?

Fenris - Con que para eso lo has llamado.

Anders - [Ojos brillantes] ¿Has dicho "revolución"?

Y - No empecemos. Exacto, lo que necesitamos es trazar un plan absurdo. *^*

Yui - ¡No, por favor!

Anders - [Pose dramática] La revolución.

Y - ¡Que no vamos a revolucionar a nadie, maldito monotemático!

Fenris - Si de verdad quieres cerrarle la boca, existe una solución rápida.

Y - Fenris, tesoro, ¿y a quién ibas a desplumar jugando a las cartas?

Fenris - [Se lo piensa...] Bien visto.

Anders - Pero necesitamos una revolución... Y he escrito muchos manifiestos.

Y - No... ¡me mires con esos ojos!

Anders - [Pose melodramática] ¡No me provoques!

Y - Affffuf. [Laaarga inspiración] Se te daban bien los explosivos, ¿no?

Nánana - [Como unas castañuelas] ¡Volvemos a las andadas!

AHORA:

¡Qué fracaso!

Avl - ¡Vas a quedarte ahí y a pensar en lo que has hecho!

Y - [Resopla]

Fenris - Aveline tenía razón: el nivel estratégico era deplorable.

Y - ¡Hemos volado medio edificio carcelario con rejas incluidas! Yo no diría que eso sea una mala estrategia. Y no me culpes únicamente a mí, que me has distraído... con esos ojazos.

Fenris - No, Hawke.

Y - Ya, "no". Por eso me pasas el brazo por encima. ¿Te importa que recorra los tatuajes que te adornan el cuello, mundo mío, las venas, la pasión, con la punta de los dedos?

Fenris - ¿Cómo es que te metes en estas situaciones tan a menudo?

Y - ¿A qué te refieres, dueño de la clavícula y de la curva del cuello de mis fantasías?

Fenris - Mm. Ser atacados por monstruos y "amigos", abordados por extraños, perseguidos por la guardia, provocar explosiones, tropezar con enigmas antiguos, sembrar el caos en la ciudad... la locura.

Y - ¡Es un regalo!

Fenris - [Risas] Pues deberías devolverlo.

Y - Tiene sus puntos buenos. [Susurro al oído] Nos. Han. Encerrado juntos. En una prisión. Con barrotes. Y hay grilletes.

Fenris - No estamos solos. ¡! [¡Empujón recibido! ¡De-rri-ba-do!] ¡Hawke! ¡Nuestros puntos de vida!

Y - No te resistas. *^*

Yui - [En un rincón, abrazándose las piernas] ¡Hazlo, por favor! ╥﹏╥

12 comentarios:

  1. ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!
    Yukino subio una entrada que no es una tira ni una reseña de juego otome. Es un milagro, milagro de Dios, Zeus o Arceus. Luego que lo lea te lo comentare.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O un comentario vocaloid, que eso también lo hago. ¡Ja, ja! ¿Se me echaba de menos? ¡Vuelvo a la cargaaa! XD

      Eliminar
  2. AHHHHHGGGHHGHGH, pero que grande es Fenris.

    Ah, ¿pero dónde están mis modales? Soy una fanática fan, enamorada de Dragon Age, pero mucho mucho de Fenris, y tengo que decirte que ¡tus historias son geniales!, pero noto que los momentos con él son escasos, es decir, apenas sale, y cuando sale no hay momentos "bonitos" yo quiero ver a un Fenris apasionado, pasional, dominante, cuidador, intimidante, sexy, quiero ver algo con él, ¡BESOS POR LO MENOS! ¡SOLO DESEO QUE TE BESE! Que demuestre lo enamorado que está de ti, y lo que tú lo estás de él. Es que, es taaaaan mono *_*. Lo amo, lo amo, lo amo, lo amo. <3

    Parezco una maldita quinceañera, aghh, pero es que no me puedo contener

    ¡Saludos y sigue tan genial, amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es inevitable caer en el comportamiento para nada psicótico de las quinceañeras cuando de Fenris se trata. ¡Yo hasta me mordía los puños cuando veía sus escenas! >w<
      Cualquier enamorada de Fenris es amiga mía. ¡Deberíamos formar el club Todo el mundo ama a Fenris! XD

      Vaya, gracias, ¡con comentarios así da gusto escribir! XD
      Respecto a lo de que sale poco, es porque es relativamente nuevo en este mi Otaku Hen, y mis personajes originales reclaman su espacio (además de que lo mío es el humor XD). ¡Pero no te preocupes! ¿Quieres fanservice? ¡Yo te doy fanservice! Me encanta que me hagan peticiones. Pronto voy a escribir un Especial atrasado lleno de romanticismo. XD

      Mientras tanto, si quieres puedes leerte las entradas en las que sale Fenris. ¿Te pongo los enlaces? Te los pongo. XD

      (Toda la sección de Frenesíes) ->
      http://otakuhenyukinodaidogi.blogspot.com.es/search/label/Frenes%C3%AD%20draconiano
      (Especiales)->
      http://otakuhenyukinodaidogi.blogspot.com.es/search/label/22%C2%BA%20-%20Especial%20de%20Velas%20Negras
      http://otakuhenyukinodaidogi.blogspot.com.es/search/label/23%C2%BA%20-%20Especial%20Inyecci%C3%B3n%20Navide%C3%B1a
      http://otakuhenyukinodaidogi.blogspot.com.es/search/label/24%C2%BA%20-%20Cuatrienio%20de%20Otaku%20Hen

      Espero que te unas a los seguidores de este mi blog o por lo menos una cuenta de google para saber como llamarte las próximas veces, fanática fan. ¡Y que haya próximas veces! XD

      Eliminar
    2. ¡Claro que me haré una cuenta para seguirte! Tenía una, pero se me olvidó la contraseña, imagina lo despistada que llego a ser, xD quería hacerme otra, pero con los exámenes finales pues se me fue el salto al cielo. Qué por cierto, lo he aprobado todo, ¡vivaaaaa! ;D

      Así que quizás en tu próxima entrada ya me veas comentando con mi cuenta. (:

      En fin, perdona que te aburra con mi vida xD. ¿Qué vas a hacer un especial de romanticismo con Fenris sin que tu exmarido se meta de por medio y Fenris y tú desatéis la pasión y todo el amor que os profesáis? ¡ERES LA MEJOR! Me entran ganas de volver a jugar al juego solo por verlo a él. Esto ya roza la obsesión. xD

      Me encanta la imaginación que tienes y lo bien que están hechos los personajes y la trama. Soy mega fan de Aoi.

      ¡Saludos!

      Eliminar
    3. ¡Uaaah, para, para, que me matarás con tanta felicidad! Como si no fuese ya bastante duro aguantar a duras penas la felicidad que me embarga el pecho al saber que una fan del Dragon Age se uniría a las filas de mis escasos lectores. ¡Ni en mis mejores sueños...! >w< [Está encantadísima]

      ¡Muchas felicidades por tus aprobados! ¿Y qué estudias, si no es indiscreción? No te preocupes por contarme tu vida, porque aunque no considero que ese pequeño detalle cuente del todo, de todas formas ¡todas las pocas comentadoras que tengo lo hacen! Gajes de escribir mis anécdotas, supongo. No me molesta, quizá así nos conozcamos mejor. XD

      ¡Me encantaría leer más comentarios tuyos, fanática fan! Desde tu primer comentario ya te has ganado 80 puntos de amistad. XD

      ¡Vivo para complaceros, lectoras mías! Mejor dicho, ¡vivo para complacer a quienes evitan que me tire por la ventana comentando! Solo me queda la duda de cómo de explícito debería de hacerlo. Hum... [Pose pensante]

      Es que eso es lo que nos tiene que provocar Fenris: ¡OBSESIÓN pura y dura! XD

      Muchas gracias por tu comentario, de verdad que me ha subido el ánimo. Estoy teniendo una semana dura y realmente me ha sentado muy bien tu reconocimiento. ¡Pero no te aburriré con mi vida ni mis penurias, tampoco! XD
      Jo, jo, ¡Aoi es muy popular! Será porque es hermosamente estúpido. A mí también me encanta, y no porque sea su creadora. Bueno, ¡no solo por eso! XD

      ¡Adióses! XDD

      Eliminar
  3. ¡Hola, hola! ¡Aquí la fanática fan! Me presento. Soy Selene, (que no Selena, hay gente que se confunde xD) estudiante de Arte y Literatura y quizás futura maestra de enseñanza. Todo comenzó cuando tenía 8 años y descubrí la obra de Romeo y Julieta. Desde ese día he leído todo lo que he podido, con preferencias por el género fantástico medieval. Laura Gallego es mi escritora favorita, así que te puedes hacer a la idea de lo que me gusta. xD

    Yo te podría dar una idea de como hacer ese especial amoroso, pero... ¡hay menores! Por lo que mejor me quedo calladita. xD

    Es una obsesión sana, recuerdo que cuando iniciaba una conversación con él sólo quería que me mirase con esos ojazos verdes y me dijese que era mío. ¡Pero si cuando en el acto 3 después de su misión me dijo aquello de "Debería de haberte dicho lo que sentía, que no hay vida sin ti" casi me muero de un infarto! ¡Y ese beso que te planta ahí en medio de todo el mundo al final! Me moría, me moría, me moría, ¡LO SENTÍA! Lo que me tiene enamorada de él es su pasión y su ternura, con el cariño que te trata pero con esa pasión desenfrenada. Así debería de ser ese especial, seré la primera en leerlo cuando lo publiques. xD

    Por cierto, leí las entradas de los links que me dejaste, ¡son geniales! Me reafirmo en que me encanta Aoi. xDDD

    ¡Saludos de nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh, Hacedor! ¡Por fin sé cómo llamarte! Aunque echaré de menos llamarte fanática fan. Fue corto pero bonito, Selene. ¿Selene-san? ¿Dama Selene? ¡Selene a secas! XD
      ¡Tenemos más cosas en común que nuestro fantástico gusto por los elfos tatuados con lirio! En septiembre empiezo mi cuarto y por tanto último año de Filología Hispánica, y quizás también me haga maestra. Me ¡encanta! la fantasía medieval, también es mi género favorito... ¡Y también me encanta Laura Gallego! De hecho, me leí su obra "Fenris, el elfo", por motivos obvios. ¿Tú te la has leído, la precuela de la saga de la Torre?

      ¿Cómo llegaste hasta mi blog? ¿El Hacedor te lo señaló con el dedo mediante Google mientras buscabas cosas sobre Fenris, por un casual? ¡Viva el Hacedor y viva el cuerpo calcinado de Andraste! XD

      Has captado mi interés. Por favor, continúa... =¬=*
      Si continúas quizá me desmelene un poco y escriba cosas vergonzosas. ¡Quizá...! ¿Qué? ¿¡Cómo que necesitas algo más que una posibilidad?! ¡Qué maaala! XD

      ¡Tú lo has dicho, sana! Habría matado a todos los magos únicamente por él, pero seguiría siendo sana para mi integridad física. XD
      ¡Ay, ay, ay, SÍ! Cuando te dice: "Nada es comparable a la idea de vivir sin ti", yo es que estaba llevando los gritos mentales a la afonía... mental. Casi me quedo sin manos de lo mucho que me las mordía. XDD
      ¡Jum, cierto! Hay que estar en peligro de muerte para que te haga carantoñas en público. Esa vuelta que damos delante de todos para besarnos casi acaba con siete de mis vidas.
      ¡Te tomo la palabra! Me encantará saber tu opinión, así tengo más ideas para el futuro. XD

      ¡Muchas gracias! No puedo resistirme a preguntártelo... ¿te parece que plasmo bien la personalidad de Fenris, a Fenris mismo?
      Y eso que no lo has visto cuando comenzó a darse ínfulas de Dios... creo. ¿Cuánto llevas leyéndome, misteriosa Selene? XD

      Espero que sigas disfrutando ellas, ¡adióses por mi parte! XD

      Eliminar
  4. Me puedes llamar como quieras, Selene, Selene-chan, me da lo mismo. xD

    Leí la saga entera, es una de mis favoritas. Y ese Fenris me recuerda mucho a nuestro Fenris, sólo que el nuestro es perfecto en todo. ^_^

    Llegué al blog buscando imágenes sobre el juego, sobre Fenris básicamente, de ahí me redireccionó aquí y como vi que hablabas de Fenris pues fui leyendo, hasta que en una noche me leí todo el Frenesí y luego algunas entradas más. Y luego te escribí, cómo ya sabes. xD

    Pues yo por Fenris haría cualquier cosa, sin importarme, aunque sea algo que no haría, el amor me ciega completamente, aunque al final acepta ayudar a los magos por mí... ¿¡QUIEN SE PUEDE RESISTIR A ÉL!? En el fondo tiene sentimientos por los magos.

    Plasmas bien a Fenris, aunque todo lo que sea con Fenris a mí me va a parecer bien, así que si es perfecto o no a mí me va a encantar. La pregunta sería, ¿a quien no le encanta? Sé que allí donde mi campeona esté con él, será muy feliz, ¡ojalá en Inquisition salgan los dos juntos! Si eso pasa, me voy a morir de felicidad. D:

    La fanática fan se despide. ¡Hasta otra! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces te llamaré Selene. ¡A mí también me lo pareció! Aunque creo que Fenris se parece más a Geralt de Rivia. XD

      ¡Ohh, entonces eres una lectora super nueva! Qué bien que las imágenes me hayan traído esta suerte. >w<

      ¡Si es lo que yo digo, le da mil vueltas a Anders! A él solo le importa su preciosa "misión", Fenris en cambio sacrifica sus convicciones y su odio hacia los magos por ti, porque lo más importante ¡eres tú! ¡Es que es IMPOSIBLE resistirse a tanto amor!
      Ah, pues yo no creo que tenga sentimientos por los magos. Simplemente te apoya en absolutamente todo, y con tal de estar contigo, hasta te ayuda a salvar a quien más odia. Por ello de no tener la amistad al 100% él se opone y hasta lucha contra nosotros.

      Me alegro de que no seas exigente, bastante tengo conmigo misma, que a propia exigencia no me gana nadie. Siempre me preocupa plasmarlo bien. XD
      ¡Ojalá, ojalá, OJALÁ! ¡Yo me muero de ganas de que salga Inquisition para poder comrpobarlo! Y vivir nuevos romances. XD

      ¡Hasta otra, fanática fan! XD

      Eliminar
  5. ¡Sí, sí, sí! Además de que hay gente que dice que no tiene sentimientos, cuando ya por el final del juego acaba lamentando la perdida de la custodia de Merrill, en una conversación algo así "No lo siento porque haya muerto. Lo siento por ti".

    Acaba llevándose bien con ella, a pesar de haberla llamado bruja y cosas similares. Cómo cuando Merrill le dice "Fenris, ¡estás enamorado!" y él contesta: "No lo estoy". Si es que, es taaaaaaan mono. *_*

    Y pensar que hay gente que prefiere a Anders, al Anders que al final te dice que te mereces a alguien mejor, "que no tenga tantos prejuicios" ¡Claro! ¡Porque volar una capilla por su estúpida venganza no es tener prejuicios! Me enciendo hablando de éste tipo.

    En fin, mientras Fenris siga siendo Fenris, no me importa lo que sea. Y no seas tan dura contigo, ¡que escribes genial!

    Hasta otra. ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio hay gente que se atreve a decir semejante sandez? ¡Si tiene más que el sensiblero de Anders!
      Adorable es la palabra... =¬=

      ¡Eso mismo pensé yo! Es lo que dice Fenris, ¡mago, e hipócrita, hay que ver con quién nos juntamos! Y es que hay que ver, si los "prejuicios" de Fenris con los magos son los mismos que los de Anders con los templarios y cualquiera que no se una a su causa en general. =w=lll

      Gracias... =///=
      Bueno, si no exigiera, supongo que escribiría horriblemente. Si lees las primeras entradas de este mi Otaku Hen, podrás comprobar lo mucho que he mejorado. XD

      ¡Hasta otra! ;DD

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas