martes, 20 de enero de 2015

26º - Especial de Escarcha


Fenris - Hawke.

Yukino - [Se lo come con los ojos]

Fenris - Hawke, no.

Y - [Sonrisa zalamera]

Fenris - Hay nieve en el suelo.

Y - [La alfombra perfecta sobre la que tumbarse, por lo visto]

Fenris - JPIIII nieve.

Y - [Tan zalameramente sonriente que se le cierran primorosamente los párpados]

Fenris - Vístete antes de que te pongas enferma.

Y - Fenris~♥.

Fenris - [Gruñe y se arranca el peto]

Y - ¡~♥~♡~❤! [Alaridos de júbilo con brazos abiertos y hechos un revoltijo]

Yo ya estaba enferma de serie...

37 minutos después...

Voces lejanas - [Apenas un murmullo]

Reno enfrente - [Relincha]

Fenris - Siento una presencia.

Y - [Suspiro de satisfacción]

Kao Reno - [Se encabrita sobre ellos]

Fenris - ¡Maldito bicho!

Y - Rrr. No te levantes. Acurrucamiento activado.

Fenris - Se nos está echando encima, Hawke: alguien tiene que hacer algo.

Y - Hala, ya está. Te has tenido que levantar. Al cuerno con el momento libidinosamente íntimo. Con el frío que hace, siempre tan impetuoso y tan activo y tan... ¿vas a plantarle cara así?

Kao Reno y Fenris - [Reno asesino contra elfo desnudo muy brillante: bufa uno, resopla el otro]

Y - Ponte algo, que acabarás enfermo...

Voces ya no tan lejanas - [Aumentando de volumen, si bien con el alboroto del combate bestia indómita contra elfo dómito casi ni se las oye. Esas voces son...]

Nánana - [Resollando] Sí, sí...

Reina de Vivas - ...si accedemos a esto es única y exclusivamente por la deferencia propia de nuestra alcurnia en estas fiestas, deferencia de la que esa miserable villana carece. ¡Obligarnos a nos a comparecer en un lugar citado y que se nos prive de la mínima decencia de acompañarnos! No es que queramos verla, es que... [Traspié] ¡Qué menos que asfaltar un camino para nuestros tacones! Permitir que nos tropecemos con... piezas de armadura esparcidas por la nieve. [Levanta la vista. ¡Grito agudo!]

Fenris - [Grito grave]

Y - ¡Mira quiénes suben y asoman la cabeza por la cuesta nevada! Con ese vestidón parece complicado, majestad.

Nánana - ¡Hola!

Y - ¡Felices fiestas atrasadas!

Nánana - Y vistas~. Traigo la manta, el saco y un ¡uaaaaah! [Se deja caer]

Y - [Desfallecida en sus brazos] ¡Uy! Una calle es mucha caminata, ¿eh? Eh. No lo mires tan descaradamente. [Bofetada suave. La deposita en el frío suelo nevado, apoyando la espalda ajena en el arbusto del amor-amor, y le arranca el saco de las manos] Procura secarte, estás bañada en un sudor que pronto se congelará.

Nánana - Me aprecias de veras, señorita cachorrita.

Reina - € ☛♂☛♀ཀ✾...

Y - [Envolviéndose en la manta] Comprendo las señalizaciones al sexo masculino y femenino, su excelentísima persona, e incluso soy capaz de descifrar el simbolismo de la flor, ¿pero a qué vienen los euros?

Reina - €€€€€€€...

Y - Las altas esferas siempre pensando en el bolsillo... cierre los ojos, alteza, y si puede ser también la boca. Con tantas reacciones como os produce contemplar a Fenris ya no sé si lo veis a él o estáis resumiendo plásticamente los efectos adversos de un medicamento. Consumir Fenris puedes producir hemorragias nasales, complicaciones cardíacas de intensidad grave, pérdidas de consciencia incontroladas, padecimientos estomacales transitorios, sudores fríos acompañados de sensaciones de euforia. Consuma Fenris bajo su responsabilidad y en caso de duda consulte siempre a su farmacéutico.

Nánana - Ah~. La gran heroína ha perdido la pasión.

Y - ¡¡Yo no he perdido nada!!

Reina - ☟☟↘♂♀...

Nánana - Ups, qué obscenidad... [El cuaderno hace su aparición estelar]

Y - ¡Para que lo sepas, yo sufro taquicardias derivadas de la contemplación de la belleza de Fenris todos los días!

Reina - ⇑♂⇒↕↕↕

Y - ¡Claro que tengo días en los que sufro los efectos de la contemplación de otros glúteos...!

Fenris - ¡Gññ! Hawke...

Y - ¿Sí, luz de mi alma encendida? Estás divino y brillas como la estrella de Belén. Tu aliento, caliente vapor en aire gélido. Abrasas.

Nánana - O quizá sea el frío. [Lápiz arriba, lápiz abajo] ¿O no quema el frío en la piel del héroe?

Y - ¿No has visto nunca las "armaduras" con más puntos de protección de las heroínas en los videojuegos? El calor de mi propia sangre en efervescencia es más que suficiente ahora mismo, gracias, ¡no interrumpas! Querido, intenta no arrancarle el corazón al bicho.

Fenris - ¿¡Que no puedo matarlo?!

Kao - [Pezuñas boxeando] ¡Brrrrrrhiiiii!

Fenris - ¡Gj!

Y - Ya voy, es que la hebilla del cinturón... ¡urf! Sé que no me recriminarás que me abrigue precisamente ahora... Por tu personalidad, por las fechas, por todo un poco. [Gesto displicente] Eh. [Manotazo]

Nánana - [Cuaderno a hacer gárgaras escarchadas] Aunque ... otros u otras ¡podrían hacerlo!

Y - ¡A quién le importa la policía!

Nánana - ¿Estarán ocupados con el señor gran Aoi? ¡Ah! ¡No nos estaremos perdiendo el delantal desnudo!

Y - ¿Quieres parar? ¡Se mira, pero no se dibuja! No, tampoco se mira. No solo por decencia, probablemente te quedarías ciega si lo miras fijamente mientras lucha o experimenta una emoción fuerte.

Nánana - [Sonríe de oreja a oreja, como de costumbre] Es tan considerado por tu parte no prohibir nada más~.

Y - Para. Te arrancaría el brazo. [Cierra los ojos e inspira]

Fenris - [Resopla]

Y - ¡Ya voy!

¡A domar a la bestia!

Y - [Decididas zancadas que se hunden en la nieve] Permíteme, Fenris.

Fenris - Bien. [Permitiendo] Te cedo el relevo.

Y - Necesitabas un descanso, ¿no? [Y vestirse] Después de tanto ejercicio... y luego va y viene este bicho. [Cejas arriba y abajo]

Fenris - ¡Déjalo!

Y - [Le manda un beso aéreo] Lección de domesticación, primerísima parte: ... [Se echa un ojo a la garabateada muñeca]

Kao - [Expele vaho por las fosas nasales, espuma por la boca...]

Y - 눈ヘ눈* [Puñetazo al hocico]

Kao - [...consternación por los ojos]

Y - ¡Mal! ¡Muy mal!

Kao - ¡La culpa es de Yukino-san!

Fenris y Reina - [Boquiabiertos (por distintas razones)]

Kao - Yukino-san tiene la culpa, Yukino-san no debería...

Y - ¿Esta es tu respuesta a lo que quiera que sienta ese negro corazón tuyo ante la visión de la celebración carnal del primer año del elfo de mis entretelas... [Coge aire] ...en este mi Otaku Hen, la violencia? Cinco navidades y sigues sin captar cómo van las cosas. [Agarrándole un cuerno y tirando para abajo] ¡Siéntate y piensa en lo que has hecho!

Kao - [Resistiéndose] Si Yukino-san quiere jugar esa baza, Yukino-san tendría que aplicarse el cuento. Yukino-san malgasta tanto tiempo junto a nefastas compañías que no distingue la diferencia entre esa especie infecta llamada Yui o llamada Aoi y yo...

Y - Si no te comportas como es debido, sonreiré.

Kao - Yukino-san no debería...

Y - Soooonreiré.

Kao - No he venido para que Yukino-san sonría... [Intenta morderla con esas grandes fauces]

Y - [Tira del cuerno para abajo, fuertemente] Tooooda la entrada. [Llevándose alguna que otra dentellada]

Nánana - Mm. [Palma a la mejilla] No entiendo esta relación.

Reina - ☝❄☛❀

Y - Y esta sigue balbuceando indecencias.

Nánana - ¡La has montado!

Kao - [Encabritada y furiosa]

Y - [Uf, uf] Bonito juego de palabras y todo eso. ¿Alguien puede encargarse de narrar esto? Fenris...

Fenris - [Abrochándose los pantalones detrás de un arbusto con mucho blanco y poco verde]

Y - Oh. ¡Nánana!

Nánana - [Suspira] Esperaba que mi regalo de Reyes fuera ¡que no me llamaras así!

Y - ¡Por favor, el narrador es un soso! [E. Imprescindible] Menos lobos, no vas a ponerte en huelga. [Tú provócame] Y a Fenris le va a llevar un rato reequiparse toda la armadura, entre que la recoge y se la pone. Un rato largo. ¡Un bueeen rato! Anda... no hagas que me arrepienta de haber convocado a todos los personajes originales femeninos de ¡uuuoooh!

Nánana - ¡La heroína pega un bote sobre el animal!

Y - [Brillo de orgullo ocular] ¡Sí, así se hace!

Nánana - Eh... [Sonrosada] La heroína descalza, con el cinturón mal abrochado, el abrigo mal abotonado y la faz rojiza, piel cortada por el viento de inverno, plantas de los pies en carne viva... el indicio de sus gustos grabada en la carita...

Y - Más acción, más...

Nánana -  ¿...comprime los muslos sobre el estómago de la bestia? Pero doña bestia expulsa el humo de una locomotora por el hocico, con los ojos como faros de... destrucción. Creo que resulta significativo que tenga la consideración de alertar a su atacante con una hostilidad tan abierta.

Tanto, por otra parte, como lo puede ser que un personaje femenino adopte la forma de un macho. [Significativa mirada recibida] Mm... La señorita cachorrita se apoya en la grupa para, por lo visto, aferrarse a los cuernos no vaya a caerse, Dios no lo quiera, mete una mano en el bolsillo y... ¡oh, un bozal!

Kao - ¡Brrr!

Y - ¡No la avises!

Nánana - La señorita es una dama de grandes contradicciones. [Bajando la mano a su cuello, contempla el cielo y suspira] Ah... El mejor amigo de Santa ha previsto sus intenciones, contraataca dando saltos. Como está metida en su papel, la heroína se agarra al pelo del lomo, pasa las cuerdas alrededor de su cuello... eeeh...

Y - ¡No te estarás agotando!

Nánana - Esto es un poco agotador. Lo normal sería deducir que el fin de tanto esfuerzo es domarla para ir a alguna parte, y no seré yo quién juzgue tus enérgicas preferencias para después de divertirte, ¿pero ella no puede transmutarse en cualquier bestezuela?

Y - Σ°^°

Kao - [Tortuga]

Nánana - Mm. ¡Lástima!

Y - ¡Da igual, todavía puedo sobornarla c...!

¡CLACA!

Kao - [Cuerpo inerte. Caparazón hecho pedazos. General humeante]

Y - ŎロŎ|||

Nánana - Achús.

Y - ¿Querido? ಠ^ಠ

Fenris - [Espadón a dos manos en ristre] Era un monstruo.

Y - Y nuestro medio de transporte.

Fenris - Un peligro para la sociedad.

Y - Nos estás describiendo. [Se cruza de brazos] No pasa nada, no tienes por qué mirarme con esos ojazos, hay un plan B. Pero es una alternativa que no te gustará.

Fenris - [Mirada suspicaz] ¿Qué tienes pensado?

Nánana - Mejor sería preguntar qué haremos, ¡directamente! [Porque lo hará sí o sí]

Y - ¿Que qué hacemos?

Autoestop.

Y - [Poniéndose guantes, bufandas y ropa de abrigo en general que va sacando del saco]

Fenris - [Expresión indescriptiblemente perturbadora]

Y - [Poniéndoselos a él]

Fenris - [Inspira... espira]

Y - [Y ahora...] La bóveda celeste no es si no el escenario en el que nuestra piel se encuentra y combate el frío de las alturas, las inclemencias estacionales. Mi brazo contra tu brazo. Mi mano sobre tu mano. Mis dedos ascienden...

Fenris - Déjame respirar.

Y - Te deseo~.

Fenris - [Náuseas]

Y - Te deseo un poquito menos, pero te sigo deseando.

Reina - ¡Inconcebible!

Y - Fenris es sexy incluso cuando siente náuseas. Pero míralo: las ráfagas de viento azotando sus cabellos, el flexible cuerpo cubierto de tatuajes tenso, sentado sobre los sacos vacíos del extremo derecho del trineo, el temor visceral a estar sobrevolando el mundo en un cacharro infernal tirado por renos mágicos en la postura, cierto grado febril en los ojos y los astros sobre nuestras cabezas... ¿cómo no iba a inflamarme la pasión?

Nánana - Mucha ropa...

Y - ¿No podríais haber esperado al fin del trayecto para aguarnos la fiesta? ¡Arr! ¡Se estaba poniendo interesante!

Nánana - [Los globos oculares suben al cielo] ¿Y para qué nos has llamado?

Y - ... [Desvía la mirada] ...para controlarme.

Nánana - [Se pone las gafas de psicóloga, cruza las piernas y acomoda la espalda en el asiento del trineo] ¿Con qué motivo?

Y - [Frunce los labios. Morritos] Cumplir la misión...

Nánana - [Junta los dedos de las manos, pose pensativa] ¿Y eso cómo te hace sentir?

Y - Parece un desperdicio de energía que podría invertir en continuar con la pasión.

Fenris - Qué mente tan sucia.

Y - Una mente y un corazón puros solo duran un instante. Tarde o temprano las hormonas hacen su aparición.

Fenris - ¡No, Hawke!

Y - ¡La culpa es tuya por segregar feromonas!

Fenris - ¡Estamos en el jodido trineo de un apóstata descontrolado!

Y - [Alarmada] ¡Fenris! ¡No te levantes!

Papá Noel - ¡Jo, jo, jou! Cuidadillo, jóvenes...

Fenris - ¿¡En qué coño estabas pensando?! ¡Mira lo que le ha hecho a los pobres animales! ¡Esto apesta a magia de sangre!

Nánana - A él no lo censuras...

Y - [Lo agarra por la muñeca] L-las Navidades ya han pasado, tiene mucho tiempo libre, nada con que llenarlo y me debía un favor por lo del intento de asesinato: ¡no te preocupes! ¡Tranquilízate!

Fenris - [Se zafa de un tirón brusco]

Y - [Tic nervioso, manos alzadas en son de paz] Es decir, no es como si te dijera que tiene una cantidad innumerable porque nadie ha acertado con el número de elfos que tiene esclavizados fabricando juguetes para niños humanos...

Fenris - ¿¡QUÉ?!

Y - ¡Que no! ¡Que son duendes!

Fenris - [Hostilidad profunda]

Y - [Aprieta los dientes]

Papá Noel - El trineo comienza a inclinarse, jo, jo, jou...

Y - ¡TURBULENCIAS NO!

Reina - [Alarga el brazo, cuya mano navega tras la espalda de Nánana, se prende en el hombro más alejado de la susodicha y la arrastra consigo de un ¡pap! seco. Quedan pegadas]

Nánana - [Rubor] Un movimiento atrevido...

Reina - [Arruga la nariz] Inconcebible.

Papá Noel - ¡Jo, jo, jo, equilibrio recuperado!

Y - [Que se ha agarrado a la cadera del elfo macizorro en el proceso] Oh, gracias a...

Fenris - ¿¡Cómo te lo tengo que decir?! [Abre los brazos]

Y - [Lo imita por inercia]

Fenris - Magos de sangre ¡NO! [Pasa un brazo por debajo de las rodillas, otro alrededor de la cintura ¡y la lleva en brazos!]

Y - [Se deja hacer] ¿¡Fenris?!

Fenris - [Subiendo pie, pierna, cuerpo, al borde del trineo...]

Y - ¡¡FENRIS!!

Y nos la pegamos.

Agujero - [Del fondo fondísimo de un agujero de su tamaño y silueta, emerge una temblorosa mano medio congelada]

Y - ¡Aaaaagh! [Escupe nieve]

Fenris - [Incorporándose como si nada] Uf.

Y - [Prefiere permanecer sentada] ¡"Hagamos autoestop", me dije! [Gesticula libremente] ¡"Ahorraremos tiempo", me creí! [Zarpazo a la nieve circundante] ¡Cómo me engaño!

Fenris - [Se sacude el blanco general como un perro mojado y, tras dos barridos en los hombros, le ofrece la mano]

Y - [La toma]

Fenris - [Estiiiira]

Y - [En pie] Si es que tendría que haberte puesto un cinturón, para que al menos te entretuvieras arrancándotelo. [Gira la cabeza en todas direcciones] Un páramo helado lo mires por donde lo mires, ¿eh? Ni siquiera hay árboles, solo nieve y más nieve. ¿O los hay, pero camuflados por la escarcha? ¿O no soy de fiar porque tengo la mirada emborronada por el golpe, tanto derivado del frío como del aterrizaje? Abrázame, caray.

Fenris - Hablas mucho.

Y - Y deprisa. ¿Te molesta? Debemos de estar cerca... ¿eso que se nos está cayendo encima es un faldón victoriano lleno de piernas?

Faldón victoriano lleno de piernas (en movimiento) - ¡Iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii...!

¡PATAPAM!

Fenris y Y - [Por poco]

Reina - [Ensartada en la nieve de cintura (y falda) para arriba]

Y - Su majestad ha saltado tras nosotros arriesgando su vida y su honra, ¡seguro que no por celos, sino por pura etiqueta! No sé mi corazón tatuado, pero yo he visto las enaguas.

Fenris - Prefiero no opinar sobre la gente con quien te juntas.

Reina - [Boquea]

Y - ¿Qué? [Se inclina...]

Reina - [Tortazo]

Y - ¡Aich! [Frotándose la mejilla] Pu.

Fenris - Grr. [Se adelanta, aparta a Yukino de la trayectoria y ¡PARRAF!]

Reina - [El medio cuerpo cae sobre el suelo algodonado] ¡Ii! [Le acaban de cruzar la cara]

Y - [Con desgarro. Risilla]

Reina - [Masajeándose la cara cruzada] ¡Inconcebible!

Y - El cerebro sigue sin funcionarte a pleno rendimiento, ¿eh?

Reina - ¿¡Cómo vamos a concebir que alguien haga eso... ESO en público?! Ni la más baja estofa entre la plebe... Incluso una grosera...

Y - ¿Qué? ¡Ah! ¿No es un poco tarde para preguntar? Fenris lleva ya un año en este mi Otaku Hen. Teníamos que celebrarlo. Aún no me había cansado de celebrarlo...

Reina - ¡En público!

Y - ¿Qué más da? Ni en Dragon Age ni en Otaku Hen existe la intimidad.

Fenris - [Resopla]

Y - ¡Demuéstrame lo contrario!

Fenris - [Levanta un dedo]

Y - ¡No, no te me quejes! No hay necesidad de que malgastes ni una sola gota más de tu aliento, es mejor que te concentres en la maravillosa caminata que nos espera hasta nuestro destino. Porque va a ser largo y se avecina una ventisca, probablemente. [No lo sabe, no es meteoróloga]

Fenris - [Incipiente sonrisa] Cuando dijiste que me llevarías a lo inimaginable, ibas en serio.

Y - Sí. Ya. No me refería a eso. No obstante... [Alza las cejas] Y a más que te voy a llevar~.

Reina - ¡Basta de flirtear frente a nos! No es que estemos celosas, ¡es que atenta contra el protocolo!

Y - Eso no era flirtear. Eso sería más bien... [Se arrima y mueve la mano alrededor del peto] ¿Aún no te he comunicado~ lo feliz que me haces logrando que la primera sangre derramada de la entrada no sea la mía?

Fenris - [Risa carraspeada]

Reina - Eres algo... [Aprieta los párpados] Increíble.

Y - [Frotándose los brazos] Si has terminado, cosa que digo por pura formalidad, vamos a continuar contigo o sin ti. Esta temperatura es un sustituto más que eficaz para vuestro cometido.

Reina - [Consternada, araña la superficie helada que la tiene presa. Intenta controlarse a todas luces] Jumf. Pese al exceso de tiempo que hemos derrochado con alguien de tu ralea, tal comportamiento...

Y - [Parpadeando con inocencia, pellizca el dobladillo de la camisa de Fenris y, una vez ambos rotan 145º, empieza a caminar colgada de su brazo] Es que reservo el modo príncipe para Fenris.

Reina - [Retorciéndose furiosamente contra el agujero] ¡Haré que te corten la cabeza!

Y - Sola, desamparada y lejos de tus lacayos. [¡Adiós, adiós! con la manita] ¡Me pregunto cómo!

Veinte minutos después, la visión hipernerviosa de la acosadora del grupo divisó en el horizonte 
(más bien a treinta metros)...

[Explosión sanguínea]

Y - [Sobre un charco de su propia hemorragia buconasal en velocísimo proceso congelación]

Fenris - ¡Hawke, pero qué...!

Reina - [Aprovecha la oportunidad y corre hacia ella para pisotearla con sus tacones alrededor del cuello una y otra...]

Fenris - ¡LÁRGATE! [Empujón]

Reina - [Agresividad por todo el semblante un segundo. Después, compostura y solemnidad. Se aleja una distancia prudencial con sorprendente paso firme teniendo en cuenta el terreno pisado]

Y - [Siente que la sujetan, que la llevan en volandas, que le vierten un líquido caliente y espeso en la boca que le cuesta tragar. Pero lo hace] ¡Cof! [Alivio instantáneo] No estaba preparada para esto...

Yukimi - ¡Pequeña acosadoraaaaa!

Y - [Desprendiéndose de esas manos cálidas] ¡Suegrooooo!

Yukimi - ¿Quéeeeeee?

Y - ¡Suegroooo! [Corre hacia él con los brazos abiertos]

Yukimi - ¿¡Quéeeee?!

Y - [Casi llega, casi, casi, casi. ¡Salta...!] ¡Sue...!

PLACAJE

Y - [De bruces] ⊙^⊙

Fenris - [¡Interceptada con éxito!]

Yukimi y Yoite - [Incómodo]/...

Reina - [Exasperada]

Y - ...hola, don Suelo, ¡qué poco tiempo sin vernos! Pero ahora he de dejarte...

Fenris y Y - [Vuelven a levantarse y él se le coloca detrás, posicionando las manos sobre sus hombros]

Yukimi y Yoite - [Muy incómodo] .../... [Pasa de todo]

Y - [Iris turbios y centelleantes, voz ilusionada] Esperaba que abrazarte a ti fuera más sencillo. [Se saca un rotulador de la manga y le quita la tapa] Visto lo visto... [Se escribe en el antebrazo "Propiedad de Fenris" y acto seguido lo zarandea por encima de la coronilla] ¿Qué pone aquí, pupila de mis ojos?

Fenris - [+50 de amistad] Mmm...

Fenris y Y - ~♥

Yukimi - ¡Aah, por el amor de Dios! ¡Sois unos empalagosos!

Fenris y Y - [Besitos interrumpidos]

Fenris - [+10 de enemistad (por vergüenza)]

Y - [Radiante de felicidad] Es la soledad la que habla por tu boca. Deberías probar el amor correspondido, suegro mío, ¡te sentaría bien!

Yukimi - Cambiando de tema, ¿no ha venido contigo esa amiguita tan alta que tienes?

Y - Me parece que no es precisamente un cambio de tema... [Arriba y abajo con las cejas] Pero no te atormentaré: venía, pero ha tenido la sensatez de quedarse atrás. [Señalando hacia la regia figura que se ha rezagado con la carrera] Sin embargo, puedo ofrecerte una reina, si lo prefieres.

Yukimi - ¡Yo no...!

Y - ¿No te van las altas?

Reina - [El viento le mece los poderosos bucles, la falda se agita cual campana de campanario de Notre Dame. No los escucha porque está indignada]

Yukimi - Bueno... Estoy solo y tengo tiempo. [Camina hacia la regia figura con las manos en los bolsillos]

Yoite - ...

Y - Pero míralo, cómo se acerca a esa mujer desdeñosa con el encanto de oreja a oreja. Más importante, ¿cómo es que nos sonreías? No, ¿cómo es que has dejado de hacerlo? En todos los años que me he regalado los ojos contigo me han faltado sonrisas, taciturno del alma mía. Creo que tienes la obligación moral de hacerlas durar cuando permites que te adornen la boca.

Fenris - [Gruñe]

Y - ¡No soy de piedra!

Yoite - ...

Y - ¿¡Cómo que nunca lo sabré?!

Yoite - ...

Y - Da igual, ya estamos todos: vámonos.

Fenris - ¿Qué? ¿Así, sin más?

Y - Diría con viento fresco, pero me parece un poco de mal gusto.

Fenris - Quieres dejarlos aquí.

Y - ¡Chis! [Cuchicheo] No me hables como mi exmarido, por el amor del cielo. Ni me mires así de significativamente, que tampoco hace falta. ¡Sí! ¡Nos vamos los tres juntos! ¡Los dejamos aquí tirados! [Se oye un ¡PLAF!] ¿No ves que están haciendo buenas migas?

Yoite - ...

Y - ¡Vamos! ¿Cuántos años lleva como padre soltero? Le conviene. Y a mí, también.

Fenris - Sospecho que su cometido no es realmente el que les soltaste...

Y - Sangre de mis venas, ¿quieres deshacerte de los acosadores de tus rivales?

Fenris - [Media sonrisa] Yo no tengo rivales.

Y - [Colorada] No... pero no está de más eliminar a los moscardones, ¿eh? Tener más espacio vital y personal, gozar de la relativa intimidad, deleitarnos en una disminución de sabotajes e intentos de asesinato...

Yoite - ...

Y - Si de pasada lo hacemos feliz, dos pájaros de un tiro. [Susurros] ¡Y ahora vá-mo-nos! ¡Hacia el norte!

Se alejaron hacia el norte durante más o menos una hora, minuto arriba, minuto abajo...

¿? - ¡No deis ni un paso más, intrusos!

Y - ¿Quién habla?

¿? - ¡Soy el guardián de los dominios de mi hacedor!

El guardián.

Y - Hola, guardián. Yo soy Yukino, ¿cómo va eso?

Muñeco de Nieve - Así que tú eres Yukino, la Dañina. Esperaba que fueras más alta.

Y - Yo también me llevé una decepción cuando dejé de crecer.

MN - ¡No pueeeedeeees pasar!

Y - No sé. Parece que ya ha pasado alguien antes.

MN - Pues sí... ¡pero tú no pueeeedes!

Y - Ya, el caso es que... [Ojea su diestra] Ah, qué diantres. Adelante.

Fenris - [Lo machaca a pisotones hasta pulverizarlo] ¡MALDITA COSA...!

Yoite y Y - [Esperan a que acabe...]

Fenris - [Suspira aliviado]

Y - ¡Obstáculo superado!

¿? - ¿Seguro?

No tengo dudas.

Y - Claro que ha salido una casa completa y absolutamente navideña de la nada. ¿Por qué, pequeño? ¿Sabes algo que yo no sepa?

Niño Misterioso - Ahí dentro encontrarás lo que buscas.

Y - Mira tú qué bien.

NM - Pero también lo que te gusta y te disgusta al mismo tiempo.

Y - Mmm, misterio. Intriga. Dolor de barriga.

Fenris - No me gusta este niño.

Yoite - . . . . .

Y - Considera las sabias palabras de Yoite mientras giro el pomo.

Fenris - Tú eres la única que sabe comunicarse con él, ¿recuerdas?

Y - [Abre la puerta y la siguen]

Fenris - [Escalofrío] ¿Qué es esto?

Lo que me gusta y me disgusta al mismo tiempo.

Médico - Os habéis tomado vuestro tiempo.

Y - PIIIIII.

Fenris - Parece que nos hemos metido en un lío.

Y - Ps. Sinceramente, eso habría pasado aunque nos hubiésemos encerrado en casa bajo siete llaves.

Fenris - [Risilla] Tú vas a la playa y te crecen los piratas.

M - Je.

Y - [Mosqueada] ¿Qué?

M - Parejita.

Y - ¿Celoso?

M - Quisieras.

Y - Lo que quisiera es mantener una conversación contigo que se compusiera de más de una palabra por intervención. ¿Qué haces aquí? ¿Qué quieres? ¿Qué es este sitio? Parecía una casa, pero en cuanto he abierto la puerta y hemos entrado... por un momento, solo he visto oscuridad. Luego la puerta se ha cerrado sin un sonido y te he visto. Verte ha hecho que me olvide de todo lo demás, pero ahora que me fijo, esto no es una casa ni una habitación corriente y moliente, como tampoco es una casa ni una habitación a secas. No hay techo, ni paredes. La puerta ha desaparecido. Solo veo...

Nieve.

Y - Nieve y viento, que siento más que veo. Se me escarcha hasta el cabello. ¿Qué es este sitio?

M - Los dominios.

Y - [Va mejorando] ...¿estás compinchado con él? ¿Tú?

M - Tu enemigo.

Y - ¿Mi enemigo es el tuyo? Qué facilón te has vuelto. ¿Qué quieres? Ju. Molestar.

¡ZAS!

M - [El arma contundente justo encima de la cabeza de su exmujer]

Fenris - [A la espalda de la susodicha, con un brazo abrazándole el torso y otro agarrando el palo que venía hacia ella]

Y - [En medio] ¿¡Y eso a qué viene?!

Fenris - Más te vale retroceder.

M - No tendrás nada, salvo un no.

Y - ¡Ya no estoy casada contigo!

M - [Tortazo]

Fenris - ¡!

Y - [Se le va literalmente la cabeza, pero como Fenris la sujeta no se cae] ¡Argh! ¡¡Hijo de...!!

M - [Tortazo inverso]

Fenris - [La suelta]

Y - ¡AH! [Cabeza rebotando contra el suelo. ¡Ij! ¡Casi se desgaja del cuello!]

M - Je.

Fenris - [Odio puro]

Yoite - ... [Se siente aislado]

Y - Aaaaah... [Se frota la nuca] Qué dolor. Hola, suelo, ¿cómo seguimos?

M - [Zancadas en su dirección]

Y - [Gatea] No quiero dar la imagen de una doncella remilgada, indefensa, inútil y, en definitiva, machista a más no poder, pero dado que me sangra la cabeza bastante profusamente y este se me está acercando con un brillo peligroso en los ojos... ¿una ayudita, mientras me entretengo en manchar la nieve virgen? ¡NO! [La agarra del flequillo]

Fenris - [¡Placaje!]

M y Fenris - [Ruedan por el suelo. Hombres y armas cada par por su cuenta]

Y - [Boca arriba en posición de ángel de nieve] Tengo que quitarme este flequillo...

Fenris - ¡Estaba esperando a que dijeras eso!

Y - ¿Lo del flequillo? [Se sienta. Se marea] Uh, os estáis liando a puñetazo limpio, ¿eh? No me acaba de parecer bien, pero bueno. No estoy en posición de quejarme.

Yoite - . . .

Y - ¿Qué?

Yoite - [Señala]

Y - ¡¡No mates a nadie!!

Yoite - [Niega y señala]

Y - ¡Una puerta!

Yoite - [Asiente]

Y - Pero no podemos pasar, con estos dos así...

Yoite - . . . . .

Y - Bastante mal lo has pasado ya, Yoite.

Yoite - ...

Y - No quiero decir que no seas perfectamente capaz...

Yoite - . . .

Y - Lo siento. ¿Nos harías el favor?

Yoite - [Asiente]

Y - ¡Fenris...! ¡Ay, Dios!

M y Fenris - [Aspecto propio de hombretones machacándose el uno al otro. Fenris está a horcajadas encima del médico, propinándole una somanta de puñetazos seguidos en el rostro digna de verse]

Y - [Genial. Ahora la fuente nasal se ha vuelto a abrir] F-Fenris...

Fenris - ¿¡Qué?!

Y - ¡Retirada!

Fenris - ¡Pero si estoy encima!

Y - Siempre lo estás... ¡sígueme! [Sale corriendo pies para qué os quiero hacia la puerta]

Fenris - [Le da un último puñetazo y la sigue en un suspiro]

M - J... [Incorporándose]

Yoite - [Se le pone delante]

Y - [Gira el pomo, espera al elfo de sus entretelas y la cruzan y cierran juntos. El paisaje es el mismo. La compañía...]

Esto no es caer del fuego a las brasas.

Y - ¿Qué es peor? ¿Mi exmarido o el sombrerero? Mi exmarido, por supuesto.

Sombra de Sombrero - [Levanta una pistola]

Y - Empezamos bien... ¿y un poco de preliminares básicos? No sé, pregúntame qué tal me ha ido el día, cuéntame tu plan malvado... [Empujando a Fenris hacia atrás] ¿Por qué no enseñas los ojos?

Fenris - Hawke...

Y - Intento ganar tiempo...

Fenris - Estamos rodeados.

YuiAoi y Ace de Corazones - [En cada punto cardinal a su alrededor]

Y - [Se lo piensa un segundo] No, te equivocas, ¡son refuerzos!

Fenris - [La empuja]

SS - [Dispara]

Y - ¡FENRIS!

Yui Aoi - [Se le echan encima]

Y - ¡Yui! Déja... me... ¿Aoi? [Los zarandea] ¿¡Por qué no me habláis?!

Fenris - [Cargando contra el pistolero, golpeándole la muñeca que sostiene el arma escupefuego sin miramientos] ¡Mírales los ojos!

SS - [Gime]

Y - [Un escalofrío le recorre la espina dorsal] No... se los veo...

Yui - [La muerde]

Aoi - [La lame]

Ace de ♥² - [Se aproxima y le tira del pelo]

Y - ¡Iiiigh! [Patadón en partes nobles]

Yui - ¡Ugh...! [Se dobla sobre su estómago]

Aoi - [La vuelve a lamer]

Y - [Arañazo en plena cara]

Aoi - ¡Ffffffff! [Se aleja bufando como un gato en busca de un espejo]

Y - [Corre hacia un árbol]

Ace - [La sigue en silencio, sonriente]

Y - [Aterrada] ¡No se ríe! ¡No son ellos! Están... ¿hipnotizados?

Fenris - [Mojado en sangre y nieve] ¿¡Qué hacemos?!

Y - [Arranca una rama gruesa y la parte por la mitad. Punta puntiaguda] ¿No lo sabes?

Pasó el tiempo...

Y - ¡Presiónalo!

Fenris - ¿¡Más?!

Y - Los sádicos no soportan la presión.

...un lapso temporal horrible...

Y - [Cadenas a cuestas] ¡Aaaaaaaaaaaaaaahhhh!

Fenris - ¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaah! [Dando patadas y esperándola con las manos expectantes]

Fenris y Y - [Codo con codo] ¡Aaaaaaaaaaaahhh!

Pero al fin...

Fenris - [Bufando] Controlados.

Y - [Enjugándose el sudor y las lágrimas. La sangre la deja tal cual] Muy bien. [Sube el volumen] ¡Te has quedado sin recursos! ¡Da la cara, niñato rastrero, adolescente rebosante de testosterona! ¡Sal de tu escondite! ¡Sal de dónde estés!

Aparición dramática.

Jack Escarcha - Estás aquí.

Y - Jack Escarcha. Por fin volvemos a encontrarnos.

JE - [Patea una piedrecilla] Algo me decía que por muchas defensas que preparase, acabarías viniendo igualmente.

Y - Oh, "defensas". Así las llaman ahora. Realmente no me esperaba que hipnotizaras a la mayor parte de mis personajes originales masculinos para ponerme las cosas difíciles.

JE - ¿Que yo qué?

Y - ¿Te lo repito?

JE - Lo único que lleva mi nombre ahí fuera es el guardián de nieve que custodia mis dominios.

Y - ¿Que tú qué?

JE - ¿Te lo repito?

Y - ¿¡Pero cómo puedes pensar que un muñeco de nieve medio destrozado iba a parar a nadie?!

JE - ¡Eh! ¡La luna es buena consejera!

Y - ¡Pero si no te habla!

JE - ¡No te metas en una relación a distancia!

Y - Si tú no has hipnotizado a mis chicos... ¿entonces quién...?

Yui cadavérico - [Desde sus pies] La verdad es... que yo no estaba hipnotizado...

Y - ...¿qué?

Yui - Es que como solo te gustan los hombres que se portan mal contigo... ¡pero yo no fui el único!

Aoi - [Misma posición] Al gran Aoi solo puede someterlo bajo hipnosis él mismo.

Ace - [Simplemente atado] ¡Ja, ja, ja! ¡Ni sé qué es eso!

Yui - ¡Yo solo quería parecerte especial! ╥ロ╥

Y - No estaba hipnotizado... ¿¡ninguno?!

Ace - ¡Ni el sombrerero!

Y - ¡Pero si lo he encerrado en una caja fuerte y he tirado la llave y he hecho...! Cosas horribles...

Ace - ¡Ja, ja, ja! ¡Tonta!

Y - 눈言눈

Fenris - ¿Quieres saber lo que haría yo con ellos?

Y - Lo que quiero es censura.

CENSURA de media hora...

Cuerpos - [Apelotonados sobre un arbusto]

Fenris - [Frotándose la sangre de los muslos]

JE - [Asustado pero fingiendo una diversión que no siente] Supongo... que ahora me toca a mí, ¿no?

Y - [Ajustándose los guantes] Fenris.

Fenris - [Brilla]

Cinco minutos y cuarenta y siete minutos después...

Y - [Semblante implacable, vocecita inocente] ¡Repasemos la situación! Estás tendido en el suelo a mi merced, con las rodillas dobladas y los dedos de tus pies descalzos hendiendo el hielo que has arañado previamente en un vano intento por zafarte de mí. El pecho, agitado, se te hincha y deshincha rítmicamente, mientras un sudor frío como tú mismo te empapa el cuerpo.

Yo, por mi parte, gozo de la vista con mi propio pie calzado presionándote ese buen órgano vital llamado corazón, percibiendo cada una de las vibraciones y contemplándote por encima del hombro, del cuello, del cabello, de todo. Qué excitante.

JE - Gracias por el resumen. Lo necesitaba. [Sarcástico]

Y - Eres mío. Tu vida me pertenece.

JE - Piensas que das miedo, precisamente. ¡Ja!

Y - Arráncale la ropa.

Fenris - [Ni lo duda]

JE - [Chillido agudo]

Y - [Saca una cámara y flash, flash, flash]

JE - [Llora un poco]

Y - [Flash, flash, flash]

Fenris - [Mira un poco a todas partes]

Y - Vale, ya está, lo puedes soltar.

JE - ¿Qué?

Y - Ya está, ya está.

Fenris y Y - [Recogiendo los bártulos]

JE - [Anonadado] ¿¡Solo querías eso?!

Y - ¿Bromeas? Unas cuantas fotos de un lloroso Jack Escarcha con la ropa desgarrada provocarán disturbios en las calles y a mí me llenarán de oro los bolsillos, y hasta los armarios si cabe. [Pose romántica] Todo por lo que hemos pasado... ha valido la pena.

Fenris - Yo no lo tengo tan claro.

Y - ¿Te sientes sucio?

JE - Has removido cielo y tierra por eso... ¿Y ahora qué? ¿Te irás y no volverás? ¿Así de simple?

Y - No, así de simple, no. Antes debo dejar bien atada una cuestión...

¡Ni una Navidad tranquila!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas