viernes, 27 de mayo de 2016

Y si... 15 - Rugido


Lo digo y lo repito: de vez en cuando una necesita refrescarse y descansar un poco de fanfics. Para tal fin, nada mejor que una de mis entradas más clásicas dentro de esta bondadosa sección mía que tan bien se presta a ello.

Parece que me estoy centrando más en los cuentos de hadas, pero eh, es que en general son los que mejor me salen ¡y son divertidos! De vez en cuando no está mal para variar, ¿no?

¡El mundo Disney me teme y espera!

¿Y si fueras Bella?
~El gusto de Silvia García Torija

Yukino - ¿Quién eres tú, el espejo de la madrastra que no tuvo bastante con el Y si... 12 - Manzana? Ah, no, que va en mayúscula, casi casi me siento insultada, oye. Bien. Sé que entre mis lectoras todavía quedará alguien con la chispa de la esperanza, lectoras que olvidan mi trayectoria, y aunque admito que nunca me gustó esa película de niña y ahora que he crecido y leído el cuento original, menos, admito que por primera vez cabría alguna posibilidad de que no destrozara la magia, ya que el sentido común impera un poco más por una vez en la disneyvida y es fácil identificarse con una plebeya de buenos sentimientos que devora libros, yo también me sacrificaría por mi papi sin dudarlo ni un segundo...

Pero si algo no va conmigo es la abnegación y el conformismo y la sosez, y si de algo estoy segura es que la buena moraleja de La belleza está en el interior me la enseñaron E.T. y Quasimodo. Si fuera Bella, usaría esa bonita cabeza que el argumento me ha dado y la compañía empresarial de los cuentos hadas ha llenado de libros para diferenciarme un poco más de las princesas predecesoras, que no se las ve ni con una lista de la compra en la mano que las obligue a posar la vista sobre dos líneas... y comprendería que la belleza está en el interior, excepto si eres mujer.

Sí, muy bibliófila y sin traumas de la infancia la afortunada, pero en el pueblo la tienen por rara por leer, al padre me lo tachan de loco por inventor, a la niña la acosan (porque toda Bella tiene a su acosador brille o no) y los agentes de la ley callados como muertos, mucho a favor del pueblerino no hay...

Gastón - ¡Bella la bella!

Y divina de la muerte.

Y - Gastón el acosador.

Gastón - ¿Eing?

Y - El tiarrón. [Sonrisita] Discúlpame, aquí yo tan tranquila, sin ganas de aislarme en absoluto sentada como estoy en la fuente de la plaza con el No pintado en la cara y bordado en las faldas, que no te he visto. ¡Estaba pensando...!

Gastón - Qué mala costumbre. ¡No temas, mi dichosa Bella! Gastón ha venido por fin a tu rescate y pide tu mano en matrimonio, ya no se hará más de rogar.

Y - Ahora mismo, no.

Gastón - ¿¡No?! ¿¡Cómo puedes decirme a MÍ...?! [Pecho fuera, camisa rota. En ese orden] ...¿¡que no?!

Y - [La lluvia de botones le impacta en la cara] Una palabra: colesterol. Hasta una docena de huevos comías de niño por querer crecer y ahora comes cuarenta tal vez, paso de casarme para que luego te dé el infarto de miocardio y me dejes viuda y embarazada y desamparada. ¿Cómo puñetas mantienes el tipo? Si me quieres, tú cambia de dieta y ya si eso hablamos. Si no, ahí está tu trío de rubias admiradoras.

Trío de rubias - [Les da el soponcio en grupo de solo imaginar tal boda]

Gastón - ¡Tanto libro te ha secado el seso!

Y - La madre que te trajo, bastante tengo ya con irme a los montes perdidos de Dios a buscar al cabezahueca sin orientación de mi papi y cambiarme altruísticamente por él en aras del amor filial como para lidiar con el orgullo masculino. [Gastón pone cara de ¿eing?, Yukibella agudiza la voz] El más fuerte es Gastón, ¿verdad que sí~?

Gastón - Reconozco que soy algo impresionante...

Y - Claro que sí, ¿y quién tiene el hoyuelo más chulo, quién?

Gastón - [Hinchado como un pavo] ¡Yo!

Y - ¡Claro que sí, claro que sí! ¿Quién es el más macho? ¿Quién tiene más pelo que un oso polar? ¡Tú, túuuu!

Gastón - ¡Pues cásate conmigo!

Y - Pero ay, Gastón, yo no puedo igualar tu belleza.

Gastón - Si... te llamas Bella...

Y - Y la moza del panadero se llama Felicidad y está más amargada que el té sin agua. Solo es un nombre, mi tiarrón, te sorprendería la cantidad de Bellas que hay en el mundo, cuál su físico y cuán dispares y discutibles relaciones amorosas mantienen. [Mano al bolsillo] Yo sé que solo esta persona merece tu mano... [Le ofrece un objeto ovalado que reluce]

Gastón - [Descubre con asombro y embeleso en el objeto su reflejo, ¡es un espejo!]

Y - ¡Solamente Gastón es igual que Gastón!

Y así Bella enseñó al pueblo una valiosa lección:
ámate a ti mismo sea cual sea tu exterior e interior.
Pero como la moraleja iba por otros derroteros,
siguió con el cuento yendo al castillo siniestro

Bella y Bestia son~.

Y - ¡Oh, qué ojos más grandes tienes! Y qué orejas y qué boca y qué cacho brazos y... ¿no? ¿No me vas a comer entera? [Decepción] Oh... Hum... Yo tampoco sé cómo he llegado hasta aquí...

Bestia - [Ruge]

Y - He venido a por mi padre, aquel que tienes encerrado y tose entre barrote y barrote. Él se ha puesto ofrecido a hacer de motivo de altruismo y yo me he visto obligada. ¿No te conmueve esta demostración de amor partenofilial? ¿Te das cuenta de lo infame que llegas a ser encerrando a un pobre anciano que apenas puede con sus huesos, monstruo despreciable? ¡Arrepiéntete de tus pecados!

Bestia - [Super ruge]

Y - Que haya cometido allanamiento de morada me importa tanto como que te hayas apoltronado sobre mí, cálida bestezuela. Es... un buen contraste con la nieve que se derrite bajo mi cuerpo. No, no me das miedo, he visto Cocodrilo Dundee.

Bestia - [Hiper ruge]

Y - ¿Podrías dejar de rugirme a la cara? La cantidad de saliva empieza a ser alarmante.

Bestia - [Mega ruge]

Y - ¿¡Y yo que quieres que le haga si parece mi abuelo?!

Bestia - [Resolla. Mucho rugido seguido]

Y - Seguro que no quieres cargar sobre tus hombros el peso de un pecado más, oh, tú, bestia desdichada. ¿Qué te parecería un contrato verbal vinculante? En lugar de mantener a un pobre señor maduro con barriga cervecera y greñas sin peinar, podrías encerrarme... a mí. [Meneo de escote] ¡Uy, mi camisa se desabotona sola...!

Bestia - [Gruñidito]

La bestia se echó al hombro a la bella,
en tres minutos la echó a la celda.
Pero como era tan apuesta,
la mudaron tras expulsar a la figura paterna

Y - Encerrada con una bestia tan temperamental y peluda como el oso polar del pueblo, en una casa mejor que la mía con biblioteca infinita, igual de aislada y sin pueblerinos idiotas que me señalen con el dedo por leer siendo como soy una moza de pueblo, ¡qué tormento! ¡Qué gran cambio! Si en lugar de tan oscura y lúgubre estuviera iluminada por la luz de ambiente de unas velitas, sería el lugar ideal para relajarse.

Lumiere - Bien sûr, belle invité~. [Enciende sus ardientes mechas]

Y - ¡Oh, gracias candelabro parlan...! Te...

Lumiere - Est-il un problème, préciosité?

Y - ¡AAAAAAAAAAAAH!

Lumiere - ¿¡AAAAAH?!

Y - ¡AAAAAAAAAAAAH! [Coge al candelabro del diablo y corre pies para qué os quiero hacia...]

Lumiere - NOOOON!

Muebles cicundantesNe le fais pas!!

Y - ¡Ah! [Viéndose rodeada] ¡AH! ¡AAAH!

¡CRASH!
Las transiciones son difíciles de llevar.
Mes después, la histérica se empezó a controlar
y la ventana dejó de quebrar.
No quedaba sirviente al que defenestrar.

Y - [Vestida de amarilla gala pero con pegamento rudimentario y trozos de porcelana resquebrajados en las manos] Así que me dice que puedo vagabundear por todo el palacio salvo en la habitación marcada con cruces de garras, que no está cerrada con llave ni nada. Como tengo cabeza, le digo... [Levantamiento de cejas] Tú te das cuenta de que toda prohibición va seguida de la transgresión, ¿no? ¡Y me menea el rabo! Y yo, no me lo digas: tienes unos gustos "peculiares". ¿Y sabes qué? Que me negué, no entré en el dichoso cuarto. Ahora estamos tan felices. Vamos al jardín, le tiro la pelota, él me la trae, yo se la vuelvo a tirar, me al vuelve a traer...

Señora Potts - [Hecha pedazos] ¡Oh, el amog ha bgotado en su pecho, mademoiselle! ¿No ha llegado el momento de que le dé el sí quiego?

Y - ¿Y caer en la zoofilia? No, no puedo: tengo que lavarme el pelo.

Sra. Potts - Dejad de hablagme de vuestgo pelo, mujeg. ¿No veis que este viejo y fognido cuerpo de animal suspiga pog sus cagicias? La belleza está en el integiog.

Y - A él lo convirtieron en lo que es por esa belleza interior suya, encerró a mi padre en un calabozo y luego me maltrató psicológicamente a mí, por si no lo sabes.

Sra. Potts - ¡Nosotgos también nos convegtimos en mobiliagio, era una bguja mala!

Y - ¡Algo habréis hecho! Como permitir maldades, por ejemplo, y usarme como carne de cañón.

Bestia - [Vestido de gala tras una cortina, lanza un canino quejido]

Y - ¡Ah, a quién pretendo engañar! [Lanzándose a sus peludos brazos de cánido] ¡Te adoro! ¿Cómo no voy a perdonárselo todo a semejante monada? No te cambiaría por nada del mundo, eres mi romance ideal. [Rascándole las orejas con fruición] ¿Quién te quiere a ti? ¡Yo! Muérdeme, devórame entera~♥.

Bestia - [Aullando de felicidad, limpia la mesa de un brazazo, lanzando los restos de tetera a las baldosas]

No hace falta decir más,
por siempre jamás...

¡Estaba mejor antes!

2 comentarios:


  1. Qué grande es el diálogo con Gastón. Te ha salido muy fiel al de Disney, con menos luces que un sótano de película de terror xD Me encanta particularmente esta parte: "Y - [La lluvia de botones le impacta en la cara] Una palabra: colesterol. Hasta una docena de huevos comías de niño por querer crecer y ahora comes cuarenta tal vez, paso de casarme para que luego te dé el infarto de miocardio y me dejes viuda y embarazada y desamparada. ¿Cómo puñetas mantienes el tipo? Si me quieres, tú cambia de dieta y ya si eso hablamos. Si no, ahí está tu trío de rubias admiradoras.

    Trío de rubias - [Les da el soponcio en grupo de solo imaginar tal boda]

    Gastón - ¡Tanto libro te ha secado el seso!

    Y - La madre que te trajo, bastante tengo ya con irme a los montes perdidos de Dios a buscar al cabezahueca sin orientación de mi papi y cambiarme altruísticamente por él en aras del amor filial como para lidiar con el orgullo masculino. [Gastón pone cara de ¿eing?, Yukibella agudiza la voz] El más fuerte es Gastón, ¿verdad que sí~?

    Gastón - Reconozco que soy algo impresionante...

    Y - Claro que sí, ¿y quién tiene el hoyuelo más chulo, quién?

    Gastón - [Hinchado como un pavo] ¡Yo!

    Y - ¡Claro que sí, claro que sí! ¿Quién es el más macho? ¿Quién tiene más pelo que un oso polar? ¡Tú, túuuu!" xDD

    Pues el sustaco que se lleva YukiBella con el mobiliario parlante, es lo más lógico. La de Disney pa mí que venía colgada de casa o algo, que ve a un candelabro, un reloj y una tetera parlantes y casi ni se inmuta.

    Entre las referencias a 50 Sombras y a Geralt de Rivia no puedo xDD

    Por cierto, estoy de acuerdo en que estaba mejor antes. Además, encima, en la peli, cuando lo enfocan humano por primera vez juraría que lo hacen aposta para que nos llevemos un susto de muerte con ese plano de luz por debajo de los ojos muy abiertos, esa cara de "te voy a defenestrar"... Te pasaré una captura xDD

    Tienes en mente algún otro "Y si...?" xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los personajes hermosamente estúpidos son uno de mis fuertes. XD
      Siempre me sorprenderá que Gastón no se casase con una de las trillizas rubias que lo perseguían por el pueblo. Eso, y que su muerte fuera tan estúpida. ¡Se resbaló y se mató! Se puede decir que murió como vivió. XD

      Digna hija de su padre, que tampoco es que le dé precisamente un infarto con el candelabro parlante. XD
      E ahí el origen de la mueblefilia. XD

      Ya he visto tu captura, ya. De hecho, ayer volví a ver la peli en mi cinta de vídeo del siglo pasado, y es que no hay color. ¡Me vas a comparar el pedazo de bestia salvaje que andaba a cuatro patas y era más mono que un dálmata con ese... amanerado!

      Pues te iba a decir que no, pero ahce tiempo que me ronda la cabeza hacer un "Y si..." de la Bella Durmiente. ¿Por qué, alguna petición en especial? XD

      Eliminar

Cada vez que no comentas, a Yukino le da tal depresión que se tira por la ventana y lógicamente publica menos entradas